Hay una proliferación de magos callejeros que intentan imitar la trascendencia del ilusionista neoyorkino quien ahora presenta sus trucos en televisión. A través de la prestidigitación, impresionan a transeúntes qu quedan estupefactos de admiración y encanto.

Veamos lo que logra este personaje: