Razones para no fumar

Razones para no fumar







RAZONES PARA DEJAR DE FUMAR

El objetivo de este post es razonar sobre los perjuicios de fumar

fumar




fumador







cigarrillo
“La premisa de que la nicotina de los cigarrillos es adictiva, sin importar la cantidad, es errónea”, aseveró un científico de una tabacalera.
‘Si los cigarrillos no crean adicción —replicó la comisión—, ¿por qué han tratado las compañías de manipular los niveles de nicotina de sus productos?’ ‘Por el sabor —explicó un alto cargo de otra empresa—. ¿Hay algo peor que un cigarrillo insípido?’ Cuando se le confrontó con un arsenal de estudios —sacados de los archivos de su propia compañía— que indicaban el carácter adictivo de la nicotina, se aferró a su argumento.
Todo indica que él, como muchos otros, mantendrá esa postura aunque los cementerios rebosen de víctimas del tabaquismo. A principios de 1993, el Dr. Lonnie Bristow, presidente del Consejo de Administración de la Asociación Médica Estadounidense, planteó un interesante desafío. Según la revista oficial de dicha asociación, “invitó a los dirigentes de las principales tabacaleras estadounidenses a recorrer con él las salas de los hospitales para ver una de las secuelas del tabaquismo: pacientes con afecciones pulmonares graves tales como el cáncer de pulmón. Nadie aceptó la invitación”.
La industria tabaquera alardea de crear buenos trabajos en un mundo donde crece el desempleo. En la Argentina, por ejemplo, ocupa a un millón de trabajadores, y otros cuatro millones están relacionados indirectamente con ella. En el caso de muchos gobiernos, las tabacaleras se han granjeado su beneplácito con grandes contribuciones fiscales.
En un aparente alarde de civismo, cierta tabacalera favorece a grupos minoritarios con generosos donativos. Sin embargo, los documentos internos de la compañía manifestaron los verdaderos motivos de esta “partida para el desarrollo del electorado”: ganarse el favor de los potenciales votantes.

tabaco

vos y las tabacaleras



Esta tabaquera también se ha congraciado con parte del mundo cultural dando grandes contribuciones a museos, escuelas, academias de baile e instituciones musicales. Los representantes de las organizaciones artísticas están muy dispuestos a recurrir a las tabacaleras en busca del dinero que tanto necesitan. No hace mucho, varios miembros del ambiente artístico neoyorquino se vieron ante un incómodo dilema cuando esta compañía les pidió apoyo para presionar en contra de la legislación antitabaco.
Es bien sabido que los opulentos magnates tabaqueros no dudan en dar dinero a los políticos, quienes se valen de sus influencias para oponerse a las propuestas contrarias a los intereses de las compañías. La causa del tabaco es defendida por altos cargos del estado. Algunos tienen vínculos con la industria o se ven obligados a corresponder al apoyo pecuniario que recibieron durante su campaña.
Se dice que un congresista estadounidense recibió de las tabacaleras más de 21.000 dólares en donativos lo cierto es que votó en contra en varios puntos que afectaban al tabaco.
Un ex senador y fumador empedernido, que ganó mucho dinero colaborando en un grupo de presión tabaquero, descubrió hace poco que tenía cáncer de garganta, pulmón e hígado. Ahora, lamentándose, admite apenado que la persona que yace enferma “por algo que ella misma se causó” se siente estúpida.
Los colosos del tabaco contraatacan con todo el poder de los dólares publicitarios. Cierto anuncio apela a la libertad y advierte con solemnidad: “Hoy es el cigarrillo. ¿Qué será mañana?”, insinuando así que la cafeína, el alcohol y las hamburguesas serán las próximas víctimas de los “fanáticos” prohibicionistas.
Se publican anuncios para desacreditar un conocido estudio, realizado por la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos, que tilda de cancerígeno al tabaquismo pasivo. Las compañías han anunciado que recurrirán a los tribunales. Un programa televisivo acusó a cierta compañía de jugar con la nicotina para crear adictos. La red de emisoras que transmitió el espacio no tardó en recibir una demanda que solicitaba una indemnización de 10.000 millones de dólares.
Aunque las tabacaleras luchan con todas sus fuerzas, el aire está cada vez más cargado de acusaciones. Los cincuenta mil estudios realizados en las últimas cuatro décadas constituyen una creciente montaña de pruebas de que fumar es perjudicial.
¿Cómo tratan de soslayar las empresas estas acusaciones? Aferrándose tercamente a un “hecho”: ‘Dado que las personas dejan de fumar, la nicotina no puede ser adictiva’. Pero las estadísticas contradicen esta tesis. Aunque 40 millones de estadounidenses se han deshabituado, otros 50 millones siguen fumando y el 70% de ellos afirma que desea dejar el tabaco. El 90% de los 17 millones que intentan abandonarlo anualmente fracasa en menos de un año.
En el caso de los fumadores estadounidenses, casi la mitad de los operados por cáncer de pulmón reincide en el hábito, el 38% de los que tienen ataques cardíacos vuelve a consumir tabaco aun antes de salir del hospital y el 40% de los que han pasado por la extracción de una laringe cancerosa intenta volver a fumar.

