A estos pobres pibes los enganchamos en un mal momento. Ellos son Miguel y Cogote