About Taringa!

Popular channels

Cristina Kirchner es Abogada? (a favoritos ya)



En el 2007, en plena campaña presidencial, una investigación de los periodistas Juan Cruz Sanz, Cristian Sanz y quien escribe esta nota descubrió que no se encontraba ningún estudiante de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Plata de edad aproximada a la entonces senadora Cristina Fernández de Kirchner, que la hubiera visto jurar como abogada en esa casa de estudios. La realidad es que unos días antes del 24 de marzo de 1976, fecha del golpe militar, CFK huyó junto con su marido Néstor hacia Río Gallegos sin haberse recibido. Algunos dicen que volvió a La Plata para finalizar sus estudios, pero parece que sólo alcanzó a recibirse de Procuradora, un título intermedio que sólo habilita para realizar ciertos trámites en los expedientes. En recientes declaraciones ante distintos medios, el ex vicegobernador de Santa Cruz Eduardo Arnold memoró que Cristina firmó en Río Gallegos algunos escritos como procuradora. Hoy por hoy, para recibirse de procurador en la UBA sólo es necesario aprobar las siguientes materias: Derecho de Familia y Sucesiones, Sociedades Civiles y Comerciales, dos cursos cuatrimestrales en el Departamento de Derecho Procesal y Práctica Profesional, uno de los cuales por lo menos deberá versar sobre temas de Derecho Administrativo. Lo cierto es que está confirmada una inscripción de CFK en 1977 como procuradora en la Cámara Civil de Comodoro Rivadavia. Cinco años atrás, Cristian Sanz, con el patrocinio del Dr. Fabián Bergenfeld, denunció por usurpación de títulos y honores a la entonces presidente. Por una casualidad que ya es hábito, la causa cayó en el juzgado federal de Norberto Oyarbide, quien libró oficio a la Facultad de Derecho de la Universidad de La Plata para que informara. El decano se limitó a contestar que la hoy presidente se había recibido de abogada sin mostrar el certificado analítico de la aprobación de materias ni la copia del título profesional.



El último capítulo de la farsa

Sanz apeló entonces ante la Sala I de la Cámara Federal en lo Criminal y Correccional, integrada entonces por Gabriel Cavallo y Jorge Ballesteros, quienes confirmaron el fallo de Oyarbide. En la República Argentina los abogados, que por una acordada de la Corte pueden ser llamados doctores, lo son por haber completado sus estudios de grado en una facultad de derecho, contando como documentación probatoria un certificado analítico de materia aprobadas y un título. El único caso de una persona que fue declarada abogada por fallo judicial es entonces el de la doctora Cristina Fernández de Kirchner. Un hecho sorprendente es que en la campaña presidencial del 2007, el C.V. de Cristina publicado en el sitio oficial del Frente para la Victoria consignaba sus datos biográficos pero no incluía algo tan importante como la fecha en la que se recibió de abogada. Éste fue uno de los hechos que motivó la denuncia judicial antedicha, a lo que se le suma que en numerosos documentos que firmó como senadora de la Nación, en ningún lugar aparece como doctora. Sugestivamente, recién después del comentado fallo judicial de la Cámara Federal confirmando la sentencia de Oyarbide, la locutora oficial empezó a anunciarla como la Doctora Cristina Fernández de Kirchner. Y doctora la llama siempre el Secretario de Política Económica Axel Kicillof. Tiempo atrás, un alto funcionario del gobierno de Daniel Scioli recibió la visita del decano de la Facultad de Derecho de La Plata, que le expuso su preocupación por el fallo señalado de Oyarbide, ya que su casa de estudios no contaba con el analítico completo sino uno con una cuantas materias, suficientes como recibirse sólo de procuradora. El consejo del alto funcionario al decano fue que guardara ese analítico incompleto en una caja fuerte del Banco de la Provincia de Buenos Aires. En ese lugar seguiría en custodia la mentira presidencial avalada por un fallo de la Cámara Federal.

El 28 de octubre del año pasado, en su polémica visita a la Escuela de Gobierno de la Universidad de Harvard, la presidente intentó salir airosa de una incómoda pregunta sobre el origen de su cuantioso patrimonio y sostuvo que su fortuna salió de su carrera como “exitosa abogada”. En fin, una especie de Hillary Clinton criolla. Luego de los ácidos comentarios que generaron sus declaraciones, ella jamás volvió a ufanarse de su exitosa carrera profesional.




