Popular channels

diccionario de groserias primera parte

A



A B C

D E F

G H I

J K L

M N O

P Q R

S T U

V W X

Y Z

Abortiguador
Este insulto fue enviado por Modesto Basura, quien se destaca por su mal gusto y su falta de delicadeza. "Aparato utilizado en los hospitales clandestinos para amortiguar el impacto del feto contra la pared y caer en la basura".
Aborto e' mono

Lastimosamente, he extraviado la identidad de la persona que colaboró con este conocido insulto. Por favor, al que se le ocurrió esto del "aborto de mono" comuníquese con [email protected]

Aborto de mono significa que el animal o primate en cuestión sufrió una pérdida, es decir, abortó el feto que llevaba en el vientre. Ahora bien, se estarán preguntando, ¿por qué este hecho tan lamentable termina convirtiéndose en un insulto? Muy fácil. La mayoría de los monos son algo...feos: tienen rabo, cara extraña, grandes narices, orejas y pinta de tontos. Un feto de mono es aún más feo. Un feto de mono, sin vida, es todavía más feo. Por lo tanto, cuando a alguien le gritan "aborto de mono", lo están comparando estéticamente con uno de estos desafortunados seres.

Evidentemente resulta poco agradable el que lo comparen a uno con semejante esperpento. De cualquier manera, el modo correcto y aceptado por la Real Academia de la Grosería es "aborto de mono" y no "aborto e' mono"; expresión utilizada por gente de bajo nivel cultural. La gente fina acostumbra a decir, con su nariz muy paradita: "¡Dios! Eres un perfecto aborto de mono." Y si la persona es realmente estudiada y cultivada, incluirá la subespecie del mono en cuestión, por ejemplo: aborto de mono araña, aborto de mono carasucia, aborto de mono lanudo, aborto de mono aullador, aborto de mono araguato, etc..

No confundir "aborto de mono" con "aborto de simio", ya que ambos animales no son la misma cosa. Los monos tienen cola y son menos inteligentes que los simios, más cercanos al hombre: gorilas, chimpancés, orangutanes, etc.. Como han visto, el Diccionario de Groserías te enseña.

Ano

No es propiamente una grosería, pero sí es una palabra bastante desagradable, sobre todo si aparece en alguna frase relacionada con enfermedades o dolencias y aún más si esta frase es pronunciada por nuestro médico personal. Por ejemplo: "vamos a tener que hacer una pequeña incisión en el ano" (desagradable, ¿no?); "al parecer tienes una irritación crónica en la circunferencia del ano. Habrá que operar." (la sola idea de que alguien "opere" en mi ano me da escalofríos!).

Existe una manera sencilla y amigable de relacionar la boca con el ano. ¿Adivinan cuál es? ¿no? Bueno, aquí les va: Según el diccionario más básico, el ano es el "orificio final del intestino", por lo tanto, cabe suponer que el orificio inicial es la boca. ¿No es cierto? Por lo tanto, ano y boca son los dos extremos de un mismo proceso (la digestión); y es así como se relacionan, fácil y amigablemente, la boca y el ano. (no sé por qué, pero creo que esta no es la explicación que todos estaban esperando).

También puede hablarse sobre la neo-palabra "anoide", un insulto bastante ofensivo perpetrado por los traductores para MTV Latino de Beavis y Butthead. Hablando de este último, "cara de ano" también es un insulto desagradable.

Existen otros términos relacionados con la palabra ano. Por ejemplo: anal. El sexo anal es aquel que implica una penetración por el ano. Lo otro se llama sexo vaginal. Resulta evidente que el individuo homosexual sólo puede disfrutar del sexo anal, pero este también puede ser practicado por parejas heterosexuales (que interesante información, ¿no? Pues bien, sucede que no se me ha ocurrido ningún chiste al respecto, así que...).

Para más información sobre el ano y sus alrededores, véase: culo y pepa.

Aguabopila

Otro colaborador de este elegante diccionario, "El Rafo", nos envía esta extravagante palabreja, que, según él, significa: f/m dícese de aquellas personas que se creen muy listas, pero son casi retrasadas mentales.

Comentando, una persona que es "casi" un retrasado mental, es lo que se denomina un "border line", es decir, alguien que está justo en la línea divisoria entre la inteligencia normal y el retraso mental, ejemplo: "Gump, Forrest Gump".

Ahora bien, ¿por qué denominar a alguien casi retrasado mental que se cree muy inteligente con la palabra "aguabopila"?

Analicemos: Agua, es un líquido, sin sabor ni olor. Es decir, tomar agua es necesario, pero no tiene mucha gracia. Por ello, a una persona sin gracia se le dice "aguado", que es algo así como un sinónimo de bobo y que deriva de la expresión "aguafiestas".

La siguiente sección de este insulto es... bo. ¿Qué significa...bo? Bo no significa, por sí solo absolutamente nada. Boo sirve para asustar a la gente, Bob es un nombre propio de persona, pero...¿Bo?

Pero, continuemos. La siguiente palabra es pila. Una pila sirve para darle energía a un motor. Una pila es una batería. Una persona "pilas" es aquella que tiene la capacidad de ser dinámica y activa, una persona que resuelve problemas y es diligente.

Por lo tanto, tenemos: Agua-bo-pila, lo que quiere decir que hemos definido agua y pila. Aún no sabemos lo que significa bo. Pero, ¡no se preocupen! Porque bo no significa nada, porque aguabopila no es una palabra sino un error de tipeo de RR. La palabra verdadera es aguadopila (¡je!)

Fe de Ratas:

A continuación transcribo la correción enviada por el Rafo sobre la palabra "Aguabopila":

" Mi hijo e' verga amigo Bertrán:

La presente tiene por objeto corregir un error aparentemente mío e involuntario, y es así: la groseria NO es aguabopila, es:

¡AGÜEBOPILA!

es decir, agüeboniado (bobo) y pila (que está pendiente de todo).

