5 Reflexiones para el alma parte3

Historias de vida, pensamientos para enfrentar problemas, fortalecer el alma y el espíritu, un dulce maná de reflexiones para hacer de la realidad un sueño.

5 Reflexiones para el alma parte3

Más que un anillo de compromiso

amor

Un muchacho entró con paso firme a la joyería y pidió que le mostraran el mejor anillo de compromiso que tuvieran. El joyero le mostró una hermosa piedra solitaria que brillaba como un pequeño sol resplandeciente. El muchacho contempló el anillo, preguntó el precio y con una sonrisa se dispuso a pagarlo.

-¿Se va usted a casar pronto? Preguntó el joyero.
-¡No!, respondió el muchacho, ni siquiera tengo novia.
Es para mi mamá, dijo el muchacho. Cuando yo iba a nacer estuvo sola; alguien le aconsejó que se hiciera un aborto, así se evitaría problemas. Pero ella se negó y me regaló la vida que hoy puedo disfrutar. Fue padre y madre. Amiga, hermana y maestra. Me hizo ser lo que soy. Ahora que puedo le compro este anillo de compromiso. Ella nunca tuvo uno. Yo se lo doy como promesa de que si ella hizo todo por mí, ahora yo haré todo por ella.

El joyero, sorprendido, no dijo nada. Solamente ordenó a su cajera que hiciera al joven el descuento especial que sólo se hace a los clientes importantes.

Reflexión:
Tenemos casas más grandes, pero familias más chicas.
Tenemos más compromisos, pero menos tiempo.
Tenemos más medicinas, pero menos salud.
Hemos multiplicado nuestras fortunas, pero interiormente estamos vacíos.
Hablamos mucho, amamos poco y odiamos demasiado.
Hemos llegado a la luna y regresamos, pero tenemos problemas para cruzar la calle y conocer a nuestro vecino.
Hemos conquistado el espacio exterior pero no el interior.
Tenemos mayores ingresos, pero menos moral y felicidad.
Estos son tiempos con más libertad, pero menos alegría.
Con más comida, pero menos nutrición.
Son días en los que llegan dos sueldos a casa, pero aumentan los divorcios.
Son tiempos de casas más lindas, pero más hogares rotos.
Por eso, siéntate en la terraza y admira la vista sin fijarte en las malas hierbas; pasa más tiempo con tu familia y con tus amigos en el campo, en la playa; come tu comida preferida; visita los sitios que te gustan.

La vida es una sucesión de momentos para disfrutar, no es sólo para sobrevivir.
Escribamos aquella carta que pensábamos escribir.
Digamos hoy a nuestros familiares y amigos cuánto los queremos.
No retrases nada que agregue alegría y felicidad a tu vida.
Cada día, hora y minuto pueden ser especiales.

reflexion

Los verdaderos milagros

familia

Tres personas iban caminando por el bosque. Uno era un sabio con fama de hacer milagros, otro un poderoso terrateniente del lugar y el tercero, que iba detrás de ellos escuchando la conversación, era un joven estudiante, alumno del sabio.

El terrateniente comentó:
-Me han dicho en el pueblo que eres una persona muy poderosa y que eres capaz de hacer milagros.
-Soy una persona vieja y cansada... ¿Cómo crees que yo podría hacer milagros?, respondió el sabio.
-Me han dicho que sanas a los enfermos, haces ver a los ciegos y vuelves cuerdos a los locos. Esos milagros sólo los puede hacer alguien muy poderoso.
-¡Ah! ¿Te refieres a eso?, dijo el sabio.
-Tú mismo lo has dicho, esos milagros sólo los puede hacer alguien muy poderoso, no un viejo como yo.
Esos milagros los hace Dios, yo sólo le pido a Él que le conceda un favor al enfermo, o al ciego; todo el que tenga la fe suficiente en Dios puede hacer lo mismo.
-Yo quiero tener la misma fe que tú, para poder realizar los milagros que haces. Muéstrame un milagro para poder creer en tu Dios.
-¿Volvió a salir el sol esta mañana? preguntó el sabio.
-¡Claro que sí!, exclamó el poderoso terrateniente.
-Pues ahí tienes el milagro de la luz.
-No, yo quiero ver un verdadero milagro, haz que se oculte el sol, saca agua de una piedra, sana a un animal herido tocándole con tu mano. Algo así quiero ver.
-¿Quieres un verdadero milagro? ¿No es verdad que tu esposa acaba de dar a luz hace algunos días?".
-Sí, fue un varón y es mi primogénito, respondió el terrateniente.
-Ahí tienes el segundo milagro, el milagro de la vida.
-Sabio, tú no me entiendes, quiero ver un verdadero milagro.
-Fíjate bien, estamos en época de cosecha, ¿No hay trigo dónde hace unos meses sólo había tierra?
-Sí, igual que todos los años.
-Pues ahí tienes el tercer milagro.
-Creo que no me he explicado bien, lo que yo quiero... el sabio le interrumpió.
-Te has explicado bien, pero yo ya he hecho todo lo que podía hacer por ti. Si no encontraste lo que buscabas, lamento desilusionarte, pero no puedo hacer más.

