Check the new version here

Popular channels

Buscando El Camino Perdido Capitulo 1

Capitulo 1: “Todo Cambia”.
Mi nombre es Isaac, soy de un carácter tranquilo, algo callado, no soy de muchos amigos, pero a los que tengo los quiero como a nada en la vida, tengo un hermano menor llamado Jack y vivo con el junto a mis padres, mi relación con ellos no es algo mucho que envidiar, pero somos una familia feliz, o mejor dicho… éramos una familia feliz.
Un día cualquiera, durante el verano, un grupo de este movimiento extraño apareció, hasta esa fecha, solo había escuchado sobre ellos por las noticias o por lo que leía en internet, ellos llegaron en 4 vehículos grandes, irrumpieron a varias casas de nuestra villa, incluyendo la mía, en ella estábamos toda nuestra familia, nos sacaron a nosotros y a varios de nuestros vecinos a la calle y nos hicieron arrodillarnos con la manos en la cabeza, pude ver que algunos de mis vecinos yacían con alguna herida en la cabeza, seguramente estos habían puesto resistencia al suceso y estos tipos los golpearon con sus armas.
Mire a mi alrededor que estos algunos de estos sujetos estaban armados con cuchillos y machetes, otros con bates de beisbol, y el resto con armas de fuego, estos se veían mas amenazantes que el resto, pero había uno, un tipo que no tenia ningún tipo de arma solamente estaba arriba del techo de unos de los vehículos y observaba al resto del grupo desde ahí, su vestimenta consistía en un sudadera rojo con unas letras amarrillas sobre el pecho y unos jeans azules oscuros su cabello era negro y le llegaba a la altura de los hombros sus ojos eran inexpresivos daba la sensación de que no tenia ninguna emoción en ellos, al parecer el era el que estaba al mando de ese grupo y el organizador de todo este suceso. De repente unos 2 sujetos de los que estaban ahí comenzaron a disparar al aire, solamente con el propósito de llamar la atención del resto de la gente que aun se encontraban en sus casas, después de haberla obtenido, el sujeto que te encontraba en el vehículo hablo, confirmando mis sospechas si era el líder:
- Damas y caballeros, como se hablan dado cuenta, el gran movimiento revolucionario “distorsión”, ha llegado hasta sus viviendas, pero no teman, solo los queremos ayudar y proteger de este gobierno corrupto y malvado, siempre y cuando ustedes cooperen con nosotros y nuestra causa, ya que si no, no podremos cuidarlos y cosas desagradables les podría suceder a ustedes y sus familias, hemos elegido al azar 6 casas de las cuales, hemos sacado a sus integrantes a la calle y los hemos puesto al frente de cada uno de ustedes, esto será una pequeña demostración de los que les sucederá si no nos quieren cooperar – Después de decir esas palabras hizo un gesto con sus manos a modo de señal.
Unos sujetos detrás de nosotros nos vertieron encima un parafina hasta dejarnos completamente mojados, mire hacia el lado y vi a mi hermano llorando desconsoladamente, debió haberse cuenta de lo que estaba a punto de suceder, seguí mirando y pode ver a mis vecinos algunos lloraban, otros rezaban, pero lo que me rompió el corazón fue el mirar algunos hijos pequeños de mis vecinos, preguntándoles a sus padres que estaba pasando y porque los habían mojado con esa agua como ellos la llamaban y solo recibían como respuesta que estuvieran tranquilos que todo iba a mejorar, cuando deje de mirar a mi alrededor, fije mi mirada hacia mis padres y les dije.
- Los quiero, lamento no habérselos dicho con anterioridad ni con mucha frecuencia, pero los quiero enormemente y les agradezco todo lo que me dieron a mi y mi hermano –
Dicho esas palabras tome una gran inhalación y me dispuse a esperar este trágico final pero antes de cerrar mis ojos, me sorprendí por lo que dijo mi hermano en ese preciso momento.
- No te preocupes, todo saldrá bien, al fin y al cabo cuando parece que estamos al borde del acantilado, siempre encontramos la forma de llegar al otro lado, esa es la fuerza del ser humano -
Lo mire con asombro, por lo que había dicho, me pregunte de donde había sacado esas palabras, ¿quien se las habría dicho?, mi pensamiento fue interrumpido por el sonido de los motores de los vehículos de estos tipos, para cuando me percate la gran mayoría se habían subido, solo quedaban unos pocos rodeándonos con armas apuntándonos para evitar que nos moviéramos, después el líder volvió hablar.
- Lo que van a presenciar será una pequeña muestra de nuestra determinación y ojala les sirva de advertencia si es que no nos apoyan, volveremos en un tiempo mas haber que es lo que han decidido si están con nosotros o contra nosotros –
