Popular channels

Analizando las características del Dios popular.

link al post: http://www.taringa.net/posts/info/9983673/Analizando-las-caracteristicas-del-Dios-popular_.html


Analizando las características del Dios popular.





Punto de inicio: Definir al Dios que será analizado en el post (además de estar aclarado en el título - popular)l





Es importante en tratar de entender “Qué y como es ese Dios” ya que el concepto de Dios varía mucho entre las personas. Para muchos Dios es solamente una especie de “Energía Universal”, pero para otros Dios somos nosotros mismos, e inclusive para muchos Dios podría ser definido como la naturaleza que nos rodea.

Todas las definiciones anteriores no son del interés de este post; el autor de estas palabras, se refiere al Dios Judeo-cristiano, el Dios que describe la Biblia y el que adoran la mayoría de la civilización occidental. Es sobre este Dios en el que se basa el presente proyecto. Aunque en esencia la argumentación en contra de Dios puede transferirse al resto de los Dioses que existen y existieron en el mundo, no son del interés de nosotros, y cuando necesitemos nombrarlos, haremos las aclaratorias correspondientes.


Sé que a muchos cristianos no les gusta la idea de “conceptualizar” a Dios, ya que la esencia divina esta por encima de eso y que Dios es básicamente indefinible. Sin embargo, creo que la mejor manera de conocer a Dios es lo que la Biblia nos dice de el. Afortunadamente la Biblia describe en numerosas ocasiones como es Dios y que características posee, por lo cual es relativamente sencillo tratar de definir a Dios basándonos en las descripciones bíblicas. Estas cualidades divinas son de todos conocidas, pero es importante definirlas y establecer los limites correspondientes.



Según la Biblia algunas de las características de Dios son:


- Omnipotencia, todopoderoso y creador de todas las cosas.

- Omnisciencia.

- Omnipresencia

- Inmutabilidad.

- Sabiduría infinita.

- Justicia infinita.

- Veracidad infinita (No miente)

- Bondad y misericordia infinita (Dios es amor)

- Perfección.



Existen varias características más acerca de Dios, pero basándonos en la palabra Bíblica, estas resumen bastantes bien que es lo que queremos decir cuando hablamos de Dios.

Vamos a analizar brevemente cada una de estas características.







Omnipotencia.





Creo que ningún Creyente-cristiano se atrevería a dudar de esta cualidad divina ya que es una de la más numerosa y clara en toda la Biblia. Nombrar todos los versículos bíblicos que afirman que Dios es todopoderoso seria una tarea titánica, además el punto esta muy claro. Todos los cristianos creen sin ninguna duda que Dios es Todopoderoso y que es el creador de todas las cosas. Solo nombraremos un versículo Bíblico para estar seguros de esta cualidad:

Gen 17,1

1Era Abraham de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció Jehová y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto.). Como lo mencione antes, son muchísimos los versículos que dicen que Dios es todopoderoso.

Al ser yo Ateo, no creo que desde el punto de vista del razonamiento y la lógica Dios sea un ser “todopoderoso” y “creador de todas las cosas”:


La creación del mal.



Si es cierto lo que dice la Biblia que Dios creó todas las cosas, entonces Dios también creó el mal y las calamidades humanas. Si se analiza, esto es contradictorio porque se suele decir que todo lo que creó Dios es bueno y de sus creaciones no puede salir la maldad. Aunque no lo crean, en la Biblia se dice en varias ocasiones que Dios creó el mal y las calamidades:

Isaías 45,6-7

6para que se sepa desde el nacimiento del sol, y hasta donde se pone, que no hay más que yo; yo Jehová, y ninguno más que yo, 7que formo la luz y creo las tinieblas, que hago la paz y creo la adversidad. Yo Jehová soy el que hago todo esto

Job 42,11

11Y vinieron a él todos sus hermanos y todas sus hermanas, y todos los que antes le habían conocido, y comieron con él pan en su casa, y se condolieron de él, y le consolaron de todo aquel mal que Jehová había traído sobre él

Job 5,18

18Porque él es quien hace la llaga, y él la vendará; El hiere, y sus manos curan

Como ven, con estos tres ejemplos basta, sin duda Dios creó el mal y las enfermedades. También es conocida la popular afirmación de que “el mal no existe, solo es ausencia de bien”, esto no tiene sentido, ya que la Biblia trata y nombra a el mal como algo bien definido y no como la ausencia de bien.


Literalidad.

Dios no puede “literalmente” ser el creador de todas las cosas. Hay cosas que por definición Dios no las creó, las creó el hombre. Por ejemplo, Dios no pudo crear el acero que no existe en la naturaleza sino que es la combinación de hierro, carbono y otros tantos elementos. El hombre creó el acero, no Dios. Claro, el creyente-lector dirá: “Pero Dios creó al inicio el hierro y el carbono, y también creo al hombre, por lo tanto Dios es el creador indirecto del Acero y de todas las cosas que el hombre ha fabricado”, aquí la palabra clave es “indirecto”. Si la premisa anterior es cierta: entonces Dios es el “Creador indirecto de todas las cosas”, por lo que su perfección se ve muy limitada.