Los elementos que demuestran que Cristina no es abogada

Es un tema recurrente y hasta incómodo, pero siempre vuelve. ¿Es Cristina Kirchner abogada o no? ¿Se recibió alguna vez? ¿Cuándo? ¿Alguien vio su foto de graduación? ¿Y su diploma?

La trama comenzó en agosto del año 2004, cuando un importante ministro —enojado porque fue dejado afuera de un importante negocio oficial— se despachó ante tres periodistas de TDP (tribuna De Periodistas) respecto a la corrupción del kirchnerismo y lanzó al final una dura advertencia: "Que no me rompan las pelotas porque si no cuento que Cristina es abogada trucha".
Quienes lo escucharon se quedaron perplejos y comenzaron una averiguación exhaustiva que llevó tres años de fuerte indagación (ver fax enviado a la Universidad de La Plata en 2004). Las primeras dudas las publicamos en 2004, es cierto, pero recién en 2007 se refleja la primera parte de la investigación completa.




Cristina no está inscripta en el colegio público de Abogados de la Capital Federal ni en ningún Colegio de Abogados de la Provincia de Buenos Aires. En Río Gallegos, si bien no existe Colegio de Abogados, debería haberse inscripto en el Tribunal Superior de Justicia, lo cual no ha hecho jamás.

Para despertar más sospechas, tampoco está inscripta como abogada responsablemente autónoma ni como monotributista, por lo que jamás pudo haber facturado en la profesión. Sólo aparece inscripta supuestamente como abogada en la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia bajo el Tomo 57 y el Folio 322, lo cual tampoco es muy claro, ya que nunca ejerció en dicho lugar".

En estos días, si se consulta la página del Colegio Público de Abogados de esa localidad, se podrá ver que el dato es falso.

Por las dudas, consultamos en su momento para saber si alguna vez Cristina Kirchner había sido registrada allí como abogada y por algún motivo su nombre fue luego retirado de la lista. La respuesta fue concluyente: no, nunca estuvo anotada.

Insistimos en la cuestión e hicimos un rastreo en Comodoro Rivadavia a través de la consulta a otros estudios jurídicos y/o supuestos clientes que podría haber atendido. Toda pesquisa dio negativo.

Entonces, ¿a quién corresponde el tomo y folio que se arroga Cristina? Corresponde a una abogada de esa zona llamada Silvina García, dato sencillo de verificar por cualquiera que consulte al Colegio Público de esa localidad.

No es la única falsificación que se llevó adelante para intentar cubrir la falta de titulación de Cristina. También se "truchó" la supuesta ficha de entrega de título de la Universidad de La Plata, tal cual puede verse a continuación.

Amén de que la fecha de pago y "remision al caligrafo" que muestra el documento es de un día feriado —12 de octubre—, donde no funcionaron las oficinas administrativas de esa casa de estudios, claramente se observa cómo se han borroneado los datos de su verdadero titular, Valentín Olmos, y se pusieron encima los de la hoy Presidenta de la Nación.




El dato lo publicó el colega Juan Cruz Sanz en 2007 y es irrefutable: "La fecha de nacimiento está claramente escrita sobre otra anterior (19 de Febrero de 1953 es la fecha de nacimiento de CK pero abajo se ve borroneado un 10 de Agosto de 1989) y la matrícula que es el DNI de la Primera Dama está tipeada sobre otro número matrícula, que también está claramente borroneada".

Para poder probar la adulteración del documento debimos contratar —y costear— un perito calígrafo, quien no dejó de sorprenderse por lo burdo del “truchaje”.

¿Tan complicado era averiguar a quién pertenece la matrícula que se arroga la Presidenta? Para nada, solo hay que dirigirse a la calle Juan Monje Ortega 2839, en la provincia de Salta y hablar con el propio Olmos quien confirmará la adulteración de la que fue víctima.

Sin embargo, según publicó este viernes Perfil.com Cristina estaría matriculada hasta el día de hoy en la Asociación de Abogados de Río Gallegos, pero tampoco es cierto.

