El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Ronda "ciudad soñada", Andalucía, España

En la ruta de todo buen viajero que visita España, no puede no venir al sur, a Andalucía, ya que ésta es una de las tierras más ricas histórica y culturalmente de Europa, pese a que fuera de España la fama la tenga Madrid o Barcelona.
Una vez aclarado mi punto de vista, en Andalucía hay que visitar 3 ciudades como mínimo: Sevilla, Granada y Ronda. Es de esta última de la que voy a hablaros, pues es una ciudad pequeña, pero de una magia tan grande que viajeros de todo el mundo y de todas las épocas se quedaron maravillados(Hemingway, Orson Welles, Juan Ramón Jiménez, etc etc). De hecho Rilke escribió ( Ronda, ciudad soñada)


link: http://www.youtube.com/watch?v=gRI5OWSq-k0



GENERAL
Ronda se sitúa en la zona más noroccidental de la provincia de Málaga (Andalucía - España), en una cuenca rodeada de montañas de gran continuidad y mediana altitud, confiriéndole un carácter mágico que, junto a sus características climáticas, hidrológicas, de vegetación y de suelo, la han determinado a lo largo de su rica y diversa historia. Es la cabeza del partido judicial homónimo y la capital de la comarca de la Serranía de Ronda.

En el año 2008 contaba con 36.532 habitantes censados, que la convierten en el segundo municipio más poblado del interior de la provincia tras Antequera, aunque en realidad su población se estima en más de 50000 habitantes, ya que muchos ciudadanos están censado en pueblos aledaños. Su término municipal se extiende sobre una meseta conocida como depresión de Ronda y por las sierras que la circundan. Tiene una superficie de 481 km² y una densidad de población de 75,95 hab/km².


HISTORIA
Ronda es una de las ciudades más antiguas de España. Sus orígenes se remontan al Neolítico, según los descubrimientos arqueológicos realizados en su casco antiguo. Sin embargo, la presencia del hombre por estas tierras es mucho anterior. De ella son buena prueba una serie de yacimientos en cuevas, entre los que destaca la Cueva de la Pileta, por ser uno de los mejores exponentes del arte rupestre del Paleolítico andaluz.

La Prehistoria Reciente se asistiría a una proliferación de asentamientos por todo el territorio que, en lo que atañe a los restos que han llegado hasta nuestros días,quedarán representados por una de sus manifestaciones culturales de mayor relevancia y monumentalidad, como son las necrópolis megalíticas: Dólmen del Chopo, de Encinas Borrachas, entre otros.

Los orígenes de Ronda son celtas quienes en el siglo VI a. C. la llamaron Arunda. Posteriormente los fenicios se instalaron en una aldea cercana que llamaron Acinipo. Arunda, tras ser conquistada por los griegos, pasó a denominarse Runda. Pero Ronda como tal fue fundada como consecuencia de la Segunda Guerra Púnica, durante la campaña que el general romano Escipión llevó a cabo contra los cartagineses que dominaban la Hispania a finales del siglo III a. C. Es entonces cuando se mandó construir el castillo de Laurus el cual favoreció el asentamiento de la población a su alrededor y alcanzando en tiempos de Julio César el rango de ciudad, alcanzando sus habitantes, y los de la vecina Acinipo, la cualidad de ciudadanos romanos.

En el siglo V, con el fin del Imperio Romano, la ciudad es tomada por los suevos al mando de Rechila, pasando después por un período bizantino, en el que Acinipo fue definitivamente abandonado, hasta que Leovigildo la integró en el reino visigodo.

Será en esta época, pues, cuando se consoliden igualmente los dos poblados más importantes de la comarca, Acinipo y Ronda, aunque sus períodos respectivos de apogeo no se den sino con posterioridad; el primero en época romana y el segundo en la medieval.

De la ocupación romana de la Península quedan en nuestro área numerosos vestigios, entre los que se hallan los descubiertos en la propia ciudad de Ronda. Pero, sin lugar a dudas, es el yacimiento arqueológico de la ciudad romana de Acinipo el que goza de mayor importancia,dado el estado de conservación del mismo así como de algunos de los elementos más emblemáticos de una urbe clásica, como es el teatro.

Desaparecida Acinipo, tras el período convulsivo que supuso la caída del Imperio Romano, el centro de atención se dirigirá hacia Ronda, la cual, aún siendo un núcleo muy reducido durante la primera Edad Media, será desde entonces la protagonista de todos los avatares históricos que se dieron cita en este territorio.

De éstos, el que destaca por su trascendencia y por el legado cultural que nos ha dejado y que aún es perceptible en muchas de sus manifestaciones (urbanismo, gastronomía, tradiciones, sistemas de cultivo, etc), fue el período islámico.

En el 711 se produce la invasión musulmana de la península y, en 713, la actual Ronda abre sus puertas, sin presentar batalla, al jefe bereber Zaide Ben Kesadi El Sebseki. La ciudad pasa a denominarse Izn-Rand Onda (la ciudad del castillo) convirtiéndose en la capital de la provincia andalusí de Takurunna.

Con la desintegración del califato de Córdoba, la cora de Takurunna pasa a convertirse en la Taifa de Ronda (Banū Ifrēn), un reino independiente regido por Abu Nur Hilal Ben Abi Qurra, y será durante este período cuando se crea la mayor parte del patrimonio monumental con que cuenta el casco histórico de Ronda y los arrabales. Abu Nur Hilal fue sucedido por su hijo Abú Nasar quien tras morir asesinado provocó que Ronda pasará a formar parte del reino sevillano de Al-Mutadid

El período islámico de la ciudad finaliza cuando, el 22 de mayo de 1485, el rey Fernando el Católico logra tomarla tras un prolongado asedio. Tras la conquista muchos de los monumentos erigidos por los musulmanes son remodelados adecuándose a la nueva situación que vive la ciudad que inicia un nuevo florecimiento que la hace crecer extendiéndose en nuevos barrios como los del Mercadillo y San Francisco, pasando a conocerse el antiguo núcleo árabe como “La Ciudad”.

Con la conquista de la ciudad por los Reyes Católicos(1485) se producirán profundas transformaciones económicas y culturales que aún hoy es posible apreciar en la fisionomía de la estructura urbana: apertura de plazas antes inexistentes, ensanches de calles, etc.

En 1572 se funda la Real Maestranza de Caballería de Ronda con fines de entrenamiento para la defensa y las guerras del reino.

En el siglo XVIII la ciudad vive una etapa de importantes construcciones entre las que destacan el Puente Nuevo, que ha pasado a considerarse el símbolo de la ciudad, y la Plaza de toros. A partir de esa época se crean los mitos románticos de bandoleros y toreros.
Panorámica

El Castillo del Laurel, alcazaba de Ronda, es derribado por los franceses en su retirada. Durante los siglos XIX y XX la actividad económica de Ronda sigue siendo principalmente rural, siendo el punto de encuentro para los habitantes de los pueblos de la Serranía y teniendo momentos de esplendor a principios del siglo XX con la llegada del ferrocarril.

Pero será el siglo XVIII el que marque, en esta época moderna, las pautas definitivas del papel que Ronda tendrá en el contexto de Andalucía.

A Partir de entonces, y durante todo el siglo XIX, se forja la imagen romántica de la ciudad, así como de su Serranía, en la que el mundo del bandolerismo y de la tauromaquia causarán una profunda impresión en muchos insignes viajeros.