Lógica.



Un argumento que los Ateos usamos con frecuencia para demostrar la falta de lógica al afirmar que Dios es todopoderoso es el famoso argumento de la “piedra pesada”. El planteamiento es el siguiente: si Dios es todopoderoso y puede crear lo que desee, ¿Podría Dios crear una piedra tan pesada que ni el mismo pudiese levantarla? Por simple lógica, Dios no puede hacerlo. Esto seria lo mismo que afirmar que “Dios no puede evitar que la suma de una unidad más otra unidad de como resultado dos unidades” este es un planteamiento matemático básico que no puede ser roto, ni por el mismo Dios. Ante esto los creyentes-cristianos responderán: “Dios solo puede hacer cosas dentro de la lógica”. Eso quiere decir que Dios tiene una limitante “La Lógica” convirtiéndolo así un ser limitado a algo superior a el y perdería su esencia perfecta. La característica divina quedaría así: “Dios es el creador de todas las cosas lógicamente posibles”.


Leyes naturales.



Este es un argumento planteado por Bertrand Russell: “las leyes naturales son independientes de la creación divina” Dios debe acatar las leyes naturales, por lo tanto están por encima de Dios. Demos un par de ejemplos: La ley de la gravedad (9,8 mts/seg2) es la velocidad con que la tierra atrae a los objetos hacia su centro; y el oxigeno que conforma el aire que respiramos (O2). la pregunta es la siguiente: ¿por qué Dios creó las leyes naturales así y no de otra manera? Dios pudo haber hecho la gravedad con valores más bajos, de esta forma se habrían prevenido miles de muertes por caídas, fracturas, accidentes etc. También Dios pudo hacernos respirar nitrógeno y no oxigeno ya que el nitrógeno es mas abundante en el aire que el oxigeno, así se evitarían miles de muertes por asfixia. El creyente-cristiano tiene tres posibles respuestas a esto:

1) “Dios lo hizo de esta manera por que era lo mejor para el mundo”: ¿lo mejor? ¿Tantas muertes por culpa de la gravedad y tantas asfixias es lo mejor que Dios pudo hacer?

2) “Dios lo hizo así porque el hace lo que desee”: esto equivale a decir que “Dios hace lo que le venga en gana” ¿Qué sentido tiene adorar a un Dios caprichoso que hace las cosas a su antojo?

3) “Dios lo hizo de esta manera, porque tenía que hacerlo así”: Dios está sometido a las leyes naturales. Esta es la única manera de que Dios podía hacerlo. Dios no podía crear la gravedad con un valor menor o ponernos a respirar nitrógeno, por que las leyes naturales se lo impedían. Es decir, Dios debe cumplir y acatar estas leyes naturales. Un Dios que está sometido a leyes superiores a el, pierde su esencia de perfección absoluta".




Existen innumerables razones que nos indicarían que la Omnipotencia de Dios esta muy comprometida. Pero creo que con estos planteamientos es suficiente para abrir una base de opiniones al respecto con el creyente-cristiano que desee aprender más sobre el Dios que adora.









Omnisciencia



Tampoco creo que ningún creyente sea capaz de poner en duda esta cualidad. Dios lo sabe todo. Sabe nuestro pasado, conoce nuestro presente y sabe que nos ocurrirá en el futuro. Dios conoce esto de todos nosotros y del mundo. El problema de esta característica celestial es que en muchas de mis conversaciones con los creyentes cristianos parece que no entienden muy bien lo que significa y tienden a mal interpretarlo. La mejor manera de salir de dudas sobre esto es investigar que dice la Biblia al respecto. Existen varios versículos que aclaran en sobre manera este punto:

Job 14,16

16Pero ahora me cuentas los pasos,

Job 23,10

10Mas él conoce mi camino; Me probará, y saldré como oro

Job 42,2

2Yo conozco que todo lo puedes,Y que no hay pensamiento que se esconda de ti

Salmos 44,21

21¿No demandaría Dios esto? Porque él conoce los secretos del corazón

Isaías 46,10


10que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antiguedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero

Job 23,14

14El, pues, acabará lo que ha determinado de mí;

Lucas 12,7

7Pues aun los cabellos de vuestra cabeza están todos contados

Como verán hay muchísimos versículos que aseguran que Dios lo sabe todo.

El problema comienza cuando también se afirma que el hombre tiene “Libre albedrío”, es decir, que el hombre tiene libertad para elegir lo que desee. Este es uno de los puntos más candentes de toda conversación Ateo-Cristiana.

