En la ciudad de Seattle, en Estados Unidos, se encuentra esta preciosa casa de madera a la que han bautizado como “la casa más pequeña del mundo”. Sorprende lo bien aprovechado que está el espacio de esta vivienda de 25 metros cuadrados a la que no le falta de nada.

Su inquilina explica que está muy contenta de vivir ahí ya que es una casa independiente, tiene un precioso jardín y por la noche puede ver las estrellas desde su cama en la buhardilla. Una ganga de vivienda al alcance de pocos.


Muchas Gracias