En 1918 se celebra la Asamblea de Ronda en la que se fijó el actual diseño de la Bandera, el Himno de Andalucía y su escudo. En esa época se empieza a consolidar la Caja Ahorros de Ronda que ha impulsado fuertemente la economía de la ciudad hasta su desaparición en 1990 al fusionarse con otras entidades bancarias en Unicaja.

Ambos aspectos se han convertido desde entonces en símbolos de nuestra cultura y tradición. No obstante, la riqueza cultural y tradicional de Ronda es mucho más amplia y diversa que la que ofrece esta imagen que, por agradable, no deja de ser tópica. Es en esa diversidad en la que se basa el atractivo actual de Ronda y su Serranía.





SOBRE RONDA HAN ESCRITO...


Rafael Alberti



Es de Ronda y se llama
Joaquín Peinado
Tan fina y seriamente
quién ha pintado?
Qué alto y severo,
si este pintor fuera torero!



José Bergamín

El arte del toreo
fue maravilla
porque lo hicieron juntos
Ronda y Sevilla. Unieron dos verdades
en una sola
con Illo y con Romero
Sevilla y Ronda.

De Sevilla era el aire
de Ronda el fuego:
y los dos se juntaron
en el toreo.


Jorge Luis Borges

El Islám, que fue espadas
que desolaron el poniente y la aurora
y estrépitos de ejércitos en la tierra
y una revelación y una disciplina
y la aniquilación de los ídolos
y la conversión de todas las cosas
y la rosa y el vino de sufie
y la rimada prosa alcoránica
y ríos que repiten alminares
y el idioma infinito de la arena
y ese otro idioma, el álgebra


y ese largo jardín, las mil y una noches
y hombres que comentaron a Aristóteles
y dinastías que son ahora nombres del polvo
y Tamerlán y Omar, que destruyeron
es aquí, en Ronda
en la delicada penumbra de la ceguera
un cóncavo silencio de patios
un ocio del jazmín
y un tenue rumor de agua, que conjuraba memorias de desiertos


Luis Cernuda


(...) paseando por Ronda al atardecer, los cipreses, los palacios, todo el aire no lejano de las Cortes de Cádiz; y un cielo de color inexpresable, ni gris perla, ni plata; una sospecha de levísimo celeste que cierta fuerza blanca de la luz borraba y compensaba con su irradiación.



Gerardo Diego



Serranía redonda,
plaza de Ronda.
Y la luz del toreo
mide su onda.
(...)
Tu vences, paz de Iberia,
mi Ronda pura,
plaza de luz sin feria,
rosa que dura.



Eugenio D’Ors


Las casitas de esta calle de Ronda, con sus cierres en la planta baja, parece que crían barriga.
Estas otras tienen los cierros altos... Inclinan la frente. De uno a otro lado de la calle diríase que se quieren acercar, para comunicarse una confidencia maliciosa, sobre el transeunte que pasa.



Vicente Espinel


Salud y paz, peñascos, montes, breñas,
arboledas, corrientes;
salud, paz y alegría,
nobleza, amigos, sangre, patria mía



Federico García Lorca

(...) Las niñas venían gritando
sobre pintadas calesas
con abanicos redondos
bordados de lentejuelas.
Y los jóvenes de Ronda
sobre jacas pintureras
los anchos sombreros grises
calados hasta las cejas.
La plaza, con el gentío
(calañés y altas peinetas)
giraba como un zodíaco
de risas blancas y negras.

Y cuando el gran Cayetano
cruzó la pajiza arena
con traje color manzana,
bordado de plata y seda,
destacándose gallardo
entre la gente de brega
frente a los toros zaínos
que España cría en su tierra,
parecía que la tarde
se ponía más morena.

(Mariana Pineda)


Juan Goytisolo


Avistamos Ronda. Estaba enriscada en la sierra, como una prolongación natural del paisaje y, a la luz del sol, me pareció la ciudad más hermosa del mundo.



Ernest Hemingway


Es a Ronda a donde habría que ir, si vais alguna vez a España a pasar una luna de miel o con una amiguita. La ciudad entera y sus alrededores son un decorado romántico.
(...) Bellos paseos, buen vino, excelente comida, nada que hacer...



Juan Ramón Jiménez


“¿Dónde aquel embeleso, aquella ansia de ciudad típica andaluza, de mejor pueblo, aquella seguridad para después, aquel tiempo detenido?. Esta es, aquí está Ronda, Serranía de Ronda.”

“Ronda alta y honda, rotunda, profunda, redonda y alta...”



James Joyce


... y Ronda con las viejas ventanas de las posadas los ojos que espían ocultos detrás de las celosías para que su amante bese los barrotes de hierro y las tabernas de puertas entornadas en la noche y las castañuelas y la noche que perdimos el barco de Algeciras el guarda haciendo su ronda de sereno con su linterna y oh ese horroroso torrente profundo oh y el mar el mar carmesí a veces como el fuego y las gloriosas puestas de sol y las higueras de los jardines de la Alameda sí y todas las extrañas callejuelas y las casas rosadas y azules y amarillas y los jardines de rosas y de jazmines y de geranios y de cactos.
(Ulysses)


José María Pemán


En Ronda, uno de los "Tajos" más impresionantes de la tierra. Se diría que algún cíclope intentó allí hacerle al planeta una operación quirúrgica que luego abandonó, dejando al enfermo sin coser.
En Ronda hay muchas calles que debieran llevar rótulo turístico: "Al caos". En cualquier paisaje o camino que se ofrece al turista se le indica que llegará imperativamente "a la Catedral", "al Museo". Pero en Ronda hay muchas calles que llegan a nosotros mismos. El Tajo no tiene compromiso con los guías. Uno se asoma a él y puede encontrar en el fondo miedo, vaticinios, oraciones o versos.


Pedro Pérez Clotet


Plaza de toros de Ronda,
temprana luna que anilla
la múltiple maravilla
de la ciudad alta y honda;
luna de piedra redonda,
caída como una flor
de oro, en la piedra, el verdor
de la altiva serranía;
¿qué será, luna bravía,
de tu mágico fulgor?



Dionisio Ridruejo


Sube el blanco camino
reptando de Ronda a Grazalema.
Salva los campos de labor, se pierde
hacia las duras piedras.
Montes quiebran el cerco de los montes
y con la Luz el corazón se aleja.
Vuelve y es en mis ojos universo
pequeño y bravo la ceñida tierra



Rainer María Rilke


“... el incomparable fenómeno de esta ciudad, asentada sobre la mole de dos rocas cortadas a pico y separadas por el tajo estrecho y profundo del río, se correspondería muy bien con la imagen de aquella otra ciudad revelada en sueños. El espectáculo de esta ciudad es indescriptible, y a su alrededor, un espacioso valle con parcelas de cultivo, encinas y olivares. Y allá al fondo, como si hubiera recobrado todas sus fuerzas, se alza de nuevo la pura montaña, sierra tras sierra, hasta formar la más espléndida lejanía.”
"...por eso fue un maravilloso acierto haber dado con Ronda, en la cual se resumen todas las cosas que yo he deseado: una ciudad española atalayada de un modo fantástico y grandioso..."


Fernando Villalón


Plaza de toros de Ronda,
la de los toreros machos,
pide tu balconería
una Carmen cada palco;
Un Romero cada toro,

un maestrante a caballo
y dos bandidos que pidan
la llave con sus retacos.
Plaza de toros de Ronda,
la de los toreros machos.






