Efectos del "gas de la risa"

Si querés tener una experiencia inolvidable con tus amigos, imitá esto.
Aspirá globos inflados con oxido nitroso (N20)






Para el que quiera informarse un poco más:

El motivo por el que escribo esta guía es para informar sobre el óxido nitroso (N2O) cuando es empleado de forma recreativa y con fines lúdicos. Actualmente existe una gran desinformación con respecto a esta droga, y muy poca gente tiene datos fiables sobre formas de uso, efectos y peligros del óxido nitroso. Mi intención es eliminar toda la información ambigua que existe sobre esta sustancia y esclarecer todas las posibles dudas a aquellas personas que quieran probarlo de una forma segura y siguiendo una política de reducción de riesgos.


INTRODUCCIÓN

El óxido nitroso (N2O) es un gas anestésico disociativo que empezó empleándose en las consultas de dentistas para adormecer al paciente. Se usa recreativamente para inducir un estado alterado de gran intensidad durante breves instantes, que no suelen superar el minuto. Teniendo en cuenta que es un anestésico disociativo y que se le denomina vulgarmente “gas de la risa”, podemos hacernos una idea de los efectos esperados.


PRECAUCIONES Y RIESGOS


El óxido nitroso no produce ningún daño orgánico ni neuronal que se haya demostrado hasta el momento, es decir, no es una sustancia neurotóxica. Su acción en el organismo es extremadamente veloz, entrando y saliendo en poco tiempo, motivo por el cuál muchos alegan que no da tiempo ni siquiera a que produzca daños. Sin embargo, muchos consideran que, al tratarse de un disociativo, va a producir los mismos daños en el organismo que otros disociativos (como la ketamina o el PCP). Por ello existen especulaciones acerca del óxido nitroso produciendo las “Lesiones de Olney” producidas por otros disociativos, que consisten en muerte neuronal de algunas regiones cerebrales tras su uso prolongado durante mucho tiempo y en dosis muy altas. Sin embargo, nunca se ha probado que esta teoría sea cierta. Hasta ahora todo han sido especulaciones y opiniones inconclusas, por lo que no podemos saber con certeza el peligro potencial de esta sustancia, si bien es cierto que todo apunta a que no produce ningún tipo de daño en el organismo. Como todo, el veneno está en la dosis, y si hacemos un uso estúpidamente abusivo y prolongado, es de esperar que nos vaya a pasar factura: El óxido nitroso, tras un uso prolongado y en dosis altas, produce una disminución de los niveles de la vitamina B12 en el organismo. Esto no supone ningún peligro si somos cautos, ya que basta con ingerir esta vitamina de nuevo para restaurar los niveles habituales, así de fácil. Por ello, tras utilizar el óxido nitroso durante varios días seguidos o en sesiones especialmente intensas, es recomendable que nos tomemos algún suplemento alimenticio que contenga Vitamina B12 para evitar los riesgos que conlleva su deficiencia.
Uno de los detalles que quiero destacar y uno de los motivos que me ha impulsado a escribir esta guía es un riesgo que va asociado al uso de óxido nitroso, pero que no produce directamente la sustancia: La falta de oxígeno. Como bien es sabido, los seres humanos necesitan oxígeno para vivir, y para obtenerlo hay que respirar. Uno de los problemas que supone el uso del óxido nitroso es que mientras lo tenemos en nuestros pulmones, no vamos a tener nada de oxígeno en ellos, por lo que será equivalente a estar aguantando la respiración. Por ello, antes de realizar cada toma de óxido nitroso es indispensable y necesario que respiremos profundamente varias veces. Así saturaremos nuestra sangre de oxígeno y posteriormente, cuando tengamos el óxido nitroso en nuestros pulmones, la falta de oxígeno no será tan grave. Es muy importante también que no nos excedamos en el tiempo que aguantamos el óxido nitroso en los pulmones, recordemos que aguantar el óxido nitroso es equivalente a aguantar la respiración, ya que no hay oxígeno. Por ello usaremos la lógica a la hora de mantener este gas en nuestros. Uno de los síntomas que nos delatan si nos estamos quedando sin aire es si nuestros labios están morados. De ser así algo estamos haciendo mal, y debemos respirar profundamente durante más tiempo antes de inhalar el óxido nitroso o debemos aguantar la respiración durante menos tiempo. En cualquier caso, si vemos que los labios se nos ponen morados siempre y no conseguimos solucionarlo de ninguna forma, es recomendable que no tomemos más óxido nitroso, ya que nos estamos quedando sin oxígeno demasiado a menudo, lo que es muy peligroso. Se han llegado a producir casos en los que los usuarios estuvieron demasiado tiempo aguantando la respiración, y por ello se acabaron desmayando y dando algún golpe en la caída. Por lo que si somos inexpertos con esta droga es recomendable que las primeras veces realicemos las tomas estando sentados donde no nos podemos caer.


