Ringo Bonavena

boxeador

Óscar Natalio “Ringo” Bonavena nació el 25 de septiembre de 1942 en el barrio de Boedo, Buenos Aires, Argentina. Con un peso de 3.950 Kg nace de una lavandera, doña Dominga Grillo a la que estaría muy unida su vida siempre y de Don Vicente Bonavena conductor de tranvía. Su infancia transcurrió en buena medida perdiendo sus horas de colegio vagueando por las calles de Parque Patricios y por su fortaleza y de tanto oír debido a ello que por ese colosal cuerpo algún día sería boxeador acabó siéndolo.

Le dijo basta a la escuela y abandonó en 6º curso. Después fue repartidor de pizzas, empleado de carnicería y picapedrero. "Vos vas a ser boxeador", le seguían diciendo los vecinos. Así tendría que ser.

Se dirigió hasta el Club Huracán y allí comenzó todo. En 1959 fue campeón amateur y también, en los dos años siguientes, consiguió dos coronas en los torneos sudamericanos. En el 63 se enfrentó a Lee Carr en San Pablo, pero fue descalificado debido a que le mordió un pecho a Carr, víctima de la impotencia debido al castigo que estaba recibiendo. Por ese hecho como es lógico fue sancionado por la FAB y es entonces cuando decide poner tierra de por medio y probar suerte en el país de las oportunidades.

ringo

Bonavena desembarcó en Nueva York, y hasta 1965 desarrolló su técnica y adquirió experiencia. El 3 de enero de 1964 debutó en el Madison Square Garden logrando vencer por KO en el primer round, primer minuto, primer pelea a Ron Hicks. Con el paso de los combates ante rivales de 2º línea consiguió cierta experiencia que con su gran fortaleza y valentía le llevaba a ser un personaje atractivo para el público. En ese año cayó por primera vez, ante Zora Folley y regresó con su fama maltrecha a la Argentina de la que había tenido que irse antaño.

Cuando Ringo volvió a Argentina protagonizó, quizá no de forma tan fingida más de un escándalo que le vino de perlas para autopromocinarse. De ese modo consiguió enfrentarse al Campeón Argentino Goyo Peralta, ese que “sobreviviría” toda la pelea a el mejor Foreman. El débil a priori era Ringo que poco menos tuvo que perseguir a Peralta para que se enfrentase a él. El hecho es que Bonavena se había ofrecido a Goyo como Sparring estando en Estados Unidos a lo que Goyo Peralta se negó argumentando que Bonavena solo quería darse a conocer a costa de su fama, que ya era aspirante oficial al cinturón mundial Frente a Willie Pastrano. De ese modo se preveía un choque muy interesante lleno de alternativas que los argentinos, divididos no iba a dejar pasar.

El 4 de septiembre del 65 se produce ese choque en el Luna Park, por el título argentino de peso pesado. Ringo subió al ring, donde recibió un abucheo monumental, que para eso era el más “odiado y bocazas” boxeador latino del momento; el abucheo más fuerte que se recuerde en la historia del boxeo Argentino. Por el contrario, Goyo Peralta fue ovacionado desde las cuatro puntos cardinales del recinto. A casi 2 minutos del comienzo del 5° round, Bonavena ganó la pelea por K.O. Fue un momento increíble.


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=tUFN3KTVydU

Aún es recordado como al día siguiente Óscar Bonavena se vistió su traje gris corbatita fina, se ciñó su cinturón de Campeón y salió a las calles del barrio para mostrarse transparente y accesible para la gente de su barrio, así era este fortísimo campeón...

En la memoria de muchos aun resuena...

SOMOS DEL BARRIO
DEL BARRIO DE LA QUEMA....
SOMOS DEL BARRIO
DE RINGO BONAVENA.


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=fc6n2Hhx6rA

Es cierto, el 7 de diciembre de 1970 se enfrentó a Muhammad Ali en el Madison Square Garden, perdiendo en el último round después de haberse dado el lujo de derribar a Ali antes haber caído en tres oportunidades, decretándose el KO por reglamento. El mejor recuerdo de Bonavena de su encuentro con Ali es además de lograr derribarle y pelear como un jabato, fue darse el gusto de llamarle “gallina” de permitirse llamarle Clay cuando ya era Alí, sabiendo que eso le molestaba muchísimo. De ese modo jugó a ser Ali. Era la interpretación cinematográfica del hombre que tiene que llamar la atención para que se le de una oportunidad, él mismo afirmaría que para conseguir sus combates tenía que decir cosas que no sentía. El hecho, es que si no fuese de ese modo tampoco nos extrañaría, si no lo hiciera premeditadamente, nos lo creeríamos ya que si es cierto que Bonavena tenía sus defectos la maldad no era uno de ellos; fue sincero y trasparente decía lo que pensaba en cada momento aunque eso doliera o la trajera problemas. Mas minuciosamente mas o menos lo que ocurrió fue así: “Cuando llega Bonavena a Nueva York un día va a un entrenamiento y empieza a gritarle "chicken, chicken... (gallina)". Clay lo miró sorprendido. Luego cuando hacen una suerte de conferencia de prensa previa a la pelea, se presenta y dice: "Soy Muhammad Alí que va a ganar fácilmente este combate". Y Bonavena no se ocupó de eso, sino que asomó la cabeza por encima de las dos personas que lo separaban y le empezó a decir: "Clay, Clay...", y este le respondía mirándolo furiosamente "Alí, soy Muhammad Alí...". Era una cosa increíble porque le estaba tomando el pelo recordando su nombre verdadero y no el que había adoptado desde su bautismo al Islam.


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=aEbZs_m8inE

Se fue tan enojado y sorprendido a la vez, que todo el mundo comentó que el único individuo que le hizo eso fue Bonavena.”


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=C-sKxb6fSwk

Entre otras cosas, ringo fue actor y grabo una cancion que no iba con su estilo, pero asi era el jeje se las dejo! GRANDEEE RINGOOOO!


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=TuO_3_YgFbQ

Bonavena




Fuente: http://www.historiadelboxeo.com/biografias/ringo.htm