El poderoso terrateniente se retiró muy desilusionado por no haber encontrado lo que buscaba.

Cuando el poderoso terrateniente estaba lejos, el sabio se dirigió a la orilla del camino, tomó a un conejo enfermo y herido, sopló sobre él y sus heridas quedaron curadas; el joven estaba algo desconcertado.

El joven dijo: Maestro, te he visto hacer milagros como éste casi todos los días, ¿Por qué te negaste a mostrarle uno al caballero?, ¿Por qué lo haces ahora que no puede verlo?
-Lo que él buscaba no era un milagro, era un espectáculo. Le mostré tres milagros y no pudo apreciarlos. Para ser maestro, primero hay que ser alumno.

“No puedes pedir grandes milagros si no has aprendido a valorar los pequeños milagros que se te muestran día a día. El día que aprendas a reconocer a Dios en todas las pequeñas cosas que ocurren en tu vida, ese día comprenderás que no necesitas más milagros que los que Dios te da todos los días sin que tú se los hayas pedido”

Animo

El más Fuerte

5 Reflexiones para el alma parte3

Un día, la piedra dijo: ¡Soy la más fuerte! Oyendo eso, el hierro dijo: Yo soy más fuerte que tú. ¿Quieres verlo?

Los dos lucharon hasta que la piedra se convirtió en polvo.

-¿Ves como yo soy más fuerte, dijo el hierro?

Oyendo eso, el fuego dijo: Te equivocas, yo soy más fuerte que tú. ¿Quieres verlo?

El hierro y el fuego lucharon hasta que el hierro se derritió. El fuego, dijo con orgullo, yo soy el más fuerte.

Pero el agua le escuchó y dijo: Yo soy más fuerte que tú. ¿Quieres verlo?
Los dos lucharon hasta que el fuego se apagó. Y el agua, dijo: Yo sí que soy fuerte.

Oyendo eso, la nube dijo: Yo soy más fuerte que tú. ¿Quieres verlo?

Y lucharon hasta que la nube hizo evaporar al agua. La nube, dijo: Yo soy la más fuerte.

Pero el viento que los vio luchar y oyó el comentario de la nube, dijo: Yo soy más fuerte que tú. ¿Quieres verlo?

Entonces los dos lucharon hasta que el viento sopló y la nube se esfumó. Entonces el viento, dijo: Yo soy el fuerte.

Pero los montes le dijeron: Somos más fuertes que tú. ¿Quieres verlo?

Lucharon hasta que el viento quedó atrapado entre los montes y éstos dijeron: Somos fuertes.

En ese momento apareció un hombre y dijo: Yo soy más fuerte que ustedes. ¿Quieren verlo?

Entonces el hombre, haciendo uso de su inteligencia, perforó los montes y liberó al viento, acabando así con el poder de los montes.

Satisfecho el hombre dijo: Yo soy la criatura más fuerte que existe.

Pero justo en este instante vino la muerte, y el hombre que se creía inteligente y lo suficientemente fuerte, con apenas un golpe, desapareció.

La muerte todavía estaba de fiesta por su hazaña, cuando, de pronto, apareció otro hombre en escena. La muerte también acabó con él, pero a los tres días de su muerte, resucitó, venciendo de esta manera a la muerte.

Ese Hombre es JESÚS, el Hijo de Dios
. (No marca el acento en Jesús)
Si conoces a alguien que sea más poderoso que ÉL, borra de tu mente este mensaje, pero si no, hazlo comunícalo a todas las personas que conoces.