OBTENCIÓN Y USO

Tras ver todos los posibles riesgos y peligros e intentar minimizarlos lo máximo posible, vamos a seguir con otros puntos relacionados con la forma de consumo.
Actualmente se vende este gas comprimido en mini bombonas de 8 gramos (Fig.1) que se pueden comprar en grandes superficies como el Corte Inglés o tiendas de gastronomía especializadas. Las bombonas se emplean en sifones para fabricar nata montada y otro tipo de cremas a presión. La pureza del gas es total, ya que en principio se emplea para mezclar con alimentos, así que no debemos preocuparnos por las sustancias dañinas que pueda tener la bombona, ya que solo contienen óxido nitroso puro.

Efectos del "gas de la risa" (N20)
Fig. 1


La forma de extraer el gas de las bombonas es mediante el llamado “cracker” (Fig.2) que, como vemos en la figura, se acopla a un globo para extraer el gas a su interior. El cracker está formado por dos piezas que se enroscan entre sí. La bombona va situada entre medias, y se va enroscando el cracker hasta que éste acaba perforando la bombona y el gas pueda salir al interior del globo. Estas piezas pueden ser compradas en Internet sin problemas o en algunos Grow Shops.
gas
Fig. 2

Si no tenemos acceso a un cracker, podemos emplear el sifón para hacer cremas que he mencionado mas arriba, que es para lo que está pensado que estas bombonas funcionen en realidad. También se puede emplear uno de estos artilugios que algunas compañías empiezan a comercializar (Fig.3), diseñados especialmente para abrir los cartuchos e introducir el gas en un globo.
risa
Fig. 3

Es esencial que el gas nunca vaya directamente a la boca desde bombona. Al salir, el gas estará a bastantes grados bajo cero debido a la diferencia de presión entre la bombona y el exterior. Por eso es indispensable que el gas pase primero por un globo, del que luego inhalaremos, evitando así congelarnos los labios.
También mencionar que puede ser peligroso extraer el gas de alguna otra forma o haciendo crackers caseros, que pueden hacer que la bombona se abra incorrectamente y reviente. Recordemos que la bombona está a mucha presión y no es algo que se pueda perforar sin más.

Una vez que tenemos el globo lleno, lo único que hace falta es inhalar el gas hasta llenarnos los pulmones. Mientras más llenos tengamos los pulmones, los efectos serán más intensos, y mientras más vacíos estén, más débiles serán. Como mencionaba antes, es indispensable respirar profundamente varias veces antes de inhalar el globo para evitar una posible falta de oxígeno por aguantar la respiración. Por otro lado, el tiempo que aguantemos el gas en los pulmones será proporcional a la intensidad de los efectos. Sin embargo no debemos pasarnos del límite de 30 o 40 segundos con el gas en los pulmones, ya que a pesar de haber respirado profundamente antes, a partir de ese tiempo ya se empieza a producir una ligera falta de oxígeno que debemos evitar. En resumen, la intensidad de los efectos viene determinado por la cantidad de gas que se inhale y el tiempo que se aguante, respetando unos límites de seguridad. Es importante, si queremos que los efectos sean más intensos y rápidos, que vaciemos completamente nuestros pulmones antes de inhalar el gas, para que sólo entre óxido nitroso puro durante el breve tiempo que dure el viaje.
La capacidad que tiene un cartucho convencional de óxido nitroso nos dará aproximadamente para llenar nuestros pulmones al máximo una vez, habiéndolos vaciado completamente antes, y aún así nos sobrará un poco. Al menos, teniendo en cuenta mi capacidad pulmonar, una pulmonada completa de oxido nitroso viene a ser un 70% del cartucho. Es decir, que podemos optar por tener dos "viajes" moderados (llenando los pulmones bastante, pero no del todo) o por tener un viaje muy intenso y uno muy suave (llenando los pulmones al máximo en una toma y empleando lo poco que nos sobraba a la siguiente).

El óxido nitroso se emplea en muchas ocasiones en combinación con otras sustancias, acentuando e incrementando los efectos de estas durante unos instantes. Sin embargo, el óxido nitroso por sí solo es suficientemente intenso como para poder tomarlo sin ningún tipo de combinación.


