El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Van Halen - A Different Kind Of Truth (2012)

Van Halen - A Different Kind Of Truth (2012)


link: http://www.youtube.com/watch?v=wg5HIUU8QP8

1.) Tattoo
2.) She's the Woman
3.) You and Your Blues
4.) China Town
5.) Blood and Fire
6.) Bullethead
7.) As Is
8.) Honeybabysweetiedoll
9.) The Trouble with Never
10.) Outta Space
11.) Stay Frosty
12.) Big River
13.) Beats Workin'


Año 1984, Van Halen lanzan al mercado su último disco con David Lee Roth, uno de sus mejores y más comerciales discos del hard rock, y el más famoso de la banda, al contener grandes números uno, como la estelar Jump, Panama o Hot For Teacher. MCMLXXXIV llegó a ser número dos en las listas americanas, sólo superado por el Thriller de Jackson. Un disco que les daría fama eterna y en el que Eddie Van Halen revolucionó el hard rock con su sonido de guitarra, con sus efectos y tappings, e incluso el sonido de teclado, el solo de teclado de Jump marca un antes y un después en el género. Bueno, pues nada menos que 28 años después Van Halen regresan, de nuevo, con la voz de David Lee Roth, y lo hacen, desde mi punto de vista, a lo grande. Hay que mencionar que el último disco de Van Halen data de 1998, el llamado Van Halen III con Gary Cherone (Extreme) como cantante, que paso sin pena ni gloria y no gustó mucho a sus fans, a pesar de su calidad. Antes de eso está la época con Sammy Hagar en la que facturan grandes discos, pero son unos Van Halen distintos.





A Different Kind Of Truth es el primer disco de Van Halen con nuevo material en 14 años, y se lo han tomado con tranquilidad, ya que se llevaba rumoreando el disco desde su reunión en 2007. Y tengo que decir que la espera ha merecido la pena, personalmente, cuando se confirmó oficialmente que Van Halen sacaban nuevo disco pensé que iban a sacar un disco menor, con la mera intención de hacer una gira de reunión, pero me equivoque totalmente.




A Different Kind Of Truth suena a los Van Halen más clásicos de finales de los 70 y principios de los 80, y es que ellos mismos han reconocido que han recuperado temas y material de esa época. Según David en declaraciones al diario Los Angeles Times "... es material que Eddie y yo hicimos entre 1975 y 1977. Normalmente los compañeros y fans nos dicen bravuconamente que tratemos de volver a ello, y lo hemos hecho pero manteniéndonos seguros de lo que hacíamos y también tomando la distancia sobre esto y con la madurez que te da el tiempo...” Pero es que además todo suena muy enérgico, fresco y analógico, el sonido es muy crudo y directo, parece que el grupo está tocando en vivo (algo que, curiosamente, mencioné también en mi critica a Ckichenfoot, el grupo de Sammy y Anthony). El responsable de ese sonido es el reputado productor John Sanks, que ha trabajado con miles de artistas americanos como Bon Jovi, y otros me tan cercanos al hard rock. Y el resultado es muy bueno, ya que el disco suena a Van Halen de toda la vida, con su positivismo y diversión. Todas las canciones destilan buen rollo y hard rock, con un sonido crudo que privilegia el sonido de los instrumentos y no los excesos artificiales y digitales.





El nivel instrumental y vocal del disco es muy alto, los cuatro músicos hacen un gran trabajo, incluido el nuevo, el joven hijo de Van Halen, Wolfgang, que a sus escasos 20 años domina el bajo a la perfección, demostrando ser un digno sucesor de Michael Anthony. Los hermanos Van Halen son la esencia del grupo y lo demuestran una vez más, por un lado, Alex demuestra ser un maestro de los ritmos de batería enérgicos y divertidos que caracterizan al grupo, y Eddie sigue demostrando esa inspiración y genialidad de antaño. Todo el disco está repleto de sus grandes riffs, de sus sonidos y efectos distorsionados, de sus solos legendarios, y sus magistrales tappings a una y dos manos, que nos vuelven a emocionar y dejar boquiabiertos. Mientras David demuestra seguir manteniendo intacta su esencia de showman de Broadway, tiene una voz mucho menos profunda que Sammy, pero sabe trasmitir esa diversión y buen rollo tan característico de los Van Halen clásicos. Es un placer oírle interpretar las canciones a su manera, con sus partes narradas, sus distintos efectos vocales, todo con ese aire tan desenfadado de David, es como meternos en la maquina del tiempo y volver a 1984. Gran labor de grandes músicos para un disco esencialmente divertido y vacilón, incluso bailable, que engancha con unas melodías y estribillos estelares, y gran trabajo en los coros. Un disco que es una verdadera exhibición de hard rock crudo, vitalista y directo, toda una sorpresa.