Sin más.

El Rafo".


Aguanta y empuja

Según un asiduo colaborador llamado "Carafea", esta palabra o grosería compuesta significa: maricón ambidiestro. Y bueno, resulta evidente que un maricón ambidiestro no es otra cosa que un individuo bisexual, es decir, que practica el sexo homosexual y heterosexual.

Un bisexual, por tanto, no es propiamente un "maricón", o al menos es tanto un maricón como un...un...un hombre que folla con mujeres. Lo que no queda tan claro es el qué es lo que "aguanta" dicho individuo. Tampoco está muy definido el qué es lo que "empuja". ¿Alguna sugerencia?

Arrabalera

"Pierna Vieja" nos envía esta definición. Para él, arrabalera significa puta. Y sí, este gran colaborador de Gárgaras define esto en términos así de sencillos, arrabalera=puta.

Sin embargo, esta definición no es exacta. Un arrabal es un barrio fuera del recinto de una población, es decir, una comunidad marginal situada alrededor de una ciudad, como las que abundan en nuestras ciudades latinoamericanas.

Una arrabalera o arrabalero es un habitante de un arrabal, por lo que el diccionario dice que esta palabra es también sinónimo de: persona común, baja, vulgar.

Por lo tanto, una arrabalera sería una mujer baja, común y vulgar. Y todos sabemos que normalmente, las mujeres vulgares llevan sus...cosas al aire, visten voluptuosamente, son de risa fácil y tienden a "juntarse" con cualquier hombre. Por ello, es lógico que se considere a una arrabalera como una mujerzuela o una simple prostituta.

Sin embargo, ¡no se confundan!, una puta es sólo aquella que cobra por sus "servicios". Una arrabalera hace lo que hace por puro placer, por deporte. Por lo tanto, prodríamos establecer que una arrabalera es una deportista del sexo "amateur" mientras que una puta es una deportista "profesional".

Arde Jetas

Esta es una expresión muy utilizada por Chamber1 para referirse a mi persona. Es un insulto sin demasiado significado, sólo se oye feo y ofende mucho al sujeto insultado. De cualquier manera, podría interpretarse como alguien que produce ardor en la jeta de otro, es decir, que después de besar a dicha persona quedas con los labios algo... lastimados.

Arrecho

Esta es una palabra muy utilizada en Venezuela, que significa colérico, enfadado, molesto, o más bien, muy molesto por algo. Arrecharse es encolerizarse o enfadarse. ¿Cuántas veces no escuché a mis padres decirmeen tono amenazador: "no me hagas arrechar"? Deamasiadas veces, sin duda.

Otro significado de este término en Venezuela. Un tipo "arrecho" es el de un hombre valiente, que resuelve los problemas con valentía y bravura. Los sujetos grandes, fuertes, de bigote y barrigota cervezera, que llevan un machete en el cinto y montan a caballo sin silla, son tipos "arrechos". Una mujer "arrecha" es una mujer que resuelve las cosas como si fuera un hombre (¡je! A quejarse, mujeres de la WWW).

Asimismo, un tipo arrecho puede ser un sujeto caradura y abusador. Por ejemplo, cuando alguien trata de "pasarse de listo" es muy común que en Venezuela alguien le diga en tono irónico: "¡tú si eres arrecho!"; a lo que el interpelado responderá con una actitud de vergüenza. Por ejemplo, cuando alguien trata de colarse en una fila, es decir, cuando alguien trata de saltarse la fila para comprar una entrada en un cine, lo más probable es que, al ser descubierto el intento de abuso, alguien le diga: "¡tu si eres arrecho! Anda, vete pa´l final de la fila".

Por último, en los ochenta los jóvenes venezolanos (al menos los caraqueños) utilizaban la palabra arrecho como sinónimo de agradable.

Si ven un carro de esos deportivos, costosos y lujosos; decían : " coño, ese carro si es arrecho".

Después de ver una buena película: "pana, que película tan arrecha".

Después de follar con la novia: "mierda, que cogía tan arrecha te acabo de echar".

Después de salir reprobado en un exámen de matemáticas: "coño profesora, que cogía tan arrecha me acaba de echar".

De esto último se desprende que algo arrecho no es siempre algo agradable para todos.

Lo curioso es que, según el Diccionario, la palabra arrecho significa "lascivo".

Atorrante

Sujeto asqueroso e indeseado digno de una patada en el trasero (ver culo) que con insistente frecuencia pulula alrededor de las personas normales provocándoles intensas nauseas, dolor de cabeza, rabia contenida y una profunda necesidad de arrancarle la cabeza a su interlocutor. Por lo general su tez es grumosa y pegostosa (más allá del acné) y poseen una hedionda sonrisa que provoca estupor a quien la ve. (Ver Hijo de Puta)
B

A B C
D E F

G H I

J K L

M N O

P Q R

S T U

V W X

Y Z

Barragana:
No confundir con barrigona (aunque existen, de hecho, barraganas barrigonas, pero eso no viene al caso). Una barragana no es más que una concubina, por lo que el término debería haber perdido su carácter peyorativo, ya que vivimos en los noventa (de hecho, vivimos en el 2000) y, supuestamente, ya no debería existir ningún tipo de prejuicio hacia las parejas que viven juntas sin estar casadas. Sin embargo, la palabra resulta tan desagradable sonoramente que sigue siendo utilizada para insultar a las mujeres, sobre todo a aquellas que son amantes de un hombre casado (por lo que el término sería utilizado incorrectamente). El Diccionario no contempla la posibilidad de un "barragano", pero sí existe la palabra "barraganería", que constituye una forma mucho más sabrosa de referirse al concubinato. Así, si quieren burlarse de esa pareja de amigos que viven juntos porque tienen casa propia (y nosotros no) pueden decirles algo así como: "ustedes viven en una barraganería", para luego echarse a reír groseramente.