TÉCNICA DE LOS GLOBOS CONSECUTIVOS

El método habitual de inhalar un globo con el gas nos puede catapultar hasta esferas muy altas del mundo nitroso. Sin embargo, vamos a tener ciertos límites, ya que no podemos inhalar eternamente ni aguantar el gas todo lo que queramos. Sin embargo, hay una técnica a la que he apodado “globos consecutivos” que consiste, como su nombre indica, en inhalar los globos consecutivamente. Así conseguiremos meternos en una experiencia mucho mas intensa de lo habitual. Hay que seguir los pasos estrictamente, ya que con este método el riesgo de carencia de oxígeno es mayor, y debemos tener cuidado. No recomiendo este método a no ser que se esté muy seguro de lo que se hace. Es muy importante que si nos encontramos mal o nuestros labios se ponen morados con esta técnica, respiremos aire inmediatamente y tengamos mas cuidado al intentarlo de nuevo o, preferiblemente, que no lo volvamos a intentar. Es muy importante que estemos sentados ya que el riesgo de falta de oxígeno es mayor y aumenta la probabilidad de caernos. El método consiste en inflar dos globos y agarrar uno en cada mano, cada globo estará relleno por el gas contenido en una bombona, por lo que tendremos el equivalente a dos bombonas. Seguidamente respiramos profundamente durante más rato del habitual hasta que estemos a punto de hiperventilar por el exceso de oxígeno. Después deberemos vaciar los pulmones completamente de aire y seguidamente inhalar todo lo que podamos del primer globo hasta que no podamos meter mas gas (inhalaremos prácticamente un globo entero, y nos sobrará un poco). Cuando se lleve como 25 o 30 segundos con el gas en los pulmones y los primeros efectos se empiecen a notar, deberemos exhalar el gas y rápidamente respirar aire normal una o dos veces muy profundamente para meter oxígeno de nuevo en nuestra sangre. Esto lo haremos rápidamente en unos tres segundos para que no nos bajen los efectos, y seguidamente soltaremos todo el aire normal de nuestros pulmones e inhalaremos de nuevo todo lo que podamos del otro globo que nos queda hasta llenarnos los pulmones. Esta vez lo aguantaremos como si se tratase de un globo normal, unos 35 o 40 segundos o hasta que nos cansemos. Así veremos como los efectos del primer globo se juntan con los del segundo, consiguiendo un nivel de intensidad mucho mayor que de la forma tradicional. Si se quiere se puede repetir este proceso para terminar con lo poco que nos queda en cada globo, pero en mi opinión ya es alargar el proceso demasiado y puede resultar peligroso. A partir de este límite no es recomendable seguir debido a los enormes riesgos de carencia de oxígeno.


NOTA CON RESPECTO A OTRAS FORMAS DE CONSUMO


Una forma de consumo bastante extendida consiste en llenar un globo a partes iguales con óxido nitroso y aire expirado de nuestros pulmones, y respirar dentro del globo durante varios minutos. Este método no es recomendable. Con ésta técnica lo que se pretende es emular la situación que se conseguiría en una clínica dentista, en donde hacen una mezcla de 60% óxido nitroso y 40% oxígeno puro que se respira constantemente. Sin embargo, al hacer esto con un globo, rápidamente nos quedaremos sin oxígeno y comenzaremos un proceso de asfixia. Concretamente hacen falta solo tres respiraciones dentro del globo para terminar agotando todo el oxígeno de dentro (tengamos en cuenta que cada vez que respiramos oxígeno, absorbemos un 30% de la cantidad total, y se libera una cantidad proporcional de dióxido de carbono). A partir de este punto lo único que respiraremos del globo será dióxido de carbono y óxido nitroso, pero absolutamente nada de oxígeno. Se producirá una asfixia que durará todo el tiempo que se esté respirando del globo, exponiéndonos a una carencia muy severa de oxígeno, por lo que este método nunca deberá ser empleado.


CONCLUSIÓN

Por ultimo, me gustaría recordar de nuevo tres puntos importantes necesarios a tener en cuenta a la hora de hacer un uso responsable de esta sustancia:
1. Se puede producir una deficiencia de la vitamina B12 tras su uso prolongado, y deberemos evitar este tipo de consumo, o en su defecto tomar suplementos vitamínicos.
2. Es necesario emplear un globo para extraer el gas de las bombonas, ya que si inhalamos directamente del cracker se nos congelarán los labios.
3. Hay que prestar especial atención y tener mucho cuidado con la falta de oxígeno. Especialmente si aguantamos mucho tiempo la respiración mientras mantenemos el gas en los pulmones.

Espero que esta guía os haya ayudado y aclarado gran parte de vuestras dudas sobre el óxido nitroso, su forma de consumo, peligros y cómo evitarlos. Mi intención era aportar buena información para que la gente tenga la capacidad de decidir y la voluntad de llevar a cabo una política de reducción de riesgos siempre que sea posible.

Fuente de la info: http://dumah.net/phpbb3/viewtopic.php?f=7&t=103