Check the new version here

Popular channels

¿Los cartoons de ahora son mejores que los de antes?

Oh sí, mi primer post, y uno con un tema muy fascinante del cual voy a hablar, esa pregunta que todo el mundo cree saber la respuesta, según los nostálgicos, la televisión (al menos la animada) es pura basura y los chicos jamás entenderán lo que eran los viejos tiempos, ¿te suena?, es el favorito de muchos, ¿pero qué tal si digo que la televisión animada está mejor que nunca, y que los chicos tendrán una mejor infancia que la nuestra (no debo repetir que de nuevo estoy hablando de la animación, y, estoy excluyendo el animé)?, loco, ¿no?, te sorprenderá saber que la cosa es 99.999% (igual que el Lysoform) cierta, ¿cómo es eso posible si en nuestra infancia estaba Dexter's Lab, las PPG, e incluso Johnny Bravo?, bueno está bien, primero hay que explicar qué pasa.

La raíz del problema
La animación pasó por su propio '2001', que fue más la década de los 70's, 80's, donde empresas como Hasbro vieron que la televisión animada podía ser destinada a los niños para comprar juguetes y más juguetes, por lo tanto tenían un estilo realista pero con pocos movimientos fluidos debido al bajo presupuesto, y casi ninguna serie con una historia demasiado compleja, eso era para los adultos exclusivamente.


Aquí vemos a Rubik, el increíble cubo, ninguna franquicia estaba a salvo.

Mientras en Japón se forraban con Dragon Ball y similares, en América los chicos debían ver horas interminables de un crossover tras otro de Scooby Doo, sí, Scooby Doo conoce a los Tres Chiflados, Scooby Doo y The Thing, Scooby Doo con los Harlem Globetrotters, entre muchos otros más, todo parecía perdido, hasta que nuevos grupos de animadores empezaron a cansarse y quisieron presentar nuevos proyectos que revitalizaran la industria, de forma muy resumida, ahí nació What A Cartoon!



El bloque de la mayoría de los Cartoon Cartoons de Cartoon Network nacieron, obviamente como gran parte del cambio, muchas series intentaban llegar a todo el público, pero no era fácil, muy pocas productoras daban el dinero necesario para que una producción pudiera llegar a la cantidad de calidad e historia que, por ejemplo, Dragon Ball tenía, entonces los burdos intentos para llegar a ver una especie de auténtico "animé americano" no estaba en los planes.


Aquí vemos unos cuantos Cartoon Cartoons, la mayoría de mis favoritos, realmente eran buenos, nadie dice que los Cartoon Cartoons sean malos.

Pero todo cambió cuando la nación Nickelodeon atacó, y trajo la serie Avatar: The Last Airbender, algunos dirán que es el verdadero "animé de américa", ¡pero no!, en mi opinión, es solamente una serie que logró traer la calidad de animación de Japón, el estilo de escritura Japonesa en las historias, básicamente una serie japonesa en todo sentido, pero producida en América, fue un gran paso, pero lo que muchos no saben, es que para ese entonces CN estaba pasando por su primera etapa oscura con series poco interesantes y que el público general odió. Avatar estaba súper bueno, pero no tenía un equilibrio, no todas las producciones pueden pagar tanta animación compleja, llegaba el momento de hacer un serie que combinara el estilo de animación que américa tenía acostumbrada pero el estilo complejo que las series como Dexter o Johnny Bravo tenían, ¿por qué debemos hacer simples comedias animadas, cuando se puede hacer más?, no hay límite en la imaginación que impida lograr historias fascinantes e ir más allá.


Que no decaiga la línea de Avatares, debemos ir un paso a un más adelante, ¡la actualidad!

Ahora que ya sabemos el por qué, falta la respuesta
En la respuesta al título digo, "¡claro que sí!, ¡claro que sí!, ¡obvio!", pero no es algo malo decir eso, es todo lo contrario, es de lo mejor decir eso, es como decir "¡mis hijos se fueron a la universidad y no estarán más en casa!, ¡yupi!", no es malo que tu hijo te abandone por ir a hacer su propia vida.

Ahora hay series como Steven Universe, que a veces, puede hacer pensar hasta el más adultos de los adultos, porque ahora las series, no tienen edad, no la tienen, sólo tienen un rating que no debe sobrepasar el PG (Con Supervisión de los Padres), si antes Bob Esponja (que por cierto amo esa serie y estoy feliz que Stephen Hillenburg haya vuelto) era adulto, lo de ahora lo es más todavía, y no por chistes vulgares o humor asqueroso, por los temas que tocan, relaciones amorosas complejas, rompimientos, lo que sea, y uno que pensaba que eso sólo podía suceder en una serie estilo live-action, no, está pasando aquí. Con una animación minimalista pero aún más detallada que en el pasado, pero hermosa, es el equilibrio de cual estaba hablando,


No será el fondo de un animé, pero se ve hermoso.

Además los personajes tienen un armado estupendo, vemos su historia pasada, sus emociones, como afrontan situaciones difíciles, como uno se puede identificar más con algún personaje que Adventure Time (Hora de Aventura) que con uno de Johnny Bravo (en rasgos generales, quizás haya alguno que es igual a Johnny y se sienta identificado, eso sería divertido), tocando temas tan fuertes como la homosexualidad que en su momento sólo era un chiste sucio (La Vida Moderna de Rocko hizo más de uno), ahora es algo que se debe tomar natural, y eso explora un mundo que no todos conocen (no todos saben qué es o qué siente un homosexual).

Locaciones que van más allá de una ciudad, si no mundos mágicos enteros, planetas con cantidad de detalles. Historias que desbordan la creatividad, una personaje de un videojuego de citas se 'enamora' de un sujeto, y cuando éste tiene una cita real, el personaje se pone celoso e intenta deshacerse de la chica tomando control de un restaurante para chicos con animatrónicos, ¿qué más creativo que eso?


Aún lo peor de lo peor, debe ser de una calidad promedio.

Además el público de hoy en día, incluso el infantil, es 100 veces más exigente que hace 20 años, cosa que logra que no cualquier basura sin terminar llegue al mercado y triunfe, aún las peores series como Teen Titans Go! (Los Jóvenes Titanes en Acción), deben tener "eso" para conseguir siquiera un episodio.

Claro, quizás para algunos no serán muchas las series actuales, pero realmente, prefiero calidad ante cantidad.

Estamos ante una segunda época dorada de la animación, y no puedo creer que los nostálgicos se la estén perdiendo con esa tontería de que lo de antes era mejor que ahora. Por favor, abran los ojos.

Sí por alguna razón no leíste esto, o te pareció más largo que el Quijote, aquí hay un pequeño resumen:
¿Los cartoons de ahora son mejores que los de antes?, ¡SÍ!
0
0
0
0No comments yet