Estas son mis fotos y mi diario de viaje de Rocha, un paraíso virgen en el Este de Uruguay:

Este verano como todos los veranos viajé a Rocha, con la particularidad que esta vez no viajaba solo sino con mi hermano, hora de que conociera ese paraíso, ya se lo venía prometiendo hace bastante y bueno llegó el momento.

Rocha, un paraíso virgen en el este de UruguayUruguayrochapunta del diabloparque nacionalRepublica Oriental Del UruguaySanta TeresaRocha, un paraíso virgen en el este de UruguayUruguayrochapunta del diabloparque nacionalRepublica Oriental Del UruguaySanta Teresa


Unas 6 horas de viaje en ómnibus con unos franceses detrás de nosotros que hablaban sin parar fue como viajar con un panal de abejas pegado a la cabeza. Empezamos a ver los techitos a dos aguas de Punta del Diablo quedaban como máximo media hora de viaje, nosotros íbamos al parque nacional de Santa Teresa.

Al llegar al parque nos registramos en la entrada, nos entregaron varios papelitos,

una leída rápida de los títulos "no quemes el verano", "disposiciones del camping", y dos mapas del lugar, guardé todo, después los vería con más detenimiento, ahora teníamos que encontrar un lugar para acampar.

Rocha, un paraíso virgen en el este de UruguayUruguayrochapunta del diabloparque nacionalRepublica Oriental Del UruguaySanta TeresaRocha, un paraíso virgen en el este de UruguayUruguayrochapunta del diabloparque nacionalRepublica Oriental Del UruguaySanta TeresaRocha, un paraíso virgen en el este de Uruguay



Fuimos a una zona del parque que tiene concentrados varios servicios, supermercado, pub, restaurante, baños, que se llama: "El Chorro", queda cerca de la playa La Moza.

Armamos nuestro campamento debajo de dos palmeras enanas y dormimos una pequeña siesta, habíamos madrugado mucho. Los días pasaban tranquilamente no nos complicábamos con nada, cuando nos despertábamos bajábamos a la playa, y volvíamos a la tarde para prender el fuego y preparar la comida, un día fuimos caminando a Punta del Diablo, una caminata de casi una hora por la playa, son dos kilómetros desde Playa Grande al sur.


Nos comimos unos buñuelitos de algas con una Pilsen bien fría, y luego regresamos a Santa Teresa, llegamos a la noche muertos de cansancio, esa noche había un circo en "el chorro", estuvimos mirando a los trapecistas y malabaristas un rato, pero el hambre nos ganó así que volvimos al campamento a preparar unos mejillones que habíamos recogido ese mismo día en la Moza con arroz, ajo y perejil .


Al otro día amaneció lloviendo, quedarnos en Santa Teresa sería un suicidio mental, así que nos tomamos un ómnibus al Chuy una ciudad mitad uruguaya mitad brasileña donde aprovechamos para comprarnos ropa y nos comimos unos exuberantes baurús, que son como unos chivitos.

Exhaustos volvimos a Santa Teresa seguía lloviendo, por suerte existe internet, mañana sería otro día.

Uruguayrochapunta del diabloparque nacional

Amaneció nublado pero ya no llovía, como no había sol estaba ideal para caminar así que nos fuimos por adentro del parque, visitamos la Fortaleza que era lo que nos quedaba más cerca, siempre espectacularmente bien conservada, ya la conocía pero quería que mi hermano viera esta construcción que parece un castillo por sus grandes murallas y puente levadizo, le gustó mucho.


Después fuimos a la Capatacía que tiene enfrente un gran jardín botánico con todo tipo de plantas y árboles de todo el mundo, detrás tiene un bañado con un observatorio de aves donde un carpincho nos sorprendió al cruzar nadando muy cerca de nosotros,...


link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=QGRcLwOpIFo

... último día amaneció espectacular como para que nos queden ganas de volver el próximo año, decidimos pasarlo en la Moza, unas olas impresionantes no nos dejaron nadar, ni alejarnos mucho de la costa, pero igual no salimos del agua en todo el día salvo para comer unas frutas que habíamos llevado.

Al caer la tarde caminamos por la playa hasta unas rocas, juntando caracoles y de pronto otra sorpresa a unos pasos delante se levantó una cabeza negra reluciente, primero pensé que era un pez enorme que estaba encallado pero al acercarnos más vimos que era un lobito de mar, una belleza, Rocha nos despedía así con sus mejores galas.

Republica Oriental Del Uruguay