10 buenas razones para tomar cerveza+lo bueno y lo malo

El consumo moderado de cerveza nos protege de múltiples enfermedades, como las cardiovasculares y algunos tipos de cáncer, además de ser un buen reconstituyente, pero su exceso puede propiciar no solo el alcoholismo sino agravar las dolencias.

En algunos lugares se le denomina "pan líquido" , por ser una bebida con alto valor nutritivo. Su composición a base de malta, sémola de maíz, boj, casia amarga, agua tratada, lúpulo, levadura, gas carbónico, glicerina, etc., proveen al organismo de elementos indispensables como azufre, fósforo, hierro, complejo B y vitamina PP (ácido nicotínico).

Por todos estos componentes, es una bebida tónica, además de diurética, depurativa y laxante. El fósforo que contiene ayuda a regular el sistema nervioso. Estudios científicos han demostrado que 100 gramos de cerveza, proporcionan el equivalente a 50 calorías aproximadamente.

Se debe tener en cuenta que el alcohol , en cantidades moderadas, aumenta el colesterol bueno lo que reduce los riesgos de enfermedades y accidentes cardiovasculares.

Propiedades
Un litro de cerveza puede aportar a la dieta diaria un 20% de antioxidantes que contrarrestan los radicales libres, responsables del envejecimiento.

Esa misma cantidad aporta un 60% de la ingesta recomendable de fibra soluble y puede complementar el aporte de otros alimentos, como los cereales, muy ricos en fibra dietética insoluble.

Además, contiene maltodextrinas, las cuales son una fuente energética importante y corrige la posibilidad de hipoglucemia, ya que se metaboliza lentamente liberando unidades de glucosa que pasan de forma progresiva a la sangre.


Historia
Tomando en cuenta los ingredientes y el modo de elaboración de la cerveza, probablemente nació accidentalmente en el pueblo sumerio, los primeros agricultores, al dejarse cereales remojando. Las levaduras que existen en el aire produjeron la fermentación.

La cerveza era utilizada con fines alimenticios, religiosos y también para beberla en reuniones sociales. .La “sikaru” significaba bebida embriagante. “Lleno de cerveza” es el significado de “kas-de-a” con el cual denominaban a los banquetes.

En el código de Hammurabi se regulaba la producción y venta de la cerveza. De este pueblo se tiene el primer registro escrito sobre la producción de cerveza, cercano al 5.000 A.C

En Egipto se la llamaba “buza” o “zythum”, cuya traducción es vino de cebada. No sólo era, junto al pan, uno de los principales alimentos, sino que era considerada como la bebida nacional. Se utilizaba en las ceremonias religiosas y funerarias. A los trabajadores se les daba raciones diarias para mantenerlos sanos y fuertes, además de ser un medio de pago por los trabajos realizados.

En Roma se bebía de preferencia vino, y es que el clima mediterráneo favorecía la plantación de viñedos, no así en el norte de Europa, donde los pueblos nórdicos, normandos y vikingos, se dedicaban al cultivo de cereales con los que producían cerveza la que bebían en fiestas religiosas y familiares.

En el siglo II dc, después de las invasiones de los pueblos bárbaros. Europa entro en una época oscura, en donde la cultura y la ciencia fueron monopolizadas por los monasterios.

Lúpulo
El descubrimiento del lúpulo, como ingrediente en su elaboración, se lo debemos a la monja Hildegard de Bingen (1098 – 1179) que incluyó el lúpulo en la cerveza para darle un sabor más amargo.

Lamentablemente para los contemporáneos de la santa, y para los que siguieron durante dos siglos, las monjitas no revelaron el secreto sino hasta el siglo XIII, supuestamente por una filtración no deseada de la receta.

De otro lado, nadie imaginado que las mujeres iban a ser capaces de guardar un secreto por 200 años, Santa Hildegard fue conocida por el estudio que realizó sobre las plantas, sobre todo respecto de su uso medicinal.

Y, sobre todo, por su colaboración en la elaboración de la actual cerveza.

Apuesta con el Diablo
Entre las leyendas sobre la elaboración de la cerveza, como hoy la conocemos, lúpulo incluido, se atribuye su descubrimiento a Johan I conde de Flandes, más conocido por el mito como Gambrinus.

Se cuenta de él que estaba bebiendo en una taberna junto al Diablo y éste le hace una apuesta, instándolo a que logre producir una bebida alcohólica sin utilizar uvas.