Becerro:

Es un toro de menos de un año de edad, pero también se utiliza en Venezuela como un insulto. El uso de esta palabra como insulto parece ser de reciente data, y quizás la utilización de esta acepción del término sea sólo una moda pasajera. Su significado no ha sido especificado, y se utiliza indiscriminadamente como palabra ofensiva, sin hacer referencia a ningún hecho o característica singular del insultado. Tan sencillo como que, cuando sentimos la necesidad de insultar a alguien le decimos: ¡becerro!

Bola

Un cuerpo esférico de cualquier materia dirá la mayoría, una pelota para jugar dirán otros más, en México una bola es una reunión desordenada, una bulla; pero ninguna de estas acepciones de la palabra nos interesan aquí, en el Diccionario de Groserías y Malas Palabras. El significado de bola que nos interesa no aparece en el diccionario, y se refiere a los testículos o cojones del hombre (o del macho, más bien).

Las bolas, sería entonces más apropiado, ya que la mayoría tenemos dos, y casi siempre una más alta que la otra (¿o no? No me digan que todos tienen las bolas alineadas y al mismo nivel, porque me asusto, y entonces tendré que ir al médico y...).

En general, las bolas son unos saquitos que contienen semillitas (no confundir con las maracas), las cuales el hombre pone en la mujer para que esta tenga un niño (o una niña, dependiendo cuantas semillas ponga el hombre en la mujer, si pone muchas: sale un varón; si pone pocas: sale una niña; si no pone ninguna: sale Alejandro Suárez).

Mientras más semillas tenga el saquito, más grandes son las bolas, y por tanto más hombre es el que las lleva.

Un hombre valiente, poderoso y exitoso es un hombre "con las bolas bien puestas", aunque nunca he oído de nadie con las bolas mal puestas, es decir, alguien que las tenga muy arriba, o muy abajo, o una en la rodilla y la otra bajo el brazo, o una debajo de la quijada, o en el cuello, o en los ojos o...

Existe también la expresión venezolana: "qué bolas tienes tú", que no se refiere a cuáles bolas tiene el sujeto receptor del mensaje, no señor, esta frase hace referencia a cualquier persona caradura, atrevida o abusadora, que pretende pasar por encima de todos como si nada. Cuando alguien hace algo así, por ejemplo, cuando alguien se come el último pedazo del pastel de otro, lo más seguro es que ese otro le diga: "¡qué bolas tienes tú!".

En otro ámbito, sin tener nada que ver con los testículos, cuando alguien "no da pie con bola" nos referimos a alguien que no acierta, que no atina , que no logra nada. No se me ocurre otra explicación para esta expresión que el fútbol, deporte que requiere de una estricta coordinación pie-bola. Si alguien no domina esta relación entre la extremidad inferior y el balón poco podrá hacer jugando al fútbol.

Bollo

Otra grosería de "Carafea": (Cuba) Comestible pero no horneable. Si tiene pelos mejor. Un bollo es un panecillo amasado con huevos, leche, etc. ¿Hace falta decir más? Por si acaso, el bollo es un sinónimo vulgar y algo grotesco de vagina. ¿Ahora sí lo entienden?

Bolsa

Un especie de saco para guardar una cosa, dirán ustedes, pero no. En Venezuela se utiliza como insulto, haciendo énfasis en la explosiva "b" inicial: ¡Bolsa!

Es usado cuando alguien hace alguna torpeza o comete algún error, cuando alguien es un poco lento, le falta inteligencia o diligencia, y en general se le aplica a las personas estúpidas.

Boludo

Surfergirl desde Argentina nos envía esta definición: Un boludo es un pelele, un tarado que se aguanta cualquier cosa. Sin embargo, con el pasar del tiempo, este término ha perdido su poder "insultativo" (insultante) para pasar a ser una muletilla de uso frecuente en conversaciones adolescentes. Ej.: conversación entre dos pendejos (= carajitos):

¿¿Viste, boludo??

Estuvo re-bueno el recital, boludo

Si, boludo... qué copado que estuvo.

Pero lo que mas me copó, boludo, fue cuando el tipo se tiró del escenario.

Estuvo de lo mejor, boludo.

Típicas derivaciones de este adjetivo despreciativo son: bolú (modo abreviado utilizado para poder intercalarlo aún más en las frases) y el verbo boludear, que vendría a expresar la acción que realizan los boludos; significa hacer estupideces o perder el tiempo. Ej: Che, bolú, dejate de boludear y vení a ayudarme.

Bostezo de Cuca

"Manganzón" colabora con el Diccionario de Groserías y Malas Palabras con esta expresión. Ahora me toca a mí el digno trabajo de inventar...digo, de investigar el significado de esta frase tan popular
(sobre todo en el Mar Rojo).

Bostezar significa abrir convulsivamente la boca. Cuca es un sinónimo (en este caso) de vagina. Por tanto, un "bostezo de cuca" sería abrir convulsivamente la cuca. Lo cual ocurre, suponemos, cuando una mujer encuentra a ese hombre con el que siempre soñó, y que la excita mucho. Por ejemplo: en un momento de ardiente pasión David y Claudia se besan apasionadamente y caen sobre el lecho mullido y suave. David se levanta y mira fijamente los senos de Claudia. Luego se baja la bragueta. Claudia abre las piernas (¡no tiene pantaletas!). David saca su miembro erecto y Claudia tiene un...compulsivo, inevitable, espasmódico, y sugerente...bostezo de cuca.

En realidad, si una mujer me dijera que acaba de tener un bostezo de cuca después de ver mi pipí, yo, personal e individualmente, pensaría que se aburre a muerte con la sola idea de hacer el amor con algo tan...y tan...como mi... (he obviado algunas partes de este texto para mantener mi autoestima a un nivel...aceptable).
C

A B C
D E F

G H I

J K L

M N O

P Q R

S T U

V W X

Y Z

Cabeza de chola
Es un insulto muy utilizado por unas pocas personas (entre ellas yo, tengo que admitirlo). Cuando alguien se comporta de manera estúpida o torpe, o cuando alguien dice algo realmente idiota, conviene siempre gritarle (para que todo el mundo lo oiga): "cállate cabeza de chola!".

