Cardiopatías congénitas: prevención durante el embarazo


Por año, en el país nacen más de 5 mil chicos con algún problema de corazón que requiere ser intervenido. En 2010 se operaron con éxito más de 1.500 casos de cardiopatías congénitas. Especialistas destacan como fundamental el cuidado prenatal



info


Se estima que en el mundo se presentan entre 8 y 10 casos de cardiopatías congénitas cada 1000 nacimientos. En Argentina, durante 2010, más de 1500 niños que padecían estas patologías fueron operados con éxito en la red de 16 hospitales en todo el país equipados con la necesaria tecnología de avanzada.

Especialistas explican que cardiopatía congénita es el nombre con el que se conocen las lesiones de una o varias cámaras cardíacas, de los tabiques que las separan o de las válvulas o tractos de salida (zonas ventriculares por donde sale la sangre del corazón).

Existen múltiples causas y más de 24 tipos de cardiopatías. La enfermedad cardíaca congénita o cardiopatía congénita se refiere a problemas con la estructura y funcionamiento del corazón, debidos a un desarrollo anormal de éste antes del nacimiento; congénito se refiere a que está presente al nacer. A nivel mundial, se estima que se presentan entre 8 y 10 casos por cada 1.000 nacimientos.

En 2008 se habían registrado 1.635 casos de cardiopatías congénitas, de los cuales 635 fueron operados y 1.000 quedaron pendientes, mientras que, el año pasado, los casos fueron 1.800, con 860 operaciones realizadas y 940 pendientes. Este año, se llegó a 2.280 casos y, con 1.550 chicos operados de los 730 restantes, 400 ya tienen asignada la fecha quirúrgica y apenas 330 están en lista de espera.

En la Argentina, uno de cada cien niños nace con una cardiopatía congénita y 70 de cada 100 cardiópatas requieren operación. Anualmente en el país nacen más de 5.000 chicos con algún problema de corazón que requiere ser operado, y se estima que aproximadamente el 46% de ellos no tienen obra social. Este año, hubo 784 niños fallecidos por esa patología, según la Dirección de Estadísticas e Información en Salud de la cartera sanitaria.


Cómo prevenir esta enfermedad


Para la prevención de la enfermedad, se recomienda que la madre embarazada evite el consumo de alcohol y otras drogas durante el embarazo. Además, a los médicos se les debe hacer saber que una mujer está embarazada antes de prescribirle algún medicamento, y esta se debe realizar un examen de sangre a comienzos del embarazo para ver si tiene inmunidad contra la rubéola. Si la madre no tiene inmunidad, tiene que evitar cualquier exposición posible a esta enfermedad y debe ser vacunada inmediatamente después del parto.

Los niveles de azúcar en sangre mal controlados en mujeres con diabetes durante el embarazo también están asociados con una alta tasa de defectos cardíacos congénitos.

Los expertos creen que algunos medicamentos que necesitan receta y otros de venta libre, al igual que las drogas psicoactivas durante el embarazo, aumentan el riesgo de desarrollo de defectos cardíacos.

Asimismo, puede haber algunos factores hereditarios que jueguen un papel en el desarrollo de las cardiopatías congénitas. La genética en verdad parece pesar en muchas enfermedades, y muchos miembros de la familia pueden resultar afectados. Se debe conversar con el médico acerca de la realización de pruebas de detección.

Las madres gestantes deben recibir un buen cuidado prenatal. Muchos de estos defectos se pueden descubrir en ecografías de rutina llevadas a cabo por un obstetra. Entonces, se puede anticipar el parto, y el personal médico adecuado (como un cardiólogo pediatra, un cirujano cardiotorácico y un neonatólogo) puede estar presente y listo para ayudar en la medida que sea necesario. Dicha preparación puede significar la diferencia entre la vida y la muerte para algunos bebés.


Fuente