2014, el año en que cambio el mundo



EE.UU. sería el primer productor mundial de petróleo para finales de 2015
Lo informo la Agencia Internacional de Energía y el increíble fenómeno, único en la historia del siglo XX, es debido a una fuerte alza en la producción de crudo y gas no convencional, Fracking, en el país del norte que llevaría a la autosuficiencia energética el año que viene.
"El desarrollo energético en Estados Unidos es muy profundo y su efecto se sentirá más allá de Norteamérica y del sector energético", dijo la AIE.

Estados Unidos superaría a Rusia como principal productor de gas por un margen muy grande para el 2015. Poco tiempo después de eso, en el 2017, Estados Unidos se convertiría en el principal productor y exportador de petróleo y derivados del mundo.
Por ejemplo, hoy, el estado de Texas y gracias al Fracking, ya produce dos veces más petróleo que todo Irán. El fracking a contribuido de manera importante en el hecho de que USA ya se haya convertido también en el principal exportador de combustibles refinados (lo que incluye gasolinas, aceites y diesel) del mundo, superando por capacidad de refinación a la OPEP en un 35% . Solo el estado de Texas generó una media de 2,575 millones de barriles al día en junio de 2014, una cifra que la sitúa por delante de siete de los grandes países exportadores miembros de la OPEP. La industria Norteamérica se ha convertido y transformado en los últimos cinco años al consumo exclusivo de gas procedente de Fracking abaratando sus costos por consumo de energía a valores ínfimos.

Las consecuencias políticas mundiales de este fenómeno son prácticamente impredecibles. Estas son algunas de las cosas que se me ocurren que van a pasar en los próximos meses.
Para empezar la influencia política de la OPEP caerá significativamente.
Las políticas de USA para Medio Oriente, tendrán un cambio radical en los próximos meses, y a partir de 2015 ya nada será igual.
El autoabastecimiento de USA subirá la oferta de petróleo en el mundo a niveles nunca vistos haciendo bajar el precio por barril por debajo de los 70 dólares.

Países como Irán, Venezuela, Rusia, verán disminuir drásticamente su influencia, esto ya lo vemos en las relaciones entre Irán-USA que por primera vez en treinta años tienden a distenderse, Irán trata de adecuarse a la nueva realidad.
China, deberá ajustar rápidamente su economía a la nueva situación mundial, apostando una vez más por un mayor consumo de la sociedad americana para que no se frene su producción con las consecuencias que esto trae aparejadas. Debemos pensar que cualquier cambio extraño en la economía mundial le pueden ocasionar a China un enorme problema, en un par de semanas se puede encontrar con diez o doce millones de personas sin empleo, protestando en las calles con consecuencias sociales impredecibles.

El precio del barril de petróleo por debajo de los $ 75 o 80 dólares quebrara en varios pedazos las políticas de estado y cambiara el Statu quo de muchos países árabes que basan su economía en la producción de petróleo haciéndolos mas vulnerables a los ataques de los extremismos religiosos.

Venezuela entrara en un cono de sombras por varios años y se prevé un escalada rápida de la violencia de estado por la menor entrada de dólares procedentes de la venta de petróleo y la imposibilidad de hacer frente a los subsidios sociales.
Los precios de las naftas y derivados en USA, bajaran a precios nunca vistos, hoy 1/11/2014, el diario La Nación de Buenos Aires pública precisamente una nota sobre este increíble asunto y lo sorprendente que les resulta a los norteamericanos pagar a menos de un dólar el litro de nafta súper, apenas tres dólares el galón (un galón = tres litros setecientos) y se prevén bajas más pronunciadas.

Las consecuencias sobre las investigaciones y producción de energías No Convencionales serán catastróficas. La energía solar, la eólica y cualquier otro tipo de producción de energía se verán paralizadas por los precios increíblemente bajos del petróleo.
Nosotros, la Argentina concretamente, sufriremos inmediatamente el golpe. Con un precio por barril de petróleo por debajo a 75 dólares, nadie invertirá un centavo en proyectos como el de Vaca Muerta y el mismo deberá seguir durmiendo por muchos años más. Estos emprendimientos son viables a ciento quince dólares el barril como estaba a principios de 2014, a casi la mitad de costo no son viables aun. Por otro lado y a favor al ser importadores netos de energía nuestros costos de producción bajaran ostensiblemente haciéndonos más competitivos.

Lo dicho en los próximos meses veremos un cambio increíble en el mundo y 2014 será un año de quiebre, como una puerta que nos lleva hacia otra realidad.