GASTRONIMIA

Aire limpio y aguas puras, mielato de quercus (encinas, quejigos y alcornoques) y laboriosas abejas sin descanso nos dan la mejor dulzura de una miel opaca de color marrón castaño, y de sabor recio y vegetal: la miel de bosque.

En otoño y en el Valle del Genal y Yunquera, los nobles castaños se visten de sus trajes de luces... Cada hoja se tiñe, rojos granate y rubí, oro... Es el momento de la eclosión del erizo, ha llegado la hora de encender la candela y tostar la dulce castaña...

Además de variedad y riqueza, nuestros húmedos y tupidos bosques albergan el manjar de los dioses: la seta. Boleto, rovellón, chantarella, morilla, champiñón silvestre... Extraordinaria exquisitez nacida de la tierra.

Muchos otros productos de nuestra naturaleza como las hortalizas frescas y biológicas, legumbres, frutos, espárragos trigueros, tagarninas, caracoles, carnes de caza, etc... se nos ofrecen en una variada y sabrosa cocina tradicional.
Sierra de muchos colores..

Los frutos que un ecosistema determinado ofrece, quedan caracterizados por las mismas condiciones que éste: altitud, tierras, climatología... que les confieren rasgos genuinos y de distinción. De este modo, la aceituna de la Serranía, en su óptimo punto de madurez, da vida a su noble esencia, el aceite, que en Cuevas del Becerro, Atajate, Jubrique, El Burgo y Yunquera es extraído en las tradicionales almazaras, proporcionándonos un aceite virgen de oliva, auténtico tesoro de salud.

En Ronda, donde se conjugan los mejores olivares con las más modernas técnicas de extracción, se obtiene un aceite puro, de muy baja acidez, dorado con ligeras tonalidades verdosas, neto al paladar y de gran fragancia. Un verdadero “dorado" de la Serranía.
Y remotas tradiciones..

Fruto de una óptima y seleccionada materia prima, los rubios o morados cochinos criados en un medio sano y natural de bosques de encinas que les proporcionan la necesaria ración de bellotas; aderezos justos; curaciones lentas y cuidadosas bajo el preciso ambiente y clima... Así nacen los ibéricos de la Serranía de Ronda: chorizo, salchichón, bondiola, caña de lomo, jamón, paleta, morcón... Sabores exquisitos e incomparables que nos llevan desde Arriate a Cortes de la Frontera, pasando por Montejaque, Algatocín o Benaoján donde la tradición chacinera es vínculo de generaciones.

Territorialidad y pureza de la leche: pastoreo de cabras caprichosas sobre una vegetación autóctona y variada; meticulosidad y cariño en la elaboración; sabia y sosegada maduración en la penumbra... son factores determinantes de un amplio surtido de quesos que ofrecen bouquets y aromas desde los más suaves o lácteos, a los de más personalidad e intensos, sin tiempo determinado para su degustación. Un recorrido por Ronda, Cuevas del Becerro y Arriate, le brindará toda la riqueza de nuestro patrimonio quesero.
Tan dulce y caprichosa..

Sabias manos dosifican y amasan con cariño puros y nobles ingredientes: harinas, miel, almendras, manteca, meloja, higos, castañas, licores, especias... dando vida a un inmenso surtido de dulces artesanos: rosquillas de alfajor, quesos de almendra, roscos de vino, tortas de aceite o de miel, mantecados, suspiros, yemas... Recetas de muchos siglos. Los dulces de las monjas de los conventos de la Merced y las Franciscanas tienen reconocida fama: gañotes, pestiños, magdalenas, roscos, etc.

El Burgo, Ronda, Arriate, Atajate así como muchos pueblos de nuestra comarca, hornean cada día las delicadas masas para nuestro deleite. Para degustarlos sin empacho nada más acertado que saborear los anises y aguardientes que en Ronda se destilan de generación en generación.

Serranía de Ronda, buen gusto por tradición..
Saborear Ronda bien merece el tiempo que precisa.



ARTESANIA

Las actividades artesanas han representado en la Serranía de Ronda una larga tradición cubriendo un amplio abanico que va desde la talla de la madera, la cerámica, la forja, la talabartería, el cuero, el corcho, el esparto, la caña, etc.
Madera

Pulse para ampliarLa riqueza forestal de nuestra comarca ha permitido el desarrollo de una tradición artesana, sobre todo en la talla de maderas nobles como el nogal y el castaño, que data de finales del siglo pasado y principio del XX cuando se creó en Ronda la Escuela de Artes y Oficios de Alfonso XIII, financiada por la Duquesa de Parcent, creando escuela el maestro granadino Santiago Hernández que vino a Ronda con el encargo de restaurar la Casa del Rey Moro.

Actualmente encontramos buenos tallistas en Ronda y las tallas y muebles artesanales que nos ofrece, entre otros, la cooperativa Ciudad del Tajo.

Recientemente se ha creado una empresa municipal del mueble rondeño y se ha solicitado la denominación de origen del mueble rondeño.

Asimismo, en la Estación de Cortes de la Frontera se está desarrollando una nueva línea de mueble artesanal.
Cerámica

La tradición la han constituido los tejares y alfares, que en la actualidad la han retomado como material de construcción en el tejar de la Estación de Cortes de la Frontera; en Ronda ha derivado hacia una cerámica esmaltada en blanco.

Desde hace un tiempo la cooperativa formada por mujeres que salieron de la Escuela Taller de Ronda, realiza una cerámica artesanal; y en la Estación de Gaucín se trabaja la cerámica artística en diseños de murales y carteles, además de la aplicación en temas decorativos para la construcción.
Forja

Rejas, tiradores de puertas, herrajes para muebles de madera, etc. han sido realizados por los maestros herreros desde hace décadas encontrándonos ejemplos de ello en los bellísimos cierres de la Plaza de Toros y de la calle La Bola.

Actualmente quedan pocos artesanos que sigan con la tradición.
Talabartería

El oficio de talabartero viene ligado directamente a las labores del campo, y más concretamente, a los aparejos para animales utilizados en estos menesteres. Albaldones, enjalmas, pajeras, ropones, ataharres, cinchas, sobrejaramas y jáquimas son realizados por el artesano con materiales como la lona, zalga, badana, paja, centeno, lana y estambre cosidos con tramillas de cáñamo.

Hace unos 30 años había más de veinticinco talabarteros en Ronda dedicados a este oficio; en la actualidad solamente queda un par de ellos que mantienen viva esta antiquísima profesión.


Corcho, esparto y otros
El cuero y el corcho se trabajan en Cortes de la Frontera, el primero se usa como material de diseño y el segundo es empleado en utensilios para enseres del hogar.

El esparto y la palma se han trabajado en la comarca en casi todos los hogares del mundo rural para realizar canastos, alpargates, pleitas ... etc.

En la actualidad quedan unos pocos artesanos que se dedican a ello.
Agroalimentaria

La elaboración de alimentos de forma artesanal está muy arraigada en la comarca existiendo productos de gran calidad como las chacinas de cerdo ibérico en Arriate, Algatocín, Estación de Cortes, Benaoján y Montejaque, el queso de cabra en Cuevas del Becerro, dulces artesanos en El Burgo (rosquillas de alfajor, roscos de vino, cubiletes y empanadillas de cabello de ángel ... etc.), en Atajate el queso de almendra, los elaborados de castaña en Parauta y Benalauría, la miel de bosque en casi todos los pueblos de la serranía y licores caseros como el aguardiente de guindas y madroño o la famosa mistela de Arriate y el mosto del valle del Genal.




