link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=GcdCq2OxtGc&feature=related


El 14 de Octubre de 2006, en un partido entre el Reading y el Chelsea, en la Premier League inglesa, casi en la primera jugada del partido, el portero visitante Peter Čech y el centrocampista Stephen Hunt, corrieron a por un balón que finalmente atrapó el guardamenta.

El portero resultó lesionado y hubo que retirarlo del campo de juego. Una pena, por cuanto ese miércoles el Chelsea tendría que jugar contra el Barcelona en la Champions League.

En el momento nadie fue consciente del alcance de la lesión, aunque el portero fue trasladado de inmediato al hospital, viendo la jugada cualquiera diría que se trató de una acción intrascendente.

Peter Čech tenía fractura de cráneo y su pronóstico era crítico, había gran riesgo de que muriera. Tras desaparecer este peligro, era probable que tuviera que olvidarse del fútbol para siempre. Luego el padre de Čech declaró que su hijo estaría retirado del juego durante por lo menos un año.

Finalmente, un reposo forzado de tres meses bastó para que pudiera pisar de nuevo los campos de fútbol, con enorme cautela. El 20 de enero de 2007 volvía a defender la portería del Chelsea, en un partido frente al Liverpool.


El fatídico encuentro entre el Reading y el Chelsea no acabó con la lesión de Peter Čech. De emergencia fue sustituido por Carlo Cudicini, uno de los más queridos jugadores por la afición del Chelsea.

Pero un encuentro esta vez con Ibrahima Sonko acabó con el segundo portero inconsciente. Esta vez fue un fuerte encontronazo en un balón por alto seguido de una mala caída del portero. También hubo que retirarlo del terreno de juego.


Aunque el juego brusco de Sonko y Hunt no fue merecedor de ningún tipo de sanción, ni durante ni después del partido, la afición del Chelsea no lo entendió así. Sobre todo Stephen Hunt, que casi lleva a la tumba al portero, recibió incluso amenazas de muerte. Para Hunt, un buen jugador, es triste pasar a la historia como el jugador que lesionó a Čech.

Con los dos porteros lesionados tuvo que ser John Terry, el capitán del Chelsea, el que se colocase en la portería. Afortunadamente para él, sólo tuvo que hacerlo en los últimos instantes del tiempo de descuento por cuanto Cudicini había caído inconsciente en el minuto 93.

El agónico partido acabaría con el resultado de 0-1 a favor del Chelsea. Una pírrica victoria en toda regla.

Evidentemente Peter Čech tuvo que tomar extremas precauciones en su vuelta a los terrenos de juego. No tanto ante el riesgo de recibir un golpe parecido - altamente improbable - sino por el hecho de que se había demostrado que su cráneo no era especialmente duro. Y tras el accidente, aún lo sería menos.