¿Cóma se puede cuidar el agua?


Una manera de reducir la contaminación, consiste en depurar los desechos, tanto industriales como cloacales, antes de arrojarlos a los ríos, a fin de eliminar las sustancias tóxicas.

Para tratar las aguas residuales, se empleas micoorganismos capaces de destruir contaminantes.

Las industrias deben utilizar tecnologías que les permitan reciclar el agua y disminuir el consumo. También es necesario evitar el uso de fertilizantes y plaguicidas químicos e impedir el desperdicio de aguas destinadas al riego, mediante técnicas adecuadas.

Los barcos y las plataformas petrolíferas deben extremar las medidas de seguridad a fin de evitar derrames. Para reducir los vertidos de petróleo en caso de choque de barcos, se construyen buques con doble casco y doble fondo.

¿Es posible descontaminar?


Los efectos de la contaminación en algunos casos se pueden aliviar, pero es costoso y requiere tiempo. Muchas veces no hay oportunidad de solucionar los problemas, ya que el medio ambiente se deteriora de una manera irreversible.

La ayuda de los invisibles

Bacterias que degradan el petróleo

En el subsuelo marino, en zonas de filtraciones naturales de petróleo crudo, se encontró una simbiosis entre bacterias degradadoras de petróleo, moluscos y almejas.

En aguas no contaminadas escasean estas bacterias. Por lo tanto, ellas no son una eficiente y rápida vía de depuración cuando se derraman toneladas de petróleo.

Las manchas de petróleo desaparecen más rapidamente en zonas con mucho viento y oleaje, ya que agrupan las partes más pesadas formando bolitas de brea que se caen al fondo. Allí se cubren con microorganismos que la degradan. se encuentran esferas de hasta centímetros de diámetro.

¿Es posible cuidar el agua en nuestras casas?


Las reservas de agua potable de la Tierra se encuentran amenazadas por el consumo excesivo y por la presencia de contaminantes. Todos podemos realizar acciones para cuidar el agua:

*Evitar pérdidas en las cañerías y en el hinodoro

*Reparar los cueritos de las canillas que gotean

*Usar detergentes biodegradables

*No dejar canillas abiertas sin necesidad

*Lavarse los dientes con la canilla cerrada, solo abrirla para enjuagarse la boca

*No tirar basura a la playa ni a los cursos de agua

Ahorrando agua dentro de su hogar


Aprender a conservar el agua es fácil. Sólo se trata de consumir el agua que necesitamos de manera más eficiente.

Ahorrando agua en el baño

Inodoros: ¿Sabía usted que la asociación americana para el tratamiento de agua (AWWA, por sus siglas en inglés) calcula que los inodoros usan la mayor parte del consumo total de agua dentro del hogar a un promedio de 20 galones por persona por día? A un cálculo de 5 descargas de agua por día, puede llegar a más de 360,000 galones por año por persona. Nuevas tecnologías han mejorado el rendimiento de los inodoros de descarga de poca agua (1.6 galones por descarga) y la instalación de uno de estos inodoros puede ahorrar 185,000 galones de agua por persona. También puede "poner en forma" al inodoro que ya tiene para que utilice menos agua al instalar una presa de inodoro o recipiente de plástico. Dependiendo de la cantidad de agua desplazada en el inodoro, puede ahorrar 1 a 3 galones por descarga. Para aprender cómo, vea nuestro folleto de "Ponga en forma" a su inodoro para que consuma menos.

Revise su inodoro por fugas y repárelas lo más pronto posible. Los inodoros con frecuencia gotean por la válvula de descarga, desperdiciando 200 galones o más de agua por día. Para revisar por fugas, agregue algunas gotas de colorante para alimentos dentro de su tanque. No descargue el inodoro por 10 a 15 minutos. Si la taza muestra rasgos del colorante después de este tiempo, tiene una fuga. La válvula del tapón del inodoro debe ser revisada de esta manera por lo menos una vez al año.

