La Ley del Karma

La Ley del Karma


Karma es una palabra muy desconcertante: tiene muchos niveles de entendimiento, dependiendo de la actitud o el concepto del que está involucrado.La mayoría de las personas creen y se apegan a un “Yo Eterno”. Por lo tanto, la palabra Karma, en este caso, se explica usualmente en términos de una entidad individual o persona, sin comprender nunca el Estado que está más allá del Karma y que se encuentra en las Enseñanzas Profundas del Buda.


La Ley del Karma o Kamma (en Pali), que significa acción, es discutida frecuentemente pero muy a menudo el tópico es malentendido. Muchas personas creen que es parte de las enseñanzas religiosas, pero de hecho es más que eso. La Ley del Karma afecta al mundo entero, el Universo y más allá de él, porque es un fenómeno natural. Ella es la Ley de la Naturaleza, Idappaccayatā.

El Karma en términos relativos significa Acción, e incluye la acción corporal, la acción verbal y la acción mental. En el sentido profundo, Karma es una acción motivada por la corrupción e ignorancia



“La Ley de la Naturaleza Pertinente a la Acción”

La Ley del Karma no es otra que la Ley de la Naturaleza expresada en términos de acción. Siendo eso así, hablamos de un agente, una acción, y un recipiente, el cual es la persona o la cosa que es el objeto de la acción. Esto difiere de la Ley en su forma pura donde tales términos no se usan; en su lugar está simplemente el principio de: “Dependiendo de Esto, surge Esto.”

La Ley del Karma o la Ley de la Acción es la Ley o fórmula que cae bajo la categoría de Ciencia y que puede ser probada en cada aspecto.Sin embargo, en este nivel, la Ley del Karma, la Ley de la Acción, puede ser dividida en dos amplias categorías: La Ley de la Acción, pertinente estrictamente al fenómeno natural, y la Ley de la Acción pertinente a las Actividades Humanas

La Ley del Karma Cuando está Relacionada

Al Fenómeno Natural en General

Todas las cosas existen de acuerdo con las leyes naturales de la acción.¿Por qué la luna orbita alrededor de la tierra? ¿Por qué la tierra orbita alrededor del sol? ¿Por qué llueve tanto que hay inundaciones y muchas personas pierden sus vidas? ¿Por qué después de haber nacido tenemos que sufrir y enfermarnos y envejecer y al final morir? ¿Por qué es que plantamos una semilla de frijoles y obtenemos frijoles y si plantamos arroz obtendremos arroz? Todas estas cosas suceden de acuerdo con la Ley del Karma, la ley natural de causa y efecto.

En Resumen: Todos los fenómenos naturales sin excepción alguna existen de acuerdo con la Ley del Karma, la Ley de la Acción. Este aspecto del Karma puede ser expresado como los Resultados correspondientes a las Causas.


La Ley del Karma Conforme a Cómo Afecta a los Seres Humanos

leyes

Los seres humanos ejecutan acciones y así llegan a involucrarse con la Ley del Karma por razones de supervivencia o beneficios que perciben. Las acciones se pueden separar en tres categorías:

1. La Ley del Karma para la Supervivencia y bienestar de los Factores Corporales y Mentales.
2. La Ley del Karma para la Prosperidad Social
3. La Ley del Karma para la Supervivencia Espiritual

1. La Ley del Karma para la Supervivencia y Bienestar
De los Factores Corporales y Mentales

Para que el cuerpo se mantenga en un estado apropiado de bienestar uno debe actuar de acuerdo con la Ley del Karma. Por ejemplo, si uno quiere tener una buena salud, entonces uno debe crear las condiciones necesarias para ello, comiendo comidas nutritivas, haciendo ejercicios, y teniendo un descanso adecuado, resultando en una buena digestión, una disposición alegre, y un ser libre de enfermedad. Si uno quiere agudizar su mente, estudiar bien y tener unos factores corporales y mentales calmados, uno debe practicar la Meditación de Concentración o el Desarrollo de la Tranquilidad. La Ley del Karma en estos casos es:
Las Causas Determinan los Efectos.Los Efectos que Corresponden con las Causas
Aquí nosotros estamos mirando a la supervivencia y el bienestar de los aspectos físicos y mentales, sin referirse al aspecto Espiritual. Las personas pueden actuar o ejecutar como deseen con las corrupciones o con las intenciones ignorantes y estar completamente inconsciente de ello.

2. La Ley del Karma para la Prosperidad Social
Este punto trata con la no-violencia en el nivel social, para la supervivencia de la sociedad. Si queremos que la sociedad viva junta en paz y armonía, debemos hacer el bien y refrenarnos de hacer el mal. La Ley del Karma en este nivel es:
Buenas acciones resultan en buenos resultados.

