Check the new version here

Popular channels

Anécdotas encontradas

Anécdota 1





Hace mucho tiempo, un señor, un tal Gibbons, escribió unos enormes tomos que se llamaron "El decline y caída del imperio romano" (The Decline and Fall of the Roman Empire)
Son miles de páginas, por momentos muy difíciles de leer, y por momentos un tanto aburridas.

Pero en resumen, y de manera simple, lo que dice Gibbons es que el Invencible Imperio Romano se cayó con un pifff de globo desinflado y no con un bum!!! como era de esperarse.

Décadas antes, una tribu bárbara (los romanos llamaban bárbaros a toda cultura que no fuera romana) estaba siendo diezmada por otras tribus bárbaras.
Desesperados y retrocediendo sin parar llegaron a los límites del mundo civilizado, el Imperio Romano.
Y pidieron asilo.
Y por variados motivos que no voy a describir aquí, los romanos les dieron refugio a cambio de que los hombres se enlistaran en las Legiones Romanas.
.
Por aquel entonces, los romanos se habían realmente aburguesado. Mas bien, achanchado.
No querían ya cubrirse de gloria luchando en las legendarias legiones que habían conquistado casi toda Europa y Medio Oriente.
Entonces llenaron sus ejércitos de mercenarios.

La tribu bárbara, que había recibido el asilo, era una especie de unidad comando, un cuerpo de elite dentro del ejército romano.
Y son los que terminaron tomando Roma, la saquearon, la quemaron, masacraron a su población y dieron comienzo oficialmente a la Edad Media.






Anécdota 2



Reza Pahlevi, el malo de la película



En la década del setenta, Teherán hervía de actividad revolucionaria y de movimientos para derrocar a la dictadura de Mohammad Reza Pahlevi, el Cha de Irán.
Los principales grupos de oposición estaban formados por estudiantes láicos de izquierda, socialistas y comunistas, idealistas que luchaban por la liberación de su pueblo y por la democracia.
Pero no tenían, como se dice en Argentina, llegada al pueblo.
Y si querían una revolución, necesitaban apoyo masivo.

Allá, a lo lejos, exiliados en París había un grupo de líderes religiosos moderados que parecían los candidatos perfectos para unificar al pueblo y vencer en la lucha.
Uno de esos Ayatollas se llamaba Ruhollah Khomeini.
Misteriosamente, los ayatollas mas moderados fueron quedando de lado.

Cuando la Revolución triunfó, Khomeini fue recibido en Teherán como un héroe revolucionario.
Pocos meses después, todos los líderes de izquierda estaban exiliados, muertos, desaparecidos o presos.
Khomeini fue muy detallista en la purga que ordenó.
A algunos incluso los asesinaron en Europa.
Así nació la República Islámica de Irán.









Anécdota 3



En el mismo segundo en que finalizó la Segunda Guerra Mundial, comenzó la Guerra Fría.
Los antiguos aliados se atrincheraron en sus respectivas cuevas ideológicas a ambos lados del planeta.

En teoría, y recalco el en "teoría", era una lucha entre dos sistemas económicos y sociales.
En la práctica, se convirtió en la lucha entre dos imperios para ver cual abarcaba mas y derrotaba al otro.

Comenzó, con la Era Nuclear, el equilibrio del terror.
Terror a la destrucción mutua.
Esto trajo un cierto orden y una cierta calma, irónicamente.
Nadie podía hacerse demasiado el machito o cruzar determinadas líneas rojas.





Es cierto, había guerra en Viet Nam y Camboya, dictaduras en América Latina, y Medio y Lejano Oriente apoyadas por Estados Unidos y dictaduras en Africa y Medio y Lejano Oriente apoyadas por los soviéticos. También ocupaciones militares directas de los ejércitos de ambos países desde Europa hasta Afghanistán, desde Centroamérica a Africa.

Pero las cosas eran mas claras.
La izquierda era izquierda, la derecha era derecha.

Podías ser anti soviético, anti stalinista, pero tenerla muy clara y militar y pensar y creer en un Socialismo como camino hacia un futuro mejor.
Estaba clarísimo, si eras de izquierda, cuales eran los enemigos.
El Imperialismo (todos los imperialismos, no solo el yanki), la oligarquía, la pobreza, la explotación, el racismo, la represión... y la religión. Era el opio de los pueblos. Era una de las bases y claves por las cuales el sistema corrompía y dominaba al pueblo.
Era un "no no" muy claro, no importaba en que corriente de izquierda estuvieras.
Hubo quizás un acercamiento cuando surgió el Movimiento de la Iglesia del Tercer Mundo, pero siempre, por lo menos yo, lo miraba con desconfianza.




