El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

El azúcar y la sangre – Tucumán 1966-1976


link: http://www.youtube.com/watch?v=jNmXIaQGX4o


El 5 de febrero de 1975 Isabel Perón firmaba un decreto secreto ordenando al Ejército iniciar la 'Operación Independencia' en Tucumán. Los militares utilizaron, en el marco de la Doctrina de la Seguridad Nacional, la metodología de la llamada 'guerra contrarrevolucionaria'. Sus ejes centrales fueron el terrorismo, el secuestro, la desaparición de personas y los campos de concentración donde se torturó y asesinó a miles de tucumanos. El pretexto de los militares fue 'neutralizar y/o aniquilar el accionar' de un minúsculo grupo guerrillero rural. El objetivo verdadero fue destruir el combativo movimiento popular tucumano.

NOTAS EN ESTA SECCION
Carta al director (2003) | Las mentiras de La Nación | Rosendo Fraga, un defensor de los valores tradicionales de La Nación
Decreto "S" N° 261, del gobierno de Isabel Perón | Diciembre de 1975, violencia política en Argentina
Sobre el establecimiento de la guerrilla rural | A 30 años del Operativo Independencia
Argentina: Gorriarán Merlo y la manipulación ideológica de la prensa local
Morales Solá – López Echagüe: concluye la polémica que empezó en Veintitrés
Ejército Revolucionario del Pueblo | Una periodización de las prácticas sociales genocidas en la Argentina, por Gabriela Roffinelli
Un aporte para pensar el pasado y el presente | La guerrilla setentista, por Pilar Calveiro
Reportaje a Eduardo Anguita por Pepe Eliaschev, abril 2005 | El sonido de las armas, por Gustavo Plis-Sterenberg
NOTAS RELACIONADAS
Revista El Combatiente | Mario Roberto Santucho | De llantos y cuentas suizas, por Miguel Bonasso
Desclasificado del Dto de Estado USA sobre la Fuerza Aérea

ENLACES RELACIONADOS
Nunca Mas - Diario de campaña de Acdel Vilas | Nunca Mas - El voto a Bussi en Tucumán
Julio Pantija - Fotografías - Los hijos, Tucumán - 20 años después

LECTURAS RECOMENDADAS
Matías Artese - Gabriela Roffinelli - Responsabilidad civil y genocidio - Acciones y declaraciones públicas durante el Operativo Independencia
Tucumán en años del Operativo Independencia, M. Artese y G. Roffinelli | Gabriela Rofinelli: Una periodizacion del genocidio, Tucumán 1975-1983
Ana Julia Ramírez - Tucumán 1965-1969, movimiento azucarero y radicalización | Daniel De Santis - El proletariado azucarero y fundación del PRT
Pilar Calveiro, cap 1 de "Política y/o violencia" | Ley de bajas en la administracion publica, Bussi, Tucuman 1976 | Entrevista a Eduardo Anguita 2005
Gabriela Roffinelli - Una periodización de las prácticas sociales genocidas en la Argentina

Carta al director

Soy tucumana –argentina- y por lo mismo conocedora, no sólo de lo que ocurrió, sino de lo que ocurre aún hoy en mi provincia. Los Medios de Comunicación, en estos días nos cuentan lo del pedido de extradición de los 46 ex-represores. Conocí de cerca de Bussi, ya que desgraciadamente fue el gobernador de mi provincia en la que todos padecimos su autoritarismo; pero también conocí y muy de cerca, a muchos de los que fueron víctimas de sus atropellos y de lo que los militares llamaron "el Proceso": Fue una página macabra en la vida de mi país y provincia. Los recuerdos de mi infancia y adolescencia están, necesariamente marcados por la guerra y la inseguridad que invadieron cada rincón de Tucumán, al toque, eso sí, de bandas militares patrióticas en las que se loaba a Dios porque estaba de parte de "los fuertes", mientras se bendecían a las tropas y a las armas para combatir a la guerrilla.

