Daños que provoca el tabaco a nuestra salud

Daños que provoca el tabaco a nuestra salud


las enfermedades vinculadas al consumo de tabaco fueron definidas por la OMS, como el mayor problema médico del Siglo XX. La situación alcanzó en la segunda mitad del mismo, el carácter de epidemia.
El cúmulo de información científica sobre los daños producidos por el consumo del tabaco es absolutamente contundente. El tabaquismo mata más que: SIDA, tuberculosis, complicaciones del parto, accidentes de tránsito, homicidios y suicidios combinados. El 50% de las personasque continúen fumando, van a morir sólo por fumar, y la mitad de ellos perderá entre 20 y 25 años de vida. La industria tabacalera es al cáncer de pulmón, lo que el mosquito a la malaria.
Las últimas estadísticas sobre el tabaquismo en Argentina son alarmantes:
Cada 15 minutos muere un argentino a causa del cigarrillo.El 60% de los menores de 18 años admitió haber probado ya.Entre quienes fuman, el 75% se inició muy tempranamente, entre los 13 y los 16.La edad de inicio se estableció a los 12 años como límite inferior y los 18 como tope, 9 de cada 10 fumadores admiten haber comenzado a esa edad.El momento más vulnerable coincide con el inicio de la adolescencia y a los 15 años es donde se encuentra un pico mayor del 27,1%.Seis de cada diez adolescentes fumadores consumen menos de diez cigarrillos por día (el 33%, sólo entre uno y cinco). Y un muy pequeño porcentaje, el 1,5% de los chicos, fuma arriba de 26 cigarrillos diarios.
Aunque a mayor cantidad mayor daño, alcanza con “fumar al menos un cigarrillo por día o bien ser fumador pasivo para tener mayor probabilidad de sufrir enfermedades a causa de la toxicidad del tabaco.
El 70% de los adolescentes atribuye a los adultos alguna responsabilidad sobre su propio consumo de alcohol o tabaco. Por ejemplo, por no hablar con ellos, no escucharlos, no respetar los límites legales al consumo, negar la problemática y hasta incentivarlos a la adicción.
¿Qué contiene el cigarrillo que fumo?


Consta de alrededor de 4,700 productos químicos. De los cuáles 200 son venenosos y 43 son carcinógenos. Algunas de las sustancias tóxicas encontradas en los cigarrillos son:


Acetona: Ingrediente principal en la pintura y removedor de esmalte de uñaÁcido acético: Tinte y revelador del peloÁcido esteárico: Cera de velaAmoníaco: Limpiador típico de la casaArsénico: Usado en veneno de rataBenceno: Cemento de gomaButano: Combustible para las estufas portátilesCadmio: Encontrado en baterías y pintura de aceiteCianuro de hidrógeno: Veneno en compartimientos de gasCloruro de vinilo: Ingrediente encontrado en bolsos de la basuraEstireno: Encontrado en material de aislamientoFenol: Usado en desinfectantes y plásticosFormaldehído: Usado para embalsamarHexamine: Usado como ingrediente de combustión en las barbacoasHidracina: Usada en combustibles de “jet” y cohetesMetano: Gas utilizado como combustibleMetanol: Combustible para cohetesMonóxido de carbono: VenenoNapthalenes: Usado en explosivos, bolas de la polilla, y pigmentos de la pinturaNicotina: Droga de adictiva e insecticidaNíquel: Usado en el proceso del electro chapadoPolonium: Dosificación de la radiación, igual a 300 radiografías de pecho en un añoToluene: Solvente industrial y pegamento¿Cuáles son las enfermedades que se asocian al consumo del tabaco?
El tabaquismo se relaciona con varios tipos de enfermedades. Las más importantes por su gravedad son:
Cáncer
El riesgo de desarrollar cáncer de pulmón en la población fumadora es de 5 a 20 veces mayor que en sujetos no fumadoresEl consumo de tabaco también incrementa el riesgo de otros tumores como ser laringe, lengua, glándulas salivales, labio, boca y faringe, esófago, vejiga , riñón, cuello uterino, mama, páncreas y colon.Enfermedades cardiovasculares
Las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de muerte en la provincia de Bs.As. (35%), siendo la enfermedad coronaria la más frecuente.Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)
La EPOC comprende dos grandes grupos de enfermedad pulmonar: la bronquitis crónica y el enfisema. El desarrollo de EPOC aumenta con la edad, existiendo también una dramática asociación con el tabaquismo, de modo que los fumadores tienen más alta prevalencia, mortalidad y pérdida de la función pulmonar, dependiente de la cantidad fumada.