nicotina


Tres cuartas partes de los millones de adolescentes que fuman en Estados Unidos dicen que, al menos una vez, han intentado en serio dejar el hábito, pero han fracasado. Además, las estadísticas indican que para muchos jóvenes el tabaco es la antesala del consumo de drogas más duras. En comparación con los no fumadores, los adolescentes que fuman tienen un 50% más de probabilidades de usar cocaína. Una fumadora de 13 años corrobora este hecho: “No tengo la menor duda de que el cigarrillo abre la puerta al mundo de las drogas —escribió—. Salvo tres de mis conocidos, todos los demás fumaban antes de meterse en las drogas”.
¿Serán mejores los cigarrillos bajos en alquitrán? Según los estudios, hasta pudieran ser peores por dos motivos: primero, se tiende a inhalar con más intensidad para extraer la nicotina que el cuerpo ansía, aumentando así la cantidad de tejido pulmonar expuesta a los efectos tóxicos del humo; y segundo, el error de que son “más sanos” puede disuadir al fumador de abandonar el hábito.
En torno a la nicotina hay más de dos mil estudios, de los que se desprende que es una de las sustancias más adictivas y peligrosas que se conocen. Acelera las palpitaciones y provoca vasoconstricción. Es más rápida que una inyección intravenosa, pues tarda solo siete segundos en llegar a la sangre. Condiciona al cerebro para que desee más, una apetencia que, según algunas opiniones, es el doble de adictiva que la heroína.

Razones para no fumar

¿quien consume a quien?


A pesar de que lo niegue, ¿es consciente la industria tabaquera de las propiedades adictivas de la nicotina? Hay indicios de que lo ha sabido por mucho tiempo. Por ejemplo, un informe de 1983 muestra que un investigador de cierta compañía observó en las ratas de laboratorio los síntomas típicos de la adicción, pues ellas mismas accionaban palancas para administrarse dosis regulares de nicotina. Se afirma que la compañía no tardó en suprimir el estudio, que recientemente ha salido a la luz.
Los gigantes del tabaco no se han quedado de brazos cruzados mientras los atacan desde todos los ángulos. En palabras del periódico The Wall Street Journal, el Consejo de Investigación del Tabaco de la ciudad de Nueva York realiza “la mayor campaña desinformativa de la historia económica de Estados Unidos”.
Escudándose en los estudios independientes, el consejo ha invertido millones de dólares en la lucha con sus oponentes. Todo comenzó en 1953, cuando el Dr. Ernst Wynder, del Memorial Sloan-Kettering Cáncer Center, descubrió que la aplicación de alquitrán de tabaco en el lomo de los ratones les provocaba tumores. Las tabacaleras crearon el consejo para neutralizar con sus propios datos los hechos evidentes que se recopilaran.
¿Cómo es posible que los científicos del consejo extraigan conclusiones tan diferentes a las del resto de los investigadores? La reciente divulgación de ciertos documentos destapó una maraña de intrigas. Muchos investigadores del consejo, coartados por los contratos y bajo el constante escrutinio de abogados puntillosos, hallaron que la creciente preocupación por la salud tenía fundamento, pero al encararse a la realidad, —según The Wall Street Journal— “a veces rechazaban o mutilaban sus propios estudios si implicaban que fumar era un peligro para la salud”.
A puerta cerrada, prosiguieron durante años la búsqueda de un cigarrillo más “seguro”. De haberlo hecho en público, habrían admitido tácitamente que fumar es peligroso para la salud. A finales de los años setenta, un abogado decano de cierta tabaquera recomendó abandonar la búsqueda por fútil y ocultar todos los documentos al respecto.
Los años de experimentación aportaron dos conclusiones: la nicotina es claramente adictiva, y fumar es letal. Aunque en público nieguen los hechos con vehemencia, las tabacaleras demuestran con sus acciones que conocen muy bien la realidad.
David Kessler, comisionado de la Administración para los Fármacos y Alimentos de Estados Unidos, las acusó de manipulación deliberada del producto: “Algunos cigarrillos actuales son, en realidad, avanzados dosificadores que suministran la nicotina en las cantidades precisas [...] para crear el hábito y perpetuarlo”.