Nunca utilice su inodoro como un cesto de basura.

Duchas: Con un consumo de 5 a 10 galones por minuto, una ducha de 10 minutos puede gastar hasta 100 galones de agua. Tome duchas más cortas e instale un cabezal de ducha economizador (uno que utilice menos de 3 galones por minuto). Puede seguir disfrutando de una ducha vigorizante, sin ninguna reducción en la presión del agua, mientras usa la mitad del agua que gastaría un cabezal menos eficiente. Los cabezales de ducha modernos tienen interruptores que le permiten parar el flujo del agua mientras se enjabona o lava el cabello.

Además: Cierre la llave del agua mientras se lava los dientes o se afeita.

Conservando agua en la cocina o cuarto de lavadora

Después del inodoro, el consumo mayor del agua dentro del hogar viene del uso de la lavadora, la cual gasta 30 a 40 galones de agua por cada lavado. Cuando sea tiempo de cambiar su lavadora, considere comprar una de bajo consumo de agua. Y siempre recuerde lavar solamente cuando esté llena la lavadora. Si sólo tiene poca ropa que lavar, use la opción en su lavadora para el lavado de cantidades pequeñas.

Repare grifos que gotean. La AWWA calcula que cerca de 14 por ciento de nuestro consumo de agua es por desperdicio de goteos. Un goteo lento puede desperdiciar más de 7,000 galones de agua por año. A menudo sólo se necesita reemplazar una arandela para detener el goteo.

Instale aereadores para las llaves del agua. Los aereadores son económicos y pueden reducir su consumo de agua por un 50 por ciento. Se calcula que las llaves del agua gastan 10 galones por persona por día, por lo cual un aereador puede ahorrar 1,825 galones de agua por año por persona.

Nunca vierte grasa ni aceite por su desagüe. Esto obstruirá su desagüe y tendrá que gastar una gran cantidad de agua al intentar remover la grasa de la tubería.

Enjuague los trastes en un balde, no bajo una llave abierta.

Si tiene un lavaplatos, lave los trastes solamente cuando esté llena. Los lavaplatos usan cerca de 15 galones de agua por cada lavada.

Guarde un recipiente con agua dentro del refrigerador para evitar dejar correr el agua de la llave hasta que se enfríe.

La jardinería que ahorra agua



¿TIENE UN JARDÍN QUE AHORRA AGUA?

La jardinería que ahorra agua, también conocido como la Xerojardinería, es el diseño de jardines de calidad que conservan agua y protegen el medio ambiente. Con la puesta en práctica de siete principios de sentido común, usted puede crear un jardín exuberante y hermoso que le ahorre tiempo, dinero y energía y que evite la contaminación y el derroche del agua

Comience con un plan. Tenga en cuenta el tipo de suelo, el drenaje, la disponibilidad de agua y el paisaje. Considere cómo se usará el espacio—para juegos, atención de invitados, jardines, almacenamiento, etc. Planee tener áreas que requieran diferentes cantidades de agua—riego a mano, riego frecuente, riego ocasional y lluvia. Prepare un plan que pueda ponerse en práctica en fases, según lo permita su tiempo y su presupuesto.
Como cuidar el AguaComputacionguia