Es muy difícil el congeniar la idea de que podemos elegir libremente y que Dios ya sabe todo nuestro futuro y que nuestra historia está escrita de antemano. Sin duda, creyente-lector, para usted Dios ya sabe quienes de nosotros seremos salvos y quienes no. Eso Dios lo sabe, ya que el lo sabe todo. Ahora,
¿Cómo puedo yo elegir si ya mi destino esta escrito? Según esta premisa, no importa lo que yo decida, a la larga terminaré cumpliendo lo que Dios tiene escrito para mi. Puede ser el cielo o condenado eternamente en el infierno. No tengo salida. Dios es omnisciente y sabe lo que vas a hacer durante toda tu vida desde que nacés, y si obrás mal, te condena por algo que él exactamente sabía que iba a pasar. ¿Qué clase de juego es?.. Muchos creyentes suelen responder a esto diciendo: “Puede que Dios sepa nuestro futuro, pero nosotros no lo sabemos”, el que lo sepas o no, no tiene absolutamente ninguna influencia en los acontecimientos futuros, ya que irremediablemente acabaré cumpliendo lo que Dios quiere. Además, existen también varios versículos que niegan que Dios sea omnisciente y que lo sepa todo.









Omnipresencia.




Dios esta en todas partes, en todo momento. Esto lo sabe cualquier creyente. Pero lamentablemente la Biblia no es muy clara al respecto y existen pocos versículos que nos indiquen esto de forma puntual.

Al decir que dios se encuentra en todo lugar se asume otra característica divina: La Invisibilidad. Dios es en esencia un ser invisible y etéreo. Claro, tiene que serlo; nada que sea visible está en todo lugar al mismo tiempo. La inmaterialidad es un requisito obligatorio para cumplir esta premisa.

Las cualidades de omnipresencia e invisibilidad traen consigo varios problemas al intentar entender esto de forma racional. A pesar de que dios está en todos lados, la Biblia nos dice que dios fue visto de manera precisa en varias oportunidades; inclusive hasta habló con varias personas en determinadas ocasiones; esto significa que para ser visto y escuchado en un momento y lugar preciso debía de estar allí y no en todos lados. Además, al hacerse visible para varias personas sin duda dejó de ser invisible, ya que las cosas invisibles no se pueden ver. Es imposible decir con toda seguridad que dios es invisible, ya que ha sido visto en varias oportunidades:

Génesis 32,30

30Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar, Peniel; porque dijo: Vi a Dios cara a cara, y fue librada mi alma

Éxodo 24,10-11

10y vieron al Dios de Israel; y había debajo de sus pies como un embaldosado de zafiro, semejante al cielo cuando está sereno. 11Mas no extendió su mano sobre los príncipes de los hijos de Israel; y vieron a Dios, y comieron y bebieron

Éxodo 31,18

18Y dio a Moisés, cuando acabó de hablar con él en el monte de Sinaí, dos tablas del testimonio, tablas de piedra escritas con el dedo de Dios

Éxodo 33,11

11Y hablaba Jehová a Moisés cara a cara, como habla cualquiera a su compañero

Éxodo 33,23

23Después apartaré mi mano, y verás mis espaldas; mas no se verá mi rostro



Entonces ¿Es dios invisible? ¿O es solo invisible a veces?

Hay otra cosa que atenta contra la invisibilidad y el carácter etéreo de dios, y es que dios tiene dedos, cara y espaldas (Génesis 32,30; Éxodo 31,18; Éxodo 33,23) esto equivaldría a decir que dios esta compuesto por algo físico que se puede ver y atentaría su condición de ser espiritual o inmaterial.

Es muy difícil asegurar que dios es un ser espiritual e invisible cuando la misma Biblia nos dice lo contrario.

Como punto final, quiero hacer una observación a manera de broma y no muy en serio… ¿Por qué cuando queremos referirnos a dios siempre miramos o señalamos hacia el cielo o miramos hacia arriba? Si dios está en todas partes, no tiene sentido buscarlo en el cielo ni entre las nubes, porque está en todos lados.

Curioso… ¿No?











Inmutabilidad.





Una cualidad divina que al parecer está muy claramente establecida en las Santas Escrituras pero que a la vez la misma Biblia la contradice es la: Inmutabilidad. Esto en pocas palabras es: “Dios es el mismo siempre, no cambia.”. Ser inmutable significa ser siempre el mismo, sin experimentar ningún tipo de cambio o mutación. No cambian ni Dios, ni sus designios.