Interrumpimos el Diccionario de Groserías y Malas palabras para emitir un mensaje de la Real Academia de la Grosería:

Buenas tardes, soy el presidente de la Real Academia de la Grosería, ciudadano, Juan Pablo Quintero. Quería dirigirme a ustedes cordialmente para, en nombre de la Academia, pedirles por favor un granito de arena en pro de la causa de la grosería. Y cuando digo grosería, no me refiero a la grosería baja y ordinaria, sino a la verdadera grosería! A la grosería bien dicha, que ofende y no da risa!

Así es queridos lectores, quería pedirles que, cuando estén a punto de insultar a alguien, se lo piensen un momento, no digan cualquier cosa, medítenlo. Piensen bien en la grosería a utilizar y luego díganla de la manera correcta. Por ejemplo, si van a decir: "Cállate cabeza de chola!", no digan "Cállate cabeza e'chola!", porque suena feo, muy feo.

El decir bien una grosería no sólo ayuda al idioma, sino que además los hace quedar ante la gente como personas educadas y cultivadas.

Muchas gracias (cabrones!).

Y ahora volvemos al diccionario de Groserías.

La verdad, poco más queda por decir sobre "Cabeza de Chola".

Cabrón

Macho cabrío. El que consiente el adulterio de su mujer. Es evidente que cualquiera de estas dos acepciones resultaría ofensiva para la mayoría. Nótese la carga peyorativa que se le da al "macho cabrío", animal que siempre ha sido relacionado con el demonio.

También existe la expresión : "estás loco como una cabra" pero, siendo la cabra hembra y el macho el cabrón, debería utilizarse, para los hombres, la siguiente frase: "estás loco como un cabrón", o "¡estás loco cabrón!". En cuanto al adulterio, existen ciertas consideraciones pertinentes. Un hombre que consiente el adulterio de su mujer puede ser sólo tres cosas:

a)Un pendejo: es decir, un bobo. Alguien tan cobarde y débil que permite que su mujer lo domine y haga lo que quiera. Hay que ser todo un cabrón para darle libertad a una mujer (¡atención feministas! Esto es sólo una broma) Para los significados de "pendejo" y "bobo" léase más abajo en este mismo diccionario.

B) Un chulo: es decir, alguien que no sólo permite que su mujer se acueste con otro, sino que además le pide a su pareja que cobre por ello y, por si fuera poco, que le dé a él un porcentaje de las ganancias (vaya cabrón, ¿no?)

c) Un libertino: que significa, un tipo realmente divertido y amplio de horizontes, que no se conforma con una sola pareja sexual y que además permite sin celo alguno que su mujer, perdón, que la mujer que lo acompaña actúe de la misma manera (¡Grandioso! ¿No? ¡Sexo libre! ¡El SIDA no existe! Es sólo una mentira para contener la sobrepoblación).

Nota final: el diccionario incluye realmente las definiciones ya mencionadas, en la que hablan de un hombre que consiente el adulterio de su mujer. Ni siquiera pensaron que una mujer permita el adulterio de "su hombre" (lo cual ocurre con demasiada frecuencia). En este caso estaríamos frente a una verdadera cabrona.

Cachaperas:

(enviado por Ender Fulano)

Se denomina con este término a aquellas mujeres que gustan de mantener relaciones sexuales entre dos o más de ellas.

(y lo siento, Ender, pero no pienso avergonzar a esa que me pides, ya que no tengo nada contra las cachaperas. Todo lo contrario, si yo fuera mujer sería una cachapera)

Cagada:

Repugnante término que se refiere al producto total neto del acto de defecar. Una persona defeca y el conjunto de sus heces se llama entonces una "cagada", compuesta por varios mojones los cuales fueron cagados individualmente, uno por uno mediante sucesivas contracciones del abdomen y el ano, sincronizadas ambas partes de nuestro cuerpo en un bello espectáculo destinado a dejar limpios nuestros intestinos.

Existen también expresiones referentes a esta palabra, como por ejemplo:

"Echar una buena cagada". Esta linda frase se utiliza cuando hemos ingerido algún alimento pesado y por tanto nos encontramos deseosos de evacuar el producto de la digestión de la comida. En esos momentos fatigosos, el cagar, el "echar una cagada" se nos hace deseable y casi placentero. De cualquier manera, una cagada nunca es, por sí misma, buena. La materia fecal es siempre asquerosa, y sólo sería buena para la tierra que debe ser fertilizada.
"Eres una cagada". Cuando se refieren a nosotros en semejantes términos, tenemos todo el derecho a sentirnos profundamente ofendidos, ya que se nos está comparada con la mierda. Es decir, se nos pone al nivel de los desechos que quedan después de la digestión, aquellos que conocemos como materia fecal y que sólo sirven para ser botados a la basura, y esto con el mayor de los ascos, ya que la mierda huele a...mierda.
"La cagada" o "¡Que cagada!". Cuando alguien escucha u observa alguna situación u hecho de la vida que lo contraría grandemente, es normal y justificable que suelte casi sin pensarlo esta expresión: "¡La cagada!". Ejemplo de situaciones tipo que justifican y que, de hecho, requieren de la utilización de la frase: "¡Que Cagada!".
Cuando nuestro perro, que nuestra madre no quiso que se quedara en la casa, se echa tremenda cagada sobre la cama de nuestra progenitora, la cual, por cierto, acaba de llegar a la casa, muy emocionada, para relatarnos de cómo gastó la mitad de su sueldo para comprar el nuevo juego de sábanas que puso esta mañana.
Cuando, haciendo caso omiso del consejo de nuestra madre, decidimos comer un mango vestidos con el traje o vestido que vamos a usar en la fiesta de gala que comenzará en cinco minutos, y, gracias al presagio materno, nos manchamos, dejando sobre nuestras preciadas telas, una hermosa jalea de mango.
Cuando le prestamos el automóvil que tanto trabajo nos costó comprar a nuestro mejor amigo, al cual vemos sonriendo estúpidamente mientras se despide de nosotros (aún más estúpidos por confiar en él) justo en el momento en que deja el vehículo hecho una cagada al estrellarlo con otro vehículo conducido por una ancianita.
Cuando por fin estamos a punto de ver aquella película que habíamos perseguido por décadas, aquella en la que Godzilla pelea con King Kong mientras Demi Moore hace el amor con Maddona y el Enmascarado de Plata derrota a Hulk Hogan, todo ambientado en nuestra ciudad natal y en la Casa de Gobierno respectiva, con música de Carlos Gardel y Nine Inch Nails y...la señal de cable se "cae".
Cuando al fin conseguimos quedarnos solos con nuestra pareja sexual, aquella que nos gusta pero de dudosa reputación, con la que no deseamos hacer otra cosa que follar (nada de relaciones serias ni compromisos) y descubrimos que no tenemos condón para protegernos, que no hay farmacia abierta a kilómetros y además no tenemos medio de transporte para salir en busca de algo que no podemos comprar porque tampoco tenemos dinero (¿por que coño escribo esto en términos de nosotros?).
Cuando, después de una elegante cena con nuestra pareja y sus padres pedimos permiso para ir al baños y, al vernos en el espejo, descubrimos un verdoso y pegastoso moco colgando de nuestra nariz, bailando sobre nuestro labio superior que ha estado allí desde quién sabe cuando.
Ante todas y cada una de estas situaciones tan comunes y ordinarias cabe decir...

(Todos a coro)

¡Que cagada!

Por tanto, una cagada es también sinónimo de una calamidad o de una torpeza que hallamos cometido. Así, cuando nos equivocamos o cometemos algún error grave decimos "he puesto la cagada" o "la cagué". Y si el error es realmente grave, entonces cometimos la famosísima "gran cagada", que es una cagada de proporciones descomunales, algo así como una gran montaña de mierda.

Cagalitroso::

(enviado por Toledo)

Dicese del individuo cuya personalidad y actitud ante la vida se pueden interpretar a través de la imagen metafórica: "desparramado y contaminador como mierda acariciando las escaleras de un pulcro toillet de La Cueva Del Piache, Av. Nueva Granada".

Se podría asociar esta palabra como sinónimo de Atorrante, Ladilla (más bien corocotico - ladilla de la ladilla; o cri-cri - ladilla del corocotico) pero con un ingrediente adicional de estupidez, que así podría describirse su conducta. Por lo general, es impredecible ya que su repertorio de pendejadas es bastante extenso.

Cagueta:

Un cagueta es un sujeto que le tiene miedo a casi todo. Por tanto, cuando nos dicen "caguetas" no están diciendo simplemente cobardes, sólo que de una manera más grosera, vulgar y ofensiva ya que cuando nos tachan de caguetas nos están atribuyendo características negativas del ser afeminado. Un cagueta es un sujeto cobarde, delicado, amanerado y llorón, y por tanto, a ningún hombre que se respete le gusta que le digan cagueta (y bueno, si a eso vamos, a ninguna mujer le gusta tampoco que la tachen de cagueta).

Cagón:

Un cagón es un sujeto que:

a) Caga mucho.

b) Que le teme a todo o se asusta ante determinada situación que requiere de atrevimiento, coraje o valentía. ¿Por qué se le dice cagón a los cobardes? Buena pregunta. Quizás por que los miedosos son un tanto ridículos, y también es ridículo cagar. ¿Lo han pensado? Nadie se ha imaginado nunca a nadie valeroso en el acto de cagar. Piénsenlo: Simón Bolívar, Cristobal Colón, Rambo, He-Man, King Kong, Michael Jordan o Indiana Jones...ninguno, jamás, ha sido mostrado al público cagando. ¿Casualidad? ¡No señor! Lo que ocurre es que estos personajes son valerosos, dechados de virtudes que no tienen esas costumbres humanas y ordinarias como defecar. Son héroes, y los héroes ni cagan ni la cagan. De hecho, sólo he visto cagando a dos de mis héroes: Homero Simpson y Al Bundy.

Cagar

Insulto enviado por "El Tamalito", significa defecar, o lo que es lo mismo: remover el estómago de materia impura y usted bien sabe, como lo sabemos todas las personas en este mundo lo bien que se siente expulsar todas esas porquerías. Por supuesto que el acto de "cagar" también puede ser aplicado a personas, como en "Me cago en tu madre, padre, hermana (o) o cualquier familiar que uno piense primero". Hay también muchas otras formas de cagarse en la gente.

Cara de piña

Para el graciosísimo Tico, cara de piña es la versión suavizada de "cara de pinga". Según él, esta grosería no pierde su fuerza, ya que el insultado sabe que en realidad le están diciendo cara de pinga. De esta manera es posible insultar sin quedar como una persona grosera, ordinaria y poco elegante. Pueden unirse las tres groserías de Tico en: "Hijo de fruta, cara de piña, mal partido...", y de esta forma simbolizar el conocido: "Hijo de Puta, Cara de Pinga, Mal Parido" tan tradicional en muchos de los pueblos de nuestro continente.

Cara de rancho

Otro de los apelativos que utiliza Chamber1 para referirse a mi persona. En Venezuela un rancho es como se denomina a las viviendas de las personas de menores recursos. Es decir, que son casitas hechas con materiales y recursos algo precarios, están todas remendadas y siempre parecen a punto de caerse. Así que, si tu cara parece un rancho... bien feo debes ser, digo yo, ¿no?