Van Halen




El disco se abre con Tatoo, el single de adelanto. Un tema 100% Van Halen clásico, con ese sonido vacilón y bailable que mencionaba y que marca la tónica general del disco. Una base rítmica muy marcada y bailable, una gran interpretación de David, y el tradicional sonido de guitarra de Eddie, con un gran solo central. Un gran tema de presentación, que ya muchos fans y críticos denostaron como insulso, no hace falta decir que no estoy en nada de acuerdo. La diversión prosigue canción a canción y la sensación de estar ante canciones de los clásicos Van Halen, como She´s The Woman, con un aire absolutamente a los setenta, un tema para mover la cabeza y las caderas. Un estribillo absolutamente clásico y una parte central instrumental genial, en una canción muy directa y que engancha a la primera. You and Your Blues, es diferente, con un riff inicial muy duro y 100% Eddie, y un estribillo muy melódico que te taladra el cerebro, para mi, un tema cercano al 1984, menos directo, pero igualmente efectivo y accesible. La crudeza y energía se acentúan en China Town, un tema muy frenético y rápido, con un increíble sonido de guitarra inicial, un tapping sublime, muy heavy y neoclásico. Un tema acelerado y sensacional, con una gran interpretación vocal de David, y Eddie demostrando que aún está en gran forma. Blood and Fire, es melódica y relajada, un tema marcado por una melodía y línea vocal magistral, muy retro. Pasamos a Bullethead, otro tema directo y cañero, un gran riff inicial y ese constante aire de buen rollo y desenfreno, puro hard rock acelerado de Van Halen. Y el cenit de los ritmos frenéticos y desenfadados viene con la siguiente As Is, con un inicio de descontrol y locura instrumental genial. El ritmo es trepidante, y la bases rítmica y la guitarra muy contundentes y eléctricas. Un lujo de tema, que cuenta con mi sólo favorito del disco, antes de un sensacional cambio de ritmo central muy rockabilly y original.



Tattoo


Honeybabysweetiedol es otra cosa, y no por su extenso nombre, pasamos a un tema muy retro y psicodélico, construido sobre un extraño y gran riff de guitarra y una gran base rítmica. La interpretación de David es sublime, una vez más, y Eddie vuelve a mostrarse único y original, todo un genio de las seis cuerdas. Un tema que vas apreciando con las escuchas, muy bueno. Luego viene The Trouble with Never que cuenta con otra excelente melodía y un estribillo en el que podemos apreciar el gran trabajo que el grupo hace en los coros. Un tema de hard rock clásico y accesible, ideal para el directo. Con otro sólo sensacional y una parte central cadenciosa marcada por un gran bajo de Wolfgang y la vacilona voz de David. Outta Space, en un tema marca de la casa, muy sencillo y acelerado, un efectivo estribillo, puro hard rock divertido. Pasamos al tema más curioso y vacilón del disco, Stay Frosty, que es una verdadera maravilla. Toda una combinación de rockabylly/coountry con unos grandes riffs cortantes y cañeros, toda una mezcla explosiva. De la que sale una tema sencillamente genial, diferente y original. Un puro experimento de diversión, en el que la voz de David se muestra versátil y necesaria, de lo mejor del disco, y hay mucho. Vamos llegando al final con Big River, que cuenta, de nuevo, con ese buen rollo y ritmo muy bailable que desprende todo el disco, y Beats Workin’, el tema final del disco, marcado por el un riff sensacional de la guitarra de Eddie, de nuevo, es entrar en la maquina del tiempo y aseverar el gran trabajo de los Van Halen, los tres, y de David. Un gran estribillo, otro gran sólo y armonía de guitarra, una gran interpretación vocal, y una base rítmica sensacional. Esos son los elementos que hacen de A Different Kind Of Truth un gran disco.







Un disco que, en definitiva, hace honor al glorioso pasado y fama de Van Halen, y eso ya es mucho. En el que se combinan la calidad de cuatro grandes músicos con una gran sensatez y mucho saber hacer. Y es que Van Halen han querido sonar originales y genuinos regresando a sus inicios, pero aportando la madurez que supone el paso del tiempo. Lo repito, no tenía muchas esperanzas en A Different Kind Of Truth, pero me ha sorprendido gratamente y deja el listón muy alto para futuros regresos de grupos clásicos. Sin duda alguna, el disco imprescindible del año para todo amante del rock duro más clásico y divertido. Sería un gran error dejarlo pasar.

0 comentarios - Van Halen - A Different Kind Of Truth (2012)