La Biblia nos dice en varias oportunidades que esto es cierto, Dios no cambia:

Salmos 102,27

(27Pero tú eres el mismo, Y tus años no se acabarán),

Salmos 33,11

(11El consejo de Jehová permanecerá para siempre; Los pensamientos de su corazón por todas las generaciones),

Santiago 1,17

(17Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación),

1 Samuel 15,29

(29Además, el que es la Gloria de Israel no mentirá, ni se arrepentirá, porque no es hombre para que se arrepienta),

Malaquias 3,6

(6Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos),

Hebreos 13,8

(8Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos), y varios versículos más…



A pesar de todos estos versículos que sin duda afirman que Dios es Inmutable, también en varias ocasiones la misma Biblia parece afirmar lo contrario, que Dios cambia de opinión y no es el mismo antes y después:

Génesis 6,5-6

(6Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. 7Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho)

Éxodo 32,14

(14Entonces Jehová se arrepintió del mal que dijo que había de hacer a su pueblo)

Jonás 3,10

(10Y vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino; y se arrepintió del mal que había dicho que les haría, y no lo hizo)

2 Samuel 24,16

(16Y cuando el ángel extendió su mano sobre Jerusalén para destruirla, Jehová se arrepintió de aquel mal, y dijo al ángel que destruía al pueblo: Basta ahora; detén tu mano. Y el ángel de Jehová estaba junto a la era de Arauna jebuseo)




Como se puede ver a todas luces hay dos cosas aquí: ¿Ó se contradice la Biblia en varias ocasiones, ó esto de la “Inmutabilidad Divina” es algo ambigua y no debe ser tomada muy en serio? En cualquiera de los dos casos Dios no queda muy bien parado.

Otro factor que compromete la Inmutabilidad de Dios es el hecho que en el pasado el mismo Dios cometió hechos reprobables y luego al parecer cambio de carácter con respecto a sus acciones. Por ejemplo, todos recordamos los hechos ocurridos durante el diluvio universal o en la destrucción de las ciudades de Sodoma y Gomorra, ambos sucesos acontecidos en el libro del Génesis. En estas dos situaciones hubo una destrucción total de seres humanos incluyendo niños y animales inocentes, al parecer fueron realizados directamente por el mismo Dios para erradicar el mal de ambos sitios. Imagino que el creyente lector estará de acuerdo conmigo de que en ambos hechos murieron niños completamente inocentes de los pecados de sus padres. Claro, usted también opinará que Dios tuvo sus razones para hacerlo. En todo caso en varias oportunidades Dios en el Antiguo Testamento se nos presenta como un Dios combativo y vengativo, que promovió múltiples guerras e inclusive asesinó en varias ocasiones personas por su propia cuenta. Luego en el Nuevo Testamento parece que vemos un Dios completamente diferente, un Dios que es todo amor y ternura y que parece olvidar su pasado cuando era llamado “El Dios de los ejércitos”. Si esto no es cambiar, no sé que será…










Sabiduría infinita




La sabiduría e inteligencia de Dios es una de las características divinas más conocidas por el creyente. Dios es infinitamente sabio y nunca se equivoca. La Biblia en cientos de versículos lo dice muy específicamente:

Job 9,4

(4El es sabio de corazón,)

Job 12,13

(13Con Dios está la sabiduría y el poder; Suyo es el consejo y la inteligencia)


Isaías 40,28

(28¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance)

Daniel 2,20


(20Y Daniel habló y dijo: Sea bendito el nombre de Dios de siglos en siglos, porque suyos son el poder y la sabiduría)

Y como es lógico pensar, la Biblia al ser totalmente inspirada por Dios, no tiene errores tampoco; ni Jesús, la materialización física de Dios, tampoco se equivoca ni jamás lo ha hecho. Bueno, nombrar todos los errores y contradicciones de la Biblia tomaría algo de tiempo ya que son muchísimos; y nombrar los errores de Jesús también, así que para no hacer un tedioso análisis en esta parte, solo nombraremos unas “pequeñas equivocaciones” de Jesús, tal y como lo dicen las mismas escrituras:

Mateo 16,28

(28De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte, hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino.)

Esto, tomado de forma literal es un error, de hecho, murieron todos lo de esa generación y aun no ha vuelto Jesús. Se han muerto varias generaciones y el esperado regreso de Jesús no ha ocurrido. Claro, usted como creyente dirá: “esto no hay que tomarlo literal”, si, es cierto que Jesús usaba parábolas para ejemplificar algunas partes de su doctrina; pero cuando las usaba lo decía con anterioridad. En ninguna parte se asume que es una parábola. Otros creyentes afirman que la generación a la que se refiere el versículo no es literal y comienzan a sacar cálculos de años y a hacer extrañas predicciones de lo que podría ser una “generación”. Los mismos creyentes tratan de reparar esta clara equivocación.

Mateo12,41

(40Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches.)

Esta es una de las equivocaciones mas claras y evidentes de Jesús-Dios. En el versículo vaticinó que resucitaría a los tres días y tres noches. Todos sabemos que Jesús solo estuvo en el sepulcro un máximo de día y medio: muere un viernes en la tarde y ya el domingo en la mañana estaba resucitado. Para que se cumpliese lo que dice el versículo, debió salir de la tumba el lunes en la mañana. No hay prácticamente ninguna explicación razonable para esto, a menos que usted amigo cristiano, comience de nuevo a hacer cálculos y a darle a los “tres días y tres noches” significados diferentes.