FIESTAS

*Feria y Fiestas de Pedro Romero
Las más importantes fiestas de Ronda tienen su origen -nacen- en el barrio de San Francisco. Hacía más de cien años que se venían celebrando, en las fechas tradicionales del 8, 9 y 10 de septiembre, al cuidado de la Puerta de Almocábar, el Castillo del Laurel y el Convento de San Francisco, y bajo la advocación de la Ermita de Nuestra Señora de Gracia, cuando en fecha del 25 de agosto de 1881, se traslada al barrio del Mercadillo, donde ya se celebraba la Feria de Mayo.

En el año 1882 se celebra por primera vez en el Mercadillo la feria de septiembre. En esta época, la Feria de Mayo era la más importante hasta que, poco a poco, la de septiembre va tomado auge y a partir de 1954, con su reconversión en Feria de Pedro Romero, se transforma en la más destacada de nuestra ciudad.

En la segunda quincena de agosto, se empieza a calentar motores con algunos actos como obras de teatro, el Pregón de la Feria, la presentación de las Damas Goyescas - verdaderas protagonistas de la Feria-, el Festival de Cante Grande, torneos...

Hasta que llega la primera semana de septiembre, semana festiva donde las haya, que nos invita a disfrutar de Ronda, una Ronda llena de colorido, música, bailes, cante, vinos y su gente, "muy buena gente"; Ronda se viste de Gala y ofrece a nuestros vecinos y visitantes un amplio espectro de posibilidades culturales, de ocio y esparcimiento. Tacto, olfato, gusto, oído y vista se activan y vuelven a disfrutar de una segunda primavera durante algunos días.

Cuando comienza la Gala Folclórica Internacional, ya se huele a Feria. Con la Cabalgata (donde muschos veremos por primera vez a la mujeres más guapas, las Goyescas) y el encendido del alumbrado artístico del recinto ferial, se dan por inauguradas las Ferias y Fiestas de Pedro Romero. Los sentidos, llegado el manto de la noche, se disparan, se confunden y se solapan en el Real, donde cada quien es cada cual, como diría Juan Manuel Serrat.

Todo es gozo, todo vida, todo luce, todo salta. Del líquido por la mesa ruedan las olas doradas dijo el poeta Salvador Rueda. Todo colores y ráfagas, y estrépito y vocerío y risa y placer y danza.

Ya está todo listo para que grandes y pequeños podamos disfrutar de la Feria del Centro y de diferentes conciertos en la Caseta Municipal. Poco a poco, nos acercamos al tan esperado sábado, el sábado de la Tradicional Corrida Goyesca, donde aquel que es aficionado podrá vivir, sentir y emocionarse entre los ecos de los "Olés" en nuestra plaza de piedra.

Es la tarde de las tardes, llena de luz y añil, de flamear de abanicos en el coso taurino, maestrante y goyesco de Ronda. Se espera la cita de las citas, la faena de ensueño, como algo que ocupa un maravilloso lugar en las entradas del corazón. Al contemplar este monumento nacional engalanado, con olor a puro habano, a mediasnoches aderezadas, a bota curada y emocionantes silencios, no se pueden detener los ojos en un límite, porque su belleza es siempre creciente e inagotable.

La Goyesca tiene una personalidad propia que la hace ser diferente. Y es que se combina el espectáculo único de esta singular corrida, con el marco inigualable de la bicentenaria Plaza de la Real Maestranza de Caballería de Ronda. Son muchos los elementos que convierten a la corrida Goyesca en un acontecimiento especial. Sin duda ayudan el nombre legendario de Ronda y su historia antigua, cada vez más antigua a medidad que se escarba en ella, junto con aquellos atrevidos viajeros románticos que abrieron paso al pasmo y al entusiasmo de Orson Welles y Ernest Hemingway.

La primera corrida Goyesca se celebra en el año 1954 con motivo del bicentenario del nacimiento del singular rondeño D. Pedro Romero.

Esto no es todo, nos queda aún el Concurso de Enganches y la Corrida Rondeña de Rejones. Los herrajes bruñidos, las recias obras de talabartería, los cueros repujados, los cascabeles en sinfonía formando cortinas de arte en enganches y corceles.

Cuando llega el último día, despertamos para volver al siglo XXI; va quedando atrás la semana mágica, semana que nos traslada un poco al siglo XVIII y nos damos cuenta que, durante unos días, tosos hemos mirado el reloj de una forma diferente, hemos mirado un reloj que nos indicaba la hora de la diversión, la hora de la fiesta, la hora del arte.

Y también vemos que, aunque haya terminado las Feria de Pedro Romero, seguimos en Ronda, seguimos soñando, seguimos oliendo a arte, a verónicas y faenas, al bandoleros, a la mujer guapa, a pureza. En definitiva, seguimos oliendo a Ronda, a Ronda como escribió Juan Ramón Jiménez: "Ronda alta y honda, rotunda, profunda, redonda y alta..."

* Carnaval
* Semana Santa. Declarada de Interes Turistico Nacional destacan el Miercoles Santo con las hermandades de Nuestro Padre Jesús en la Columna y María Santísima de la Esperanza y la Antigua hermandad del Silencio y el Jueves Santo con las hermandades de la Vera+Cruz, El Ecce-Homo y Cristo de la Buena Muerte (La Legion) y de madrugada la popular hermandad de Nuestro Padre Jesus Nazareno y la Virgen de los Dolores.
* 101 kilómetros de Ronda
* Feria de Mayo
* Corpus Chiquito
* Romería de la Virgen de la Cabeza
* Romania
* Fiesta Grande de Serrato
* Feria de San Francisco
* Día de la Vieja en Serrato
* Galas Folklloricas Internacionales.




MONUMENTOS

Puente Nuevo
El Puente Nuevo constituye, junto con la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Ronda, el símbolo y el alma de la ciudad.

Hubo dos grandes proyectos para la realización de esta obra. El primero del año 1.735, reinando Felipe V, que consistió en un arco de 35 metros de diámetro, y cuyas obras duraron tan sólo 8 meses, pero que resultó infructuoso pues seis años después se derrumbó, ocasionando la muerte a unas 50 personas aproximadamente.

Pocos años más tarde comenzaron las obras, concretamente en 1751 y finalizaron en Mayo de 1793, coincidiendo con la celebración de la Real Feria de Mayo en Ronda. En total se invirtieron más de 40 años, estando al frente de las mismas el arquitecto D. José Martín de Aldehuela, natural del pueblo turolense de Manzanera.
Ronda "ciudad soñada", Andalucía, España

Esta obra maestra de 98 metros de altura, construida en sillares de piedra extraídos del fondo de la garganta del Tajo, permitió la conexión del barrio moderno o del Mercadillo con el barrio antiguo de la ciudad y posibilitó la expansión urbanística de la ciudad. Desde sus balcones, las vistas de las casas colgando sobre el mismo borde del precipicio, son espectaculares.
España

Este majestuoso monumento alberga en su interior un moderno concepto de Centro de Interpretación, sobre esta magna obra de ingeniería dieciochesca y sobre los diferentes aspectos de su entorno: fauna, vegetación, geológicos, urbanísticos, históricos, etc.


Iglesia de Santa María

Según los estudios arqueológicos desarrollados en la zona, esta iglesia se ubicó muy próxima a los restos de una basílica paleocristiana del siglo XIV d.C. También algunos historiadores se remontan a la época romana en la que tuvo la función de templo. Este último extremo aún no se ha contrastado arqueológicamente.

