Check the new version here

Popular channels

Roma Inmortal

Roma

Vivir arte








Les traigo este post por el cual intento compartir una pequeña parte de lo que tuve la suerte de vivir. Un viaje lleno de experiencias y, sobre todo, mucho arte. Espero les guste y sepan valorar el trabajo que llevo armar el mismo.



El viaje lo trate de separar en distintas estancias por las que camine. Cada una tiene una breve descripción.
Todas las fotografías que encuentren en el post son propias, cada una de ellas lleva una descripción breve para ubicarlos en sitio.





El Coliseo

Sangre y arena





Vista frontal del Coliseo por la noche




La construcción del Coliseo comenzó en el año 72 bajo el régimen de Vespasiano y terminó en el año 80 durante el mandato del emperador Tito. Tras la finalización de la construcción el Coliseo se convirtió en el mayor anfiteatro romano, con unas dimensiones de 188 metros de longitud, 156 metros de anchura y 57 metros de altura.




Coliseo Romano




Durante el Imperio Romano y bajo el lema de "Pan et Circus", el Coliseo Romano (conocido entonces como Anfiteatro Flavio) permitía a más de 50.000 personas disfrutar de sus espectáculos preferidos. Las muestras de animales exóticos, ejecuciones de prisioneros, recreaciones de batallas y las peleas de gladiadores acompañaron durante años al pueblo romano.




Coliseo Romano




A partir del siglo VI el Coliseo sufrió saqueos, terremotos e incluso bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial. Con un gran instinto de supervivencia, el Coliseo fue utilizado durante décadas como almacén, iglesia, cementerio e incluso como castillo para la nobleza.




Coliseo Romano




Actualmente el Coliseo es, junto con el Vaticano, el mayor atractivo turístico de Roma. Cada año lo visitan 6 millones de turistas. El 7 de julio de 2007 el Coliseo se convirtió en una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno.




Coliseo Romano




El emperador Tito inauguró el Coliseo con 100 días de juegos, lo que costó la vida a más de 2.000 gladiadores.
El Coliseo tenía un techo de lona para proteger a la gente del sol. Debajo de la arena se situaban la maquinaria y las jaulas.





Coliseo Romano




Existen diversas teorías sobre que el Coliseo se llenaba de agua para la representación de batallas navales, aunque por el momento no ha habido investigaciones concluyentes.
Cada Viernes Santo el Papa preside el Vía Crucis en el Coliseo. Siempre ha sido un lugar muy unido a la iglesia y este día se recuerda a los primeros cristianos que murieron en la arena.





Coliseo Romano




Basílica de San Juan de Letrán

La mirada de los 12 Apóstoles





Fachada de la Basílica de San Juan de Letrán




San Juan de Letrán es la iglesia más antigua del mundo. Por eso recibe el título de Cabeza y Madre de todas las iglesias. Cuando cesaron las persecuciones, a comienzos del siglo IV, el emperador Constantino cedió al Papa el Palacio de Letrán (preexistente a la iglesia), para que fuera su residencia oficial. Letrán fue la sede central de la Iglesia Católica durante más de 1.000 años, hasta el siglo XIV en que los Papas se trasladaron al Vaticano.




Interior de la Basílica de San Juan de Letrán




A finales del siglo XVI, el rico entramado de edificios que se había ido formando en la histórica sede de Letrán fue casi enteramente demolido por Sixto V, un Papa con pocos escrúpulos hacia en mundo antiguo. Sólo consiguieron sobrevivir la antigua y venerada basílica, reconstruída por Borromini en el XVII, y unos pocos restos que se salvaron de la destrucción.




La tumba de Martín V




La Basílica de San Juan de Letrán ha tenido un importante papel en la historia, ya que hasta 1870 todos los Pontífices fueron investidos en ella. A día de hoy, la iglesia no ha perdido la importancia que la caracterizaba en el pasado ya que, el Papa, como obispo de Roma, continúa celebrando en su interior los oficios de Jueves Santo.




San Felipe




Ya en el interior, destacan las monumentales estatuas de los 12 Apóstoles de la nave central. Bajo el altar mayor está enterrado el papa Martín V, bajo cuyo pontificado se abrió por primera vez la Puerta Santa en esta basílica. El ara de este altar es una losa que, según la tradición, es la misma que usaban San Pedro y los primeros papas al celebrar la Misa.




