Hago este post con la intención de llegar a mucha gente y que entiendan mi historia, no muy atrapante, ni de mucha acción, más bien triste. Sé que no es demasiado interesante, pero es lo que quiero transmitir habiendo vivido una experiencia de vida muy dura con alguien a quien yo quería mucho y que hoy no está más. Sólo voy a exponer mi idea y les voy a contar una parte de la historia (no toda porque todavía no pasó mucho tiempo de ese momento de mierda) con la simple intención de leer comentarios al respecto y ver si estoy equivocado o bien pienso que nos tomamos las cosas muy a la ligera. Bien, acá va todo el rollo, espero que no se embolen, aunque quiero que puedan terminar de leer y decirme lo que piensan. Gracias Taringa! por permitir este espacio y gracias a todos los que lean esto y opinen al respecto.

¿Quién no tiene un amigo que le guste tomar, o que termine la mayor cantidad de las noches, o cualquier otro día más pasado que sobrio?. Yo salgo mucho con amigos a divertirme en la noche y tomo algo para pasarla bien. Está claro que hacerlo no perjudica a nadie, "sólo tomo para ponerme alegre", dicen algunos. Pero, ¿cómo sabemos cuando el alcohol nos está destruyendo la vida?.

No voy a responder a esta pregunta, aunque quizá responda a otras que tengan ustedes mismos. No es mi intención darle a nadie una clase de salud ni nada por el estilo, sólo decir que hubo alguien que no supo cuando parar y no hizo caso a los avisos que le dio su cuerpo y ahora ya no puede contar sus vivencias. Por eso estoy acá, porque quiero transmitirle a todo el que lea esto todo por lo que tuvo que pasar este ser querido que hoy ya no está conmigo y duele mucho saberlo y pensarlo.

Recuerdo haber visto más de una vez chicos o chicas por las calles de la noche tirados en el piso, con sus amigos o conocidos alrededor intentando reanimarlos o levantarlos para llevarlos a sus casas. No pienso en darle lecciones de moral a nadie, pero pienso que saber decir basta, controlarse o llegar hasta donde uno quiera, también es una forma de cuidarse. Muchas veces me pasó con amigos, que por tomar algo de más o dárselas de "a mi no me hace nada", haber perdido la diversión de salir y cambiarla por un momento de angustia.

Es por eso que planteo hacer conciencia, pensar en nosotros mismos, cuidarnos y querernos. Saber lo mal que nos puede hacer la ingesta continua de bebidas con graduación alcohólica. Poco a poco el cuerpo nos va a responder, y al principio será una resaca, después una "patada al hígado" o vómitos. Así hasta límites que no se pueden imaginar.

Viví algo muy difícil hace un tiempo atrás, a mediados de 2010, con una persona muy cercana a mi vida. Es crucial que sepan que esta persona hoy no tiene la chance de seguir viviendo y quiero decirles, por eso el motivo de estas palabras, fue por esta misma causa. No me voy a vestir de vigilante ni mucho menos, porque creo que salir y pasarla bien puede estar acompañado por la porción justa de cada cosa. Cuando salimos con amigos sigo tomando alguna cerveza o algún vino, pero después de aquello empecé a hacerlo con mayor criterio, cuidándome como habiendo aprendido la lección. Perdón por ser tan reiterativo con ciertos puntos, pero debe quedar muy en claro y bien presente cuales fueron las consecuencias de no saber elegir ni cuando decir basta.

Me dirijo a todos ustedes con la intención de generar quizá buena conciencia, que sepan que la diversión no pasa por terminar "en pedo", tambaleando y perdiendo la noción de la decisión. Tampoco avalo las drogas, no es que no haya consumido nunca, pero la curiosidad siempre está, aunque fue tiempo atrás y fue con la intención de todos, la de probar para ver. De esta manera espero que todos entiendan lo que quiero decirles, pasenla bien, diviertanse, pero cuidense siempre. Nadie va a cuidarlos como lo harían ustedes mismos. Sepan que la vida no termina en un boliche ni empieza el sábado a la noche, que no todo pasa por terminar con esa chica o ese chico ahí donde quieran tenerla/o.


Es todo lo que quiero decir por ahora. No me animé antes a hacer este post, pero lo tenía pensado. Quiero que sepan que aunque no son las palabras más atrapantes son las que me vinieron a la cabeza para poder expresar lo que me pasó, lo que siento y lo que cambió mi vida un hecho que jamás esperé suceda. Les dejo a todos los mejores deseos y espero que esto pueda llegar a mucha gente y que entienda los peligros de consumir por consumir y no probar disfrutar la vida.

Un saludo muy grande a toda la comunidad taringuera y gracias por pararse dos segundos a leer y comprender que a veces uno tiene que salir y contar lo que le pasó para que a los demás les llegue ese mensaje y se eviten males mayores.