Dicho esto tomo un encendedor de su bolsillo, lo encendió y lo lanzo hacia nosotros, pude ver ese maldito encendedor dando vueltas lentamente mientras se dirigía hacia nosotros, miles de pensamientos pasaron por mi mente en ese instante, mis amigos, compañeros y familia, sabia que los dejaría de ver, solo logre pensar después de esas imágenes en lo siento, de un momento a otro vi unas enormes llamas que me envolvían, y escuchaba unos gritos, que provenían de todos lados, gritos de dolor y desesperación, yo también daba gritos que me desgarraban mis cuerdas vocales, debido a todo el dolor que sentía en ese preciso momento, caí desmayado y justo antes de perder el conocimiento recordé las palabras de mi hermano menor “siempre encontramos la forma de llegar al otro lado, esa es la fuerza del ser humano”, dicho eso caí desmayado.
De pronto, desperté por un fuerte ruido proveniente de alguna maquina extraña, para cuando recobre el sentido, me di cuenta que me encontraba en un hospital, solo podía ver a través de mi ojo derecho, por el cual pude ver que estaba completamente vendado, tenia mi brazo izquierdo completamente inmovilizado en cambio la otra la tenia libre, con ella me toque mi cara para verificar que al igual que mi cuerpo, esta se encontraba completamente vendada incluido mi ojo izquierdo, para cuando deje de inspeccionar mi cuerpo, una enfermera entro en mi habitación.
- Oh! Gracias a Dios despertaste… estábamos algo preocupados por ti, ya que a pesar que tu signos vitales se hayan equilibrado y hayas salido de peligro, daba la sensación de que nunca recobrarías la conciencia, a pesar de que se te quitaron los calmantes… -
- ¿M… mi familia don…de esta?, mis… pa…dres, mi… herma…no ¿Cómo… s...se encu…encuentran? – dije con mucha dificultas ya que me costaba mucho sacar la voz
Ella se puso algo triste, se sentó en una silla que se encontraba al lado de mi cama y me respondió.
- Lo siento… pero… ellos no sobrevivieron, tu y otras 5 personas fueron las únicas que se salvaron de ese incidente, el resto fueron consumidas por las llamas, era una escena realmente horrible… de verdad lo siento. –
Se puso de pie y se fue bastante entristecida, creo que fue por el hecho de haber sido ella quien tuvo que darme esa terrible noticia.
- N-no, no… debe ser… una… maldita broma – dije mientras las lagrimas salían de mi ojo derecho.
Con mi mano derecho me seque las lagrimas, y las ultimas imágenes de ese hecho venían a mi imágenes, cada una llegaban a mi memoria y me torturaban lentamente con cada recuerdo que me mostraban, de pronto en ese confuso estado en el que se encontraba mi mente recordé la imagen de ese tipo que realizo tal barbarie, ese sujeto, cuando pude recordar la vez que lanzo ese encendedor, mi pena se trasformo en ira, una ira que jamás había sentido, una ira indescriptible, así que alce mi brazo derecho hasta donde las vendas y el dolor me permitían, aun con la imagen de el en mi memoria.
- Juro por Dios y el recuerdo de mis padres y el de mi hermano, que te encontrare maldito bastardo y te hare pagar por lo que hiciste – pensé, mientras tenia mi brazo alzado al cielo con puño cerrado, como señal de promesa.
Al cabo de un rato un doctor entro, se sentó en el mismo asiento que se había sentado la enfermera anteriormente, me miro fijamente y me dijo.
- Así que ya te comentaron todo lo que paso con tu familia –
Asentí con la cabeza para evitar hablar.
- Realmente lo siento, hicimos todo lo que estaba al alcance de nuestras manos, pero no pudimos salvarlos, realmente lo siento, pero el lado bueno es que tu estas con vida… ya que cuando llegaste aquí ya te dábamos por muerto, al parecer alguien allá arriba te debe querer mucho o necesita que te mantengas con vida para algo mas, cualquiera sea la razón, pronto lo sabremos –
Lo mire extrañado, cuando dijo esas palabras, ¿a que se refería? ¿Que alguien arriba evito que muriera porque necesitaba que yo me mantuviera con vida para algún propósito? No entiendo a que se refería, de cualquier forma no me encontraba con animo para intentar averiguar que quería decir.
Pasaron unos meses antes de que mis heridas sanaran completamente, para cuando me quitaron mis vendajes pude ver las quemaduras que estaban en todo mi cuerpo, algunas rodeaban todo mi brazo izquierdo, una gran quemadura que estaban en la mitad de mi pecho y una mas pequeñas en mi brazo derecho y mis piernas, era terrible verme así como me encontraba, después de el doctor me realizara las ultimas revisiones, me encontró apto como para darme de alta, finalmente después de 6 meses de recuperación pude salir de aquel lugar, en ese mismo lugar me ofrecieron ropas nuevas ya que las que tenia ese día se habían quemado por completo, cuando finalmente salí por la puerta del hospital me detuve un instante, mire al cielo y recordé la promesa que le había hecho al recuerdo de mi familia, ahora estaba determinado, iba a detener a ese maldito movimiento, los iba asesinar y por sobre todo iba asesinar a ese maldito bastardo que me arrebato a mi familia y me dejo estas marcas, voy hacer que pague por todo el daño que ha causado, ese será mi objetivo.
0
0
0
0No comments yet