Carajo

Una palabra muy utilizada en Venezuela, y se relaciona mucho con la gente de pueblo, humilde, llanera y bebedora de aguardiente. "¡Carajo!" viene a significar algo así como un "¡Caramba!" grosero y vulgar (las mujeres y los Simpson dicen "¡caramba!", los machos cabríos venezolanos decimos "¡carajo!"). Carajo es entonces utilizada cuando nos pisamos un dedo con un martillo, el mismo que nos hace decir ¡coño!, pero este último término lo utilizamos cuando nos damos el primer martillazo, "¡carajo!" se utiliza cuando un segundo golpe impacta en el mismo dedo (un tercer porrazo, que hace que la uña abandone a nuestro amoratado dedo, estaría mejor acompañado de un "¡coño e’ tu madre!", sin importar que el puñetero martillo no tenga madre). Además, en Venezuela, carajo se utiliza como sinónimo de tipo, o sujeto. Así, cuando hablamos de alguien que no conocemos, decimos: "el carajo ese, el de los ojos azules , nariz de gancho y ombligo mugriento". Por lo tanto, hay carajos y carajas.

Carafea, un colaborador, agrega que carajo se utiliza también para denominar al órgano masculino en Galicia.

Catarro de Cuca

Gracias a Manganzón, he tenido que romperme los sesos inventando una definición de esta curiosa expresión. Cuca es lo mismo que vagina, el órgano femenino de reproducción. Catarro, según el diccionario, es una "inflamación de las mucosas". Que yo sepa, la vagina no es una mucosa. Sí alguno de ustedes puede relacionar estas dos palabras en algo coherente, lo felicito.

Por mi parte, la única manera en que se me ocurre podría existir algo parecido a una cuca con catarro es después de ciertos procesos de estimulación después de los cuales la vagina en cuestión segrega ciertos líquidos cuya función es la lubricación para posibilitar la relación sexual. Al parecer, para Manganzón, estos líquidos son "mocos" (la expresión "sonarse los coños" me viene a la mente).

Cerote

Enviado por Walter Malteco:

"En Guatemala y El Salvador, hay un término muy usado, que adquiere diferentes matices y significados. El término es: CEROTE o CEROTA (sin distinción de género).

Se presume, que el cerote es un pedazo de cera que servía a los zapateros para encerar sus hilos... pero como el cerote se asemeja a un pedazo de mierda... entoces decirle a alguien cerote, es decirle pedazo de mierda. Sin embargo. Entre amigos, en una relación muy chusca pero afectiva, se usa tambien la palabra cerote, como para puntuar la conversación."

Cerúmen

Este es un término que se utiliza para nombrara a esa cera amarillanta que se encuentra dentro de los oídos. El Diccionario define este vocablo como: " Materia amarilla pegajosa y espesa que segregan los oídos: el cerúmen protege los oídos contra la introducción de insectos."

Sobre esto hay varias cosas que decir:

1. El cerúmen además de amarillo y espeso es... amargo. A todos nos ha pasado, que, al sentir cierta picazón por falta de aseo, hemos metido nuestros dedos en el oído para rascarnos. Luego, inadvertidamente, pasado un tiempo, por alguna razón u otra, nos metemenos los dedos en la boca y entonces. .. puaghh!

2. A pesar de esto, no debemos exagerar en la limpieza de los oídos. Esa cera está allí para proteger nuestro canal auditivo. Mi novia, en cambio, es una maniática y gusta de urgar todas las cavuidades del cuerpo humano. Lo cierto es que una vez le dio por limpiar mis oídos constantemente. Una mala noche me desperté con un intenso dolor en el oído, había sangre en mi almohada... la muy idiota me había reventado el canal auditivo! Lo había limpiado tanto que tenía el oído interno en carne viva! Tuve que ir al oídólogo para curamrme.

3. Tampoco hay que ser un cerdo y no limpiar nunca. Una vez conocí a un español, porque me encontraba yo en aquel país, y este me dijo que él nunca limpiaba sus oídos, ya que " nunca introduzco objetos extraños en mis oídos. Lo que sí hago es echar, de vez en cuando, un chorrito de aceite de oliva". Una ensalada de papas será lo que tienes ahí en tu cochina oreja, so guarro!



Cheringozo

Manganzón colabora con este gran Diccionario con esta palabra. Sin embargo, tendrá que volver a escribir, ya que no tengo ni puta idea de lo que podría ser un cheringozo.

Chinga tu Madre

Enviado por "El Tamalito", se trata de una frase (ofensiva) muy común entre los mexicanos que quiere decir poco mas o menos, anda a joder a tu mamita, pero con un significado un poquito mas fuerte, aunque no tan fuerte como cuando se dice, Chinga a tu puta madre, o Chinga a tu reputa madre o Chinga a tu reputísima madre, la verdad eso es todo lo que yo le puedo decir acerca de esta palabra, si acaso tiene amigos o amigas mexicanos (as) ellos le pueden (o puede que no) decirle mas al respecto.

Chocho

Coño, cuca, cuchara o vagina en Puerto Rico. Carafea, un colaborador, agrega además que se utiliza el término "Chochito" cuando es pequeño o como expresión de cariño. En Venezuela, decimos que una persona muy, muy, muy, pero muy anciana es un "viejo chocho". Extraño, ¿no? Sobretodo porque esa expresión sería sinónimo (dependiendo del país) de: "viejo coño"; "viejo cuca"; "viejo cuchara" y "viejo vagina". Y si nos preguntamos, ¿qué coño es un viejo vagina? Estaremos diciendo al mismo tiempo: ¿qué vagina es un viejo vagina? Misterio, misterio insondable del coño eterno y otras cavidades.

En Venezuela, chocho también se utiliza para describir cuando una persona demuestra cariño por un bebé o por un animal pequeño. Esto haciendo una analogía entre el comportamiento estúpido de algunos abuelos con el comportamiento igualmente estúpido de algunas personas (sobre todo mujeres) cuando están en presencia de un bebé o un animal pequeño: "¡Ay qué lindo!" "¡Qué ternura!" "¿No es precioso?".

