Usos Medicinales del Cannabis
Usos Medicinales del Cannabis
medicina

El CANNABIS posee ventajas terapéuticas que lo hacen único tratamiento donde han fallado otros medicamentos:
Es la menos tóxica de las drogas disponibles
Tiene un amplio margen de aplicación curativa
Actúa de modo diferente a otras drogas
Puede combinarse eficaz y seguramente con cualquier mediación.

Historia

Originario del Asia Central, conocido por los excitas, el CANNABIS se cultiva desde hace más de 10.000 años. Aparece en un tratado fisioterapéutico en China 4.000 años AC, y se utiliza como remedio curativo en India, China, Oriente Medio, Africa del Sur y Sudamérica desde hace siglos.

En 1839, el Dr. O'Shaughnessy, profesor británico en Escuela Médica de Calcuta, ya publicó el primer artículo sobre propiedades analgésicas, antiespasmódicas y relajantes musculares del CANNABIS. Durante los 60 años siguientes se editaron más de un centenar de estudios científicos sobre esta planta y sus propiedades.

Hasta 1937 en que fue prohibido, el CANNABIS era componente obligatorio en más de 30 preparados farmacéuticos en EEUU. Durante décadas todos los estudios sobre usos curativos del CANNABIS fueron congelados.

En 1971 ciertos documentos secretos dejaron de ser materia reservada y se reiniciaron investigaciones entorno a esta sustancia. Ya en 1964, el químico R. Mechoulam, de la Universidad de Jerusalén, aisló el principio activo del CANNABIS, el Tetrahidrocannabinol o THC, logrando explicar sus mecanismos de acción.

En 1992, el mismo profesor Mechoulam aisló una sustancia producida por el cerebro humano, capaz de reproducir los efectos del THC, a la que denominó anandamida o "molécula de la felicidad", neurotransmisor cuyo estudio anuncia perspectivas muy interesantes en el ámbito de comportamiento neuronal.

CANNABIS SATIVO

Sus hojas y frutos son la marihuana. Se fuma pura o mezclada. El hachís, más sicoactivo, es la resina secretada por la planta. El contenido de THC en un "porro" va de 2 a 10 MG Un 50% se absorbe por inhalación y otro 25% de éste se expulsa con el humo. Sus efectos aparecen a partir de 0,05 MG por kilo de peso.

EFECTOS INMEDIATOS

Sequedad de boca, dilatación de pupilas, ligera taquicardia, posible hipotensión, hipoglucemia, euforia, momentánea confusión mental, sensación de hambre, desinhibición. Todos estos efectos remiten a los pocos instantes y ninguno es irreversible. Tras referéndum celebrado en California el 8 de noviembre de 1996, se aprobó la Propuesta 215 que autoriza a médicos a recetar marihuana o CANNABIS, así como a enfermeros, encargados de cierto número de pacientes, a cultivar esta planta mediante estricto control y con fines terapéuticos solamente. Su entrada en vigor en el ámbito federal está pendiente de ser aprobada por el Congreso de los EEUU.

VALOR CURATIVO

El valor curativo del CANNABIS y sus derivados está actualmente demostrado y aceptado para el amplio margen de patología:
Anula la presión
Evita náuseas y vómitos,
Estimula apetito y revigoriza al paciente
Actúa como broncodilatador
Actúa como relajante
Estimula el apetito y desinhibe el comportamiento
Mitiga dolor parto y menstruación
Reduce malestar radiaciones y quimioterapia
Se ha mostrado eficaz en curas de desintoxicación y rehabilitación acerca de estas drogas.

USOS DEL CANNABIS

SIDA

La experiencia de muchos pacientes y diversos estudios científicos han comprobado las cualidades antieméticas de fumar o comer marihuana momentos antes de ingerir los antirretrovirales prescritos en personas que viven con sida. Esto evita vómitos y náuseas. El cannabis también estimula el apetito, lo que ayuda a evitar la caquexia asociada a las etapas avanzadas de la enfermedad.
Según la Asociación Internacional por el Cannabis como Medicamento, IACM, se observa estimulación del apetito con una dosis de THC de 5 mg. dados fraccionadamente en un día, pudiéndose incrementar la dosis a 20 mg.

Cáncer

Lester Grinspoon, profesor de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard y autor de Marihuana, la Medicina Prohibida, recomienda fumar marihuana antes que usar los derivados sintéticos a quienes tienen que someterse a quimioterapia, para evitar las náuseas y vómitos que ésta provoca. Recientes investigaciones demostraron que a bajas dosis el THC mejora la eficacia de otros fármacos antieméticos cuando se administran juntos.
Franjo Grotenhermen, médico investigador del Nova-Institute, señala que el cannabis y el THC “se usan en el cáncer como tratamiento sintomático para los efectos secundarios de la quimioterapia, la pérdida de apetito y la caquexia, y el dolor; e incluso, estudios recientes con cultivos celulares y animales han demostrado que los cannabinoides podrían ser útiles en el tratamiento curativo de algunos tipos de cáncer”.
Los investigadores Ismael Galve-Roperh y Manuel Guzmán, comprobaron que el THC y el WIN-55,212-2 (análogo del cannabis y agonista sintético análogo del THC), induce una considerable regresión de los gliomas malignos en tumores de ratas y conejos: “Experimentos con dos líneas celulares de gliomas muestran que la causa de la apoptosis (muerte celular programada) está mediada por un mecanismo que implica a los receptores cannabinoides”, lo que supone un nuevo enfoque terapéutico para el tratamiento de los gliomas malignos1. Otro investigador, Luciano de Petrocellis, concluye que “la anandamida inhibe potente y selectivamente la proliferación celular en el tumor de mama in vitro en cultivos celulares2”.