Claustro cosmatesco




Piazza Navona

La Fuente de los Ríos de Bernini





Vista nocturna de la Plaza




Piazza Navona es la plaza barroca por excelencia en Roma. Está situada en pleno corazón de la ciudad medieval, rodeada de estrechas callejuelas por donde resulta muy agradable perderse paseando sin rumbo.
Su característica forma alargada se debe al gran estadio de Domiciano, construido a finales del siglo I, sobre cuyas ruinas se levantaron en la Edad Media los edificios actuales. Pero su aspecto actual es obra del Papa Inocencio X Pamphili (+1655), que tenía en esta plaza el palacio familiar (actual embajada de Brasil) y decidió convertirla en la plaza más espectacular de la ciudad.





Fuente de los cuatro ríos




La principal atracción de Piazza Navona es la famosa Fuente de los ríos, diseñada por Bernini, junto con la iglesia de Santa Agnese in Agone, diseñada por Borromini. La fuente, cuyas figuras monumentales representan los principales ríos de los cuatro continentes entonces conocidos, sirve de pedestal a un obelisco egipcio, levantado en medio de la plaza como antiguamente se hacía en los circos romanos.
Las dos fuentes menores, simétricamente dispuestas en los extremos, contienen esculturas realizadas en el siglo XIX, excepto la figura del moro, en el extremo más alejado del río, realizada por un discípulo de Bernini en el XVII.





Fuente menor




Basílica de San Clemente

Los comienzos del cristianismo





Interior de la Basílica




Durante el siglo II d.C., los terrenos sobre los que hoy se encuentra la iglesia estaban ocupados por una mansión romana, propiedad de Tito Flavio Clemente, uno de los primeros senadores romanos que se convirtieron al Cristianismo. La casa era utilizada para realizar reuniones secretas, ya que la religión cristiana estaba prohibida en aquella época.




Columna etrusca




La iglesia sufrió grandes daños durante los saqueos producidos en el año 1084 a manos de los normandos, por lo que quedó abandonada y sepultada cinco metros por debajo del nivel de las calles. En el mismo terreno se llevó a cabo la construcción de una nueva iglesia bajo las órdenes del Papa Pascual II, que se vería finalizada en el año 1108 y es la misma que se conserva hasta la actualidad.




Adornos




A simple vista, la Basílica de San Clemente podría parecer un templo como el resto de los que se pueden encontrar en Roma, pero en su interior se pueden encontrar importantes e inimaginables tesoros.
La pequeña iglesia posee una rica decoración, de la que merece la pena destacar algunos mosaicos que se conservan desde el siglo XII.





Abside de la Basílica




A través de la sacristía es posible acceder hasta la iglesia del siglo IV en la que, entre la oscuridad, el frío y la humedad, aún se pueden ver gran parte de los frescos decorando las paredes, además de algunos fragmentos de los mosaicos que cubrían el suelo del templo.
No sólo es posible acceder hasta la anterior basílica, sino que también se pueden recorrer las antiguas viviendas romanas, realizadas en ladrillo antiguo. En una de las habitaciones se puede ver correr el agua que circula a través de la Cloaca Máxima, el principal sistema de alcantarillado de la antigua Roma.





Fachada de entrada a la Basílica




Panteón de Agripa

El templo de todos los Dioses





Fachada del Panteón




El Panteón de Agripa, también conocido como el Panteón de Roma, es una de las obras maestras de la arquitectura de la capital italiana. Es el edificio mejor conservado de la antigua Roma.
A principios del siglo VII el edificio fue donado al Papa Bonifacio IV y éste lo transformó en una iglesia, por lo que en la actualidad presenta un perfecto estado de conservación.





Interior del Panteón




Lo que más sorprende de la arquitectura del Panteón son sus medidas: el edificio circular mide exactamente lo mismo de diámetro que de altura: 43,30 metros. La cúpula, con el mismo diámetro, es mayor que la de la Basílica de San Pedro. En el centro de la cúpula se abre un óculo de 8,92 metros de diámetro, que permite que la luz natural ilumine todo el edificio




Oculo de la cúpula




En el interior del Panteón se encuentran las tumbas de numerosos reyes de Italia y multitud de obras de arte. El personaje más conocido que se encuentra enterrado en el Panteón es sin duda el pintor y arquitecto renacentista Rafael.