Para verificarlo, los colegas solo tendrían que haberse tomado la molestia de consultar la página web de esa entidad, donde aparecen todos los letrados matriculados allí. La Presidenta no figura en esa nómina.

Como puede verse, el fraude es totalmente verificable. Lamentablemente, la única persona que podría desactivarlo es Cristina Kirchner mostrando su título o certificado analítico, cosa que jamás hará porque carece de ambos elementos.

Y allí aparece una duda esencial: ¿Nadie se preguntó por qué una persona como ella, que gusta ostentar como pocos, jamás hizo lo que haría cualquier abogado: colgar su título en una pared?

Las fuentes que consultamos los colegas que nos abocamos a investigar la supuesta titulación de Cristina fueron más de 30. Algunas hablaron a micrófono abierto y otras no se animaron, pero todos admitieron sus dudas respecto a que la hoy mandataria tenga un título profesional.

El ex vicegobernador de Santa Cruz, Eduardo Arnold; el abogado Domingo Zárate —ex socio de Néstor—; el periodista Daniel Gatti; el abogado Rafael Flores, el referente radical Jorge Vanossi, y muchos otros, son los que desconfían de Cristina. Este último fue incluso profesor de la Presidenta en la Universidad de La Plata y jura no recordar que se haya recibido. ¿Hace falta más evidencia?

Las dudas se acumulan sin cesar y empiezan a incomodar al poder. Por caso, ¿por qué la Universidad de La Plata insiste en no dar copias del analítico de Cristina o su diploma? Una veintena de veces pedimos copia de ambos documentos, pero la Facultad siempre se negó a entregarlos. Eso sí, una fuente de esa casa de estudios admitió en una de esas oportunidades que no existía ni título ni analítico. Esa grabación se presentó como prueba en el juicio iniciado por mí junto al abogado Fabián Bergenfeld.







Recuerdos de Cristina como “exitosa abogada”, que le permitió lograr su inmensa fortuna


28/09 – 17:30 – La referencia que hizo la presidenta en EEUU, sobre su pasado profesional en Santa Cruz, hizo que buscáramos los antecedentes de Cristina Fernández como abogada en Río Gallegos, para determinar si, precisamente, fue debido a su exitosa actuación profesional, que el matrimonio logró amasar una fortuna cercana a los 100 millones de pesos, de acuerdo a la última manifestación de bienes que hizo la mandataria, en su Declaración Jurada y que fundó en su frase ante los alumnos y el auditorio de la Universidad de Harvard.

La presidenta Cristina Fernández dijo ayer en Harvard “mi fortuna se debe a que he sido una exitosa abogada”. Es bastante raro el presupuesto desde el que parte la presidenta, porque, en general, el éxito profesional de los abogados, resuenan como campanillas en los ámbitos judiciales, cuando se han emprendido costosas defensas de millonarias fortunas o el abogado enfrentó particulares juicios donde el acusado o el defendido, es de fama notoria y de posición acomodada. En estos casos, especialmente, el profesional del derecho es sumamente reconocido por sus habilidades y suele acompañar ese prestigio con algún grado de fortuna personal.

Sin embargo, la actividad profesional de la presidenta en Santa Cruz, junto a su marido, tuvo muchos altibajos y no fue ella, sino Kirchner, la clave del enorme acaparamiento de juicios por ejecución hipotecaria y prendaria, que constituyó una de las bases del primer enriquecimiento del matrimonio; el otro sobrevino con la política.

De acuerdo a nuestros registros y gracias a las personas que pudimos entrevistar, con gran acercamiento a la familia Kirchner en aquellos años, CFK se recibió de abogada en la Universidad de La Plata en 1979 (Mat 10.433.615) y se dedicó a “cosas menores”, prácticamente como auxiliar del estudio de abogados en la que estaban asociados Néstor Kirchner con el Dr Domingo Ortíz de Zárate (1984/85), quienes compartían un local en calle 25 de Mayo 166, propiedad que se encuentra al lado de la casa patagónica que conserva en Río Gallegos, la Ministra de Salud, Alicia Kirchner.