Analice y mejore la tierra. Comuníquese con la Oficina de Extensión del condado o con su vivero local para que examinen su suelo. La mayoría de los terrenos se beneficiarán del uso de materia orgánica como el abono. Esto mejorará el drenaje, la penetración de la humedad y la capacidad del terreno de retener agua.
Use las áreas con césped para fines prácticos. El césped, por lo general, necesita más agua que cualquier otra planta del jardín. Piense cómo utilizará el área y si el césped es la mejor opción. Puede que lo sea, pero las plantas de sotobosque, los arbustos, una terraza o un patio podrían ser mejor en algunos casos.
Seleccione plantas apropiadas. Utilice plantas nativas o resistentes a la sequía tanto como sea posible. Hay cientos de plantas hermosas que crecen de forma natural con la cantidad de lluvia que recibimos en el norte de Texas, así que raramente necesitan riego adicional una vez que se arraigan.
Sin embargo, si tiene una planta preferida que necesita mucha agua, adelante, úsela. Simplemente colóquela con otras plantas que consuman mucha agua.
Riegue de forma eficiente para aprovechar cada gota. Observe si las plantas necesitan agua y riéguelas sólo cuando sea necesario. Cuando riegue, hágalo con suficiente agua en las raíces. Esto ahorrará agua y ayudará a la planta a desarrollar raíces más saludables, lo que aumenta su probabilidad de sobrevivir en los veranos cálidos y en los inviernos fríos. Riegue temprano en la mañana cuando haya poco sol y poco viento. Los aspersores que se conectan a las mangueras más eficientes lanzan gotas de agua grandes cerca del suelo. Cuando se usan aspersores de rocío o aspersores que arrojan agua hacia arriba, con frecuencia el agua se evapora antes de llegar al suelo. Las mangueras de remojo son baratas, fáciles de instalar e ideales para los lechos de plantas. El riego por goteo aplica agua lentamente justo sobre las raíces de las plantas.
Utilice cubiertas vegetales para conservar el agua y disminuir el crecimiento de la maleza. Las cubiertas vegetales reducen la pérdida de agua en el terreno y la erosión. Algunos tipos de cubiertas vegetales comunes incluyen la corteza de pino, el ciprés triturado, las cáscaras de nuez pacana, las cáscaras de semillas de algodón, las hojas de abono, el cedro triturado y la hierba de jardín desmenuzada.
Haga un buen mantenimiento. Los jardines xerófilos necesitan menos mantenimiento que los jardines tradicionales. Pero un jardín bien mantenido es más fuerte y puede soportar mejor la sequía, la congelación y los problemas de plagas. Revise una vez al año si las plantas leñosas, como árboles o arbustos necesitan podarse. La madera muerta, enferma o dañada puede ser retirada en cualquier momento. Las plantas de floración perenne pueden necesitar una poda frecuente para estimular el florecimiento y mantener una apariencia limpia. Retire la mala hierba a fin de que no compita por el agua de otras plantas. Eleve la altura de la cortadora de césped de modo que las cuchillas de césped no dañen las raíces. Fertilice con moderación. Demasiado fertilizante aumenta la necesidad de agua de las plantas y puede ser lavado por la lluvia, lo que contamina nuestros ríos y arroyos. Deje sobre la hierba los restos de césped cortados como fertilizante natural.
Para aprender más de plantas de la región y plantas que toleran la sequía, favor de ver nuestro folleto de Bellezas Naturales o visita nuestra pagina de Centro de Recursos Virtuales para ver enlaces con más recursos.

El Recorrido de Jardines que Ahorran Agua

El primer sábado de cada año, el Servicio de Agua y Saneamiento de Dallas ofrece un recorrido auto-dirigido y gratuito que muestra la belleza de los jardines que ahorran agua en Dallas y ciudades vecinas. Se puede escoger su propia ruta y visita tantos jardines como quiere. También, los Jardineros Maestros del Condado de Dallas ofrecen pláticas gratis de 30 minutos sobre la jardinería que ahorra agua en las tres sedes del recorrido.

Conservando agua al aire libre


CONSERVANDO AGUA AL AIRE LIBRE

Ahorrando agua en su jardín

Durante los meses del verano, usamos más del 50 por ciento de nuestra agua potable en nuestros jardines. Aprenda a conservar agua mientras mantiene su jardín verde y exuberante al seguir las siete reglas de la Xerojardinería—diseño de jardines de calidad y con un sentido común para conservar agua y prevenir la contaminación del agua. En nuestra página de Xerojardinería se puede aprender más sobre las siete reglas y para ver lo bello que pueden ser los jardines que ahorran agua.

