Las palmaditas en la pelada del viejito son mortales.