fumar


Según Kessler, las patentes que poseen las compañías revelan sus intenciones. Así, hay una variedad de tabaco, modificado genéticamente, que produce el mayor nivel de nicotina conocido. Otro proceso potencia dicho nivel tratando químicamente los filtros y papeles. Un método diferente consigue que las primeras inhalaciones tengan más nicotina que las últimas. Además, los documentos de la industria muestran que el tabaco contiene aditivos amoniacales para liberar más nicotina. “Ahora, cuando se inhala el humo, va a parar a la sangre del fumador casi el doble de la cantidad que antes”, dice un informe del New York Times. La Administración para los Fármacos y Alimentos ha proclamado que la nicotina es una droga adictiva y pretende controlar con mayor firmeza los cigarrillos.
A su modo, los gobiernos tienen dependencia del tabaco. El de Estados Unidos, por ejemplo, recauda 12.000 millones de dólares al año en impuestos estatales y federales que gravan los productos del tabaco. Pero, según una evaluación de la Oficina de Tasación Tecnológica Federal, se pierden 68.000 millones de dólares anuales por gastos sanitarios y merma de la productividad.




fumador

Todo esto me hizo pensar en buscar las razones principales por la que sería bueno que los fumadores dejen el se esfuercen por dejar el cigarrillo:
1º Razón: La primera razón es la más importante por que es lo que desencadena las demás razones.
Una adicción es una enfermedad física y psicoemocional, según la Organización Mundial de la Salud. En el sentido tradicional es una dependencia hacia una sustancia, actividad o relación (codependencia). Está representada por los deseos que consumen los pensamientos y comportamientos (síndrome de abstinencia) del adicto, y éstos actúan en aquellas actividades diseñadas para conseguir la sensación u efecto deseado o para comprometerse en la actividad deseada (comportamientos adictivos). A diferencia de los simples hábitos o influencias consumistas, las adicciones son un "dependencias" que trae consigo graves consecuencias en la vida real que deterioran, afectan negativamente, y destruyen relaciones, salud (física y mental), además de la capacidad de funcionar de manera efectiva.
En la actualidad se acepta como adicción, cualquier actividad que el individuo no sea capaz de controlar, que lo lleve a conductas compulsivas y perjudique su calidad de vida, como por ejemplo puede existir, sexo, al juego (ludopatía), a la pornografía, a la televisión, a las nuevas tecnologías (tecnofilia), etc.
En el mismo plano de las adicciones, se encuentra el alcoholismo, farmacodependencia y adicción a las sustancias psicoativas, que es un estado psicofísiológico causado por la interacción de un organismo vivo con un fármaco o sustancia, caracterizado por la modificación del comportamiento, a causa de un impulso irreprimible por consumir una droga o sustancia, no obstante esta es la definición puramente bioquímica.

cigarrillo


Asi que cuando digas que sos una persona libre y sana mentalmente mientras encendes un cigarrillo te estás equivocando, sos en realidad una persona que necesita ayuda. Está comprobado que aquellos que tienen adicción al cigarrillo es por que sufren de inseguridad.