En el año 1983 el entonces funcionario Daniel Varizat, fue exonerado mediante un Decreto provincial, a raíz de un sumario por la utilización de combustible del Estado, para su movilidad personal y familiar. Allí se recuerda la primera actividad pública de Cristina Fernández como abogada, al hacerse cargo de la defensa en juicio de Varizat, hasta que el 17 de mayo de 1985, la Dra Fernández logra el primer triunfo significativo de su carrera, restituyéndole el cargo a Varizat, acto en el cual la Justicia anuló el decreto de exoneración, entendiendo que el uso del combustible que hizo Varizat, no había ocasionado perjuicio en la hacienda pública y lo devolvieron a la administración pública. Este caso fue contado por OPI, en un informe de video, bajo el título “La abogada del diablo”.

En aquella oportunidad, Cristina Fernández cobró 60.000 pesos argentinos, por ejercer como Apoderada y los Dres Alfredo Díaz y Héctor Granero, como patrocinantes, cobraron 11.000 y 190.000 pesos argentinos, respectivamente.

La actual presidenta, no obstante, actuó en varios litigios, en su mayoría producto de sucesiones familiares y fue precisamente a finales del año 1984, cuando Kirchner y Zárate se separan por diferencias personales y el matrimonio toma la representación legal de la financiera FINSUD SA, una firma que no era de capitales santacruceños y que se dedicaba, casi con exclusividad, al recupero de deudas y bienes en garantía de pago.

Asociados con Finsud SA, tanto Néstor como Cristina Fernández, lograron un importante crecimiento económico, ya que eran los únicos abogados habilitados para el cobro ejecutivo en Río Gallegos, de una firma que por entonces había otorgado cientos de créditos que iban desde la compra de un electrodoméstico, pasando por un auto, una casa y hasta un campo.

Al amparo de la 1050 y como producto de la debacle económica del país, los juicios por cobro ejecutivo se multiplicaron en esta capital y una de las características de Finsud SA, era – precisamente – la velocidad con que lograba sacar sus ejecuciones. En este sentido, hay quienes sostienen que tanto Néstor como Cristina, tenían muy buenas vinculaciones en la Justicia, que los hacía ser “temerosamente efectivos en esto de los cobros ejecutivos”, expresó nuestra fuente. “En no más de 15 días del atraso en un pago, los deudores recibían la intimación del estudio, les aplicaban los punitorios que en ese momento eran exorbitantes y si no respondían a la segunda advertencia, le ejecutaban el embargo”, nos indicaron.

La anécdota más recordada es la de Henry “Pilo” Assef (hoy ultra K), quien siendo niño, vio como un Oficial de Justicia, se llevaba el televisor de su casa, el mismo que tres meses atrás su padre había comprado en una antigua casa de electrodomésticos de Río Gallegos. Quien estaba parado en la puerta, con la demanda en la mano y le hizo firmar al Sr Assef el “tomado conocimiento” del Oficio, era Néstor Kirchner.




¿Ahorro y suerte?

Cristina Fernández de Kirchner como abogada no tuvo éxitos resonantes, pero sí muchos lucrativos. Hay quienes la recuerdan interviniendo en juicios por estancias o campos y en algunos casos bajo la modalidad de “litigar sin gastos”, lo que le permitía cobrar importantes honorarios al final del juicio. Si bien no fueron tantos estos tipos de casos que tuvo en sus manos CFK, todos coinciden que fueron importantes para esa época.

Fue en aquellos años donde la familia Kirchner comenzó a forjar su fortuna. A mediado de los `90, Néstor y Cristina ya tenían en su haber 24 propiedades en la ciudad de Río Gallegos y en muchos casos se los acusa (socialmente) de haberse quedado con casas de vecinos que ahogados por las deudas, debían liquidar sus inmuebles y el propio Néstor Kirchner, les hacía el ofrecimiento en efectivo que les permitía levantar la hipoteca y liberarse del endeudamiento y el crecimiento exponencial del mismo que se sumaba debido a la acumulación de intereses sobre el capital.