De este modo fue que Gambrinus dio con la cerveza en el siglo XIII. Se dice que combatió el hambre en sus dominios a través del cultivo de la cebada, con lo que impulsó la fabricación de la Cerveza.

Asimismo, la leyenda asegura que vivió más de 300 años ingiriendo enormes cantidades de cerveza, como único sustento alimenticio. Un mito que se transmitió durante generaciones entre los aficionados de empinar el codo.

Lo cual , en todo caso, debió ser la exageración de alguien pasado de trago.

Barriga ”cervecera”
De acuerdo a uno de las creencias máspopulares, una de las consecuencias no agradables del consumo exagerado de la cerveza es la obesidad y dilatación del estómago, por lo que los bebedores consuetudinarios tienen un abdomen prominente.

No obstante, recientes estudios en Gran Bretaña y la Republica Checa, no encontraron ninguna relación entre la cantidad de cerveza consumida y las dimensiones de la barriga.

Nigel Denby de la Asociación Británica de Nutrición, hizo un llamado a los amantes de la cerveza para que no se aprovechen del nuevo estudio para correr a los bares. "Cualquier comida o bebida en exceso puede conducir a la obesidad”, advirtió.


Ingredientes
La cerveza se produce a base de la fermentación de un mosto que se obtiene de cereales germinados, como la cebada, aparte de otros importantes componentes:

Lúpulo: la cerveza es la única bebida que contiene lúpulo, un sedante suave y un amargo estimulante del apetito.

Malta: proporciona a la cerveza los carbohidratos, minerales, elementos trazas, y los ácidos orgánicos y vitaminas importantes para la vida.

Agua: es el mayor y más importante componente de la cerveza, con unos 92 g/l 00 g. El poder refrescante de la cerveza se debe, tanto a su alto contenido de agua, como por los minerales que contiene.

Calorías: dada 100 g. de cerveza contiene 43,4 KcaI., menos que un vaso de zumo de manzana, leche o una bebida de cola . Además, funciona como diurético y estimula el apetito.

Compuestos proteicos: es pobre en
contenido p

roteico pero posee todos los aminoácidos esenciales y muchos no esenciales, lo que hace que sea un suplemento valioso para una dieta de bajo contenido proteico.

Minerales: contiene más de 30 minerales entre elementos trazas, la mayoría de éstos se originan en la cebada malteada. Un litro de cerveza satisface casi la mitad de las necesidades diarias de magnesio de un adulto, y un 40% y 20% respectivamente de las necesidades diarias de fósforo y potasio.

- Al ser rica en potasio y baja en sodio, es diurética.

- Al ser baja en calcio y rica en magnesio, tiene valores preventivos contra todo tipo de enfermedades del corazón y contra la formación de cálculos y piedras en las vías urinarias.

Vitaminas: contiene todas las del grupo B, además de las vitaminas A, D y E. Por ejemplo, con un litro de cerveza se cubre el 35% de la necesidad diaria de Vitamina B6, el 20% de la de B2 y el 65% de la de niacina. Un litro de cerveza contiene cerca de 210 mg de vitaminas y de compuestos similares.

Gas carbónico: contiene aproximadamente 0,5 g de C02 por 100 g. de cerveza, lo que le proporciona una característica refrescante. Además, favorece la circulación sanguínea de la membrana mucosa bucal, promueve la salivación, estimula la formación de ácido en el estomago y acelera el vaciado de estómago, todo ello favorable para una buena digestión.

Polifenoles: El contenido, del orden de 150-153 mg, es relativamente alto. Los polifenoles son efectivos contra las enfermedades circulatorias y el cáncer.

¿Sabías que…?
En la antigüedad, las mujeres preparaban la cerveza masticando los granos de lúpulo y cebada, hasta que en combinación con la saliva, quedaban suaves. Luego escupían en recipientes a los que agregaban otros elementos y eran enterrados, para obtener fermentación.

Algunos historiadores comentan sobre una tabla asiria fechada 2.000 años A.C., en la cual estaba escrito que la cerveza formaba parte de las provisiones del Arca de Noé.

Otros dicen que los primeros consumidores fueron los egipcios (sumerios) y los babilonios hace más de 6,000 años; quienes la elaboraban con infusiones de trigo. Aunque, en Mesopotamia, se han descubierto inscripciones en arcilla, con una antigüedad de 8,000 años aproximadamente, que aluden a la cerveza como una bebida de dioses.