Fachada del Panteón




Fontana di Trevi

Hipocampos domados por Neptuno





Vista nocturna




La fuente está situada en el cruce de tres calles (tre víe), marcando el punto final del Aqua Virgo (en italiano Acqua Vérgine), uno de los antiguos acueductos que suministraban agua a Roma.




Neptuno en mantenimiento




El telón de fondo de la fuente es el Palacio Poli, al que da una nueva fachada con un orden gigante de pilastras corintias que enlazan las dos plantas. Domando las aguas es el tema del gigantesco proyecto que se extiende hacia delante, mezclando agua y roca tallada, hasta llenar la pequeña plaza. Dos tritones guían la carroza en forma de concha de Neptuno, domando sendos caballos de mar.
En el centro está sobrepuesto un arco del triunfo robustamente modelado. El nicho o exedra central enmarcando a Neptuno tiene columnas exentas para mejores luces y sombras. En los nichos flanqueando a Neptuno, Abundancia vierte agua de su urna y Salubridad sostiene una copa de la que bebe una serpiente. Encima, unos bajorrelieves ilustran el origen romano de los acueductos.
Los tritones y caballos proporcionan un equilibrio simétrico, con el máximo contraste en su pose y disposición.





Vista frontal de la Fontana di Trevi




Piazza San Pietro

Los 140 santos de Bernini





Vista de la Plaza desde la Cúpula de la Basílica.




La Plaza de San Pedro es una de las plazas más bonitas y grandes del mundo. Se encuentra situada en El Vaticano, a los pies de la Basílica de San Pedro.




Piazza San Pietro




Las dimensiones de la plaza son espectaculares: 320 metros de longitud y 240 metros de anchura. En las liturgias y acontecimientos más destacados la Plaza de San Pedro ha llegado a albergar más de 300.000 personas.




Entrada a la Basílica di San Pietro y sus santos.




La construcción de la plaza se llevó a cabo entre 1656 y 1667 de la mano de Bernini, con el apoyo del papa Alejando XII.




Fuente de Bernini.




Lo más impresionante de la plaza, además de su tamaño, son las 284 columnas y 88 pilastras que bordean la plaza en un pórtico de cuatro filas. En lo alto de las columnas hay 140 estatuas de santos realizadas en 1670 por los discípulos de Bernini.




Piazza San Pietro.




En el centro de la plaza destaca el obelisco y las dos fuentes, una de Bernini (1675) y otra de Maderno (1614). El obelisco, de 25 metros de alto, fue llevado a Roma desde Egipto en 1586.
La forma más espectacular de llegar a la Plaza de San Pedro es por la Via della Conciliazione, una larga calle que comienza en el Castillo de Sant'Angelo.





Más de una chica necesitó taparse las rodillas.




La vestimenta es algo que se toman muy en serio a la hora de permitirnos el ingreso a la Basílica.



Basílica di San Pietro

La catedral del mundo





Interior de la Basílica de San Pedro




La Basílica de San Pedro acoge en su interior a la Santa Sede, siendo el templo religioso más importante del catolicismo y la iglesia donde el Papa celebra las liturgias más importantes.
La construcción de la basílica comenzó en 1506 y finalizó en 1626, siendo consagrada el 18 de noviembre de ese mismo año. En su construcción participaron diversos arquitectos entre los que podríamos destacar a Bramante, Miguel Ángel o Carlo Maderno.
El nombre de la basílica se debe del primer Papa de la historia, San Pedro, cuyo cuerpo está enterrado en la basílica.





Baldaquino de San Pietro.




La Basílica de San Pedro tiene una capacidad para 20.000 personas. Mide 190 metros de longitud y la nave central tiene 46 metros de altura. La cúpula alcanza una altura de 136 metros.





Pietà




Entre las obras de arte que se pueden encontrar en su interior destacan el Baldaquino de Bernini, La Piedad de Miguel Ángel y la estatua de San Pedro en su trono. Esta última tiene el pie derecho desgastado por los besos de los fieles.




