Ballenas Francas: llegando a la Patagonia Argentina.

Ballenas Francas: llegando a la Patagonia Argentina.
Ricardo Caletti, Presidente de VISION Neuquén
www.ablturismo.com

Las ballenas francas australes están entrando puntualmente en el Golfo Nuevo y en el Golfo San José en la Península de Valdés, Patagonia Argentina, como lo hacen todos los años. Con sorprendente precisión, en estos últimos días de mayo y primeros de junio, las enormes criaturas empiezan a mostrar sus colas y sus chorros de agua, sus lomos y sus aletas, en la recurrente aproximación a las costas de la provincia del Chubut.
Vision
Aguas calmas y transparentes del golfo
Buscan las aguas calmas y transparentes de los golfos y las caletas para parir sus crías tras doce meses de gestación. Las hembras tienen unos 13 metros de largo y pesan entre treinta y cuarenta toneladas, entretanto, los ballenatos tendrán unos cinco metros y medio en el momento de nacer, y durante un año serán pacientemente amamantados por la madre. Los machos adultos son ligeramente más pequeños que las hembras. La ballena es el animal viviente de mayor tamaño del planeta, y el contacto con este mamífero marino resulta maravilloso.
Neuquén
Puerto Pirámides
Es desde Puerto Pirámides, una pequeña y bellísima localidad situada en el interior de la península de Valdés en el Golfo Nuevo, declarada Capital Nacional de las Ballenas, que se inicia la navegación para concretar los avistajes. Las costas acantiladas parecen abrazar al viajero. En las restingas los lobos y elefantes marinos descansan al sol. Los petreles gigantes de plumaje gris vuelan tocando con la punta de una de las alas las crestas de las olas como cuchillos abriendo cartas. Gaviotas, gaviotines, ostreros, y cormoranes sobrevuelas los cardúmenes, mientras que los pingüinos nadan y bucean veloces bajo las aguas cristalinas. Algún delfín oscuro o una tonina overa, sorprende con sus saltos.
patagonia
Ballenas: atractivo central de la Península Valdés
El del Golfo Nuevo es un mar con habitantes visibles. Y nosotros, los hombres, mamíferos terrestres, nos asomamos sobre este universo para disfrutarlo con asombro. Las ballenas francas australes son el atractivo central de la Península Valdés, área declarada hace poco más de una década Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
Las embarcaciones especialmente preparadas para los avistajes van hacia el encuentro de las ballenas. Lentamente empiezan a hacerse más nítidos los lomos oscuros, sus movimientos, sus coletazos, la expulsión del aire de sus pulmones, sus acrobacias.
puerto madryn
Apareamiento en golfos azules
Y se llega junto a ellas. Se las puede identificar. Cada una tiene su nombre y se las reconoce por las manchas en su cuerpo, y por las incrustaciones y callosidades en la cabeza. Los ballenatos juegan sin apartarse demasiado de su madre.
Es en este mismo ámbito de golfos azules y de prodigiosa naturaleza donde se produce el apareamiento.
apareamiento
Varios machos compiten por una hembra
Es común que varios machos compitan por una hembra. Espectáculo magnífico de conquista amorosa a partir de logrados desplazamientos y destrezas. A veces es posible comprobar como dos machos se ponen por debajo de la ballena hembra para que ésta se apoye sobre ellos como en una cama submarina, y pueda concretar la ceremonia del amor con el macho elegido.
Sea lo que sea lo que al visitante le toque observar, lo cierto es que conmueve. Estos ingenuos gigantes se mueven con otros tiempos, navegan con los enigmáticos misterios de sus cantos subacuáticos sólo audibles en condiciones particularísimas. Los investigadores sostienen que al partir de los golfos, las ballenas se van cantando. Y en el momento del regreso, medio año más tarde, retoman el mismo canto, y la misma nota musical, al ingresar a los mismos sitios
UNESCO
Ballenas se comunican a miles de kilómetros de distancia
También sostienen que las ballenas se comunican a miles de kilómetros de distancia. Y se estudian los modos y los códigos. Se sabe que los golpes de las colas en la superficie marina generan sonidos audibles sólo entre ballenas a distancias inconcebibles. Tal vez sus saltos y sus movimientos sorprendentes formen parte de un amplio sistema de comunicación.
Península Valdés
Ballena Franca Austral: monumento natural viviente
Declarada Monumento Natural Viviente, la ballena franca austral está protegida. Se estima que en la actualidad hay cuatro mil ejemplares, descendientes de las poblaciones de más de 300.000 que fueron blanco de matanzas a partir del siglo XVII.
Es auspicioso saber que la población de ballenas francas hoy crece a una tasa del siete por ciento anual.
Y ya se está muy próximo a la fecha en que se declare oficialmente abierta la temporada de avistaje de ballenas en Península Valdés.
Este enorme martillo de tierra patagónica penetra en el océano unos 150 kilómetros. La ciudad cercana más importante es Puerto Madryn, y la única localidad dentro de la península es Puerto Pirámides, que cuenta con hoteles, hosterías y restaurantes con limitada capacidad de alojamiento.
puerto pirámides
Puerto Pirámides: Ceremonia de apertura
El próximo 15 de junio será la ceremonia de apertura de la temporada en Puerto Pirámides, junto a autoridades, guías especializados, vecinos, empresarios del turismo y aquellos pioneros que en el año 1971 iniciaron las actividades de avistajes con pequeñas embarcaciones.
Ellos comprueban como en esas décadas no llegaban tantas ballenas como ahora. Es como si esos maravillosos seres comprendieran dónde pueden obtener protección para multiplicar su vida como especie.
Los meses de octubre y noviembre son el punto culminante de la temporada de avistajes. Ya en diciembre las ballenas francas comienzan su retirada de los golfos, con sus crías recientes, con las nuevas en gestación.
Para volver como siempre, puntualmente a fines de mayo y primeros días de junio para celebrar la vida en el mar patagónico, frente a miles de ojos asombrados.
Ballena Franca Austral

golfo nuevo

6 comentarios - Ballenas Francas: llegando a la Patagonia Argentina.

@KARABOO +1
puerto pirámide es la playa mas linda del mundo!!yo fuí dos veces,mas arriba está punta ballena donde nos comimos un asado y mas arriba,por camino de tierra,se llega a punta pardelas donde podés hacer buzeo.es muy lindo el sur,yo volvería siempre.te dejo puntos y a favoritos
@Mabrense +1
Simplemente hermoso. Debe ser maravilloso verlas llegar y cumplir sus funciones naturales.
Ojalá el hombre las cuide en vez de cazarlas y ponerlas en peligro de extinción.
Vision
@highpopes
Muy copado!! Me encantaría conocer el sur