Marcos 7,14-15

(14Y llamando a sí a toda la multitud, les dijo: Oídme todos, y entended: 15Nada hay fuera del hombre que entre en él, que le pueda contaminar; pero lo que sale de él, eso es lo que contamina al hombre.)


Sé que los creyentes cristianos le han dado miles de interpretaciones a estas palabras de Jesús, algunos dirán que se refiere al pecado, la palabra o cientos de cosas más. Pero lo cierto es que Jesús quiso hacer un símil de cualquiera de estas posibles interpretaciones con lo que entra literalmente en el hombre (las comidas por ejemplo) y lo que sale (las heces fecales). Claro, Jesús al poseer sabiduría infinita debe saber que hay cientos de cosas que al ser ingeridas nos pueden contaminar el organismo produciendo enfermedades y la muerte inclusive. Así que esto de “Nada hay fuera del hombre que entre en él, que le pueda contaminar” es un error gigantesco.








Justicia infinita.




Ahora comentaremos brevemente sobre una característica divina que a mi modo de ver es una de la más nombrada en la Biblia pero a su vez es una de la que menos se observa: La Justicia eterna de Dios.

La santa palabra dice en numerosas ocasiones que Dios es infinitamente justo y que dará a cada uno lo que corresponda:


Deuteronomio 10,17

(17Porque Jehová vuestro Dios es Dios de Dioses y Señor de señores, Dios grande, poderoso y temible, que no hace acepción de personas, ni toma cohecho)

1 Pedro 1,17

(17Y si invocáis por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno)

Gálatas 2,6

(6Pero de los que tenían reputación de ser algo (lo que hayan sido en otro tiempo nada me importa; Dios no hace acepción de personas)

1 Juan 3,7

(7Hijitos, nadie os engañe; el que hace justicia es justo, como él es justo.)

y varios más...

A pesar de todos estos innumerables versículos que avalan la justicia divina, a veces nos ponemos a pensar si eso es cierto, ¿Es verdad que Dios es un ser justo y que su creación es justa? Por supuesto, hay que ser bastante ingenuo como para pensar que el mundo es o fue alguna vez un lugar justo. Prácticamente todo lo que nos rodea está lleno de injusticias: vemos día a día como la gente de poca honestidad progresa en el la vida y la gente buena suele sufrir desgracias inmerecidas; observamos como los desastres naturales le quitan la vida a cientos de personas inocentes; sobre todo las mayores victimas de la injusticia humana son los niños, ellos son los que suelen sufrir los estragos de la falta de justicia a cada momento. Si el creyente-lector cree que la historia bíblica del diluvio es cierta, tendrá que admitir que en ese suceso tuvieron que morir niños inocentes, sin absolutamente ninguna culpa de los errores de sus progenitores. De allí parte mi gran duda; una duda que incluso cuando era un creyente convencido me carcomía el alma: ¿Por qué si Dios es justo, tuvieron que morir niños inocentes en ese diluvio? Nunca obtuve una respuesta satisfactoria, me consolaba con saber que “Dios es misterioso y sabe lo que hace”; claro, crecí y dejé de ser tan crédulo y entendí que usar el argumento de que “los caminos de Dios son misteriosos” es un auto engaño.

Amigo creyente-lector, le daré un ejemplo clásico, que de seguro usted creerá que en algún momento puede ocurrir: Vamos a suponer a un ateo cualquiera, por ejemplo de Suecia (utilizo este país como ejemplo porque es uno de los países con mayor porcentaje de ateos y menos crimen) esta persona atea tiene una hoja de vida intachable, nunca ha cometido un crimen ni nada reprobable, buen esposo y gran padre, aparte de un buen amigo; con problemas y defectos, claro, como todos, pero en términos generales y ante la sociedad es un ciudadano íntegro. Pongamos el otro extremo, un asesino en serie, violador y pedófilo (de esta clase de criminales lamentablemente abundan) cuya vida es una desgracia tanto para el como para la gente que le rodea, que por sus actos ha dañado la vida de muchas personas. Imaginemos que ambas personas mueren, cosa que de seguro ocurrirá algún día; pero el ateo muere sin aceptar a Cristo como su salvador y muere siendo ateo, a pesar de haber sido bueno en su vida; y el asesino momentos antes de morir, se arrepiente y acepta a Jesús en su corazón, claro, me refiero a una conversión real, sincera y totalmente honesta, de verdad este asesino se arrepiente de sus pecados. Según la creencia cristiana (y usted estará de acuerdo, mi amigo creyente- cristiano) en el caso del ateo, se irá casi sin ninguna duda al infierno, o al lugar de condenación que exista, por la sencilla razón que rompió nada más ni nada menos que el mandamiento más importante “amar a Dios sobre todas las cosas”. Y en el segundo caso, el del asesino arrepentido, se irá al paraíso o a su equivalente de recompensa divina, por el solo hecho de haber tenido la suerte de haberse arrepentido a tiempo. Estoy seguro que el lector cristiano-creyente dirá: "Bueno, cada uno tuvo la oportunidad de elegir y eligió”; estamos de acuerdo, esa no es la discusión, ambos estaban enterados, lo que se discute es si esto es justo o no.