GLAUCOMA

Una investigación encargada para reargumentar los daños que ocasionaba el cannabis en 1971 en Estados Unidos, descubrió que la administración de THC ayuda en el descenso de la presión intraocular3. Estudios emprendidos posteriormente dieron cuenta que el cannabis desciende la presión intraocular en un rango de 25-30%, llegando ocasionalmente hasta un 50%, en pacientes con glaucoma.

ARTRITIS Y ESCLEROSIS MÚLTIPLE


Hay gran evidencia del beneficio del cáñamo en la espasticidad de la esclerosis múltiple y en lesiones medulares. Según la IACM, “en muchos ensayos clínicos con THC, nabilona y cannabis, se observó un efecto beneficioso en cuanto a la espasticidad causada por esclerosis múltiple o lesiones de médula espinal, así como una mejoría del dolor, la parestesia, los temblores y la ataxia, y en la medicina popular hay referencias de mejoría del control de esfínteres. También hay algunas evidencias anecdóticas de beneficio del cannabis en la espasticidad causada por lesiones cerebrales”.

El 2005 se publicó en Londres un estudio que concluía que el cannabis disminuye el dolor de las articulaciones cuando la persona que padece la enfermedad está en movimiento y en reposo, además de mejorar la calidad del sueño y aliviar los síntomas de la inflamación. El estudio fue hecho por investigadores del hospital de enfermedades reumáticas de Bath.

El doctor Philip Robson, director de investigaciones en cannabis de GW Pharmaceuticals, señaló que hasta esa fecha “las investigaciones se habían concentrado en esclerosis múltiple y dolor neuropático. Por lo tanto es muy alentador ver estos efectos positivos de Sativex en el dolor y otros síntomas de la artritis reumática”. A juicio del investigador, las drogas basadas en cannabis tienen potencial terapéutico sobre un amplio rango de enfermedades, siendo menos dañina que otros calmantes que generan efectos molestos en hígado y riñones.

Alzheimer

Un estudio con dronabinol en 15 sujetos con diagnóstico de Alzheimer que rehusaban comer, concluyó que el peso corporal de los sujetos que participaron en el estudio se incrementó más durante el tratamiento con dronabiol que con el placebo. Como efectos secundarios se observó euforia, somnolencia y cansancio, pero no requirieron suspender el tratamiento4.

Un grupo de científicos del Instituto Cajal, España, a partir de experimentos en tejido cerebral humano y en ratones, concluyeron que un cannabinoide es capaz de prevenir la pérdida de memoria y reducir la inflamación cerebral asociada al Alzheimer5. Se comparó tejido cerebral de pacientes que murieron de Alzheimer con el de personas sanas que habían muerto a una edad similar, lo que dio cuenta de que los receptores de cannabinoides estaban asociados en la enfermedad a marcadores de activación de la microglía (célula inmune del cerebro), así como con algunas neuronas que habían sobrevivido.


Asma

Los efectos de un cigarro de cannabis (2% de THC) o de THC oral (15 mg) se igualan al efecto de la dosis terapéutica de un broncodilatador habitual (salbutamol, isoprenalina), Grotenhermen añade que además de la acción broncodilatadora del THC, hay “acción antiinflamatoria y antialérgica. Pero el humo de la combustión del cannabis contiene productos similares a los encontrados en el humo del tabaco, entre ellos varios agentes cancerígenos que puedan dañar la mucosa bronquial”. Por ello, aconseja usar vaporizadores u otras formas de administración.
La Asociación Médica Británica6 señala que la administración aguda de cannabis y de THC ejercen un demostrado efecto broncodilatador sobre las pequeñas vías aéreas pulmonares. Tashkin7 descubrió que el cannabis fumado y el THC oral producen un efecto broncodilatador significativo de dos horas de duración como mínimo.

EPILEPSIA

Experimentos con animales han evidenciado el efecto antiepiléptico de algunos cannabinoides, y que el THC potencia la actividad anticonvulsionante de la fenitoína y del diazepam. Según unos pocos casos recogidos, mediante el uso del cannabis, algunos epilépticos han sido capaces de controlar totalmente los síntomas, aunque según la IACM, el cannabis puede ocasionalmente precipitar convulsiones.

Migraña

Ethan Russo, neurólogo, etnobotánico y profesor de farmacología y medicina en la Universidad de Washington, comenta que el uso común en Sumeria e India se remontaría al menos hacia unos 4000 años8. Entre 1842 y 1942 fue uno de los principales tratamientos para la migraña en Europa y Estados Unidos. Se ha demostrado que el cannabis actúa como antiinflamatorio a través de diversos sistemas de neurotransmisores (serotonina, dopamina y glutamato), e interacciona con el sistema opioide endógeno.
Grinspoon también comenta9 el caso de un científico que presentó ataques severos de migraña, quien luego de usar todos los medicamentos legales antimigrañosos y antináuseosos, fumó marihuana durante uno de sus ataques, lo que mejoró sus síntomas.





Esto es todo espero que hayan aprendido cosas nuevas de esta gran planta

No busco puntos solo que el tema se expanda .. Recomienden para que esto suceda..