Después vino Reagan y empezaron las películas de Rambo.
Reagan les vendió un cuento a los soviéticos.
Les hizo creer que estaban preparando un sistema, que costaba trillones de dólares, que convertiría sus sistemas misilisticos en obsoletos.
Se llamó como la película. Iniciativa Star Wars.
Y de golpe y cañate, para sumarle, comenzó una verdadera carrera armamentística con inversiones astronómicas.

En resumen, la economía soviética no pudo seguirle el ritmo, y el sistema soviético se cayó como el Imperio Romano de la primera anécdota. Con un pifffff de globo desinflado.

El hecho fue magnífico para los millones de habitantes de Europa Oriental y Rusia.
Resultó ser que muchos de los horrores que habíamos escuchado sobre el bloque soviético no eran propaganda yanki, sino muy reales.

Pero... todo tiene un pero.

La caída del bloque soviético dejó un vacío de poder, y peor aún, dejó a la izquierda sin papá ideológico.

Las cosas ya no estaban tan claras.





Sin entrar en detalles para no hacerla larga, el Estados Unidos de Obama no puede ni quiere ser el sheriff del planeta. La Rusia de Putin simplemente no puede.
Y eso permitió que ese vacío de poder fuera llenado por todo tipo de regímenes exóticos, desde los fanáticos fundamentalistas islámicos con delirios de un Califato Mundial, hasta generalitos ridículos y golpistas de América Latina autoproclamados socialistas (o sus sucesores, que hablan con pajaritos).

La izquierda huérfana buscó con que llenar sus mensajes, y de a poco lo fue llenando con ideas y actitudes, con mensajes y declaraciones mas cercanas a la derecha Fascista que a Marx y Lenin.
Y para hacerla mejor, con un apoyo a esos mismo fanáticos religiosos, los mismos que mañana les cortarían el cuello como en la Revolución Iraní, los mismos que representaban ese "no no" porque eran el opio de los pueblos.



Corolario y final (por ahora...)



Me guste o no, sea de izquierda o de derecha, bolchevique, anarquista, trotskista, nazi, fascista, liberal capitalista, socialista, fascista, stalinista.... soy un producto de la cultura Occidental, de la civilización judeo-cristiana.
Soy consecuencia de los dos mil años de matarse entre si en Europa primero, y luego en toda América, dos mil años de revoluciones, masacres, reyes, dictaduras, genocidios, guerras monstruosas.
Dos mil años para llegar a conceptos que hoy nos parecen tan simples.

Democracia. libertad de expresión, libertad de culto, igualdad de derechos, legislación laboral, servicios médicos, educación, derechos humanos.

Y, con todos sus defectos, yo amo a esos valores.
Si, hay mucho por mejorar.
Empezando por el capitalismo bestial que crea pobreza y desigualdad social y que pone en peligro esos valores.
La horrible cultura del consumo, la ignorancia, la manipulación de las masas, la arrogancia de los que tienen el poder.

Pero así y todo, si me das a elegir entre nuestra torcida cultura occidental o la marea de fanáticos prehistóricos que amenazan como avalancha con destruir nuestra civilización (no solo en Africa y Medio Oriente, si no en las calles de París, Amsterdam, Londres, Barcelona, Berlín) mi elección es clara.

La democracia tiene puntos débiles.
Esta gente los usa para tirarlas desde adentro, imponiendo su visión fatalista religiosa y cruel del mundo.

El Imperio Romano parecía eterno, pero se cayó desde adentro. Y lo mas triste es que a nadie le importó.

La izquierda se alió con los Ayatollas, solo para ser degollados una vez que habían cumplido con su cometido.

La izquierda, en su eterna ceguera, vuelve a aliarse con las fuerza mas oscuras, con un intenso instinto de muerte, como buscando el suicidio, sin darse cuenta que se sube al mismo carro con un circo formado por ultraderechistas, racistas y fanáticos religiosos.


La democracia moderna es un sistema nuevo.
Tiene menos de setenta años, por que no pueden contarse como democracias totales sistemas donde las mujeres o ciertas minorías no tenían derecho al voto.

Si no la defendemos, si no creamos mecanismo para protegerla, nos vamos a levantar un día con la sorpresa de que la Democracia y los valores por los que luchamos no son mas que otro pequeño párrafo en los libros de historia.
0
0
0
10
0No comments yet
      GIF
      New