Seamos sinceros: ¿de verdad le parece justa la condenación del ateo decente y el premio del asesino redimido?, su respuesta debería ofrecérsela a los familiares y seres queridos de las victimas del asesino…










Veracidad infinita.





En efecto, Dios no miente, es completamente veraz y certero en sus palabras. En eso están de acuerdo todos los creyentes; ésta es sin duda una cualidad indispensable de Dios. Veamos brevemente algunos versículos que afirman esto, para estar más seguros:


Tito 1,2 (2en la esperanza de la vida eterna, la cual Dios, que no miente, prometió desde antes del principio de los siglos)

Romanos 3,4 (4De ninguna manera; antes bien sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso)


OK, este punto está claro. Dios no miente.



¿Seguro?


Sin tomar en cuenta las numerosas contradicciones y errores que podría tener la Biblia y las cuales pueden ser interpretadas como mentiras o errores (ver articulo anterior), hay un par de versículos donde de verdad confunden al lector y pareciese que Dios mintió de forma descarada, inclusive, descubriéndose el mismo en el engaño:


Jeremías 7,22 (22Porque no hablé yo con vuestros padres, ni nada les mandé acerca de holocaustos y de víctimas el día que los saqué de la tierra de Egipto)

Este es un versículo bastante comprometedor para Dios, porque afirma que no decretó algunas ordenes de las cuales hay miles de versículos que confirman que esas ordenes fueron dadas. Nombrar aquí todos los versículos donde Dios ordenó hacer holocaustos y sacrificios sería un trabajo realmente agotador por la enorme cantidad de ellos. Pero nombrarlos no es necesario, el mismo Dios se responde a si mismo, evidenciando que mintió cínicamente:


Ezequiel 20, 25-26 (25Por eso yo también les di estatutos que no eran buenos, y decretos por los cuales no podrían vivir. 26Y los contaminé en sus ofrendas cuando hacían pasar por el fuego a todo primogénito, para desolarlos y hacerles saber que yo soy Jehová) Aquí el mismísimo Dios reconoce que había ordenado holocaustos y sacrificios, contradiciendo lo dicho en Jer 7,22.


Pero una de las cosas más curiosas en este asunto de las “mentirijillas” de Dios, es la famosa “Primera mentira”. Este es un argumento que es utilizado por muchos ateos ya que es por demás interesante y sugestivo. Si le preguntamos a un creyente medianamente informado sobre el Génesis y del origen de los hombres podría responder esta pregunta: ¿Cuál fue la primera Mentira?, creo que luego de analizarlo un poco respondería: “La primera Mentira fue la dicha por Satanás a Eva”, en este caso el creyente se estaría refiriendo a

Genesis 3,4 - 5: (4Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; 5sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.)

, pero… ¿Es esta la primera mentira? No, la primera mentira es esta:

Génesis 2,16,17: (16Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; 17mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás),

obviamente esto es mentira, el día en que Adán comió de este fruto no murió.
La prueba está en:

Génesis 5,3 (3Y vivió Adán ciento treinta años),
es decir, vivió muchos días más después de comer del árbol. Como pueden ver, la primera mentira la dijo el mismo Dios y no Satanás como generalmente se suele creer. También sé que los creyentes tienen miles de excusas para justificar esto, pero seamos sinceros, ¿No es algo sospechoso ésto?











Amor infinito.





Si existe una frase con la cual se pueda resumir todos los sentimientos y pensamientos de un cristiano sincero, sin duda sería esta frase: “Dios es amor”, Palabras recogidas del libro 1Juan 4,8 (El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.) Tengo la absoluta certeza de que el cristiano decente, real y limpio cree en esta frase. Lo digo por mi propia experiencia. Durante 17 años fui un cristiano convencido y leal. Dios y Jesús eran mi primer pensamiento al levantarme y el último antes de dormir. Jamás dudé ni un momento de su existencia y ni siquiera me pasó por la mente la mínima insinuación de que Dios no fuese amor y bondad. Yo lo sabía, Dios es bueno, los malos somos nosotros y nuestras decisiones. Dios no tiene la culpa de nuestro comportamiento. Sobra decir que he cambiado. Cambié desde el momento que comencé a leer la Biblia de forma imparcial, desde que comencé a pensar por mi mismo, desde que observé tantos males que existían en el mundo y que los hombres no éramos responsables. Creo que en algún momento ese pensamiento pasó por mi cabeza: ¿Si Dios es tan bueno, por qué sufren tantos inocentes?, claro, mi auto respuesta era que mi mente era muy limitada para comprenderlo y la famosa frase “Dios es misterioso”


La Biblia dice en numerosas ocasiones que Dios es bondad, amor y misericordia:

Juan 3,16 (16Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna)