2º Razón: Por supuesto, todo el que desee disfrutar de buena salud debe abstenerse por completo de fumar. La EVP es tan solo una de la larga lista de afecciones provocadas o agravadas por el tabaquismo. “El hábito de fumar es un factor relevante en los casos de amputaciones, sobre todo cuando el fumador padece diabetes y EVP”, afirma el doctor Bayol. ¿De cuánta relevancia es este factor? Según un manual de rehabilitación para las personas a quienes se les ha amputado un miembro, “las amputaciones son diez veces más frecuentes en los fumadores que en los no fumadores”.

3º Razón: Una investigación reciente reveló que los daños que el fumar causa en las arterias podrían ser permanentes. En la revista The Journal of the American Medical Association, los investigadores informaron que tanto el fumar cigarrillos como la exposición al humo que producen puede dañar las arterias de manera irreversible. El estudio observó a 10.914 hombres y mujeres de 45 a 65 años. Entre ellos había fumadores, ex fumadores, no fumadores que frecuentemente estaban expuestos al humo de cigarrillos, y no fumadores que no estaban habitualmente expuestos a dicho humo. Los investigadores midieron el grosor de la arteria carótida en el cuello utilizando ultrasonido. Tales mediciones se repitieron tres años más tarde.
Como se esperaba, los fumadores empedernidos experimentaron un aumento importante en el endurecimiento de las arterias: un 50% en el caso de los que habían fumado como promedio una cajetilla diaria de cigarrillos durante treinta y tres años. Las arterias de los ex fumadores también se hicieron más angostas, a un ritmo de un 25% más rápido que las de los no fumadores, en algunos casos hasta veinte años después de haber dejado el cigarrillo. El engrosamiento de las arterias de los no fumadores que estuvieron expuestos al humo de cigarrillos era un 20% mayor que el de aquellos que no lo estuvieron. Según la investigación, se calcula que tan solo en Estados Unidos entre 30.000 y 60.000 muertes anuales pueden atribuirse a la exposición al humo de los cigarrillos.

4º Razón: EL INFORME de 1989 del director general de Sanidad de Estados Unidos indica que cuanto más joven empieza una persona a fumar, más probabilidades tiene de morir de cáncer de pulmón. “La proporción de cáncer de pulmón entre los que empiezan a fumar después de los veinticinco años es cinco veces mayor que la de los no fumadores; los que empiezan a fumar entre los veinte y los veinticuatro años tienen una proporción nueve veces mayor; entre los quince y los diecinueve años es catorce veces mayor, y entre los que empiezan antes de los quince años la proporción es diecinueve veces mayor que la de los no fumadores.”
En muchos casos, fumar es tan solo el primer paso para iniciarse en las drogas. Se descubrió que los fumadores con edades comprendidas entre los doce y los diecisiete años tienen diez veces más probabilidades de usar marihuana y catorce veces más probabilidades de usar cocaína, alucinógenos o heroína. Además, gran número de estudios indican que más del 90% de los alcohólicos y heroinómanos son fumadores empedernidos.
Una de las últimas encuestas Gallup indicó que el 64% de los adolescentes estaban a favor de que se prohíba fumar cigarrillos a los menores de veintiún años y que “la única oposición significativa a que se incluyan tales leyes en las legislaturas viene de adultos que ganan dinero vendiendo cigarrillos a los jóvenes”. (Psychiatric, Mental Health, and Behavioral Medicine News Update, marzo-abril de 1990, página 1.

