La gente comúnmente piensa que un Psicólogo es un “loquero”, o un “doctor”, no sabe realmente el significado de esta profesión. Un Psicólogo es un profesional que ha estudiado la conducta, el comportamiento y los procesos mentales del ser humano, esté no esta capacitado para recetar medicamentos a sus pacientes, el psicólogo no atiende a gente personas con trastornos mentales, los encargados de atender a esas personas son los Psiquiatras, los cuales tienen una gran preparación en medicina y después se especializan en Psiquiatría, ellos diagnostican y recetan fármacos a las personas con trastornos mentales.

Las personas esperan que un Psicólogo arregle todos sus problemas personales, lo que hacen, es orientar a los clientes para que ellos puedan arreglar sus problemas, los escuchan y los motivan.


Un buen Psicólogo es una persona integra, honesta, responsable, tolerante, sincera, respeta los derechos y la dignidad de las personas, muestra preocupación por el bienestar y evita el daño a cualquier individuo, esta libre de prejuicios y toma buenas decisiones, constantemente esta actualizándose, hace diplomados, toma cursos, esta al tanto de las nuevas técnicas, de nuevas terapias. Es honesto, en el momento en que asigna a un paciente a otro especialista, porque el caso no esta en sus posibilidades de mejorarlo.

Los Psicólogos están interesados en obtener información científica acerca de cómo es que piensan los seres humanos y otros organismos, como sienten y hacen; estudian la conducta observable, los procesos cognoscitivos, los procesos fisiológicos, las influencias sociales y naturales. También se ocupan de las interacciones complejas, todos esos factores les ayuda a comprender la conducta.

La Profesión de un Psicólogo, al igual que la de un médico, un abogado, un administrador, etc., se encuentra normalizada o reglamentada, por un código ético. El código Ético del Psicólogo establece como debe ser el perfil de un Psicólogo, cuales son los valores que debe ejercer, como es que debe tratar a sus clientes, la confidencialidad de los problemas de los clientes, los limites que este no debe sobrepasar y las sanciones que se le asignarían de no cumplir con lo reglamentado.