Tito 3,4 (4Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres)

1 Timoteo 4,4 (4Porque todo lo que Dios creó es bueno)

Tito 3,4 (4Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres)


Pero, si lo pensamos un poco, nos damos cuenta de que esta concepción de “El Dios bueno” viene básicamente del Nuevo Testamento y que en el Antiguo, Dios es un Dios básicamente guerrero y en muchas ocasiones sanguinario y asesino:


Números 31,17-18 (17Matad, pues, ahora a todos los varones de entre los niños; matad también a toda mujer que haya conocido varón carnalmente. 18Pero a todas las niñas entre las mujeres, que no hayan conocido varón, las dejaréis con vida)

Deuteronomio 7,23 (23Mas Jehová tu Dios las entregará delante de ti, y él las quebrantará con grande destrozo, hasta que sean destruidas)

Deuteronomio 28,63 (63Así como Jehová se gozaba en haceros bien y en multiplicaros, así se gozará Jehová en arruinaros y en destruiros; y seréis arrancados de sobre la tierra a la cual entráis para tomar posesión de ella)

1 Samuel 15,2-3 (2Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Yo castigaré lo que hizo Amalec a Israel al oponérsele en el camino cuando subía de Egipto. 3Ve, pues, y hiere a Amalec, y destruye todo lo que tiene, y no te apiades de él; mata a hombres, mujeres, niños, y aun los de pecho, vacas, ovejas, camellos y asnos)

Isaías 37,36 (36Y salió el ángel de Jehová y mató a ciento ochenta y cinco mil en el campamento de los asirios; y cuando se levantaron por la mañana, he aquí que todo era cuerpos de muertos.)


Vemos con asombro como Dios ordena hacer cosas verdaderamente abominables y el mismo ha asesinado con su propia mano a muchas personas y así como matanzas donde murieron niños inocentes (Sodoma y Gomorra y el Diluvio Universal). Lo verdaderamente impactante de esto es que si Dios es un ser inmutable tal y como afirman las escrituras (- Salmos 102,27 - Salmos 33, - Santiago 1,17 - 1Samuel 15, - Malaquias 3, - Hebreos 13,8), ¿por qué pasa de ser un Dios de guerra y asesino a ser un Dios amoroso y todo bondad? Si es inmutable, ¿Por qué cambió? ¿Qué hizo cambiar a Dios de opinión?



Fui cristiano por mucho tiempo, y cuando me preguntaban esto yo solía responder… “Dios no es responsable del mal, son los hombres los culpables de las tragedias del mundo”, hoy en día sé que no es cierto. La misma Biblia dice que Dios es el creador del mal (Isaías 45,7 – Jeremías 18,11 – Amos 3,7) y que los hombres no ocasionan todas las tragedias, por ejemplo los desastres naturales (Volcanes, terremotos, tsunamis) son independientes de la acción del hombre y siempre han ocurrido, y claro, las victimas inocentes en estos desastres son incontables.


“Dios es amor”… puede ser… pero también Dios es según la misma Biblia un ser que cometió asesinatos, injusticias y atropellos. Al parecer se puede ser bueno y malo al mismo tiempo. Esto no es sorpresa, así somos todos nosotros, a veces buenos, a veces malos pero intentando inclinar la balanza hacia la bondad. No sé, quizá Dios es exactamente igual que nosotros; la misma Biblia lo afirma “Fuimos hechos a su imagen y semejanza”…




Perfección.






La “Perfección” es la característica de Dios que resume todas las cualidades anteriores. Al decir que Dios es perfecto, se asume que es un ser exento de fallas y errores.

Como vimos en cada uno de los artículos anteriores pueden haber dudas bastante sensatas de cada una de estas cualidades, por lo que el término “Perfección Divina” se hace a veces bastante débil y susceptible.


La Biblia nos dice en varias oportunidades que Dios es perfecto:



Mateo 5,48 (48Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.)

2 Samuel 22,31 (31En cuanto a Dios, perfecto es su camino, Y acrisolada la palabra de Jehová.)

Salmos 18,30 (30En cuanto a Dios, perfecto es su camino, Y acrisolada la palabra de Jehová


Sin tomar en cuenta todas las características y cualidades divinas donde se observa dramáticamente que Dios es todo menos un ser perfecto; veamos este asunto desde otra perspectiva:


Algo que sea “Perfecto” significa que esta libre de errores, sin tacha, es algo que no necesita nada debido a su grado de perfección. Dios, por ser una criatura absolutamente perfecta no debería hacerle falta nada, es un ser pleno y perfecto, sin mancha, por lo tanto no requiere de absolutamente nada. Sabemos que no es así, Dios necesita desesperadamente de nosotros, desea muchas cosas de nuestra parte y tenemos la obligación de dárselas o las consecuencias las pagaremos.