Malas acciones resultan en malos resultados.

Como las sociedades han establecido convenios en cuanto a lo que es bueno y es malo, las acciones tienen consecuencias inmediatas. Por ejemplo, la mayoría de las sociedades consideran la violencia física, el robo, el adulterio, el lenguaje dañino o deshonesto y el uso de intoxicantes, como algo maligno. Cada uno que insista en la condescendencia de tales cosas, causa resultados malos inmediatamente, tales como la creación de la agitación y el desasosiego de la sociedad y una falta de armonía o desigualdad negativa en ellos mismos. Buscando para ayudar a otros, hablando cosas de beneficio a los que escuchan, aconsejando e instruyendo a otros en la verdad y los trabajos útiles, prestando respeto al noble y al sabio, son ejemplo de acciones que la sociedad considera son buenas. Cualquiera que ejecute tales acciones hace surgir resultados inmediatos. Ellos mantienen la no-violencia, la paz y la armonía en la sociedad. Así que, es la sociedad la que gana o pierde los beneficios.
Algunas personas pueden argumentar que ellos ven a las personas haciendo el bien sin experimentar ningún buen resultado, tal como dinero, fama u honor como recompensa. La respuesta a esta objeción es que las buenas acciones hacen surgir efectos saludables en la sociedad, manteniéndola en un estado normal y armonioso. Sin embargo, si es fortuna y fama lo que uno desea, entonces uno debe actuar de acuerdo con la Ley del Karma en la declaración previa. Esto significa que uno que desea placeres mundanos y existo debe buscarlos en una forma que correctamente esté de acuerdo con la Ley de la Acción que los gobierna. Es un asunto enteramente diferente del punto que se está discutiendo en este momento. Nosotros aquí estamos hablando de las buenas acciones que no causan daño a la sociedad, sino que la capacitan para existir feliz y pacíficamente. Por lo tanto, las acciones buenas y malas de cada miembro de la sociedad determinan la supervivencia y el bienestar de ella.

Algunas personas pueden objetar más adelante lo siguiente: “¿Por qué es que algunas personas hacen cosas malas, engañan a las naciones de millones de personas, incluso billones, y se salen con la suya? ¿Por qué no reciben los resultados de sus acciones, siendo demandados, castigados o encarcelados?” La respuesta es que las acciones malas tienen malos resultados, pero ellas se manifiestan socialmente, creando disturbio y agitación, y despojando a sus miembros, de las condiciones necesarias para asegurarles una vida decente. Ya sea si las personas que comenten malas acciones son capturadas, castigadas, encarceladas o no, todo depende en la expresión previa de la ley en que los resultados corresponden a las causas. Mientras que las causas y las condiciones para que ellos sean arrestados no estén presentes, ellos no serán arrestados. Similarmente, si ellos crean las causas y las condiciones para la libertad del arresto, ellos permanecerán libres. Sin embargo, si las causas y las condiciones para el arresto están presentes, entonces ellos bien pueden ser arrestados. En cuando a la pregunta del castigo es otra cosa diferente de lo que estamos discutiendo en el presente.

Algunas personas les gustan preguntar acerca del renacimiento: “¿Es verdad que alguien que hace bien en esta vida renacerá como un ser celestial en el dominio divino, o él que hace maldad renacerá en el dominio del infierno? Las preguntas que tiene que ver con la existencia del renacimiento y las vidas futuras pertenecen al aspecto previo de la Ley del Karma que declara que los resultados corresponden a las causas. En otras palabras, si las causas y las condiciones para el renacimiento están presentes, eso sucederá. Si no están presentes, no sucederá. Así que, la pregunta del renacimiento no trata con la Ley del Karma que dice “las buenas acciones producen buenos resultados, y las malas acciones producen malos resultados”. Así que el “Renacimiento” o “Reencarnación” no cae bajo la Ley del Karma (Ley de la Acción) que puede ser probada en cada aspecto. Sin embargo, si alguien cree que si ellos hacen el bien van al cielo y si hacen mal caerán en el infierno, y como consecuencia temen hacer malas acciones y hacen solamente el bien, entonces, el principio de que “las buenas acciones producen buenos resultados; y las malas acciones producen malos resultados” llegará a ser aplicable. Habrá un efecto inmediato en la sociedad por la disminución de la cantidad de agitación y confusión haciendo surgir comunidades más estables y felices.

autoayuda

Repitiendo otra vez, la Ley del Karma en su aspecto social declara:

Buenas acciones resultan en buenos resultados.
Malas acciones resultan en malos resultados.
Hay efectos inmediatos en la sociedad y en las circunstancias externas de las personas. El bienestar o el decaimiento de una sociedad es, por lo tanto, dependiente de las buenas y las malas acciones de cada uno de sus miembros. La Ley del Karma en este nivel es la causa de las enseñanzas éticas y los códigos morales que se encuentran en cada sociedad, sin tomar en cuenta sus creencias religiosas.Las personas pueden hacer, ya sea el bien o el mal con corrupciones o intenciones ignorantes.
3. La Ley del Karma Para la Supervivencia Espiritual

Si uno demanda el bienestar o la Supervivencia del Factor Espiritual, el Estado de No-Sufrimiento, entonces es imperativo que uno estudie la Ley del Karma, porque es el Karma la que determina el surgimiento o no-surgimiento del sufrimiento. La Ley del Karma es la Ley de la Naturaleza, la Ley de la Condicionalidad, Idappaccayat. No es derivada de ninguna fe divina ni poder misterioso. El sufrimiento y el no-sufrimiento que define el bienestar de la mente, es entonces solamente un asunto del Estado de mente, haya o no-corrupción o intención ignorante presente. No hay una ‘entidad externa’ repartiendo castigos. Puede verse que aunque los cuerpos físicos y los factores mentales de las personas difieran, el Factor Espiritual de cada uno es el mismo.
“La Mente Original es luminosa; se mancha con la presencia de corrupciones visitantes.
La Mente Original es luminosa; es diáfana debido a la ausencia de corrupciones visitantes”
Resumiendo,la Mente Original es intrínsecamente brillante, sin Sabiduría ni corrupción. Sin embargo, cuando el contacto sensorial ocurre a través del ojo, oreja, nariz, lengua, cuerpo o mente y no hay sabiduría presente para mantener la mente en el Estado Medio, entonces ella será engañada en una articulación y desarticulación que llamamos vacilación o incertidumbre, dependiendo de la calidad de la experiencia. La situación por la cual la mente es engañada con la emoción, el egoísmo, la antipatía, la cólera, el error, y la indecisión es llamada la “mente corrupta”. La corrupción de la mente inevitablemente causa sufrimiento. La corrupción o sufrimiento dura por un cierto periodo de tiempo y entonces comienza a desaparecer. Si en un contacto sensorial subsiguiente o posterior, la intención corrupta o ignorante está presente, entonces el sufrimiento surgirá inmediatamente. Eso es un proceso recurrente. Pero si en el momento del contacto sensorial, la Atención Correcta y la intención Sabia están presentes manteniendo el Estado Medio, a través de una forma u otra, la mente permanecerá en el Estado Medio y no hará surgir la corrupción, o ninguna clase de sufrimiento. Así que la Ley del Karma en este nivel es esta:

Las intenciones ignorantes” o las acciones corruptas hacen surgir el sufrimiento.
“Las intenciones Sabias” o acciones ejecutadas con la Atención Correcta, no hacen surgir el sufrimiento
La ausencia de sufrimiento es el bienestar o la supervivencia del Factor Espiritual. El sufrimiento es la enfermedad del Espíritu.Ambos son el resultado de las acciones de la Ley de las Acciones o la Ley del Karma en este nivel. El Intento Sabio y las acciones con la Atención Correcta que no dan surgimiento al sufrimiento, también pueden ser referidos en otras formas, tales como: terminación del Karma, trascendencia del Karma, no-ejecución del Karma, u obtener la victoria sobre la Ley del Karma.
Algunas personas permanecen confundidas acerca de las acciones cometidas en el pasado, creyendo que las acciones pasadas guían a las personas a ser miserables y a experimentar el sufrimiento por siempre. Para resolver esta confusión las personas deben comprender la Verdad: En este momento, la mente es vacía. Las acciones pasadas no tienen efectos sobre nosotros ahora. El sufrimiento sólo surgirá otra vez cuando recordemos las acciones pasadas y nos apeguemos o tengamos intenciones ignorantes hacia los sentimientos que surgen. Si no nos apegamos o tenemos intenciones ignorantes hacia los sentimientos y evitamos cometer tales acciones otra vez, obtendremos el Estado de No-Sufrimiento, que significa que la mente se “ha ido más allá” del Karma.

http://www.gabitogrupos.com/elojodelaluz/template.php?nm=1273869281
De Soy Espiritu

karma

6 comentarios - La Ley del Karma

@Misaki765
nunca tuve en claro bien. lo voy a leer.
@noise77
noise77 dijo:buen post

olvidé dejarte los 10s hay van
@bassgustavo
La palabra Karma esta mal aplicada, cuando dicen "Karma" en realidad esa accion se llama "Darma", Karma es solo el deposito donde queda la accion denominada "Karma".