EL MUNDO EN QUE VIVIMOS


La crisis de agua en el mundo ya no es un problema exclusivo de los países en desarrollo, según una nueva investigación.
La combinación del cambio climático y el pobre manejo de recursos están conduciendo a una escasez del líquido incluso en los países más ricos del planeta, dice el documento.
El informe del Fondo Mundial de la Naturaleza (WWW en sus siglas en inglés) insta a la conservación del agua en todo el mundo dice, que cuando se habla de problemas de agua siempre se habla de los 3.000 millones de personas que no tienen acceso a agua potable, pero nunca se habla de que los países ricos no han resuelto sus problemas de agua que cada vez son más graves.

el agua se acaba, conciencia sobre el uso del agua, reflexio

El informe de WWW, publicado en vísperas de la Semana Mundial del Agua, pide a los países más ricos ser un ejemplo para las naciones en desarrollo y reparar sus envejecidas infraestructuras de sistemas de agua.
Según el WWW, la riqueza económica no significa automáticamente la posesión de agua plena.
El informe pone como ejemplo a dos de las ciudades más ricas y "sedientas" del mundo, Houston y Sydney, que utilizan más agua de la que pueden almacenar.
En Londres el agua que se pierde debido a las fugas en las envejecidas redes de distribución podría llenar 300 piscinas olímpicas cada día.
Pero también hay que destacar que otras ciudades con menores problemas de agua, como Nueva York o Madrid mantienen una larga tradición de protección de sus cuencas y de zonas verdes y naturales en su entorno.
En los últimos años Europa ha sufrido algunas de las peores sequías de la historia.
Esto, dicen los expertos, es el resultado del cambio climático y la continua disminución de los glaciares alpinos, una importante fuente de agua.
Pero los regadíos agrícolas, la contaminación de las reservas y el turismo, indica el informe, están poniendo en peligro los recursos hídricos del continente.

Algunos países ricos no sólo están desperdiciando sus propios recursos sino también continúan utilizando el agua de los países en desarrollo, indica el informe.
Cuando un país rico produce en el mundo en desarrollo los artículos que consume, está consumiendo también el agua de ese país.
Por ejemplo el algodón de las camisas que se venden en España y que son producidas en el mundo en desarrollo utilizan unos 4.000 litros de agua de ese país.

conciencia

Según el estudio, la producción de ropa, fruta, vegetales y muchos otros artículos, son productos que necesitan agua y la demanda de productos baratos a menudo provoca el desperdicio de los recursos de agua.
Es necesario que los países más ricos estimulen la cooperación internacional para la conservación del agua, porque éste es un recurso del que no podemos prescindir.
El agua tiene que ser utilizada de modo más eficiente en todo el mundo y la responsabilidad de encontrar soluciones descansa tanto en los países ricos como los pobres.


dejen puntitos si les gusto o simpatizan

gracias