Nuestra fuente dijo claramente “aquella fue la primera fortuna de los Kirchner, en cierta manera a través de sus profesiones, después, vino la fortuna política” y agregó “a partir de los `90 el patrimonio tuvo un crecimiento más o menos ponderable y esos inmuebles le generaron (en esa época) muy buena renta, pero después del 2003, fue disparatado el crecimiento patrimonial y eso, no se puede explicar desde el éxito que haya tenido Cristina, como abogada en Río Gallegos”, concluyó.(Agencia OPI Santa Cruz)



link: http://www.youtube.com/watch?v=GSV_Gory6kA

Cómo fueron los "exitosos años" de Cristina Kirchner como abogada en Santa Cruz

La Presidenta aseguró que el origen de su fortuna se remonta a su pasado como profesional del derecho en la Patagonia; un informe de LA NACION sobre esa época

RIO GALLEGOS.- "El sur no es un lugar para hacerse rico", dijo la presidenta Cristina Kirchner el 25 de agosto pasado en un acto en la Casa Rosada. Sin embargo, ayer aseguró ante los alumnos de la Universidad de Harvard que su fortuna se justificaba a partir de su carrera de "exitosa abogada" que ejerció aquí desde el año 1979.

Si bien Cristina Kirchner se mudó a esta ciudad en 1976, donde meses después abriría el estudio Néstor Kirchner, recién en 1979, cuando se recibió de abogada, pudo sumarse con su nombre al estudio. En el desaparecido diario "Correo del Sur", un aviso en la Guía de Profesionales de Río Gallegos de esos años promocionaba el estudio ubicado en 25 Mayo 166: los Kirchner junto al abogado Domingo Ortiz de Zarate.



link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=PnDeqY9RETQ


A comienzo de los ochenta, el Banco Central emitió la circular 1050 de José Alfredo Martínez de Hoz que hacía estragos entre aquellos que tomaban un crédito hipotecarios. Las tasas de interés para los créditos hipotecarios llegaron a 150 por ciento y se hicieron impagables. Los Kirchner eran apoderados aquí de dos bancos y de las financieras Sic y Finsud, dedicadas a cobranzas extrajudiciales.

Es conocida aquí la historia de la señora Ana Victoria de Aaset, quien sufrió un proceso judicial que si bien no llegó a dejarla en la calle tuvo que soportar que le embargaran parte de los muebles de la familia. Con el patrocinio del abogado Rafael Flores inició una demanda penal contra los Kirchner quienes se habrían quedado con los pagarés de la señora de Aaset, en vez de romperlos después del cobro. Afortunadamente para la humilde señora, el juicio prosperó y logró un fallo favorable.

Cuando Rafael Flores se cruzó con Cristina Fernández en la vereda de los tribunales locales, Flores la inquirió:
-Decime, ¿para qué hacen esto? ¿Cuál es la necesidad?
-Queremos hacer política, y para hacer política en serio se necesita "platita".

Flores y los Kirchner al regreso de la democracia compartirían el peronismo, sin embargo a mediados de los 90 Flores se alejó del kirchnerismo y se convirtió en uno de sus principales detractores. Durante su rol como diputado nacional que ejerció durante 12 años denunció en innumerables veces a Kirchner, en la justicia provincial y de manera pública.

Entre otros casos renombrados que el estudio de los Kirchner defendió por delitos graves contra la honestidad de las personas está el de Gomez Ruoco, ex oficial de la Policía Federal que había estado involucrado en la represión ilegal antes de llegar a Río Gallegos.




En los 80 uno de los ingresos más importantes del estudio fue en el rol de apoderados legales del poderoso Sindicato Unido Petroleros del Estado (SUPE), conducido en esos años en Río Gallegos por Armando "Bombón" Mercado, quien entonces era marido de Alicia Kirchner y muy cercano al secretario general del SUPE nacional, Diego Ibañez.

Mercado y Alicia son padres de dos hijas, ambas abogadas, una de ellas es la fiscal Natalia Mercado, en El Calafate, sobre quien cayó la investigación de la compra de tierras a valores fiscales de sus tíos y de buena parte de la dirigencia política. La causa no se mueve desde 2008.

Hoy, Armando Mercado es uno de los directores de la empresa minera estatal de Catamarca, concesionaria del yacimiento de oro y cobre Bajo La Alumbrera.

Cristina y Nestor Kirchner vivieron la actividad profesional a la par de la política. En 1981 crearon su espacio político, al que nombraron El Ateneo, y en 1987 llegaron los cargos electivos: Kirchner asumió en la intendencia. En 1989, Cristina llegó a su primer cargo electo como diputada provincial.

Con los años, la actividad profesional de ambos ya quedaría diluida y reemplazada por los cargos públicos.




0No comments yet
      GIF