Jesús te dice:
“Yo soy el que da la vida y el que hace que muertos vuelvan a vivir. Quien pone su confianza en mí, aunque muera, vivirá. Los que todavía viven y confían en mí, nunca morirán para siempre ¿Puedes creer esto?” Juan 11: 25-26

amor

Él sabe lo que hace

reflexion

Se cuenta que en Inglaterra, había una pareja a la que le gustaba visitar las pequeñas tiendas del centro de Londres. Una de sus favoritas era la de antigüedades y en una de sus visitas encontraron una hermosa tacita.
-¿Me permite ver esa taza?, preguntó la Señora, ¡nunca he visto nada tan fino!
En cuanto tuvo en sus manos la taza, ésta comenzó a hablarle: Yo no siempre he sido esta taza que estás sosteniendo. Hace mucho tiempo yo era sólo un montón de barro sin forma. Mi creador me tomó entre sus manos y me amoldó cariñosamente. Llegó un momento en que me desesperé y le grité: Por favor, déjame en paz. Pero sólo me sonrió y me dijo: Aguanta un poco más, todavía no he terminado. Después me puso en un horno. Yo nunca había sentido tanto calor. Me pregunté por qué mi creador quería quemarme, así que toqué la puerta del horno y a través de la ventana del horno pude leer los labios de mi creador que me decía: Aguanta un poco más, todavía no he terminado.

Finalmente, mi creador me tomó y me puso en una repisa para que me enfriara. Así está mucho mejor, me dije a mí misma; pero apenas me había enfriado un poco, ya me estaba cepillando y pintando. El olor de la pintura era horrible. Sentía que me ahogaba. Por favor detente gritaba yo, pero mi creador sólo movía la cabeza haciendo un gesto negativo y decía: Aguanta un poco más, todavía no he terminado.

Por último dejó de pintarme, pero otra vez me metió a otro horno. No era un horno como el anterior, sino que era mucho más caliente. Estaba segura que me sofocaría y que acabaría rompiéndome en mil pedazos, le rogué y le imploré que me sacara, grité, lloré, pero mi creador sólo me miraba diciendo: Aguanta un poco más, todavía no he terminado. Después de una hora de haber salido del segundo horno, me dio un espejo y me dijo: Mírate, ésta eres tú.

Yo no podía creerlo, esa no podía ser yo. Lo que veía era realmente hermoso. Mi creador nuevamente me dijo: Yo sé que te dolió todo este proceso, pero si te hubiera dejado como estabas, sólo serías un trozo de barro seco. Sé que te causó mucho y dolor, que los gases de la pintura te causaron mucha molestia, pero de no haberte pintado no tendrías color. Y si yo no te hubiera puesto en el segundo horno, no hubieras sobrevivido mucho tiempo, porque tu dureza no habría sido lo suficiente para resistir. Ahora eres un producto terminado, eres exactamente lo que tenía en mi mente cuando te comencé a formar.

Dios sabe lo que está haciendo con cada uno de nosotros. Él es el artesano y nosotros somos el barro con el cual trabaja. Él nos amolda y nos da forma para que lleguemos a ser una pieza perfecta y podamos cumplir con Su voluntad” Romanos 8: 28 Y 29

familia

El mago y el ratón

Animo

Era un extraordinario y famoso mago. Un día, mientras paseaba vio a un ratoncito y se le ocurrió hacer algo realmente importante con él.

Se dirigió entonces al frágil ratoncito y le dijo:
-Has pasado por mi camino y me ha cautivado tu fragilidad, así que ya no serás más un ratón, te voy a convertir en la más bella de las mujeres, la más habilidosa y la más llena de todas las virtudes.
Y al instante se convirtió, en una bella doncella.
-Ahora ¿qué deseas?, pídeme lo que quieras. Le dijo el mago.
La doncella, le respondió:
-Quiero casarme con el ser más poderoso del mundo.
Muy bien, dijo el mago:
-Te casarás con el Sol, él es quién da luz y calor a todo el planeta.
Pero entonces intervino el Sol y dijo:
-No soy tan poderoso, piensa que unas cuantas nubes pueden cubrirme y ocultar mi luz y mi calor.
EL mago reflexionó y dijo:
-Es cierto, entonces, te casaras con las Nubes que son capaces de dejar sin luz y calor al Sol y que nos dan la lluvia tan indispensable para la vida.
Pero las Nubes respondieron:
-No es tanta nuestra fuerza o importancia, ya que el viento nos lleva de un lado al otro, a su antojo.
Nuevamente el mago, dijo:
-Es cierto, te casaremos con el Viento.
Pero el Viento que estaba oyendo la conversación, dijo:
-Yo no tengo tanto poder como pensáis. Una montaña puede detenerme e impedirme que pase al otro lado y solo puedo quedarme donde ella decida.
El mago se quedó razonando nuevamente:
-Entonces te casarás con la Montaña, nadie la podrá mover.
Pero la montaña, respondió:
-Yo no soy la más poderosa de la tierra. Date cuenta que un simple ratoncito puede excavar y roer donde más le gusta y hacer su madriguera dentro de mí.
Después de escuchar al Sol, las Nubes, el Viento y la Montaña el mago sin decir ni una sola palabra convirtió a la bella mujer nuevamente en un ratoncito.