5º Razón: Según un estudio en el que se comparó a mil conductores involucrados en accidentes sin víctimas mortales con otros mil que no habían sufrido ningún accidente, se llegó a la conclusión de que “los fumadores tienen un 50% más de riesgo de sufrir un accidente que los no fumadores”. El informe que apareció en el periódico The Globe and Mail, de Toronto, indica que las distracciones ocasionadas al encender los cigarrillos, los accesos de tos, cigarrillos que se caen, los ojos irritados y la poca visibilidad debido al humo que se acumula junto al parabrisas, así como los elevados niveles de monóxido de carbono en la sangre, son posibles causas del mayor índice de accidentes. El fumar no solo puede afectar la rapidez de tomar decisiones y reaccionar —dice el artículo—, sino que “los fumadores también están más inclinados a correr mayores riesgos que los no fumadores al no abrocharse el cinturón de seguridad o conducir por el carril de adelantamiento”.

6º Razón: “Fumar es una de las principales causas de ceguera”, señala el periódico The Canberra Times. Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional Australiana y de la Universidad de Sydney calculan que un 20% de los casos de ceguera registrados entre los australianos mayores de 50 años se deben a este hábito. Los científicos citaron estudios realizados en Australia, Estados Unidos y Europa, según los cuales el fumador corre de dos a cinco veces más riesgo de desarrollar degeneración macular por la edad que si no fumara. El doctor Wayne Smith, de la Universidad Nacional Australiana, recomendó que las cajetillas lleven la advertencia: “El tabaco es una de las principales causas de ceguera”.

7º Razón: El riesgo es aún mayor en el caso de los diabéticos que fuman, pues el tabaco perjudica el corazón y el sistema circulatorio, y estrecha los vasos sanguíneos. Una obra de consulta señala que el 95% de los diabéticos que sufren amputaciones son fumadores.

8º Razón: Una investigación reciente realizada en Estados Unidos indica precisamente lo contrario. Fumar reduce la concentración y perjudica la memoria a largo plazo, dice el periódico Guardian Weekly en un artículo sobre cierto estudio llevado a cabo en la Universidad de Washington (Maryland, E.U.A.). También se descubrió que las personas que fuman reaccionan más despacio. En una prueba de pericia al volante se observó que los fumadores tenían tres veces y media más probabilidades de sufrir accidentes de tráfico que los no fumadores. ¿La razón? Los médicos sospechan que cuando se lleva mucho tiempo fumando, disminuye el suministro de sangre a las zonas del cerebro que procesan la información.

9º Razón: “Ser fumador a los 30 años reduce la esperanza de vida de un hombre en cinco años y medio, y la de una mujer en más de seis años y medio”, de acuerdo con tablas de mortalidad elaboradas por un instituto de compañías aseguradoras. No obstante, dejar ese hábito a los 30 años reduce mucho el riesgo de morir de una enfermedad relacionada con el tabaco. (PERIÓDICO THE TIMES, INGLATERRA)

10º Razón: “Cáncer de pulmón y ataques de corazón y de apoplejía. La investigación ha mostrado que los peligros mortíferos del tabaco incrementan el atractivo de los cigarrillos para algunas personas a las que les gusta el riesgo —comenta la revista Science News—. Pero dos informes nuevos que analizan ciertos efectos no letales del tabaco puede que suministren poderosos incentivos para librarse de la adicción a la nicotina incluso a estos temerarios.” El primero indica que es posible que una tercera parte de las mujeres que padecen el bochornoso problema de incontinencia urinaria puedan relacionar su problema con el hábito actual o pasado de fumar. El segundo estudio descubrió que tanto los fumadores como las fumadoras son más propensos a las arrugas faciales, y que cuanto más tiempo se lleva fumando y más cigarrillos se fuman, más arrugas cutáneas prematuras se producen. Los fumadores empedernidos tienen casi el quíntuplo de probabilidades de que les salgan arrugas excesivas que los no fumadores de su misma edad y características. “Para muchos fumadores, particularmente los jóvenes, las indicaciones de que el fumar provoca arrugas, mal aliento o dientes amarillentos son mucho más apremiantes que las pruebas de que el fumar mata”, dice Thomas E. Kottke, de la Clínica Mayo de Rochester (Minnesota, E.U.A.).

