Se trata de una cámara oculta en la que un supuesto vendedor “orienta” a las refinadas señoritas que acuden al establecimiento para comprar electrodomésticos, el tipo usando una aspiradora levanta las faldas de las víctimas de esta broma.
Él por supuesto finge que todo fue casual y no a propósito, primero les explica las ventajas del producto y cuando prende el aparato las faldas de todos los tamaños (mejores son las cortitas) se levantan, la más graciosa es la que no solo se levanta sino que se la arranca dejando casi desnuda a la chica. Obviamente el tipo se lleva algunos golpes y carterazos.


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=84J4zweyvtg&feature=player_embedded