Escultura de bronce del apóstol San Pietro en el trono de su iglesia.




Una de las cosas que más llaman la atención de la basílica es su increíble cúpula. Fue iniciada por Miguel Ángel, Giacomo Della Porta continuó con el trabajo y Carlo Maderno la remató en 1614.
La cúpula de la Basílica de San Pedro ha servido de inspiración para otros proyectos posteriores, como la Catedral de San Pablo de Londres y el Capitolio de Washington.





La cúpula de Miguel Angel.




Sin duda entrar a la basílica es una de las experiencias inolvidables de Roma. No se pueden perder la subida a la cúpula, desde donde podrán admirar la Plaza de San Pedro y, si el día está despejado, gran parte de Roma.




Cúpula de la Basílica desde el exterior.




La subida no es apta para todos los públicos, ya que el último tramo se realiza por medio de una empinada y estrecha escalera de caracol que puede llegar a resultar agobiante.



Museos Vaticanos

Tesoro Cristiano




Los Museos Vaticanos son las galerías y demás estancias de valor artístico propiedad de la Iglesia y accesibles al público en la Ciudad del Vaticano. Muestran obras de una extensa colección de la Iglesia Católica Romana. Su base fundacional fue la colección privada de Julio II, que fue elegido papa en el año 1503; más tarde otros papas han ido aumentando las extensas colecciones de que constan estos museos. Este conjunto museístico se compone de diferentes edificios de museos temáticos, edificios pontificios, galerías, monumentos y jardines. A este conjunto de edificios también pertenece la Biblioteca Vaticana, una de las mejores del mundo




Patio de la Piña




Patios. Dejando a la izquierda el llamado Atrio de las Corazas y atravesando el Atrio de las Cuatro Cancelas, se llega al Patio de la Piña, situado en una parte del espacio cinquecentesco del Belvedere.




Alegoría del Nilo




Museo Pío - Clementino. Este museo se creó gracias a los papas Clemente XIV (1769-1774) y Pío VI (1775 -1799) con la finalidad de reunir las obras maestras griegas más importantes conservadas en el Vaticano.




Museo Etrusco. Pieza de la Hedad de Hierro




Museo Etrusco. Fundado en 1837 por el papa Gregorio XVI, recoge recipientes, bronces y otras piezas originarias de la Etruria meridional, una gran colección de cerámicas de la Italia helenística y objetos de edad romana (Antiquarium Romanum).




Museo Pío - Clementino. Bañera de Nerón




Galería de los Candelabros. Fue construida en 1761. En sus orígenes era una logia abierta que más tarde fue cerrada (a fines de 1700). Las pinturas del techo son de los años 1883-1887. En esta galería se exponen estatuas romanas, copias de originales griegos del período helenístico (siglos III-I a.C.) y, en los arcos, enormes candelabros del siglo II d.C. originarios de Otricoli.




Estatua de Heracles




Apartamento de Pío V. Comprende una Galería, dos salitas y una capilla. Es obra del papa Pío V (1566-72) y está pintado al fresco por Giorgio Vasari y Federico Zuccari.




Galería de mapas cartográficos




Galería de mapas cartográficos. Su nombre se debe a los cuarenta mapas pintados al fresco sobre los muros, representando las regiones italianas y las posesiones de la Iglesia en la época del papa Gregorio XIII.




Sala Sobieski y de la Inmaculada.




Sala Sobieski y de la Inmaculada. La Sala Sobieski debe su nombre al gran lienzo del pintor polaco Jean Matejko (1838-1893) que representa la victoria del rey de Polonia, Juan III Sobieski, sobre los turcos en Viena (1683).




Estancias de Rafael - Triunfo de la religión Cristiana




Estancias de Rafael. Antes de Rafael, ya habían trabajado otros personajes mucho más famosos, como su maestro Perugino, pero el papa Julio II dio a Sanzio (1483-1520) plena libertad de acción para la realización de los frescos, y éste borró todo lo hecho hasta entonces. Las estancias fueron pintadas en el siguiente orden cronológico: Estancia de la Signatura 1508-1511, Estancia de Heliodoro 1511-1514, Estancia del Incendio del Borgo 1514-1517, Sala de Constantino 1517-1524.




Galería de Tapices.