11º Razón: Una autoridad en la materia dice: “A los fumadores les cuesta más conciliar el sueño porque el tabaco eleva la tensión arterial, acelera el ritmo cardíaco y fomenta la actividad de las ondas cerebrales. Los fumadores también tienden a despertarse más durante la noche, posiblemente debido a que su organismo experimenta síntomas de abstinencia”.

tabaco


12º Razón: Un estudio reciente que se efectuó en los Países Bajos indicó que “el tabaco incrementa a más del doble el riesgo de padecer demencia y la enfermedad de Alzheimer”, comenta el periódico International Herald Tribune. El estudio realizado entre 6.870 personas de más de 55 años de edad demostró que los fumadores corrían un riesgo 2,3 veces mayor de padecer la enfermedad de Alzheimer que aquellos que nunca han fumado. El peligro para los que habían dejado el hábito era un poco mayor que para quienes nunca habían fumado. La enfermedad de Alzheimer, que implica la destrucción gradual de las células cerebrales, es “la forma más común de demencia”.

13º Razón: El diario brasileño Jornal da Tarde publicó el siguiente comentario: “De acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud —asegura el gastroenterólogo Thomas Szego, del Hospital Albert Einstein de São Paulo—, cerca del 10% de la población mundial ha padecido, padece o padecerá úlcera”. Aunque la gastritis (inflamación del estómago) puede causar úlceras, “una gastritis leve es parte del proceso normal de envejecimiento del estómago”, continúa el artículo. El estrés prolongado, el ayuno y el abuso del alcohol o de medicamentos puede causar ardores de estómago. Sin embargo, el Dr. Szego advierte: “Si tuviera que elegir un factor como el más perjudicial para el estómago, escogería el tabaco. Es nocivo para la mucosa gástrica [...]. Junto con la saliva, el fumador traga los residuos del tabaco, lo que aumenta la secreción de ácidos y disminuye las defensas del estómago”.




nicotina

Cómo dejar el tabaco
ABANDONAR el tabaco es como aprender a montar en bicicleta: el primer intento suele fracasar. De modo que si estas decidido a romper con el vicio, tenés que estar dispuesto a realizar varias tentativas hasta lograrlo. Si tenés una recaída, no la tomes como una derrota, sino como parte del aprendizaje, un pequeño retroceso en un programa que puede culminar con éxito. Veamos algunas sugerencias que te pueden ayudar.
Prepárate mentalmente
■ Primero, convenséte de que vale la pena abandonar el tabaco. Enumera las razones, sin olvidar un solo beneficio. Una vez que lo hayas dejado, te fortalecerá su resolución si repasas la lista.
■ Examina tus hábitos diarios para ver cuándo fumas y por qué lo haces. Tal vez te sea útil anotarlo en un papel. Así podrás prever qué situaciones tentadoras afrontarás una vez abandonado el vicio.
Fíjate un día

Razones para no fumar


■ Determina un día para dejar de fumar (preferiblemente cuando no vayas a estar sometido a muchas tensiones exteriores), señálalo en el calendario y, cuando llegue, deja de fumar radicalmente.
■ Antes de esa fecha, desaséte de ceniceros, fósforos y encendedores y limpia toda la ropa que huela a humo.
■ Pedile a tus compañeros de trabajo, amistades y familiares que te respalden en su lucha. No dudes en solicitar que no se consuma tabaco en tu presencia.
■ Planea actividades para ese día. Podes ir a lugares donde no se permita fumar, como un museo o un teatro. O hacer ejercicio: nadar, montar en bicicleta o dar una caminata.
El síndrome de abstinencia
Si sos un fumador empedernido, probablemente vas a pasar por el síndrome de abstinencia, con síntomas que comenzarán a sentirse a las pocas horas y que pueden incluir irritabilidad, impaciencia, hostilidad, ansiedad, depresión, insomnio, desasosiego, aumento del apetito y enormes ganas de fumar. El médico pudiera recetarte fármacos para aliviarte los síntomas. Además, puedes adoptar varias medidas que te ayudarán a ganar la batalla.
■ Durante las primeras semanas (las más difíciles) ingerí alimentos bajos en calorías y bebe agua en abundancia. A algunos les ha resulta útil llevar tentempiés de hortalizas crudas, como zanahorias o apio. Si haces ejercicio, contrarrestará el aumento de peso y calmará los nervios.

