Formas de ver la vida
Hay dos formas de ver la vida, de manera positiva o de manera negativa. Tú
eliges.

Hay que agradecer a Dios...

*Por todo lo que tengo que limpiar después de la fiesta, porque significa que
estoy rodeado de familiares y amigos.

*Por los impuestos que pago, porque quiere decir que tengo empleo.

*Por la ropa que me aprieta un poco, porque significa que como lo suficiente.

*Por la sombra que me vigila trabajando, porque significa que tengo luz del sol.

*Por el patio que tengo que limpiar y arreglar, las ventanas que tengo que
limpiar y las goteras que tengo que reparar, porque significa que tengo un hogar.

*Por todas las quejas que escucho acerca de mi gobierno, pues significa que
tenemos libertad de palabra.

*Por el espacio más lejano que encuentro en el estacionamiento, porque significa
que soy capaz de caminar.

*Por la viejita que canta desentonada detrás mío en misa, porque significa que
puedo oír.

*Por los cerros de ropa que tengo que lavar y planchar, pues significa que tengo
con qué vestirme a diario.

*Por el cansancio y dolores musculares al final del día, pues significa que
estuve muy productivo.

*Por el despertador que suena a diario muy temprano en la mañana, pues significa que estoy VIVO.

*Por el mal recuerdo en mi mente de aquel accidente, pues significa que aún
conservo mi vida, mi memoria y mi razón.

*Por los celos, producto del miedo de perder a esa persona, pues significa que
tengo a alguien a quien amar y que me ama.

*Por aquellos sueños que no se han cumplido, pues significa que aún tengo
ilusiones.

*Por recibir tanto correo electrónico y postales que me abruman a diario, porque
así sé que tengo muchos amigos y gente que piensan en mí.

¡Elige vivir este día de manera positiva!
Dios
Forma de ver la vida.

Nuestros pensamientos, inciden en nuestra forma de comportarnos. Visualicen durante tres minutos una situación desagradable y real que hayan tenido, después visualicen durante tres minutos en una situación agradable y real que hayan tenido.

¿Ven la diferencia?, en la primera visualización los sentimientos fueron negativos para nosotros, tal vez una mezcla de resentimiento y enojo, etc., mientras que en la segunda los sentimientos fueron de paz y felicidad.

En una oportunidad iba una señora real o imaginaria en un bus, en una parada subió una persona que le puso el pie encina del talón, lo que lógicamente le dolió bastante, tuvo pensamientos como los siguientes: esta persona no tiene cuidado, es irrespetuosa, sus sentimientos fueron de enojo, cólera y tuvo ganas de abofetearlo, la señora en cuestión se volteó para reprender a la persona que le había causado semejante dolor, sin embargo cuando lo vio, se llevó una gran sorpresa al comprobar que la persona era no vidente, sus pensamientos cambiaron, se dijo: pobrecito, mucho hace con andar solo con esa deficiencia y sus sentimientos fueron de empatía y solidaridad.

Se dice que los trastornos de conducta provienen con frecuencia de maneras erróneas de pensar concretas y habituales las que derivan a su vez de creencias personales o significados subjetivos a menudo aprendidos en la etapa infantil de la vida, que por lo general actúan a nivel “inconsciente” sin que la persona se percate de su papel. Estos significados permanecen “inactivos o dormidos” a lo largo del tiempo en la memoria, y ante determinadas situaciones desencadenantes (ejemplo una enfermedad, un acontecimiento personal) se “activan o despiertan”

En el ejemplo anterior de la señora, supongamos que fue criada con la idea de que las personas no la respetaban por su condición femenina, eso a ella le molestaba sobremanera y ese fue el activador de su conducta enojada.

Es sumamente importante que cuando estemos con algún estado de ánimo disfuncional (enojo, tristeza, estrés, etc.) analicemos los pensamientos que rondan por nuestra mente en esos momentos, acá lo más indicado es hacer esos pensamientos más racionales y adecuados conforme la experiencia nos ha permitido comprobarlo.

Regresemos nuevamente a la señora del Bus, tendría que analizar la cantidad de veces que las personas no la respetaban por su condición de fémina, con hechos concretos, más que producto de sus creencias y de las ideas que de pequeña le habían inculcado.

Luego existen algunas técnicas terapéuticas para encauzar esos pensamientos y creencias a manera de que no nos quiten la felicidad.

Por ello es importante tener pensamientos positivos de nosotros y de la humanidad, hay que pensar que las personas tenemos defectos, sin embargo también tenemos cualidades innumerables, que nos hacen valiosos ante nosotros mismos y los demás, aprendamos a darnos el valor que merecemos.

perspectiva
sinceramente Asi es, sin autoestima y positivismo no se puede llegar a nada.
Saludos!!!