Chupa bolas

Enviado por Manganzón. Existen dos formas de entender esta expresión. Si el referido "chupa bolas" es una mujer, entonces no hay problema alguno y de hecho está muy bien que se dedique a tan noble arte. Ahora bien, si la mujer succiona testículos chupa muchas bolas distintas, ya eso sí puede considerarse un insulto, ya que a ninguna mujer le gusta que la tachen de promiscua y regalada. Más aún, si la mujer en cuestión "chupa bolas" y luego recibe dinero a cambio, entonces estamos hablando de una puta y por ello la expresión se convierte en un insulto realmente feo.

Desde el otro punto de vista, el "chupa bolas" puede ser un hombre. Si es un hombre de inclinaciones heterosexuales, entonces seguramente no le gustará que lo tachen de "chupa bolas" ya que se estaría poniendo en duda su virilidad. Si hablamos de un hombre de inclinaciones homosexuales, entonces no hay tal insulto, ya que resultaría normal el que esta persona le "chupe las bolas" a otra persona de su mismo sexo. Ahora bien, si el homosexual le "chupa las bolas" a muchos, entonces sí lo estamos insultando. Aún más, si el homosexual en cuestión succiona testículos y luego cobra por ello, entonces estamos tratando con un puto.

Por último, a ninguna lesbiana le gusta que le digan chupa bolas.

Chupar bolas también puede ser entendido como una acusación se sumisión, ya que al hacerlo, normalmente, hay que agacharse, arrodillarse ante el individuo cuyas bolas serán chupadas. Por eso, los empleados de una compañía odiarán a muerte a ese sujeto antipático que le chupa las bolas al jefe

Chupamedias:

Para comprender en su totalidad este término, debemos ir mucho más allá de su simple significado literal. Por ello, no debemos conformarnos con entender "chupamedias" como alguien que mete en su boca la media o calcetín de otro para succionar los sudores que se han acumulado durante todo un caluroso día de uso. Sin embargo, esta explicación nos ayuda a entender el por qué chupamedia significa lo que significa.

Un "chupamedias" es un sujeto que rinde tributo a otro. Es decir, cuando alguien halaga, obedece ciegamente y se humilla ante otro individuo, podemos llamarle chupamedias. Por tanto, este insulto es sinónimo de jalabolas, pelotas, besaculos, y otros más.

Un "chupamedias" es un ser detestable, hipócrita y bajo, ya que pretende quedar bien ante sus superioresante todas las cosas, y no le importa humillarse en el proceso. Odiosos son los chupamedias del jefe de la oficina, de los profesores del colegio o la universidad.

Podría decirse que existe un chupamedia para cada entorno social y para cada tipo de personas. Por ejemplo:

En un entorno académico, en un salón de clases o algo por estilo, siempre existe un alumno o estudiante más inteligente y exitoso que el resto (denominado el "nerd", o "cerebrito" del salón). Nótese cómo a su alrededor habrá un promedio de cinco o seis chupamedias, todos insoportables, ya que son tan aburridos como el cerebrito de la clase, pero nunca tan inteligentes.

En un entorno menos intelectual y más estético, en un salón de clases, un café, un club nocturno o una discoteca, se encuentra siempre una mujer/chica/jeva/tipa/tía que destaca por ser la más bonita/buena/hermosa/de mayores tetas del lugar. Normalmente este personaje se viste mejor y luce mejor que el resto del planeta, y es deseada, desde lejos, por todos los especímenes del género masculino. Pues bien, podrán notar como alrededor de esta hermosa joven se encuentran también unas cuantas chupamedias, las cuales son bonitas y atractivas, pero nunca igualan a su líder. Puede haber una con las tetas más grandes, otra puede ser la más inteligente, y otra más la más dulce y buena amiga de todas, pero la más popular será siempre la líder, la rodeada por las chupamedias. Otro rasgo característico es como estas chupamedias se visten, se peinan y se ven como la líder, ya que copian su estilo y su "look" (palabra ridícula, por demás). Resulta curioso, pero muy común, como podemos ver entonces a una muchacha bonita rodeada de unos cuantos clones imperfectos.

En un gimnasio, con los hombres, ocurre lo mismo. Siempre hay un sujeto que es el más musculoso/papeado/cachas del lugar y, por supuesto, es seguido por una corte de chupamedias, los cuales han cultivado también su cuerpo considerablemente, pero nunca tanto como su líder.

Nótese cómo los chupamedias tienen el olfato para descubrir el atributo de más valor en cada entorno social: la inteligencia en un salón de clases, la belleza física y la popularidad en un local nocturno o discoteca, el diámetro de los pectorales en un gimnasio, el cargo de mayor poder en un sitio de trabajo.

¿ Por qué los llaman chupamedias? Porque no existe nada más humillante que chupar la media de otro. ¿no? Sobre todo si el otro tiene callos, hongos, sabañones, o alguna herida purulienta (llena de pus, para los no entendidos). También existen individuos a los que el pie les huele (mejor, les hiede) realmente mal.

Coge Burra

La dulce y siempre hermosa Sammy nos envía este tierno insulto: "Coge burra: persona que no tiene oficio ni nadie con quien tirar y por tanto se coge al primer animal que se aparezca. Muchas veces son campesinos que no les queda otra que cogerse al ganado, ya que para encontrar una mujer tendrían que correr más de 1000 km debido a que no se encuentra ninguna más cerca que eso .

Cogío por el culo

Piernavieja envía gustosamente esta deliciosa expresión de la siguiente manera: "Cogío por el culo: ídem." Con lo que supongo que quiso decir que "cogío por el culo" no significa otra cosa que, precisamente, cogío por el culo. Dado que el estimado "C de Asco" no se tomó el tiempo de agregar algo más a su parca definición, sugiero que busquen las palabras coger y culo en este mismo Diccionario.