fumar

Vos podes


■ No estés en lugares y situaciones que le tienten.
■ Lucha contra los razonamientos erróneos que puedan inducirte a recaer. He aquí algunas ideas habituales durante el síndrome de abstinencia: “Voy a fumar solo hoy para soportar este mal trago”. “Es mi único vicio.” “No puede ser tan malo como dicen, pues hay fumadores mayores de 90 años.” “De algo hay que morir.” “La vida sin tabaco es un aburrimiento.”
■ Si estás a punto de darte por vencido, espera. Con solo aguardar diez minutos, es posible que se te pasen las ganas irrefrenables. A veces se hace insoportable la idea de no volver a fumar nunca. Si te sentís así, concéntrate en no hacerlo solo durante ese día.
No dejes de ser ex fumador
■ Aunque los primeros tres meses son los peores, después todavía vas a tener que evitar lo más posible a los fumadores y las situaciones que te tienten a reincidir.
■ No te engañes a vos mismo pensando que podes fumar ocasionalmente, aunque lleves sin hacerlo un año o más.
■ Resistí la tentación de encender “solo un cigarrillo”. Con uno quizás baste para que luego vengan otros, y enseguida habrás echado por la borda todo tu esfuerzo. Aun si te debilitas y reincidís una vez, no tenés por qué hacerlo otra. Si recaes, vuelve a dejarlo.
Millones de fumadores se han librado del vicio. Con determinación y persistencia, vos también podes hacerlo.



fumador




A vos que estas esforzandote por dejar de fumar te deceo lo mejor












cigarrillo

18 comentarios - Razones para no fumar

@ingenireosadico +4
no fumen no sean una victima mas de las tabacaleras
@SonMark -7
Razones para fumar

Me gusta

Y casi nunca compro, casi siempre tengo el mismo paquete porque le pido a mis amigos
@Whiplash_666
No fumen ,les arruina la vida ,es un vicio de mierd# ,ademas de todo esp eor q la droga ya la cerveza, (x asi decirlo) a los q son adictos a la birra o a las sustancias, el cigarrillo te hace puré
@JUANSA1395
buen post , lastima que mucha gente aun asi vea esto seguiran metidos destruyendose ellos mismos, peor eso va en cada uno +10
@hidan723
SonMark dijo:Razones para fumar

Me gusta

Y casi nunca compro, casi siempre tengo el mismo paquete porque le pido a mis amigos


jajaj = yo
@Malcri01
tabaco
Hace dañoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo
Tarde q tempranos nos morimos .... pero por q no cuidarnos ah??
@P4p4Enoj4do
Esta peli esta buena como ayuda para dejar! Recomendada!nicotina
@CHUPERMAN
JUANSA1395 dijo:buen post , lastima que mucha gente aun asi vea esto seguiran metidos destruyendose ellos mismos, peor eso va en cada uno +10



al menos es una decisión que toma uno mismo.. porque para que esperar que nos inunden con radiacción en cualquier momento
@SonMark
echu023 dijo:
SonMark dijo:Razones para fumar

Me gusta

Y casi nunca compro, casi siempre tengo el mismo paquete porque le pido a mis amigos


Osea que sos de esos que fuman por que los demas lo hacen. que no te atrape el vicio, por que el vicio es el paso a la adiccion.


wtf?

Cualquiera...

Lee, ME GUSTA FUMAR

Y le pido a mis amigos asi no gasto dinero yo , porque si nos e me acaba muy rapido
@carlangas009
echu023 dijo:
SonMark dijo:Razones para fumar

Me gusta

Y casi nunca compro, casi siempre tengo el mismo paquete porque le pido a mis amigos


Osea que sos de esos que fuman por que los demas lo hacen. que no te atrape el vicio, por que el vicio es el paso a la adiccion.

vicio y adiccion no es lo mismo?