salud


Tabaco y salud de la mujer y el niño. Tabaquismo Pasivo
En la mujer fumadora, además del riesgo de contraer cáncer de pulmón y enfermedades cardiovasculares, se ha demostrado una mayor incidencia de otros tumores (mama, cuello uterino). Por otra parte, el tabaquismo en las madres puede afectar a los niños pequeños, al estar muchas horas en íntimo contacto con ellas.La imitación a los padres en los gestos de fumar incitan a los niños a probar el cigarrillo.El fumar durante el embarazo también produce riesgos particulares para los bebés.El bajo peso al nacer y retardo del crecimiento intrauterino, son más frecuentes entre las mujeres que fuman que entre las que no lo hacen.Por otra parte, se ha descripto un riesgo incrementado del síndrome de muerte súbita entre los niños cuyas madres fuman.La exposición al humo de tabaco ambiental (Tabaquismo Pasivo) causa una variedad de efectos adversos en los niños, incluyendo infecciones del tracto respiratorio como neumonía y bronquitis, tos y dificultad respiratoria, empeoramiento del asma y otitis media, contribuyendo además a la enfermedad cardiovascular en el adulto.Diversos estudios han mostrado un aumento de riesgo de cáncer de pulmón y de enfermedades coronarias en fumadores pasivos.El tabaquismo materno durante el periodo de gestación es el origen de un deterioro de la función pulmonar en niños de entre 6 meses y 10 años.El tabaquismo pasivo en los niños aumenta la frecuencia y severidad de la enfermedad asmática.¿Por qué es tan difícil dejar de fumar?
Para poder entender esto, primero debemos saber como funcionar el humo del cigarrillo en nuestro cuerpo:
Primero: La inhalación de una bocanada de humo de cigarrillo envía moléculas de nicotina hasta el cerebro en tan solo siete segundos.
Segundo: Allí la nicotina tienen receptores en las células del cerebro y libera una onda de dopamina, sustancia química que ofrece una sensación de bienestar en el cerebro, con lo que las sensaciones de placer se establecen con comodidad.
Además de la dopamina, el tabaquismo también activa la liberación de otras moléculas en el cerebro que te hacen sentir bien, incluidos los productos químicos llamados opioides endógenos, que aumentan los sentimientos positivos y someten a los negativos.
Tercero: La presión sanguínea se eleva ya que las arterias y las venas se constriñen y se acelera el ritmo cardíaco.
Por otro lado las compañías de cigarrillos hacen cada vez más dificil que las personas dejen el hábito. Las empresas han realizado cambios en el diseño y los ingredientes de los cigarrillos para hacerlos más atractivos a los fumadores novatos, y más adictivos para los fumadores de largo plazo.
Estos cambios incluyen la adición de amoniaco al tabaco para que la nicotina llegue al cerebro más rápido, así como la adición de agujeros para filtros de cigarrillos que permiten a las personas respirar el humo más profundamente en los pulmones. Otras adiciones, como el azúcar y “potenciadores de la humedad,” reducen la sensación de sequedad y ardor de fumar, por lo que la experiencia es más agradable y esto especialmente para los fumadores de cigarrillos novatos.
La dependencia al tabaco. ¿Qué es y como se trata?
La mayor parte de los fumadores quiere dejar de fumar y solo un porcentaje minoritario logra el abandono definitivo, en general después de varios intentos previos.¿Es posible pensar que estos fracasos en el intento de abandonar el consumo de tabaco sea solo reflejo de una falta de motivación suficiente o de voluntad como muchos piensan todavía? Definitivamente NO.Aunque las intenciones de abandonar y los intentos son comunes entre los adolescentes, solamente un pequeño número puede realmente dejar de fumar.Los programas que previenen la iniciación del tabaquismo entre los niños de edad escolar y los adolescentes son estratégicamente muy importantes.Lo cierto es que el tabaco es capaz de generar una dependencia entre moderada y severa en la mayor parte de los casos comparable a otras drogas como cocaína o heroína. Tampoco es cierta la creencia popular que el consumo de tabaco es menos perjudicial para la salud que otras drogas. En realidad las estadísticas muestran que el tabaquismo enferma y mata más gente que las otras drogas.Hasta no hace mucho tiempo el tabaquismo era considerado solamente un “hábito” donde la “voluntad” era factor suficiente para desembarazarse del mismo. En los últimos 10 años se han hecho progresos importantes, y el tabaquismo es considerado hoy una adicción similar a otras drogas, siendo su causa la nicotina.El consumo de tabaco, obedece a un mecanismo complejo donde se mezclan fenómenos de comportamiento (sociales, hábitos individuales) y también fenómenos relacionados con una dependencia a la vez psicológica y física ligada a la acción de la nicotina sobre el sistema nervioso central.La verdadera razón entonces de la dificultad para el abandono del consumo de tabaco es una triple dependencia: gestual, física y psíquica.Su tratamiento implica además de la decisión del fumador, medicamentos específicos y a veces apoyo psicológico.¿Qué pasa cuando dejamos de fumar?
Los receptores de nicotina se desactivan y no se recibe suficiente dopamina. Esto puede producir sentimientos de depresión.
De hecho un estudio del Journal of Consulting and Clinical Psychology mostró que las personas que habian dejado de fumar experimentaban sentimientos de depresión hasta un mes más tarde.