En el mismo lugar se construyó después, bajo la dominación islámica, la mezquita mayor de la Medina. De ella solo se conserva en la actualidad el arco del Mirhab y un trozo del muro del mismo con decoración de ataurique, oculto tras el retablo del altar del sagrario.
ronda

Los Reyes Católicos, tras la conquista de la ciudad, ordenaron levantar en el lugar de la mezquita el templo, cuyas obras se iniciaron en 1485 y tras muchas vicisitudes, se concluyeron a fines del siglo XVII.

El estilo gótico queda representado en sus tres naves. Aunque el terremoto de 1580 destruyó parte de la fábrica ocultando la pureza del gótico, éste puede apreciarse aún en las columnas exentas o adosadas y en las ojivas de los arcos que sustentan. Estos a su vez se apoyan sobre capiteles corridos con ornamentación vegetal de cardinas y antropomórfica.

Destacable es el área renacentista de la iglesia conservando un coro primoroso de dos pisos, realizado en madera de nogal y cedro. La sillería baja está compuesta por 12 sitiales con respaldos tallados con los símbolos de las letanías de la Virgen María, mientras que la parte alta lo componen 24 sitiales respaldados con bellas tallas del Sagrado Corazón, apóstoles y santos.

La iglesia remata con diferentes elementos barrocos, coincidentes con la finalización de las obras en este periodo, destacando el retablo de la Virgen del Mayor Dolor, que se organiza en tres calles con una profusa decoración lateral. Un gran hueco con arco de medio punto abre al camarín donde se localiza la imagen de la Virgen de los Dolores, atribuida por unos a Montañés y por otros a “La Roldana”.
plaza de toros


Palacio de Mondragón

El Palacio de Mondragón, conocido también como Palacio del Marqués de Villasierra, constituye un magnifico bien arquitectónico, sin duda el monumento civil más significativo de Ronda.
Malaga

Dice la leyenda que fue residencia del gran rey Abbel Malik o Abomelic, hijo del sultán de Marruecos Abul Asan. A los pocos años de la muerte de Abomelic, el reino de Ronda pasó a depender del de Granada, sabiendo que el último gobernador musulmán Hamet el Zegrí también residió en este palacio.

Resulta difícil, sin una exploración arqueológica, determinar cómo sería este palacio en fase musulmana, aunque se puede asegurar que se organizaría alrededor del patio más cercano al tajo, con el actual jardín incorporado, no existiendo, desde luego, la actual crujía de la fachada.

En época cristiana es cuando se realizaron las obras más importantes del palacio. Es de ésta época el patio más cercano al Tajo por el que se accede al jardín. Es un patio muy original con triple arquería baja en tres de sus lados, a partir de arcos de medio punto primorosamente aparejados en ladrillo raspado sobre columna de mármol con basa capitel y ábaco. Una fina moldura labrada en ladrillo saliente del paramento recuadra los arcos a modo de alfiz, creando una franja horizontal continua, tangente al trazado de los arcos.
ordoñez

La cornisa también se organiza basándose en ladrillo moldurado dejando una faja lisa entre la cornisa y la franja que trasdosa los arcos, la cual se decora con riquísima azulejería. Igualmente se decoran los triángulos curvilíneos que se forman entre el tracdos de los arcos y el recuadro molturado que los envuelve con círculos de clara vocación renacentista.

El segundo patio es de estilo tardo gótico, portado con columnas de piedra y capiteles reutilizados que soportan zapatas de madera de acceso a la planta intermedia donde se encuentran las diversas salas del Museo.

El patio de entrada es primoroso, con galería en dos de sus testeros, con arcos de medio punto, alquitrabe, friso decorado con triglifos, metopas y cornisas. Todo ello magníficamente labrado en ladrillo, sobre columnas con basa y capitel corintio renacentista de gran calidad. Muy parecido a este patio, se construye uno en Sevilla en el desaparecido Patio de Levies y que actualmente se encuentra montado como galería en los Reales Alcázares.

En el siglo XVIII se construyó el cuerpo exterior de fachada, con importante sillería y portada con doble orden de columnas marcadas sobre pedestal dórico el bajo y jónico apilastrado el alto, coronándose la organización con un frontón curvo que se rompe en el centro para alojar un tercer orden decorativo con columnas corintias apareadas. Todo este cuerpo dieciochesco se ocupa en planta baja con el apeadero y las antiguas cuadras.

Mención especial merece el Salón noble del palacio con extraordinario artesonado mudéjar.



Murallas y Puertas Islámicas
La ubicación de Ronda en un promontorio rocoso le ha conferido a lo largo de la historia un marcado valor estratégico y defensivo. En época musulmana se localizaba la Medina Musulmana, claramente delimitada tanto por la barrera natural que supone la garganta excavada por el Guadalevín como por las propias murallas de la ciudad.
Andalucía
De la importante cerca amurallada conservada debemos destacar la puerta de Almocábar situada en el sector sur de la medina, construida en el siglo XIII y reestructurada en el periodo de Carlos V. Esta puerta toma su nombre de la palabra “Al-maqabir“, cementerio, por estar cerca de la necrópolis principal extramuros, según costumbre islámica. Fue una de las puertas principales de acceso a la ciudad y daba entrada al Barrio Alto, actualmente del Espíritu Santo y a la medina musulmana.

A mediados del S. XVI, se le añadió otro cuerpo de acceso en su parte delantera de planta cuadrangular y con puerta principal almenada de estilo renacentista, consistente en un arco de medio punto en piedra, sobre el que figura un gran escudo real sostenido por el águila imperial.

Otro hito importante de la cerca amurallada se localiza en el sector este de la Ciudad: las murallas y puertas de la Cijara. Este área se compone de una doble línea defensiva que albergaba los arrabales islámicos de Ronda, donde se localizaban los Baños Árabes.
Arunda
Por último, destacar en el sector Oeste de la ciudad, las murallas de la Albacara, cuya función era defender áreas productivas de la ciudad (molinos) y albergar el ganado en caso de riesgo.

En este sector se localizan otras dos puertas de acceso a la medina: la puerta denominada del Cristo o de los Molinos y la puerta del Viento.



Plaza de Toros

La Plaza de Toros de Ronda, por su historia y por su arquitectura, por su carácter y belleza está reconocida como una de las más antiguas de España y una de las más monumentales que existen.

No es por casualidad, Ronda se considera una de las cunas de la tauromaquia moderna, surgida en el Siglo XVIII, en una ciudad donde se conservaba muy viva la tradición de la caballería al existir una corporación dedicada a que no se perdiera el arte ecuestre. Las necesidades de defensa del territorio hicieron que Felipe II fundase en 1.572 La Real Maestranza de Caballería de Ronda, para que se mantuviese el necesario manejo de los caballos. Para ello este cuerpo dedicó un espacio de la ciudad para los ejercicios ecuestres, entre los cuales, como es tradicional en España desde la Edad Media se incluyeron los juegos de destreza con toros.

Cuando en el siglo XVIII los toreros a pie toman el relevo de los caballeros en los juegos con el toro, surge en Ronda la familia de los Romero, que durante tres generaciones reúne a los toreros mas singulares de la época. Entre ellos, destacó sobre todos Pedro Romero (1754-1839), figura cumbre y la más representativa de la tauromaquia. Se retiró después de estoquear más de 5000 toros sin recibir el más mínimo rasguño. Su personalidad consiguió que su oficio alcanzara dignidad social y respeto, al reunir valor, destreza, y sentido estético.
Ronda "ciudad soñada", Andalucía, España

El auge del toreo llevó a la Real Maestranza de Caballería de Ronda a erigir su famosa plaza, obra que se atribuye a Martín de Aldehuela, el mismo arquitecto del grandioso Puente Nuevo sobre el Tajo de Ronda.

