Perreo


El perreo es un estilo de baile. En los Estados Unidos se lo conoce también como grinding, booty dancing, sinónimos también de bumping, houseing o grinding. Puede ser rápido y agresivo o lento. En cualquier caso, la actitud de los participantes es de bailar como si estuvieran tratando de seducir a la pareja en medio de la pista de baile con movimientos lascivos y sensuales, incitando la mimica de posiciones de fornicación.

Etimología


La danza se conoce como perreo, por imitación de los movimientos del coito en la postura del perro0. El nombre debió popularizarse en 1995, aunque diferentes fuentes señalan orígenes y tiempos distintos. Otra versión es que toma su nombre del movimiento característico de apareamiento de muchos animales. Especialmente de la forma y movimiento en que los canes machos se acoplan encima de la hembra. El baile también es denominado frecuentemente mediante la metáfora «sexo vestido, sexo con ropa o faje.


Términos en inglés


El nombre grinding (en inglés «moler» o «picar») proviene de que los que bailan mueven su pelvis en un movimiento rítmico (como al moler, o picar) friccionándose con las de los demás. Booty dancing (similar a «bailar con el culo») viene de la expresión jerga afroamericana booty («culo», «coño», «sexo»). Bumping («impacto»), freak dancing («baile desenfrenado») y houseing (del estilo musical House) se utilizan con menos frecuencia.

Origen del baile


El perreo se originó probablemente a finales de la década de 1990 en Puerto Rico y República Dominicana, pero los detalles no se conocen. Se cree que los jóvenes puertorriqueños adoptaron el estilo de baile sexual grinding del movimiento de hip hop estadounidense y lo vincularon con el reggaeton. El objetivo del baile y la música era y es realizar representaciones provocativas del acto sexual contra las costumbres aceptadas por la sociedad. En cualquier caso, la actitud de los participantes es de bailar como si estuvieran tratando de seducir a la pareja en medio de la pista de baile con movimientos lascivos y sensuales. Desde Puerto Rico se extendió rápidamente a Cuba y, a través de turistas, a los Estados Unidos. El baile y la música alcanzaron popularidad mundial en el 2004.

En la actualidad el baile se practica principalmente en Latinoamérica, particularmente en las zonas turísticas de Puerto Rico y la República Dominicana, así como en los lugares de Estados Unidos en los que también se practica el merengue o la salsa: Los Ángeles, Nueva York y Miami.



Movimientos

El perreo no tiene reglas o coreografías prefijadas, aunque algunos han tratado de hacer una cierta sistematización. Sin embargo hay unas normas no escritas de la apariencia que debe de tener el baile para que se le llame perreo.


Las técnicas fueron adoptadas por el perreo a partir de los vídeos musicales del reggaeton: las rodillas ligeramente flexionadas, el varón tiene movimientos sueltos y realiza gestos típicos, y la mujer le provoca agitando vigorosamente las caderas. Algunos pasos se han tomado prestados de bailes latinoamericanos más antiguos como la salsa y el merengue, en los que también se encuentran contoneos de cadera y el descender flexionando las rodillas para luego subir.

Además, incorpora movimientos tomados de diferentes posturas sexuales: el hombre se arrima desde atrás a la mujer y ajustan y frotan sus caderas y genitales, la mujer se agacha delante del hombre para colocarse como los perros en la cópula, se ponen frente a frente y abrazan los muslos del compañero con los propios, el hombre se tumba en el suelo y la mujer se arrodilla sentándose sobre su pelvis y mueve su cadera en círculos; las posturas en el perreo sólo están limitadas por lo que se permitan los participantes y su agilidad.


Protestas y provocación


Al contrario que en otros estilos de baile el contacto genital no sólo está permitido sino que incluso se busca explícitamente.

La sociedad puertorriqueña respondió al perreo en un principio con disgusto, y el gobierno trató de prohibirlo. Sin embargo parece que las ventajas financieras, debido al éxito mundial del estilo de música fuera de la isla, mitigaron las protestas.

Algo diferente sucedió en los Estados Unidos. En el año 2000 se falló una sentencia del Tribunal Supermo en Atlanta con cierta polémica: El club juvenil «Market» fue cerrado, su directores Cliff Levingston y Taylor Williams fueron condenados a prisión. El desencadenante fue el organizar sesiones de baile en los que menores –algunos niños de diez años– practicaban booty dancing. En diferentes escuelas se cancelaron o prohibieron sesiones de baile porque los jóvenes bailaban grinding. Y aunque el estilo de baile de connotaciones sexuales como el booty dancing en la jurisdicción estadounidense no fue ni cuestionado ni aprobado por su similitud con la cópula, «pudo sin embargo fomentar los prejuicios, particularmente concernientes a la promiscuidad» y erosionar así la credibilidad de los testigos en un juicio con jurado.




Perreo
reggaeton
Videos:



link: http://www.youtube.com/watch?v=uo_sdMlT3Iw

puerto rico


link: http://www.youtube.com/watch?v=_vR05p-srI4

perreo


link: http://www.youtube.com/watch?v=ybzzsCfBQxY

Grinding


link: http://www.youtube.com/watch?v=jn6pbZwaDXE

booty dancing


link: http://www.youtube.com/watch?v=Ts_HGpbk0tU

Perreo


link: http://www.youtube.com/watch?v=wk3T4vG84gs

reggaeton


link: http://www.youtube.com/watch?v=eT4RECG1KCg

puerto rico


link: http://www.youtube.com/watch?v=P14jtxqGf88

perreo


link: http://www.youtube.com/watch?v=zKL8zucWQyI

Grinding


link: http://www.youtube.com/watch?v=6oeqz8Wa95o

booty dancing


link: http://www.youtube.com/watch?v=3J_V5B50n4w