Vuelos baratos

Actualmente se pueden planear las vacaciones y puentes a lugares paradisíacos, exóticos o más modestos en base a las diferentes ofertas de vuelos baratos que encontramos en una gran cantidad de comparadores de precios. En ellos, se buscan los billetes más económicos en una gran cantidad de compañías aéreas, en todos los rincones del mundo para disfrutar de unas excelentes vacaciones o escapadas.
Pero para utilizar estas herramientas, los usuarios de la red deben contar con una serie de conocimientos básicos a nivel informático, ya que el hecho de poder encontrar una tarifa excepcional, muchas veces depende de los parámetros que se utilicen en las búsquedas. Uno de los puntos que se deben tener en cuenta siempre es leer atentamente los avisos de ofertas, y sobre todo, la letra pequeña que acompañan los mismos. No mucha gente se toma el tiempo para leer detenidamente las condiciones de compra o reserva de estos vuelos baratos, y luego llegan los dolores de cabeza. Es necesario también saber exactamente las características del viaje (horas de salida, llegada, posibles escalas, desplazamientos, etc.), y principalmente, el precio final, con tasas e impuestos incluidos.
Este fenómeno de la aparición de los comparadores de vuelos en la red ha afectado directamente a las agencias de viajes físicas, puesto que es bastante más sencillo reservar, comparar o comprar un billete, y requiere de menos tiempo para hacerlo, además de que cuentan con las mismas garantías que los vuelos tradicionales. Internet también nos asegura la posibilidad de poder optar a vuelos muy baratos de última hora o último minuto, aunque es importante consultar en foros de opiniones sobre la página web en la cual hemos decidido adquirir el billete y/o hotel.
Pero no todo son ventajas, estos vuelos baratos tienen también algunos posibles inconvenientes, aunque están contemplados por la ley. Un usuario damnificado derecho a reclamar y ser compensado económicamente en la mayoría de los casos, tales como:
• La pérdida, deterioro o retraso de las maletas, lo cual es responsabilidad exclusiva de la compañía aérea.
• Para que no queden asientos vacíos en el avión la empresa puede vender más billetes que plazas tenga el avión (overbooking), en tal caso la compañía aérea debe reembolsar el precio del billete, otro billete en el siguiente avión u otro vuelo en otra fecha, abonando los gastos que este suceso genere para el viajero.
• Ante la imposibilidad de viajar, por motivos de fuerza mayor, y dependiendo del tiempo de antelación con el que se avise, se puede perder sólo el dinero por gastos de gestión o perder el precio total de tu vuelo barato.
Otro de los posibles problemas que puede acarrear la compra de billetes a través de las webs es que algunas compañías ofrecen promociones espectaculares que enganchan a los usuarios y muchas veces son un engaño porque no cumplen con lo que anuncian, y no es la oportunidad “imperdible” de que tanto alardean.
Al fin y al cabo, para encontrar vuelos baratos, el secreto está principalmente en ser flexible en fechas y en tener paciencia en buscar. Los precios cambian constantemente incluso de un día para otro, por eso es necesario comprobarlos constantemente. Otro punto a favor es ser flexible a la hora de elegir destinos y fechas, ya que hay muchas más posibilidades de encontrar la oferta que convierte el viaje en barato. Y sobre todo, dejarse aconsejar por los destinos que te proponen y viajar al mejor precio posible.

1 comentario - Vuelos baratos