La construcción de la plaza duró seis años y fue inaugurada en 1785, con una corrida de toros en la que actuaron Pedro Romero y Pepe Illo. Concebida en piedra arenisca con un esquema monumental, la nobleza de su traza arquitectónica, con su doble galería de arcadas y la ausencia de tendidos al descubierto, le confiere un espíritu más de claustro que de recinto para espectáculos taurinos, recordando al patio circular del famoso Palacio de Carlos V en la Alhambra de Granada. Su ruedo de 66 metros de diámetro está circundado por un callejón formado por dos anillos de piedra. Los tendidos tienen cinco filas de gradas, de dos pisos, con 136 columnas formando 68 arcos de columnas toscanas, salvo las del Palco Real. Cubierta con tejado a dos aguas de teja árabe, la elegancia de su interior no tiene parangón en ninguna otra plaza de toros.
España

En el siglo XX, una segunda dinastía de toreros rondeños, los Ordóñez, constituye otra aportación de Ronda a la historia de la Tauromaquia. Cayetano Ordóñez y su hijo Antonio Ordóñez despertaron, por su manera de concebir el toreo, el interés de personajes tan ilustres como Orson Wells y Ernest Hemingway.

Fue precisamente Antonio Ordóñez quien en 1954 creó la mundialmente conocida corrida goyesca, donde el exorno y la vestimenta nos trasladan a la época del pintor Goya.



Alameda del Tajo
Antiguamente llamada Alameda de San Carlos. Situada junto a la Plaza de Toros y al borde de la cornisa del Tajo, se trata de un excelente paseo arbolado del Siglo XIX que ofrece unas magníficas vistas panorámicas de la Serranía de Ronda y de los paisajes cercanos a Ronda.

La forman cinco avenidas paralelas repletas de una gran variedad de especies vegetales, que vienen a desembocar en un paseo con una impresionante balconada situada sobre el mismo borde del abismo. Desde el punto de vista botánico, cabe destacar que algunos de sus árboles bicentenarios figuran en la guía de árboles notables de la provincia de Málaga: el cedro del Himalaya, el enorme pino piñonero o la acacia de tres espinas, junto al estanque de los patos.

El paseo se prolonga hacia el Norte, bordeando la cornisa hasta el Hotel Victoria, por el llamado paseo de los ingleses. Bajo él se encuentra la espectacular formación geológica conocida popularmente como el "Asa de la Caldera". Hacia el sur, se une al Paseo de Blas Infante para, a través de las terrazas del Parador Nacional de Turismo, concluir en el mismo Puente Nuevo.
ronda


Baños árabes
Este recinto termal de época musulmana es el mejor conservado de la Península Ibérica. Se localiza en el Antiguo Arrabal Islámico de la Ciudad, actualmente denominado Barrio de San Miguel en el extraradio de lo que fue en su momento la Medina Musulmana de Ronda.
plaza de toros

Fueron construidos junto al Arroyo de las Culebras, lugar perfecto para el abastecimiento de agua, que se desplazaba a través de un sistema de noria, perfectamente conservado en la actualidad.

La cronología de los Baños Árabes de Ronda se remonta a los siglos XIII-XIV d.C., estructurándose estos en tres zonas fundamentales, siguiendo el modelo romano: salas de baño frío, templado y caliente. Hasta la actualidad ha llegado prácticamente en su integridad el sistema hidráulico de los mismos.

La sala central es la más grande y consta de tres cuerpos, separados mediante cuatro pares de arcos de herradura sobre columnas de ladrillo y piedra, que sostienen bóvedas de cañón (semiesféricas) con bellos tragaluces en forma de estrella cerrados con cristales.

El edificio está cercado con un muro de arcos ciegos, que forman el acueducto, y tiene una torre al fondo con una caja de noria. Del mismo modo conserva el área de calderas donde se calentaba el agua, así como restos de las curtidurías, actividad principal en el lugar una vez que se abandonó el uso como baños tras la conquista cristiana de la ciudad.



Iglesia del Espíritu Santo

Se inició su construcción en 1485, el mismo año de la conquista de la Ciudad, por mandato de los Reyes Católicos y se concluyó veinte años después. Su sobria fachada se halla enmarcada por dos vigorosos estribos que la abrazan de arriba abajo, estando coronada por un frontón triangular con un ojo de buey en su tímpano como único motivo ornamental. Del mismo modo presenta una ventana de vidriera geminada y bajo ella, una hornacina que alberga una paloma que representa al Espíritu Santo. Sin duda alguna su apariencia es la de una auténtica iglesia fortaleza.

La iglesia es de una sola nave con tres bóvedas de nervios sexpartitas. Antes de llegar al arco toral, a ambos lados, se abren dos capillas, cubiertas con bóvedas de crucería estrelladas la de la Virgen de Fátima y la del Sagrado Corazón.

La zona del presbiterio se encuentra cubierta por una bóveda de ocho nervios que cabalga sobre arcos de medio punto. Es curioso el aspecto que presentan las pecunias ensambladas entre sí por una original nervadura.
El Altar Mayor ofrece un retablo barroco muy próximo al rococó, que contiene una tabla de influencia bizantina, con imágenes de Nuestra Señora de la Antigua y el cuadro de la venida del Espíritu Santo.Pulse para ampliar la foto
Malaga
Es de destacar, en una de sus capillas laterales, la representación escultórica del Santo Entierro, con una extraordinaria urna y una magnífica imagen del Cristo yaciente y que se procesiona el Viernes Santo al caer la tarde.

El exterior tiene un aire de solidez, debido a su origen de torre fortificada de la muralla, con grandes contrafuertes rematados con pináculos renacentistas. La portada de sillería está compuesta por un arco de medio punto enmarcado por alfiz de corte mudéjar.


Palacio del Rey Moro
Se localiza en la calle Cuesta de Santo Domingo. La primera prueba documental de esta imponente casa-palacio data del siglo XVIII, aunque ha sufrido frecuentes reestructuraciones fruto de los sucesivos cambios de propietario. La planta de la casa es irregular y laberíntica, con abundantes escaleras y pasillos que sirven para salvar los desniveles. La fachada, de gran longitud, se adapta a la curva de la calle y presenta dos torres de distinta altura así como dos puertas.
ordoñez

En su interior se conserva la mina de captación de agua, de origen árabe. Se trata de una compleja obra islámica que desciende al fondo del Tajo donde discurre el Río Guadalevín, que se construyó aprovechando una diaclasa en la roca o grieta natural vertical donde se desarrolla una escalera tallada en la roca con más de 200 peldaños y que desciende en vertical unos 100 metros. En su interior se localizan una serie de estancias, desde aljibes a habitaciones, que fueron utilizadas como polvorín y depósito de grano.

El edificio que alberga esta obra islámica se encuentra actualmente cerrado al público, aunque si son visitables la mina y sus valiosos jardines aterrazados, con presencia constante de agua en fuentes y canalillos diseñados y construidos en 1.923 por el prestigioso arquitecto y paisajista Forestier, de origen francés, por encargo de la Duquesa de Parcent. Se trata de un jardín en diferentes niveles salvados por escalinatas decoradas con azulejos y jalonadas por fuentes y estanques cubiertos por nenúfares.
Andalucía


Iglesia de Padre Jesús
Localizada en el popular y bello Barrio de Padre Jesús, fue construida en el siglo XVI.

