Check the new version here

Popular channels

Bertrand Russell- 100 años, 10 mandamientos, 1 gran filósofo





Las etiquetas de filósofo, matemático, escritor, educador y divulgador, son apropiadas pero no bastan para darnos una idea de la persona que fue Bertrand Russell.

Estuvo dos veces encarcelado, viajó a Alemania, Rusia, China, EE.UU... luchó por el voto de la mujer, el pacifismo y por la fundación de una organización mundial que, juntando a todas las naciones, lograse poner fin a todas las guerras.

Luchó también en contra de las supersticiones milenarias, pero no enfrentándose directamente a ellas, sino divulgando la razón a través de sus libros, sus ponencias y en cualquier oportunidad que se encontrara por el camino.

Escribió sobre una amplia gama de temas, desde los fundamentos de las matemáticas y la teoría de la relatividad al matrimonio, los derechos de las mujeres y el pacifismo.

Es conocido por sus, escandalosos escritos sobre la religión, la guerra, el matrimonio, el trabajo o el sexo. Tanto la obra como la vida de Bertrand Russell se caracterizó por un talante crítico, una pasión profunda e intensa y una independencia de pensamiento que sigue presente en sus escritos.

Durante casi un siglo vivió una apasionada, intensa y larga vida, alcanzando la fama como filólogo y crítico social, como escritor y educador, como miembro de la Cámara de los Lores y como interno de la cárcel de Brixton.

Enseñó en muchos de los más prestigiosos centros del mundo, desde Cambridge hasta Harvard y Berkeley. Ganó un premio Nobel, se casó en cuatro ocasiones y tuvo numerosas aventuras sentimentales




Filosofía analítica

Russell es reconocido como uno de los fundadores de la Filosofía analítica, iniciando diversas vías de investigación.

A principios del siglo XX, junto con G. E. Moore, Russell fue responsable en gran medida de la "rebelión británica contra el idealismo", una filosofía influenciada por Georg Hegel y su discípulo británico, F. H. Bradley.

Russell estaba especialmente disgustado por la doctrina idealista de las relaciones internas, las cuales mantienen que para comprender algo en concreto, debemos conocer todas sus relaciones, y mostró que tal postura haría del espacio, del tiempo, de la ciencia, y del concepto de número algo sin sentido.

Años después, junto con Whitehead continuó trabajando en ese campo de la lógica.

Russell y Moore se esforzaron para eliminar las suposiciones de la filosofía que encontraron absurdas e incoherentes, para llegar a ver claridad y precisión en la argumentación por el uso exacto del lenguaje y por la división de las proposiciones filosóficas en componentes más simples.

Russell, vio la lógica y la ciencia como la principal herramienta del filósofo. Por tanto, a diferencia de la mayoría de los filósofos que le precedieron, Russell no creía que hubiese un método específico para la filosofía. Él pensaba que la principal tarea del filósofo era clarificar las proposiciones más genéricas y eliminar la confusión. En particular, quería acabar con los excesos de la metafísica.


Teoría del conocimiento (Gnoseología)

La teoría del conocimiento de Russell atravesó muchas fases. Una vez que hubo desechado el neo-Hegelismo en su juventud, Russell se consolidó como un realista filosófico, creyendo que nuestras experiencias directas tienen un papel fundamental en la adquisición de conocimiento.

Aunque algunos de sus puntos de vista han perdido empuje, su influencia se mantiene sólida en la distinción entre las dos maneras en que nos familiarizamos con los objetos: “conocimiento por familiaridad” y “conocimiento por descripción”.

Durante un tiempo, Russell pensó que sólo podíamos conocer mediante "datos sensoriales" (percepciones momentáneas de colores, sonidos, y similares) y que todo lo demás, incluyendo los objetos físicos que esas percepciones sensoriales representan, sólo pueden ser razonados, es decir conocidos por descripción y no directamente.

Esta diferenciación ha llegado a ser de mucho más amplio uso, aunque Russell posteriormente rechazó la idea de una percepción sensorial intermedia.

En su última etapa filosófica, Russell adoptó un tipo de "monismo neutral", sosteniendo que la diferenciación entre el mundo material y el mental era arbitraria, y que ambos pueden reducirse a una esfera neutral.

Sin embargo, en lugar de la “experiencia pura” de William James, Russell caracterizó la esencia de nuestros estados iniciales de percepción como “eventos”, una postura curiosamente parecida a la filosofía de procesos de su antiguo profesor Alfred North Whitehead.





link: https://www.youtube.com/watch?v=9fP4XC2OX0w#t=376


Aportes de Bertrand Russell a las Ciencias Exactas


Su interés en el análisis lógico influyó sobre el curso de la filosofía del siglo XX.
Russell alcanzó el éxito con su primera gran obra, Principios de matemáticas (1902), en la que intentó trasladar las matemáticas al área de la filosofía lógica y dotarlas de un marco científico preciso.
Colaboró durante ocho años con el filósofo y matemático británico Alfred North Whitehead para elaborar la monumental obra Principia Mathematica , donde se mostraba que esta materia puede ser planteada en los términos conceptuales de la lógica general, como clase y pertenencia a una clase .
Russell y Whitehead demostraron que los números pueden ser definidos como clases de un tipo determinado, y en este proceso desarrollaron conceptos racionales y una anotación que hizo de la lógica simbólica una especialización importante dentro del campo de la filosofía occidental.
En la cárcel escribió Introducción a la filosofía matemática (1919)


Tres pasiones, simples pero abrumadoramente fuertes, han gobernado mi vida: el anhelo de amor, la búsqueda del conocimiento y una insoportable piedad por el sufrimiento de la humanidad.


Los 10 mandamientos según Bertrand Russell


En el año 1951, Russell aprovechó una colaboración para la New York Times Magazine para divulgar una vez más la razón, mediante un artículo titulado The best answer to fanaticism: Liberalism. Al final de este artículo, Russell exponía un decálogo que todo profesor debería desear enseñar a sus alumnos.

1. No estés absolutamente seguro de nada.
2. No creas conveniente actuar ocultando pruebas, pues las pruebas terminan por salir a la luz.
3. Nunca intentes oponerte al raciocino, pues seguramente lo conseguirás.
4. Cuando encuentres oposición, aunque provenga de tu esposo o de tus hijos, trata de superarla por medio de la razón y no de la autoridad, pues una victoria que dependa de la autoridad es irreal e ilusoria.
5. No respetes la autoridad de los demás, pues siempre se encuentran autoridades enfrentadas.
6. No utilices la fuerza para suprimir las ideas que crees perniciosas, pues si lo haces, ellas te suprimirán a ti.
7. No temas ser extravagante en tus ideas, pues todas la ideas ahora aceptadas fueron en su día extravagantes.
8. Disfruta más con la discrepancia inteligente que con la conformidad pasiva, pues si valoras la inteligencia como debieras, aquélla significa un acuerdo más profundo que ésta.
9. Muéstrate escrupuloso en la verdad, aunque la verdad sea incómoda, pues más incómoda es cuando tratas de ocultarla.
10. No sientas envidia de la felicidad de los que viven en el paraíso de los necios, pues sólo un necio pensará que eso es la felicidad.



0
0
0
0No comments yet