Galería de Tapices. En ella se encuentran tapices flamencos tejidos en Bruselas por el taller de Pieter van Aelst en la época de Clemente VII (1523-1534) siguiendo el diseño de cartones de los discípulos de Rafael.




Pieza del Museo Chiaramonti




Museo Chiaramonti. Creada por Pío VII Chiaramonti para albergar estatuas y bustos romanos. Emperadores, dioses, no sólo en bustos sino también en forma de frisos, relieves... y así hasta un millar de esculturas.




Sarcófago de mármol rojo.




Museo Pío Cristiano. Este museo aloja colecciones de antigüedades cristianas expuestas antes en el Lateranense. Fue fundado en 1854 por Pío IX. En él se reúnen estatuas, sarcófagos, inscripciones y restos arqueológicos a partir del siglo VI.




Adan y Eva en el Paraiso Terrenal




Pinacoteca. El edificio de la Pinacoteca, iniciado por Pío VI (1775-1799) y terminado en 1931, fue construido por voluntad del papa Pío XI (1922-1939) con el fin de albergar una colección de cuadros pertenecientes a varios pontífices.




Odiseo ofrece el chispeante vino al salvaje Polifemo.




Museo Gregoriano Profano. Este museo, instituido en 1844 por Gregorio XVI (1831-1846), se encontraba inicialmente en el Palacio de Letrán, hasta que en 1970 fue trasladado al Vaticano por decisión de Juan XXIII.




Pietà de Georg Meistermann - Colección privada del Vaticano




Museo Etnológico Misionero. Reúne obras de arte y piezas históricas procedentes de todas las misiones pontificias en el mundo.




Pietà de Vincent van Gogh - Colección privada del Vaticano




Apartamento Borgia. Constituye el ala más reservada creada por decisión del papa Alejandro VI Borgia (1492-1503), con decoración de Bernardino di Betto llamado Pinturicchio y sus ayudantes.




Paisaje angelical de Salvador Dalí - Colección privada del Vaticano




Sala de la Biga. En un ambiente de fines del Settecento se conserva el monumental grupo marmóreo romano del carro de biga tirado por dos caballos: fechado en el siglo I d.C., fue restaurado en 1788. Otra obra famosa que se puede ver es la copia del Discóbolo, de un original griego de bronce, de Mirón (hacia 460 a.C.), hallada en la Villa Adriana de Tívoli.




Museo Histórico - Pabellón de Carrozas




Museo Histórico - Pabellón de Carrozas. Fue creado por Pablo VI en 1973, en un amplio local debajo del Jardín Cuadrado. En él se conservan sillas de montar, carrozas, automóviles y sillas de mano usados por distintos pontífices.




Escalera de doble espiral de Giosepe Momo




Museo Egipcio. El Museo Egipcio se encuentra al final de un tramo de la Escalera Simonetti (por el nombre del constructor que la proyectó en los años 1771-1784).




Tesoros vaticanos




En los Museos Vaticanos también encontramos gran variedad de vitrales con símbolos cristianos.




Vitral




Capilla Sixtina

Prohibidas las fotos





Techo de la Capilla Sixtina




La Capilla Sixtina es uno de los mayores tesoros del Vaticano, de Roma y del mundo en general. Es conocida tanto por su decoración, como por ser el templo en el que se elige y corona a los Papas.
Todos los frescos del techo de la Capilla Sixtina son obra de Miguel Ángel, que tardó cuatro años en pintar la bóveda, desde 1508 hasta 1512.
Si algo destaca en las imágenes del techo son las nueve historias del génesis que ocupan la parte central: Están representadas las escenas desde la Embriaguez de Noé hasta la Separación de la Luz de la Oscuridad.





Techo de la Capilla Sixtina




Sin duda alguna, La Creación de Adán es la imagen más conocida de la Capilla Sixtina. Se encuentra situada en la parte central de la bóveda y representa la historia del Génesis en la que Dios da la vida a Adán.




Techo de la Capilla Sixtina




Sobre el altar mayor y con unas dimensiones grandiosas (13,7 por 12,2 metros) se encuentra la otra obra maestra de Miguel Ángel, El Juicio Final, cuadro que representa el Apocalipsis de San Juan.
Decorar el ábside ocupó a Miguel Ángel cinco años de su vida, desde 1536 hasta 1541. Fue un encargo del Papa Pablo III para cubrir los murales que existían hasta ese momento.