De planta rectangular posee tres naves separadas por arcos de medio punto, apoyados en pilares con pilastras adosadas.

La nave central se cubría con armadura mudéjar con decoración de lazo de la que queda un resto en el coro, situándose éste a los pies sobre una armadura de madera plana que se cubre con Pulse para ampliar la fotobóveda de cañón al igual que el presbiterio.
Arunda

A los pies de la nave del Evangelio existe un camarín que conserva una riquísima decoración barroca.

Esta Iglesia alberga una de las imágenes más veneradas de Ronda y que procesiona el Jueves Santo: Padre Jesús Nazareno. Muy próximo a la Iglesia se localiza la popular Fuente de los Ocho Caños.


Arco de Felipe V
Tras el hundimiento del primer puente nuevo en el año 1.741, se planteó la necesidad de mejorar esta entrada de la ciudad debido al gran flujo de personas y mercancías que de nuevo se vieron obligados a utilizarla.

La vieja Puerta Árabe de la Puente fue sustituida y agrandada por la actual durante el reinado del primer Borbón del trono español Felipe V, en el año 1742, según consta en la inscripción en piedra situada próxima a la puerta.
Ronda "ciudad soñada", Andalucía, España

Este emblemático monumento de la ciudad consta de un arco doble de sillería, coronado por tres pináculos y adornado con la concha de los Anjou y el escudo real de los Borbones en su cara exterior.


Iglesia de Santa Cecilia
Antiguo convento de los Trinitarios Descalzos, conserva la Iglesia barroca, con planta de cruz latina inscrita en un rectángulo, consta de tres naves separadas por pilares cuadrados que llevan adosadas pilastras corintias sobre las que se voltean arcos de medio punto doblados. Sobre ellos se abren tribunas con celosía. La nave central, más ancha, se cubre con bóveda de medio cañón con lunetos ciegos y fajones, decorada con baquetones, medallones vegetales y formas humanas. También se cubre con bóvedas de medio cañón los brazos del crucero y el presbiterio, mientras que el crucero lo hace con cúpula de nervios cajeados y florón central.

La fachada principal es de sillería, con atrio de piedra delantero elevado y cercado por una verja. El acceso es un arco de medio punto con aplicaciones vegetales, enmarcado por columnas toscanas pareadas sobre plintos y cimacios que sostienen un frontón partido rematado por pirámides y bolas.
España

Del patrimonio mueble caben destacar dos retablos; el de San Antonio, en madera policromada con espejería del siglo XVIII y el de la Trinidad, de estilo neobarroco, con relieve de madera policromada del siglo XIX.


Casa del Gigante
El nombre de gigante tiene su origen en dos relieves en piedra que decoraban las esquinas del edificio, de los que sólo queda uno. Según recientes investigaciones, su origen es fenicio.

Se trata de una vivienda de clase acomodada fechada entre los siglos XIV y XV, semejante a las granadinas y las del Magreb. Se considera un palacio en miniatura y uno de los mejores conservados de la arquitectura nazarí.
ronda

Su estructura ha sido modificada en parte con anterioridad, aunque conserva íntegro el diseño original de su traza. Básicamente repite el esquema de vivienda islámica ordenada entorno a un patio central, en este caso con posible alberca.

Conserva la antigua entrada en recodo que conduce al pórtico y sala norte, destacados por su profusa decoración de sus yeserías, con decoración de ataurique e inscripciones cursivas o de tipo vegetal, y de su artesonado. En ambos casos se conservan restos de policromía.

Igualmente ofrece el interés de conservar una típica algorfa, que indica la poca elevación de algunas de las estancias que tenían las viviendas de época musulmana, con restos de yeserías semejantes a las que se encuentran en la Puerta del Peinador de la Alhambra de Granada (S.XIV).

Tras una cuidadosa rehabilitación la Casa del Gigante fue abierta al público en diciembre de 2004.


Iglesia Convento de la Merced

Conserva la Iglesia y el huerto de la primitiva edificación, fechada en 1.585. Posee tres naves, la central se cubre con bóveda de cañón, con lunetos y fajones, que se apoyan sobre un entablamento con cornisa volada sobre pilastras dobladas decoradas en su fuste con placas de yeso. Las pilastras se adosan a pilares cuadrangulares sobre los que se voltean los arcos de medio punto que separan la nave central de las laterales, actualmente cegados, ya que estas se han compartimentado en celdas.
plaza de toros

El crucero se cubre con cúpula sobre tambor con ventanillas pareadas. El presbiterio rectangular se cubre con bóveda de cañón con lunetos. Lleva un camarín cuadrado con bóveda de media naranja y decoración pictórica.

La fachada consta de tres calles de mampostería divididas por pilastras de ladrillo. La portada es de piedra con arco de medio punto de rosca moldurada y jambas de casetones. La clave lleva motivos vegetales y en las enjutas decoración de punta de diamante. El arco está enmarcado por pilastras cajeadas con capiteles acanalados rematados por pirámides.

En el lado derecho de la fachada se sitúa la torre octogonal de ladrillo revocado que imita sillería de piedra.

De los bienes muebles que conserva cabe mencionar el relicario de plata dorada con incrustaciones de piedras preciosas que contiene la mano incorrupta de Santa Teresa de Jesús, adscrita al siglo XVII. Destaca también la imagen de una dolorosa bajo la advocación de la Soledad (S. XIX) y lienzos sobre óleo del siglo XVII, entre los que debemos resaltar el que representa escenas de la vida de San Pedro Nolasco y cuya autoría se atribuye a Fray Agustín Leonardo (S. XVII).
Malaga


Alminar de San Sebastián
El alminar de San Sebastián es una pequeña torre que formaba parte de una de las mezquitas de Ronda y más tarde sirvió de campanario de la también desaparecida iglesia de San Sebastián. Fue declarado monumento histórico artístico en 1.931. De planta cuadrada, tiene tres cuerpos en altura. Los dos primeros se construyeron en el siglo XIV, mientras que el tercero es de época cristiana.

En la cara Oeste existe una puerta con arco de herradura rematada por alfiz, que da acceso a una pequeña estancia con bóveda de arista. Sobre la puerta existe un dintel de largas dovelas que alternan con otras rehundidas. El dintel está rodeado por una doble cinta de lazo, que conserva restos de cerámica vidriada de color verde.La fábrica de éste primer cuerpo es de sillares y está concluida a distinta altura en cada frente, como si la obra se hubiese interrumpido y posteriormente se hubiese acabado con ladrillo.
ordoñez

El segundo cuerpo es de ladrillos, aparejados a soga y tizón. En el centro de cada cara se desarrolla un paño rectangular rehundido, donde se abren dos vanos con arcos de herradura para iluminar el interior. En su origen los rectángulos estaban decorados con arcos de ladrillos cortados formando rombos, los cuales no se conservan en la actualidad. El segundo cuerpo termina en una imposta un poco saliente de ladrillos y una cinta intermedia de cerámica vidriada, que lo separa del tercer cuerpo, construido también a partir de ladrillos y levantado tras la conquista cristiana.

El alminar es un elemento típico de la arquitectura islámica. Se trata de una torre desde donde el almuédano o muecín llama a los fieles a la oración. Su uso se extendió en el Islam, llegando a constituir un símbolo de la presencia de éste en los territorios conquistados.


