epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

My little pony: la evolución de los tiernos animalitos



'My little pony: La magia de la amistad' tiene, a primera vista, ese aire de serie un tanto pastelosa en la que las bondadosas criaturas que la protagonizan viven anécdotas, que no llegan a aventuras, dentro de una superficialidad en la que es imposible profundizar. Nada más lejos de la realidad. Seguro que cuando Hasbro, la empresa encargada de fabricar estos animalitos de plástico, encargó a Lauren Faust ('Las Supernenas') el diseño de producción de la serie, su principal interés era vender muchos juguetes a las niñas. Poco podía imaginar que Faust le daría una impronta especial y la convertiría en un referente del audiovisual infantil actual.

La serie nació en 2010, empezó a emitirse en el canal estadounidense The Hub, y en la actualidad, prepara su tercera temporada, eso sí, con Faust ya retirada del proyecto. En España hemos podido verla en Boing, el canal infantil de Mediaset. A pesar de estar destinada para un público infantil femenino, 'My little pony: la magia de la amistad' se ha ganado la admiración y el aplauso de espectadores de todo tipo y condición, lo que viene a hablarnos de la calidad de sus historias y animaciones.


El universo de Equestria



En algún infortunado momento alguien decidió que los dibujos para niñas podían ser simples sucesiones de cosas bonitas, eminentemente rosas, con voces aflautadas y registros planos sin un transfondo demasiado profundo. En algún otro momento, alguien se dio cuenta de que el público femenino podía ser tan exigente como el que más y que agradecía que se le tratase con respeto e inteligencia, y que se le ofreciesen aventuras interesantes y, oh sí, con sentido del humor.

En esta serie de dibujos, las protagonistas son unos ponys que representan los valores de la amistad. Todo comienza con la historia de Twilight Sparkle, una pony muy estudiosa y apañada pero sin habilidades sociales. Su llegada a Ponyville cambiará esta situación. Allí conocerá a otras ponys con las que establecerá una estupenda relación. Cada una de estos ponys tiene una personalidad diferente y, a la hora de hablar de valores, representan cualidades tan majas como la honestidad, la lealtad, la diversión, la bondad o la generosidad. Todas ellas suponen los Elementos de la Armonía, uno de los pilares de la serie.



La serie tiene un tono afable y divertido con toques de humor de los que atraen a los adultos porque son capaces de interpretar dobles sentidos y ciertas referencias culturales. Además, la aventura está muy presente en los capítulos. Las ponys se alzan como defensoras de Equestria, al conseguir vencer a los diferentes enemigos que tratan de romper la armonía de esta tierra. Al igual que en el tratamiento de los personajes, se evidencia un interés por hacer historias más interesantes y profundas, que vayan más allá de la simple peripecia de una trama vertical.



Referencias adultas

Por todo ello, cobra también mucha importancia la mitología que se establece con la serie. Al principio de la misma, se nos habla de las dos princesas que cuidaban del reino haciendo aparecer la luna y el sol respectivamente y cómo una de ellas cayó en una especie de "lado oscuro". Hay mar de fondo, historias que se van desvelando poco a poco, algo que engorda y hace crecer a la trama y a los personajes, dándole más valor a sus actuaciones. Me resulta curioso cómo han sabido congeniar estas dos facetas de la serie: la más dramática que habla de leyendas, hechizos... y la más cómica, con reacciones, chistes, intervenciones divertidas, sin que choquen, sino sabiendo aunar lo mejor de cada una de las facetas.



Todo este asunto de las leyendas equinas asociadas con la salida del sol, tiene mucho que ver con la tradiciones mitológicas que tanto han marcado nuestra actual cultura. Por un lado, tenemos al dios griego Helios, y el carro tirado por "corceles que arrojaban fuego", según Píndaro. Helios conducía cada día su carro por el cielo, hasta el Océano que rodeaba la tierra. En la mitología nórdica, tenemos un referente mucho más claro, unas leyendas que dan absoluta preponderancia al tema del caballo como animal representativo de los dioses. Aquí, tenemos a Skinfaxi (crines brillantes), que tiraba del carro de Darg (día) y a Hirimfaxi (crines de escarcha), que hacía lo mismo con el de Nott (noche).


Esta serie está llena de curiosidades que afectan a su producción y que tienen como objetivo el agrado máximo por parte del público y, por supuesto, la venta de los juguetes. Uno de ellas nos habla de la denominación "princesa" en lugar de "reina" para algunos de los personajes principales como la Princesa Celestia y la Princesa Luna. Por lo visto, en un primer momento, éstas iban a tener la categoría de "Reinas" pero un estudio había "certificado" que las niñas asociaban la palabra "Reina" con personajes malvados, mientras que las "Princesas" eran individuos más positivos. Todo esto por influencia de Disney, ojo, anda que no hilan fino.



Por último, ¿cómo no hacer mención al fantástico diseño? Faust es una especialista en crear personajes carismáticos, como bien demostró con 'Las Supernenas'. Con los ponys ha seguido esa estela que consigue productos finales muy bellos con un diseño moderno y unas líneas contundentes, dinámicas y alegres. El uso del color, tanto en los ponys como en los idílicos paisajes es un regalo para los ojos. 'My little pony: la magia de la amistad' nos trae todo un universo lleno de maravillas visuales, cuidadas con mimo, como el pastelero que decora una tarta que ya de por sí es exquisita.



6 comentarios - My little pony: la evolución de los tiernos animalitos

ian12 +3
Aguante Derpy! :v