Use en su jardín plantas nativas, que sean resistentes a las sequías o que puedan adaptarse a ellas

Existen muchas plantas hermosas que son muy resistentes a los veranos calientes y secos de Dallas. Vea la información sobre la Xerojardinería o vaya a la página de nuestro Centro de Recursos Virtuales para aprender más sobre plantas nativas y resistentes a las sequías.

Junte las plantas según sus necesidades de riego. No tiene que dejar de usar plantas que no sean tan resistentes a la sequía como las plantas nativas o adaptadas. Pero es importante agruparlas y regarlas a mano cuando sea necesario.

Use una manguera de remojo o el riego por gota en los arbustos, árboles y plantas. Estos métodos dejan que el agua penetre en la tierra en vez de quedar en las hojas o en el aire.

Asegúrese de dejar una capa vegetal triturada alrededor de los árboles y plantas. Esta capa protegerá la tierra del calor y el sol y también ayudará a que se retenga el agua que le da a su jardín.

Aprenda a regar su césped de manera adecuada

Existen varios factores que determinarán cuánta agua necesitará su césped y la frecuencia con que tenga que regarlo. El tipo de césped que tiene, el pendiente de su jardín, la cantidad de sol o de sombra que su césped recibe, y el tipo de tierra son grandes factores que determinan cuánto debe regar. La tierra de arcilla retiene el agua por más tiempo, pero puede ser difícil mojarla sin que se escurra. Varios ciclos cortos de riego pueden ayudar con la penetración. Las tierras arenosas pueden requerir los riegos más cortos y más frecuentes. Al igual, las áreas expuestas al sur y oeste necesitarán de un riego más frecuente que las áreas que quedan expuestas al norte o a la sombra.

Muchas personas piensan que deben regar cada día o cada dos días para tener un césped verde y saludable. Esta es una idea equivocada que gasta agua y, de hecho, debilita su césped.

Los especialistas en horticultura recomiendan que uno riegue su césped profundamente y con poca frecuencia para promover un sistema de raíces fuertes.

super

La mayoría de los céspedes solamente necesitan una pulgada de agua cada cinco a diez días en el calor del verano. ¿Cuánto debe regar para aplicar una pulgada de agua? Se riega dependiendo del tipo de aspersor, la presión del agua, el viento, y la cantidad de sol que su césped recibe. Para medir la cantidad de agua que su sistema rocía, coloque varias latas vacías de seis onzas de atún o de comida de gatos por donde rociarán sus aspersores. Estas latas tienen una profundidad de una pulgada, así que cuando estén llenas, ¡sabrá que ha aplicado una pulgada de agua a su césped! Asegúrese de cuidar por escorrentías en los tipos de tierra que no pueden absorber el agua con rapidez. Puede ser que necesite regar por unos minutos hasta que se ablande la tierra, luego esperar 10 a 15 minutos antes de seguir regando. Aunque le parezca como demasiado trabajo, solamente tendrá que familiarizarse con las necesidades de riego de su tierra una vez y después ya sabrá cuánto le tomará para aplicar una pulgada de agua.

No olvide incluir el agua de lluvia en el total del agua que su césped ha recibido. Chequea su medidor de lluvia - si su césped ha recibido una pulgada de agua de lluvia dentro de una semana o poco más, probablemente no necesita regar. Si su césped ha recibido una media pulgada de agua, solamente necesita regarlo con otra media pulgada.

Por favor tenga en mente que si su jardín está acostumbrado a un riego cada dos días, tal vez tendrá que recortar el riego que le da. Las raíces pueden ser poco profundas y necesitarán tiempo para crecer, por lo cual puede tardar algunas semanas para quitarle esta costumbre a su jardín.

Riegue su césped sólo cuando lo necesite

Revise por señas de estrés de su césped. Si las hojas del césped San Agustín se "enrollan", si el césped Bermuda muestra un tono azul o si sus pies dejan huellas en el césped después de caminar sobre él, su césped necesita agua.