Palacio del Marqués de Salvatierra
Localizado en el Conjunto Histórico de Ronda y próximo al Barrio de Padre Jesús, posee una espléndida fachada barroca en sillería de piedra con puerta adintelada, columnas corintias y un gran balcón de forja rondeña. La fachada se remata con un frontón quebrado que alberga figuras desnudas, de clara influencia indiana.

Las figuras masculinas se burlan y sacan sus lenguas; mientras las femeninas ocultan pudorosamente "sus partes".Pulse para ampliar la foto Pulse para ampliar la foto Ambas soportan el dintel en el que se encuentra el escudo nobiliario de la familia que encabezara Vasco Martín de Salvatierra, continuo de los Reyes Católicos tras la conquista de Ronda.


El interior del Palacio representa la austeridad de la casa rondeña palaciega de los siglos XVII y XVIII.


Casa Consistorial
Situada en la plaza Duquesa de Parcent, la actual sede del Ayuntamiento de Ronda fue cuartel de milicias y su construcción se remonta a 1.734. Tras su restauración se construyó sobre antiguas tiendas con soportales de la Plaza Mayor, a las que se unieron la antigua alhóndiga y el pósito.

El edificio consta de tres plantas y un sótano. Las superiores llevan arquerías superpuestas que recorren toda la fachada. Arquerías, impostas y portada son de piedra, mientras que el resto del muro está revocado.

La portada es adintelada entre pilastras, albergando a cada lado un escudo, uno el correspondiente a Ronda y otro que representa a Cuenca. Ambas ciudades se encuentran hermanadas.
Andalucía

En su interior cabe destacar el magnífico Salón de Plenos y el artesonado mudéjar, ubicado en la escalera principal del edificio.



Templete de la Virgen de los Dolores
Construido en 1734, se trata de una capilla abierta, adosada a una vivienda, de planta rectangular abierta, con arcos de medio punto y carpaneles en tres de sus lados, que se apoyan en unas columnas de capiteles jónicos y fustes figurativos que representan figuras humanas delgadas y atadas al fuste con una soga alrededor de sus cuellos, de expresión siniestra.

El conjunto se cubre con techumbre a tres aguas de teja morisca.

En su interior lleva tres cubiertas; las laterales, bóvedas esquifadas, y la central, casquete ovalado y medallón central con nervios cajeados y decoración de placas recortadas, apoyadas sobre pechinas decoradas con rocallas y tallos vegetales.
Arunda

En el testero aparece una pilastra de ladrillo sobre la que se sitúa un pequeño retablo de madera tallada en el que se abre una hornacina a modo de balconcillo, dentro de la cual se encuentra un lienzo de la Virgen de los Dolores. A ambos lados, dos escudos de los Reyes Católicos.


Convento de San Francisco
Fue construido en el siglo XVI en el lugar que ocupó el Rey Fernando el Católico durante el asedio de la Ciudad en 1485 y que, posteriormente, correspondió a Juan Dávila en el repartimiento. Fue destruido por las tropas francesas en la Guerra de la Independencia y posteriormente reconstruido. Sólo se conserva la iglesia con planta de cruz latina, de estilo gótico-mudéjar. La nave central se cubría con armadura mudéjar de par y nudillo (desaparecida en un incendio en 1.936) y que luego se ocultó con bóveda de medio cañón con lunetos.

El acceso a la capilla mayor y brazos de crucero se efectúa a través de arcos diafragma apuntados que apoyan en pilastras con baquetones y capitel corrido de cardina.
Ronda "ciudad soñada", Andalucía, España

Lo más interesante de este edificio es la portada de estilo isabelino, en piedra berroqueña, con arco mixtilíneo, formado por baquetones ricamente decorados con hojas de laurel, tallos entrelazados, hojas de cardo y todo ello enmarcado en alfiz. Encima de este y enmarcado por el cordón franciscano lleva el emblema de la orden y otros escudos heráldicos.


Ermita de la Virgen de la Cabeza
El conjunto rupestre mozárabe de la Virgen de la Cabeza ( S. IX-X d.c.), también denominado como Cuevas de San Antón se encuentra excavado íntegramente en la roca.
España

Tras la conquista musulmana de la Península (711d. C.), muchas de las comunidades hispanogodas, que habían capitulado con los consquistadores, continuaron habitando la tierra de sus ancestros, conservando, al mismo tiempo, sus creencias y costumbres. Son los llamados "mozárabes".

Se pueden distinguir tres áreas bien diferenciadas. Una dedicada al culto, otra destinada a la vivienda de los religiosos que la habitaban y una tercera, como zona de almacenaje de alimentos y albergue de ganado.
ronda

En sus inicios este conjunto acogió una pequeña comunidad de monjes, no siendo su número superior a diez personas. El recinto siguió ocupándose a lo largo del tiempo como lugar de culto hasta aproximadamente el S. XVIII, fecha en la que la Ermita entra en un periodo de abandono. En la década de los 80 y gracias a la intervención de la Hermandad de la Virgen de la Cabeza, su uso religioso se recupera y culmina con la restauración por parte del Ayuntamiento de Ronda del citado conjunto (1.997).

La zona eclesiástica abarca una superficie de 272 metros cuadrados, estando compuesta por una nave principal en la que se incardina un altar. Adosada a ésta nave se localiza un espacio menor que se identifica como sacristía. Existen también dos naves laterales, ambas con altar y una de ellas que dispone de acceso a la cripta. Según los estudiosos la cripta pertenece a una época posterior (Siglos XVII-XVIII).

La zona domestica del conjunto dispone de cuatro habitáculos que podrían haber sido utilizados como celdas. En el exterior de estos espacios y al borde del tajo se localiza una amplia terraza excavada en la roca, desde donde se contemplan excelentes panorámicas de la meseta donde se ubica la ciudad de Ronda.

En el exterior de la zona de culto y habitación se localiza un gran silo para la conservación de alimentos y un espacio que a lo largo de la historia han tenido múltiples usos: albergue de ganado, lagar, etc.

Todo el conjunto rupestre mozárabe tiene adosada una interesante capilla barroca donde se venera la Virgen de la Cabeza, motivo de una tradicional romería que se celebra cada mes de Junio.



Casa de San Juan Bosco
Palacete modernista construido a inicios del siglo XX. Se ubica en la cornisa del Tajo en pleno corazón del Conjunto Histórico de Ronda. Perteneció a la familia de los Granadinos que lo cedieron en últimas voluntades a la Congregación Salesiana, como casa de reposo para sacerdotes ancianos y enfermos de la orden.
Pulse para ampliar la foto Pulse para ampliar la foto Pulse para ampliar la foto

Conserva un bello patio decorado con azulejería de evocación nazarí y una muy completa colección de cerámicas regionales. Tenemos que resaltar sus tapices del siglo XIX y su mobiliario en madera de nogal.

Sus jardines tienen un gran interés, debido a su emplazamiento, pues se convierten en un auténtico balcón de la Serranía.
plaza de toros




fuente:http://es.wikipedia.org/wiki/Ronda_(M%C3%A1laga)
fuente: http://www.turismoderonda.es

3 comentarios - Ronda "ciudad soñada", Andalucía, España

@aguitt
Muy buen trabajo. pero todo eso que dices sin verlo se queda pequeño. Un rondeño. Saludos.
@Egofobia
¡Bravo! Un post muy bien estructurado y una recomendación sabia.
Una ciudad pequeña, que se puede ver en un día, pero a la que es difícil no volver, si se tiene la ocasión.