Pero en mi memoria también están muy presentes los crímenes contra la humanidad que aún cometen los políticos y gobernantes actuales de mi provincia. Por eso, celebro el gesto de Kirchner y el compromiso del juez Baltasar Garzón por dar paso a la justicia, porque este gesto puede ayudar a recuperar la débil memoria de los argentinos, debilitada por la opresión continua de diversos gobiernos autoritarios e igualmente criminales y represores, (incluidos los de la llamada democracia), que han seguido atentando contra la libertad y la vida de los Argentinos, que han sido y son víctimas de la insaciable codicia y ambición de una clase política corrupta, en la que muy pocos están limpios.

Por eso quisiera pedir, que no sólo se juzgue a los viejos asesinos que se revistieron de condecoraciones a precio de sangre, de hacerlo, sólo abriríamos heridas y avivaríamos el odio pasado, que es paralizante que nos impide mirar adelante con esperanza; sino que también se siente en el banquillos de los acusados a los políticos y gobernantes tucumanos, que como auténticos sicarios del infierno, se han convertido en embajadores de la muerte, que hoy sigue cobrándose la vida de los niños que mueren no sólo en el Hospital de niño de Tucumán, sino en toda la provincia, mientras ellos siguen comprando votos con el hambre y la incultura de la gente.

Los argentinos no tenemos fuerzas para estar tan eufóricos por la extradición de personajes tan nefastos, que tal vez nunca puedan cumplir una condena porque ya están más en el otro barrio que en éste, necesitaríamos que dejen de crucificarnos la esperanza y que hagan justicia a los que hoy siguen cometiendo delitos y crímenes contra la humanidad en nombre de la democracia de la que ellos se sirven y a costa de la cual se enriquecen descaradamente.

[Traducción del Avui del 18 de agosto del 2003, Manresa, 28 de julio 2003, Sor María Lucía Caram, Monjas Dominicas, http://www.dominicos.org]
El azúcar y la sangre – Tucumán 1966-1976
video completo el azucar y la sangre: pinchando este enlace: http://video.google.com/videoplay?docid=7308319609586450690#
documental

link: http://www.youtube.com/watch?v=MheZQNRe5TA&feature=player_embedded
Al ser condenado (agosto 2008) Bussi lloró y se justificó.

Antonio Domingo Bussi. Comandó el Operativo Independencia en 1975 y fue gobernador de Tucumán entre 1976 y 1977. En 1978 habría presidido la inauguración de un Museo de la Subversión instalado en el complejo militar bonaerense de Campo de Mayo. Fue vinculado con la habilitación de 33 centros clandestinos de detención y se le atribuyen 400 desapariciones. Varios testimonios de detenidos afirman que Bussi en persona ejecutó prisioneros. Iba a ser procesado cuando quedó beneficiado con la ley del Punto Final gracias a la cual no fue juzgado.
Al frente de su propio partido, Fuerza Republicana, fue electo gobernador de Tucumán en 1995. Admitió tener una cuenta bancaria en Suiza y varias de sus posesiones están a nombre de su esposa. Está acusado de malversar fondos públicos durante su segunda gestión en Tucumán, desde 1995 a 1999. En el 2000, el Poder Legislativo le cerró las puertas, al ser rechazado por inhabilidad moral y ética su ingreso como diputado nacional por Tucumán.
En agosto de 2008 Bussi y Menéndez fueron condenados como coautores mediatos de los delitos de lesa humanidad de violación de domicilio, privación ilegítima de la libertad agravada, tormentos reiterados, desaparición forzosa, homicidio calificado, asociación ilícita y genocidio. Debido a su edad cumple actualmente (2009) prisión domiciliaria en un country.
fuente: http://www.elortiba.org/opind.html
el azucar y la sangre
Morales Solá llegó a Clarín desde Tucumán en pleno 1976, tras cubrir el Operativo Independencia. Un agasajo íntimo con el genocida.

1 comentario - El azúcar y la sangre – Tucumán 1966-1976

@osocoloso66
malditos terroristas!! esos tambien mataban no lo olviden..