¿Dónde prefieren ellas los besos?


¿Dónde prefieren ellas los besos?

* En las orejas y la parte posterior del cuello pueden resultar divertidos y excitantes.
* En la cara existen varias zonas en las que acertar con un beso.
* Otras zonas resultan más sorprendentes, como las clavículas.
* Lista: El beso: según tu signo zodiacal.
* ¿Estás de acuerdo? ¿Cuál es el mejor beso que has recibido?

Mucho se ha escrito sobre el beso. Especialmente ellos, quienes a través de la música y la literatura no han dejado de regalar besos a sus amadas... Pero, parece que para acertar no basta con el romanticismo o un beso sin más. Hay que saber dónde darlo, los lugares preferidos de las mujeres. Algunos parecen obvios, pero otros no lo son tanto, según explica Sarah Stefanson en askmen.com.

Las orejas y la parte posterior del cuello son dos de las zonas preferidas por ellas, ya que suelen resultar divertidos y excitantes. Los mordisquitos y roces de los labios por las orejas y los besos en la parte trasera del cuello por sorpresa son los que más cautivan a ellas.

La cara es, sin duda, donde se ofrece más posibilidades, pero también donde más errores cometen ellos. Por un lado, la cara es, según explica Stefanson, el lugar más adecuado para mostrar ternura, por lo que un beso suave en mejillas, frente, barbilla, nariz y los párpados cerrados, puede bastar para mostrar cariño a tu pareja. Por otro lado, aconseja evitar el uso de la lengua en el rostro de la mujer, algo que inconscientemente puede ser interpretado como una falta de respeto hacia ella.

Uno de los lugares más sorprendentes, según lo apuntado por este artículo, es la clavícula, donde puede alcanzarse un alto grado de estimulación. Es, además, interpretado como un signo de reverencia hacia la amada.

Otro lugar muy sensible a los besos son las caderas, donde el beso provoca estimulación en la zona superior e inferior del cuerpo de la mujer, siendo altamente satisfactorio. Finalmente, Stefanson no se olvida de algunos lugares 'prohibidos', aquellos en los que, señala, es tan fácil acertar como equivocarse por completo.

FUENTE