Esta es la gran pregunta que me hago: ¿Por qué un ser que es en esencia perfección absoluta necesita tantas cosas de nosotros?, Dios necesita que lo adoremos, necesita que lo veneremos, necesita de nuestras oraciones, de nuestro tiempo, de nuestras obras, en fin… Para ser totalmente perfecto, necesita muchísimas cosas.



Comentar aquí los versículos bíblicos que indican lo que Dios quiere y necesita como rezos, oraciones, tributos, sacrificios, holocaustos, mandamientos, estatutos, actividades y tantos más, sería en realidad muy extenso y la mayoría usted los conoce amigo creyente-lector. Solo nombraré un versículo que nos indica como Dios desea exasperadamente nuestra humillación:


1Pedro5,6 (6Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo)


De hecho, si usted es un cristiano cabal y trata de ser una persona en Cristo, es muy probable que invierta gran parte de su energía, tiempo e inclusive dinero en complacer a este Dios tan perfecto que no necesita nada, pero que lo quiere desesperadamente.


Lo que me parece más interesante aun; imaginemos a Dios antes de la creación del mundo. Este Dios totalmente perfecto de pronto necesita crear un mundo y dotarlo de criaturas para que lo adoren a el. Es bastante curioso esto, ya que en su estado de perfección, no debería querer o necesitar nada. ¿Qué llevó a Dios a hacer este mundo y sus moradores si el era y es perfecto?, además, recordemos que Dios es Omnisciente, y que ya Dios debía saber las consecuencias de ese mundo que iba a crear.


En serio, amigo Creyente-Lector, ¿Nunca ha pensado esto?, ¿Nunca le ha pasado por la cabeza estas cosas?, no se preocupe, yo era exactamente igual que usted, de hecho lo felicito por haber seguido la lectura hasta esta altura, eso indica que usted quiere aprender más sobre su Dios y sus creencias. Lo felicito de corazón.













PARA TERMINAR: Conclusión final de Sebastién Fauré en su obra "12 pruebas de la inexistencia de Dios" - leerlo completo aquí --->http://www.theyliewedie.org/ressources/biblio/es/Sebastian_Faure_-_12_Pruebas_de_la_inexistencia_de_Dios.html



Tal es, sin embargo, el Dios que desde tiempos inmemoriales se nos ha enseñado y que hoy todavía se enseña en la escuela y en el hogar comunes. ¡Qué de crímenes han sido cometidos en su nombre! ¡Qué de odios, guerras, calamidades han sido furiosamente desencadenados por sus representantes! ¡Ese Dios de cuántos sufrimientos ha sido la causa, y cuantos males engendra todavía! ¿No llegara jamás el día en que, cesando de creer en la Justicia Eterna, en sus edictos imaginarios, en sus recompensas problemáticas, los humanos trabajen con ardor infatigable por el advenimiento sobre la tierra de una Justicia inmediata, positiva y fraternal? ¿No sonara jamás la hora en que desengañados de consolaciones y esperanzas falaces, que les sugiera la creencia en un Paraíso compensador, los humanos hagan de nuestro planeta un Edén de abundancia, paz y libertad, en el que las puertas estén fraternalmente abiertas a todos? Tiempo ha que el contrato social se ha inspirado en un Dios sin justicia; tiempo es ya que se inspire en una justicia sin Dios. Tiempo ha que las relaciones entre los pueblos han difamado de un Dios sin filosofía; un tiempo es que monarcas, gobiernos, castas y clero, conductores de pueblos y directores de conciencia dejen de tratar a la humanidad como a un vil rebaño de carneros, para en último termino ser esquilados, devorados, lanzados al matadero. Tú, que me escuchas, abre los ojos, observa, comprende. El cielo del que sin cesar te hablan; el cielo con cuya ayuda se intenta insensibilizar tu miseria, anestesiar tus sufrimientos y ahogar el gemido que a pesar de todo se exhala de tu pecho, es un cielo irracional, con un cielo desierto. Sólo tu infierno está poblado, es positivo. Basta de lamentaciones; las lamentaciones son vanas, basta de postergaciones; las postergaciones son estériles. Basta de plegarias; las plegarias son impotentes. ¡Levanta, hombre! Derecho, altivo, rebelde, declara una guerra implacable al Dios que tanto tiempo ha impuesto a ti y a tus hermanos una embrutecedora veneración. Desembarázate de ese tirano imaginario y sacude el yugo de ésos que se pretenden sus representantes aquí en la tierra. Mas acuérdate de que si sólo haces esto, la tarea no será realizada más que a medias. No olvides que de nada te servirá romper las cadenas que los dioses imaginarios, celestes y eternos han forjado contra ti, si no rompes las que contra ti han formado los dioses pasajeros y positivos de la tierra. Estos dioses giran a tu alrededor, y procuran envilecerte y degradarte. Estos dioses son hombres como tú. Ricos y gobernantes, estos dioses de la tierra la han poblado de victimas numerosas y de injustificables tormentos.





Eso es todo, gracias por su atención y paciencia.

Saludos!
0
0
0
0No comments yet