Los egipcios obtenían la cerveza, fermentando el trigo, pero más tarde éste fue sustituido por otros como la cebada y se mezclaba con algunos frutos, especialmente dátiles; extracto que luego se endulzaba con miel y se perfumaba con canela.

Años más tarde, la cerveza fue conocida por los griegos; más tarde los romanos que la llamaron "cervisia" o "cervesia"; años después, los galos, la denominaron "cervoise" o "vino de cebada".

Actualmente empieza a detectarse una cierta vuelta a los orígenes en el consumo de cerveza, es decir, fabricarla a gusto de cada uno en el propio domicilio.

Este producto casero es mucho más interesante desde un punto de vista nutricional, pero no está exento de ciertos peligros.

Para garantizar la seguridad de la cerveza es imprescindible impedir, sobre todo, la presencia de patógenos y de alterantes indeseables.

Ambos aspectos, en especial el primero, se consiguen mediante la pasteurización.

Después de este tratamiento por el calor, hay que filtrar el conjunto, con lo que se garantiza la eliminación de los residuos microbianos, dando la característica esperable de un líquido completamente transparente.

El principal problema de la fabricación casera radica en la calidad del agua y en el control de envase empleado. Si el agua posee microorganismos acidificantes o formadores de ácido acético, se producirá una alteración de la cerveza, ligado a un cambio de las características de sabor de la bebida.

tomar

1 .La cerveza reduce el stress
En general el alcohol ha sido relacionado como reductor del stress. Esta razón es obvia y puede que sea la mejor razón para demostrar que la cerveza es buena para tu salud.

2. La cerveza es buena para el corazón
Un estudio hecho entre 1982-1996 a personas mayores, se encontró que los que tomaban al menos 1.5 vasos de cheve al día tenían un menor porcentaje entre el 20 y el 50% menor de sufrir un ataque cardiáco.

3. La cerveza mejora la circulación
La cerveza aumenta tu colesterol, pero el “bueno” o LPAD (lipoproteína de alta densidad). Es basicamente un tipo de gordura en la sangre, asi que reduce la tendencia de la sangre a coagularse.

4. La cerveza está llena de fibra
La fibra viene de las paredes de las células de la cebada de malta. Un litro de cerveza puede tener hasta un 60% de la fibra diaria recomendada. La fibra extra te ayudará a mantenerte regular y a demás puede reducir el riesgo de una enfermadad del corazón.

5. La cerveza es multivitamínica
La cerveza es una fuente significativa de magnesio, seleno, potasio, fósforo, biotina, acido fólico, vitamina B6 y B12

6. La cerveza previene ataques
Un estudio publicado en la revista “stroke” en el 2001, mostró que los que tomaban alcohol sufrian menos ataques. Porque adelgaza la sangre, incrementa la circulación en el cerebro, por lo tanto protege de los ataques silenciosos que son los causados por cuágulos de sangre pequeños.

7. La cerveza mantiene joven tu cerebro
Un estudio muy grande, publicado en diciembre del 2001 sobre el tema del alcoholismo: Una investigación clínica y experimental en hombres y mujeres italianos mayores. Demostró que los tomadores moderados corrian un riesgo menor de un 40% de padecer alguna descapacidad mental.

8. La cerveza es buena para tu higado
El alcohol expande los pequeños vasos sanguíneos en el hígado. Esto acelera el metabolismo de tal forma que ayuda a limpiar las toxinas y sacarlas del hígado. Esto se sacó del “Beer Net Publication Biological Institute”, en abril del 2001.

9. La cerveza cura el insomnio
La lactoflavina y el ácido nicotínico, ambos presentes en la cerveza, pueden inducir al sueño. También el lúpulo es un sedante natural.

10. La cerveza evita el cálculo biliar
Según el Profesor Oliver James de la Universidad de Newcastle, la cerveza protege contra el cálculo biliar y las piedras del riñón.

Si señores.. despues de todo tomar “chelas” no es tan malo, o si?…. emm lo dejo a su criterio.

P.D.
Antes de tomar cerveza estpiensa que consecuencias puede hacerte

P.D.2.
recuerda que la cerveza te hace que actues de forma diferente pero es buena y rica jeje