Techo de la Capilla Sixtina




Foro Romano

Casa de emperadores





Foro Romano




El Foro Romano era el foro de la ciudad de Roma, es decir, la zona central en torno a la que se desarrolló la antigua ciudad y en la que tenían lugar el comercio, los negocios, la prostitución, la religión y la administración de justicia. En él se situaba el hogar comunal. Series de restos de pavimento muestran que sedimentos erosionados desde las colinas circundantes ya estaban elevando el nivel del foro en la primera época de la República. Originalmente había sido un terreno pantanoso, que fue drenado por los Tarquinios mediante la Cloaca Máxima. Su pavimento de travertino definitivo, que aún puede verse, data del reinado de César Augusto.




Cloaca Máxima




Actualmente es famoso por sus restos, que muestran elocuentemente el uso de los espacios urbanos durante el Imperio Romano. El Foro Romano incluye muchos de los monumentos, edificios y demás ruinas antiguas más importantes de Roma.




Templo de Cástor y Pólux




Durante la batalla del Lago Regilo entre romanos y latinos en el 496 a. C. el dictador, Aulo Postumio Albino hizo voto de consagrar un templo a Cástor y Pólux. En la batalla se había visto a dos jóvenes luchando de parte de los romanos. Aquella misma tarde de la victoria también se les vio abrevando sus caballos en la fuente Yuturna y anunciaron a los romanos la victoria alcanzada, desapareciendo luego; se les identificó con los Dioscuros. En el lugar de esa aparición se construyó el templo ofrecido por A. Postumio y dedicado por su hijo en el 484 a. C.




Templo de Saturno




El Templo de Saturno es un monumento dedicado a la deidad agrícola Saturno que se erige en el extremo occidental del Foro Romano en Roma. Representa los cimientos más antiguos conservados en la zona, construido entre 501 y 498 a. C. Algunas fuentes lo atribuyen al rey Lucio Tarquinio el Soberbio y otras a Lucio Furio, si bien esta última dedicación podría corresponder a una reconstrucción hecha tras el incendio por parte de los galos.




Templo de Vesta




El Templo de Vesta está ubicado al sur de la Vía Sacra, delante de la Regia. Es uno de los templos más antiguos de Roma. En este templo se custodiaba siempre encendido, so pena de grandes desdichas, el fuego sagrado en honor de Vesta, diosa del Fuego y del Hogar.
El edificio fue objeto de varias reconstrucciones, que conservaron la entrada orientada hacia el este y la forma circular de la planta (inspirada en las cabañas de la Edad del Hierro), la más reciente a la cual pertenecen los restos conservados es de la época de Julia Domna, esposa de Septimio Severo en el 191.





Basílica Emilia




La Basílica Emilia está formada por un gran aula de 70 x 29 metros, dividida en naves por hileras de columnas. La nave central, con una longitud de casi 12 metros está flanqueada por una más pequeña al sur y otras dos al norte. El edificio estaba precedido por el lado del foro por un pórtico de dos pisos con dieciséis arcos sobre pilastras. Por detrás del pórtico hay una serie de tabernae entre ellas se abren las tres entradas que dan acceso al aula.




Arco de Septimio Severo




El Arco de Septimio Severo es un antiguo arco de triunfo que se encuentra en Roma en una extremidad del Foro Romano, a los pies de la colina del Capitolio.




Arco de Septimio Severo




Fue erigido en 203 para glorificar las victorias militares del emperador Septimio Severo y sus hijos Geta y Caracalla sobre los Partos. Es una construcción en mármol, consta de un arco principal encuadrado por dos pequeños arcos. Las fachadas están ricamente decoradas por columnas y bajorrelieves. Bajo el ático de cada fachada, está grabada una larga dedicatoria. Originalmente, las letras grabadas en huecos contenían letras en bronce hoy desaparecidas.




Curia Hostilia




Construida, según la leyenda, por el rey Tulio Hostilio, tercer rey de Roma, sucesor de Numa Pompilio segundo rey de Roma y antecesor de Anco Marcio, cuarto rey de Roma. Fue restaurada por Sila (Curia Cornelia) en los años 80 a. C.




