• Se trata de una habilidad social

• A muchas personas les cuesta negarse ante alguna petición aún cuando no quieran aceptar, pues prefieren ceder para no sentirse culpables

Aprenda a decir NO sin sentir culpa

-1-decir-no
Esta dificultad puede tener su origen desde la niñez cuando a los pequeños se les anula su autonomía y se les enseña a ser dependientes. (Foto ilustrativa) Foto: Photos.com
Hay personas a quienes les es difícil dar un no por respuesta ante alguna invitación, salida o una petición de realizar cierta tarea especial en el trabajo o la solicitud de determinado favor, entre otras situaciones, lo cual le puede generar conflictos no solo con otros alrededor, sino también consigo mismo.

Y es que aunque en el fondo no quieran aceptar, muchos ceden ante la demanda de alguien simplemente porque experimentan temor, se sienten culpables y creen que están actuando de manera incorrecta, cuando el error es tomar una decisión aún y cuando no hay seguridad para ello lo que inevitablemente causa problemas.

El aprender a decir no es una habilidad social que todas las personas deben adquirir, sin embargo, algunos tienen dificultad para negarse ante lo que no quieren y prefieren dar el brazo a torcer para no quedar mal con los demás, lo que denota una gran inseguridad y desconfianza que quizá tenga su origen desde la niñez.

No se trata de rechazar toda petición, sino que lo que se busca es que las personas tengan un equilibrio y que digan no cuando realmente no quieren aceptar algo o sí, si de verdad lo quieren, pero nunca anular su propio deseo por complacer a los demás. Es importante aprender a diferenciar cuando se trata de una obligación o bien, cuando hay posibilidad de elección.

decir no

Trasfondo

La psicóloga Marielos Hernández comentó que esa dificultad para decir no, obedece muchas veces al temor de que otros le rechacen, lo que deja ver una actitud insegura, también influye el hecho de que la persona no sepa lo que quiere y por ello diga sí a todo aunque no esté convencido de lo contrario.

“Si no se tiene claro qué es lo que se quiere no es posible delimitar a los demás en lo que pidan, por eso muchas veces las personas con esa dificultad en esta habilidad social, toman una actitud complaciente porque siempre dicen que sí a todo y los otros se aprovechan de esa situación”, afirmó Hernández.

Para la especialista, es importante de que las personas aprendan poco a poco a respetar su derecho de decisión que ellos mismos han anulado y puedan así tener una actitud equilibrada que les permita estar bien consigo y con los demás y es que cuando se accede a algo que no se quiere, la culpa también se hace presente.

“Las personas pueden resolver esta situación en el tanto se animen a decir que no cuando lo consideren aunque tenga esa sensación de culpa, así se van habituando y ven que no es una catástrofe decir no, además acostumbran a los demás a que no pueden ser tan complacientes como han sido”, aseveró.

sentirte bien

Anulación


Hernández aseguró que si una persona dice sí a todo aunque en el fondo no quiera, anula su propio criterio. No es un problema decir que sí cuando se quiere, lo malo está en hacer lo que los demás solicitan en todo momento, pues esto es un claro indicio de inseguridad, falta de confianza y baja autoestima.

La experta indicó que muchas veces el origen de esta situación puede ser el que los padres no les permitan a los niños tener autonomía porque le hacen depender de los demás, esta es una actitud que prevalece a lo largo de los años por lo que cuando son adultos continúan dependiendo de otras personas.

“Son personas inseguras, que no saben lo que quieren y que sienten temor a la desautorización de los demás, también es una forma de ampararse en que siempre es responsabilidad de los otros y no la propia. Se trata de personalidades lastimadas que no han reforzado un criterio autónomo sino que depende de los demás”, agregó.

Hernández dijo que es importante que poco a poco, las personas puedan aprender a decir no y validen de nuevo su propio criterio, pensamiento y decisión.

no te culpes

fuente: http://www.prensalibre.cr/pl/suceso/9353-aprenda-a-decir-no-sin-sentir-culpa-.html