Piénsalo
Existen muchas razones para cesar de fumar. Pero solo tú, puedes decidir, cuales son las razones relevantes e importantes para ti. Mientras lo piensas, te queremos dar algunas razones. Al dejar de fumar por:
20 minutos: Se normalizan los niveles de presión sanguínea y el pulso
48 horas: Mejora el olfato y el gusto. Disminuye el riesgo de ataques al Corazón
1-9 meses: Desaparición de la tos, congestión, fatiga y dificultades respiratorias
1 año: Disminuye a la mitad el riesgo de cáncer de pulmón, laringe y esófago
10 años: Disminuye el riesgo de cáncer del pulmón, boca, páncreas y esófago, siendo similar al de los no fumadores.
Mi pensamiento acerca del consumo de cigarrillos:
Para mí existen tres estados en los que vive un fumador como se ve en la figura:


Daños
Estado A: El fumador recién se esta formando. Consume como obligación para pertenecer a un grupo (todos lo hacen porque yo no), para demostrar lo “adulto” o “rebelde” que es o sólo por diversión.
En este estado, el fumador esta naciendo y aún no se a formado en él, la necesidad de su consumo. Puede dejarlo cuando quiera, con muy poca voluntad. La pendiente es muy pequeña. Puede volver sobre sus pasos.
Estado B: El fumador esta formando. Ya consume por gusto. Ya se esta creando el adicto.
En este estado, el fumador siente la necesidad de fumar y piensa, erróneamente que cuando quiera lo va a poder dejar. Él podría salir de este estado con la ayuda de mucha fuerza de voluntad. Aunque la pendiente es pronunciada y largo el camino. Puede volver sobre sus pasos porque aún no ha caído en el pozo de la adicción.
Estado C: El adicto esta consolidado. El fumador, ya no consume sólo por gusto si no por adicción. En este estado, justifica su consumo a través de innumerables falacias, tales como: “Cuanta gente ha muerto de cáncer de pulmón y nunca ha fumado en su vida”, “el cigarrillo no me domina, yo lo domino a él”,”el fumar es un placer como voy a dejar de hacerlo” y todo una chorrada de pensamientos desatinados.
En este estado, el fumador se ha alejado de los pensamientos lógicos y no hay fuerza de voluntad que lo ayude. Sólo la extrema voluntad y la nueva reactivación de su derruida parte racional podrían lograrlo. Como en la figura, ya no existe una pendiente de retorno y ha caído en el pozo de la adicción. Aquí no importa su salud, ni la de los demás. Se ha convertido en un ser sumamente egoista y autodestructivo. Aquí se ven padres que fuman frente a sus hijos sin importarles el daño como fumadores pasivos que puedan provocarles, fumadores que intentan dejarlo y que sólo soportan escasos días sin fumar o fumadores con problemas cardiacos, pulmonares, con cáncer y otras graves enfermedades que no pueden dejarlo.
Algunos fumadores dicen que la fuerza de voluntad no les alcanza y que van a seguir fumando mientras su cuerpo aguante. La mayoría de las veces, este consumo deriva en un infarto y es en ese preciso momento en el que algunos, “les cae la ficha” y dejan de fumar. Pero hay algo que deben saber: el infarto es la muerte celular de un tejido ocasionada por el bloqueo de una arteria. O sea que las células que mueren no se vuelven a regenerar nunca más y el daño es permanente. En otras palabras, una parte del corazón deja de funcionar para siempre. Tal vez tengan suerte y puedan seguir viviendo pero no con la misma calidad de vida.
Conclusión: Para dejar de fumar sólo basta la fuerza de voluntad. Esto sólo lo entienden las personas que han podido dejar de fumar para siempre. Mientras tanto, los fumadores en el estado C, argumentarán que es imposible y por más que uno les hable y los quiera convencer para que dejen de hacerlo, sólo ellos lo dejarán cuando “les caiga la ficha”. Espero que no sea tarde como en la mayoría de los casos que conozco.