El mejor tiempo de regar es por las mañanas temprano cuando los niveles de evaporación son más bajos, hay poco viento y la presión del agua es la mejor. También, los céspedes son menos probables desarrollar enfermedades o problemas con plagas, si están regados en la mañana.

Use aspersores que arrojan gotas de agua grandes cerca al suelo. Las gotas más pequeñas y la neblina muy seguida se evaporan antes de llegar al suelo.

Sistema de aspersores automáticos

La Asociación Americana del Tratamiento de Agua (AWWA, por sus siglas en inglés) calcula que los hogares con sistemas de aspersores automáticos en el suelo tienen un consumo de 35 por ciento más agua que hogares sin sistemas en el suelo. Y el consumo de agua en hogares con temporizadores automáticos para el sistema de riego es de 47 por ciento más que el sistema de aspersores en el suelo que es operado manualmente.

Si utiliza su sistema de riego automático, asegúrese de que no riegue las aceras (banquetas), entradas de auto o la calle. También asegúrese que los cabezales de los aspersores estén funcionando bien y que el sistema no tenga fugas.

Como un servicio para nuestros clientes, el Servicio de Agua y Saneamiento de Dallas está realizando chequeos GRATUITOS del sistema automático de riego por aspersión. Para obtener más información o para programar el chequeo de su sistema automático de riego por aspersión, llame al (214) 670-3155.

Otras maneras de conservar agua al aire libre

Si tiene una piscina, revísela para asegurar que no tenga fugas y cúbrala cuando no la esté usando. Las cubiertas de piscinas conservan el 90 por ciento del agua que se pierde por la evaporación.

Use una escoba para limpiar las entradas de autos—no una manguera.

Cuando lave su vehículo, use un jabón comercial para autos que reutiliza el agua. Esto conserva agua y ayuda a prevenir la contaminación del agua.

Reduzca su factura de agua todo el año


REDUCIR SU FACTURA DE AGUA POR EL AÑO

El Servicio de Agua y Saneamiento de Dallas le anima a reducir su factura de agua por el año entero al conservar agua de diciembre a marzo

Sus cargos por el servicio de agua reflejan los costos para limpiar y suministrar agua potable inocua y de alta calidad a su hogar. Sus cargos por el servicio de alcantarillado reflejan los costos de la recolección de aguas residuales, el transporte a la planta de tratamiento, la limpieza del agua a una calidad casi segura para beber y la devolución del agua al Río Trinity. Los estándares de limpieza para el agua potable y agua residual tratada son establecidos por el gobierno estatal y federal.


Su consumo de agua es medido por un contador

Para asegurar una facturación justa a los clientes, el Servicio de Agua y Saneamiento utiliza contadores para medir el consumo de agua.


Su uso del servicio de alcantarillado es un cálculo aproximado

Ya que no es efectivo a costos medir el uso del servicio de alcantarillado, el Servicio de Agua y Saneamiento hace un cálculo aproximado. Para calcular el uso del alcantarillado, el Servicio de Agua usa su promedio de los meses de invierno (el promedio de sus facturas de diciembre, enero, febrero y marzo). Este periodo se considera el mejor para hacer el promedio ya que los clientes riegan menos sus jardines durante el invierno. Sin embargo, si el consumo de agua del cliente por el mes actual es menos que su promedio de los meses de invierno, la factura por el servicio de alcantarillado del cliente es basado en su consumo actual del agua.


Cómo es calculado su promedio residencial por el servicio de alcantarillado durante los meses de invierno

Se suman las facturas de su consumo de agua para diciembre, enero, febrero y marzo. Se calcula su consumo diario promedio al dividir la suma total por el número total de días de servicio para las facturas expedidas en diciembre, enero, febrero y marzo. Su promedio de los meses de invierno es calculado al multiplicar su uso diario de agua durante el invierno por el número promedio de días en un mes (30.416 días, excepto en un año bisiesto, el cual es de 30.5 días).


IMAGENES DE greenpeace


mega
completa
de
Post

dani2020nekoohComo cuidar el Agua