Check the new version here

Popular channels

Canjes 2005-10: Cual fue la real quita en la deuda publica

Al igual que la mayor parte de los países latinoamericanos, la Argentina enfrentó durante los años 80 una situación crítica en su sector externo; este período quedó para los anales de la historia como la “década perdida”. A principios de la década siguiente, y en el contexto de profundas reformas económicas que se dirigieron principalmente al sector público, se produjo la reestructuración de la deuda externa, a través del denominado Plan Brady. Ello consistió esencialmente un canje de la deuda antigua por nuevos bonos, que implicaban un reescalonamiento de plazos y una quita parcial de lo adeudado, además de compromisos de reformas económicas; estos nuevos bonos contaron con garantía del Tesoro de los Estados Unidos.

Luego de esta operación, el endeudamiento público argentino retomó una senda ascendente, en el marco del Plan de Convertibilidad lanzado en el año 1991. Se fue generando así un cuadro de progresiva insolvencia, hasta arribar en 2001 a una situación de imposibilidad de renovar vencimientos, en el marco de muy elevadas tasas de interés para la deuda del país. Al final de ese año, el Gobierno Argentino, durante la efímera presidencia de Adolfo Rodríguez Sáa y en el contexto de la más aguda crisis económica y política en la historia moderna del país, declaró la suspensión de pagos de la deuda externa pública del país.

Se produjo así un default; el monto de capital impago ascendía entonces a alrededor de 88.000 millones de dólares, sumando el capital de títulos cuyo servicio no fue más atendido, y el endeudamiento con el denominado Club de París, integrado por gobiernos de algunos de los principales países desarrollados. En su momento, se trató del default de mayor monto en la historia económica reciente del mundo. Posteriormente las quiebras registradas en la banca de inversión estadounidense establecieron nuevas marcas.

La suspensión de pagos se prolongó por casi cuatro años. En el año 2005, el Gobierno Argentino – presidido entonces por Néstor Kirchner – concretó una primera etapa de canje de la deuda que había sido declarada en default en el año 2001; en el año 2010 se reabrió la posibilidad de canje. Entre ambas etapas, algo más del 93% de la deuda fue reestructurada.

Estas operaciones implicaron una quita nominal, la ampliación considerable de los plazos de pago y la introducción de un pago adicional en función del desempeño económico de la Argentina, medido por su Producto Interno Bruto. A partir de 2005, el gobierno cumplió puntualmente con los pagos previstos en los bonos canjeados. No se ha reabierto desde 2010 la oportunidad de canje para los tenedores que aún poseen los títulos de deuda en default (los denominados holdouts), ni tampoco se ha renegociado la deuda con el Club de París (el analisis es anterior al acuerdo con el Club de París). El propósito central de este trabajo es analizar este canje, en términos principalmente de la quita realizada. Adicionalmente, se elaboran algunas consideraciones a futuro, en función del perfil esperable de servicios de la deuda.




A continuación el análisis completo, en un trabajo de 47 páginas:



Fuente
0
0
0
0
0No comments yet