Curia Hostilia




En 52 a. C. un incendio destruyó el edificio, lo que llevó a Julio César a trasladarla desde su emplazamiento primigenio (donde César construiría su foro) a su actual ubicación, si bien las obras se interrumpieron a la muerte del dictador. Por decreto senatorial pasó a llamarse Curia Iulia, concluyéndose su construcción (a la que se dotó de un pórtico llamado chalcidicum) en el 29 a. C. De nuevo destruida por las llamas en el año 64 d. C. durante el gran incendio de Roma, fue renovada bajo Domiciano en el 94.




Curia Hostilia




En esta Cámara se reunía el Senado cuando debatía, tanto en el periodo de monarquía en el que solo era un pequeño grupo de consejeros y asesores del monarca, como en tiempos de la República en la que el Senado era el mayor poder legislativo a pesar de la progresiva pérdida del poder senatorial desde tiempos de Tiberio Sempronio Graco y Cayo Sempronio Graco.




Templo de Antonino y Faustina




El templo de Antonino y Faustina es el edificio mejor conservado del Foro Romano. Se abre a la Vía Sacra, al este de la Basílica Emilia, frente a la Regia. Se compone de una cella construida en bloques de toba volcánica, en origen revestida de mármol veteado, un pronaos de seis columnas de orden corintio en el frente y otras dos en cada lateral, de una altura de unos 17 metros. El friso presenta una decoración de grifos enfrentados y motivos vegetales.




Templo de Vespasiano y Tito




El edificio fue erigido por Domiciano en honor de su padre Vespasiano y su hermano Tito divinizados. Iniciado en el año 79, fue finalizado aproximadamente en el 87.
Está ubicado entre los vecinos templos de Saturno y la Concordia. La falta de espacio se refleja en la expansión más a lo ancho que a lo largo (23x33 metros) y en la anomalía de que la escalinata se encuentre encerrada entre las seis columnas del pronaos, de orden corintio y con una altura de 15,70 metros, tres de las cuales, en el ángulo del edificio, han perdurado hasta la actualidad.





Templo del Divino Julio




Dedicado por Augusto en el año 29 a.C. a César divinizado, su padre adoptivo. Este templo sustituyó a una columna honorífica y un altar que le erigió el Senado a César tras su asesinato en los Idus de marzo del año 44 a.C. (el día 15) en el lugar donde fue incinerado.




Tumba de César




En el lugar donde fue incinerado César se levantó, en un primer momento, una columna conmemorativa. Luego, se levantó sobre ella un templo dedicado a Cesar. Dada la cantidad de gente que acudía a la columna, Augusto ordenó tapiar ese espacio. Del templo quedan únicamente ruinas: el podium, la columna tras el muro que levantó Augusto y poco más. Con todo, sigue siendo un lugar muy apreciado
En el lugar del Foro romano donde fue incinerado su cadáver siempre hay flores…prueba de que para la gente de hoy, más de dos mil años despues, Julio César y su recuerdo aún no han desaparecido.





Columna de Focas




La causa exacta que motivó la construcción de la columna se desconoce, aunque Focas había donado formalmente el Panteón al Papa Bonifacio IV, que lo rededicó a todos los Santos mártires, a los cuales se les añadió la Virgen María en la Edad Media (Santa María y los Mártires).




Monte Palatino




El monte Palatino forma parte de la llamada Roma Quadrata. El Palatino es la más céntrica de las siete colinas de Roma y es una de las partes más antiguas de la ciudad. Se alza a 40 m sobre el Foro Romano, quedando entre éste y el Circo Máximo. En ella está el origen etimológico de la palabra ‘palacio’ en muchas lenguas.




Casa de Augusto




Augusto nació en la residencia de su padre situada en el Palatino y decidió situar su residencia en dicha colina al inicio de su carrera política.




El Estadio en el Palatino




Inmediatamente anexo al palacio de Severo está el Hipódromo de Domiciano. Esta es una estructura que tiene la apariencia de un circo romano y cuyo nombre significa circo en griego, pero es demasiado pequeño para carreras de carros. Puede describirse mejor como un estadio griego, esto es, un local para carreras pedestres.



0
0
0
0
0No comments yet