Típicos pensamientos erroneos de un fumador:
1) Yo sé que fumar es malo para mí, pero en verdad me gusta.
A muchos adolescentes les gusta la sensación que sienten cuando fuman. Este sentimiento agradable viene de la nicotina en los cigarros. Algunos adolescentes piensan que fumar les ayuda a perder peso o mantenerse delgados. También, muchos adolescentes sienten que el fumar les da sentido de libertad e independencia, y algunos fuman para sentirse más a gusto en algunas situaciones sociales. Si esto te parece familiar, debes parar y pensar si las razones por las que te gusta fumar valen la pena los riesgos.
La nicotina te puede hacer sentir bien, pero ¿ésta sensación agradable (una sensación que también puedes obtener de actividades saludables como jugar deportes) realmente vale la pena por todas las cosas malas que los cigarros te hacen? Si tú fumas, te enfermarás más frecuentemente. Además, corres el riesgo de tener cáncer de pulmón o enfisema, lo cual realmente te enfermará por un largo tiempo antes de morir. Si estás muy enfermo, esa sensación agradable de la nicotina ya no se verá tan importante. Fumar realmente no ayuda a la gente a perder peso. Si eso fuera verdad, cada fumador debería ser delgado. Fumar baja tus niveles de hormonas.2) ¿Tu crees que fumar es un símbolo de que tu puedes hacer lo que quieres hacer? ¿Que tu estas en control de tu vida?
Piénsalo de esta manera: Cuando decides empezar a fumar, tu estas hacienda exactamente lo que las compañías de tabaco quieres que tu hagas. Ellos gastan millones de dólares cada año en avisos para tratar de hacer que más gente, especialmente adolescentes, fume. Cuando te tienen amarrado, te están controlando a ti. Estas forzado a compare sus productos para que puedas mantener tu adicción. Realmente quieres una corporación grande controlando tu vida y diciéndote como gastar tu plata?3) ¿Por qué debo dejar de fumar si no soy adicto?
Mucha gente no se da cuenta que son adictos al cigarro. Ellos piensan que fácilmente pueden dejarlo y en el momento que quieran. Pero cuando lo intentan, olvidan que es extremadamente difícil. Desafortunadamente, es muy fácil hacerse adicto. Los cigarros son tan adictivos como la cocaína o la heroína. Aún y si solamente fumas uno o dos cigarros al día y aún si nunca has comprado tú mismo un paquete de cigarros, estás en riesgo. Las situaciones de stress o salir con amigos que fuman puede hacer que aumente el número de cigarros que fumas y volverte adicto. Trata de no fumar nada en toda una semana. Si esto lo encuentras difícil, probablemente eres adicto a los cigarros. 4) ¿Si dejo de fumar, puedo ganar peso?
Mucha gente tiene miedo de dejar de fumar porque piensan que van a ganar peso. En realidad, muchos pueden ganar un poco de peso pero no lo suficiente como para que cambie su apariencia. La gente no gana peso porque deja de fumar. Ellos ganan peso porque comienzan a comer más. Usualmente, la gente confunde la sensación de necesidad de nicotina con hambre y comen para tratar de que se vaya este sentimiento incómodo. Los fumadores están acostumbrados a tener algo en sus manos y su boca, por lo que probablemente pueden usar la comida para reemplazar el sostener un cigarro. Para evitar ganar peso, intenta las siguientes cosas:Bebe sorbos de agua en lugar de comer cuando tengas esa sensación desagradable.Come zanahorias o apio u otra comida saludable y baja en calorías.Haz ejercicio. Esto también te ayudará a mantener tu mente alejada del cigarro, y además te hará más saludable.Mantente ocupado. Es menos probable que comas si realmente no estás hambriento, si estás haciendo otras cosas.5) Voy a dejarlo en uno o dos años, cuando esté listo.
Mucha gente pospone el dejar el cigarro, ya que piensan que lo van a dejar cuando sea el tiempo correcto. Solamente 5% de los adolescentes piensa que seguirá fumando en 5 años. Actualmente, cerca de 75% de ellos se encuentran fumando cinco años más tarde. Si tú fumas, nunca va a parecer que el tiempo correcto para dejar el cigarro ya ha llegado, y dejarlo será cada vez más difícil. Entre más tiempo fumes, más difícil será parar y más daño te harás a tu cuerpo. A continuación, aquí están algunas razones para dejar de fumar lo más pronto posible:La mayoría de los adolescentes prefieren salir/estar de pareja con un(a) no fumador(a).Ahorrarás dinero si dejas de fumar. Cuando haces las cuentas, te darás cuenta que gastas fortunas. Piensa en todas las otras cosas en que podrías usar este dinero.Solamente tienes un par de pulmones. Cualquier daño que les hagas ahora estará contigo por el resto de tu vida.Entre más tiempo fumes, mayores probabilidades tienes de morir de ello. Uno de cada 3 fumadores muere por fumar y muchos más se enferman. Piensa en tus amigos que fuman. 1/3 de ellos morirá por fumar si no dejan de hacerlo.

1 comentario - Daños que provoca el tabaco a nuestra salud