Letra:

Acabo de llegar, no soy un extraño, conozco esta ciudad, no es como en los diarios, desde allá
Dos tipos en un bar, se toman las manos, prenden un grabador y bailan un tango, de verdad
Y yo los miro sin querer mirar, enciendo un faso para despistar
Me quedo piola y empiezo a pensar que no hay que pescar dos veces con la misma red.

Acabo de mirar las luces que pasan, acabo de cruzar las plazas, las rayas y el color
Y siento un aroma poco familiar, alguien se acerca y comienza a hablar
Me quedo piola y digo qué tal, vamos a pescar dos veces con la misma red.

Desprejuiciados son los que vendrán, y los que están ya no me importan más
Los carceleros de la humanidad no me atraparán dos veces con la misma red.