El ratoncito viendo el mago alejarse comprendió que:
"Nadie es más fuerte y nadie es mejor, Dios creo todo lo que existe de acuerdo a un plan divino desde la eternidad y ordenó todas las cosas en su lugar. Cada uno de nosotros somos parte de un plan estratégicamente diseñado, tanto el ratoncito, como tu y yo somos sumamente importantes para que todo se cumpla según su propósito”

5 Reflexiones para el alma parte3

Texto sacado de los libros Reflexiones para el alma de jose luis pietro

Fuentes de Información - 5 Reflexiones para el alma parte3

Tags: amor | reflexion | familia | Animo

Dar puntos
85 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 2 Seguidores
  • 5.762 Visitas
  • 9 Favoritos

22 comentarios - 5 Reflexiones para el alma parte3

@rasta_binghi Hace más de 4 años
che buen post te felicito

recomendado
@Soaliar Hace más de 4 años
1. El alma no existe.

2. Odio a este bebé:
amor

Lo vi en montón de lados y ya le tomé bronca. Lo mismo que ese bebé que hace el gesto de silencio.
@Kimberlly Hace más de 4 años
rasta_binghi dijo:che buen post te felicito

recomendado
@rana8 Hace más de 4 años
Kimberlly dijo:
rasta_binghi dijo:che buen post te felicito recomendado
@elnenetico Hace más de 4 años
Kimberlly dijo:
rasta_binghi dijo:che buen post te felicito

recomendado
@pela24100 Hace más de 4 años
muy bueno el post xd
@Crup Hace más de 4 años
Rastan86 dijo:
Soaliar dijo:1. El alma no existe.

2. Odio a este bebé:
familia

Lo vi en montón de lados y ya le tomé bronca. Lo mismo que ese bebé que hace el gesto de silencio.

Dios creo el libre albedrio amigo por lo tanto respeto tu opinion

jajaja te deberian de desplomar si exite el alma RASTAN
@Porque1992 Hace más de 4 años
Rastan86 dijo:
Soaliar dijo:1. El alma no existe.

2. Odio a este bebé:
Animo

Lo vi en montón de lados y ya le tomé bronca. Lo mismo que ese bebé que hace el gesto de silencio.

Dios creo el libre albedrio amigo por lo tanto respeto tu opinion

Yo no creo en dios, pero respeto todas las opiniones, Saludos Compas
@DarkEvanS Hace más de 4 años
Soaliar dijo:1. El alma no existe.

2. Odio a este bebé:
5 Reflexiones para el alma parte3

Lo vi en montón de lados y ya le tomé bronca. Lo mismo que ese bebé que hace el gesto de silencio.

ajajajajajjaajajajajaj
@pes_2011 Hace más de 4 años
recomendadodo
@637352938745 Hace más de 4 años
Rastan86 dijo:
Soaliar dijo:1. El alma no existe.

2. Odio a este bebé:
amor

Lo vi en montón de lados y ya le tomé bronca. Lo mismo que ese bebé que hace el gesto de silencio.

Dios creo el libre albedrio amigo por lo tanto respeto tu opinion

demuestras que eres una persona que vale la pena conocer +5
@Rayito_desol Hace más de 4 años
verde
@Leoleon27 Hace más de 4 años
Rayito_desol dijo:reflexion
@TheHackGamer Hace más de 4 años
Me gustan mucho tus reflexiones, me falta poco para leerlas todas...
@lesterm123 Hace más de 4 años
RECOMENDADO
@fgt10 Hace más de 3 años
buen post
@fenomenophi Hace más de 3 años
@One1_Love Hace más de 3 años
rasta_binghi dijo:che buen post te felicito

recomendado
@danawi Hace más de 3 años
Muy recomendado
@juvi95 Hace más de 3 años
+10
@hundra55 Hace más de 1 año
reflexion

familia Animo