Notarán que el problema no es que alguien te "coja por el culo", sino con qué te cogen con el culo. Porque si te cogen con una motita de algodón...¿qué rico, no? Pero si te cogen con una cosa grande como un...

¡ALTO!

Lo que acaban de leer no fue escrito por Jorge Bertrán. Un tal Alejandro Suárez se apoderó de mi teclado y perpetró las grandes ofensas que acaban de leer. Desde ahora, Jorge "The Man" Bertrán retoma el control del Diccionario.

Coger es un sinónimo de follar, por lo que si alguien te "coge por el culo", siento informarle que ese mismo alguien te está "follando por el culo". Es decir, te están metiendo un pipí en el hueco de tu trasero, así que...¡haz algo! ¡pronto!

Como todos saben, el culo sirve para cagar, y no para "meter" cosas. Por ello, los hombres heterosexuales encuentran, por lo menos, traumática cualquier penetración (de cualquier índole) por esa vía.

Es más, muchos hombres encuentran insultante el que se insinúe siquiera que han sido penetrados analmente, ya que esto significa una merma de su hombría y de su calidad como persona (si que discriminan, ¿no?). Resumiendo, a ningún hombre le gusta que le digan: "Mariquita, cogío por el culo, lero lero". Por lo que la expresión en cuestión es considerada un insulto feo y desagradable para los hombres brutos y heterosexuales. A los hombres inteligentes les da igual, a los homosexuales activos les da igual, y los gays inactivos y solterones les da nostalgia.

De cualquier manera, "cogío por el culo" es también una conocida expresión de victoria. No hay nada más edificante que vencer a nuestros enemigos en limpia partida de alguna competencia o deporte y luego decirle en su cara: "¡cogío por el culo!".

Esto es porque para que alguien se deje coger por el culo tiene que haber dos razones: o quiere, en efecto, que se lo monten por detrás, o ha sido dominado y sometido totalmente. Una violación es una de las peores humillaciones que se le pueden hacer a un ser humano.

Por esto, cuando sacas mejores notas que tu mejor amigo, o cuando logras aprobar un examen de un profesor de esos que sólo aplazan, o cuando haces algo bien en tu trabajo a pesar de la inutilidad de tu jefe; lo mejor es gritar con una sonrisa y mucha sorna: ¡Gogío por el culo! ante la cara molesta e impotente del pobre estúpido que sucumbió ante nuestra gran hazaña.

Edreidón agrega la expresión "cogido por el sobaco", que supongo será peor que "cogío por el culo".(nota: el semén servirá como desodorante?)

Sabrina, la sabrosona, colabora: "para agregar al diccionario el término cogido. En sí el término se da en masculino, generalmente, y no siempre implica a un marico, aunque tal vez se le pueda equiparar al termino "violado". La única diferencia es que cogido puede ser mas explícito y además puede ser "upgradeado" en: cogidoeculo o un simple combinado como : cogido maldito, muchacho cogido, hijoeputa cogido, ect.

El término en cuestión se refiere al sometimiento sexual de un hombre por
la fuerza de otro, así el tipo no es un marico, aunque a la larga de tantas cogidas tal vez le agarre el gustico."

Sabrina
Cojones

Los cojones son los testículos. Dada la importancia de los testículos en el esquema de las cosas, la cultura popular ha creado diferentes expresiones relacionadas con los cojones. Por ejemplo:

"¡Me tienes hasta los cojones!" Esta expresión se utiliza justo en el momento en el que al fin hemos perdido la paciencia, después de que alguien lleva una cantidad de tiempo variable fastidiándonos. Sin embargo, resulta extraña esta expresión, ya que no logro comprender por qué se elige a los cojones como la parte del cuerpo humano tope o límite para la paciencia. Analicemos, si concebimos al hombre como un vaso vacío que se va llenando de las cosas fastidiosas que alguien le hace, y definimos que cuando ese vaso se llena, ese hombre pierde la paciencia y entonces dice: "¡Me tienes hasta los cojones!", ¿por qué son los cojones el tope del vaso si estos se encuentran en la mitad del cuerpo? Si llenamos a este hombre de cosas fastidiosas desde la cabeza hacia los pies, los cojones quedan a la mitad. Si llenamos al mismo hombre de los pies a la cabeza, el tope no serán los cojones, todavía queda la barriga, el pecho, los brazos, los hombros, el cuello, y la cara para llegar al verdadero tope: la parte superior del cráneo (de ahí la expresión: "¡me tienes hasta la coronilla!"). Ahora bien, al llenar a un hombre del líquido de las cosas fastidiosas, comenzando con los pies, nos encontramos con que dicho líquido no tendrá la oportunidad de llegar a la cabeza, ya que saldrá por el primer huequito que encuentre: el pipí, el pene, justo encima de los colgantes cojones. Por tanto, el hombre sólo tiene la mitad de su capacidad para tener paciencia, ya que tiene su pene y sus cojones (nota científica, pueden hacer este experimento con una tetera, y verán que esta nunca se llena de agua hasta el tope, ya que el líquido se saldrá primero por el agujerito, háganlo en sus casas). ¿Y qué pasa con las mujeres? Ellas, sin lugar a dudas, no tienen cojones, pero nunca he visto a ninguna decir "¡Me tienes hasta los ovarios!" (y gracias a Surfer Girl por tan tonta idea).

"¡Hay que tener cojones!", esta expresión, dependiendo de la entonación con que sea pronunciada, puede significar dos cosas. Cuando es pronunciada de manera ofensiva o reprochante, significa algo así como "caradura". Es decir, cuando alguien se atreve a hacer algo abusivo sin siquiera sentir vergüenza. En otro sentido, un hombre que tiene cojones es un sujeto atrevido y valiente, que no retrocede ante las adversidades y que tiene la capacidad de resolver los problemas. Esto porque la fuerza y la valentía siempre han estado relacionadas con la virilidad, en tiempos más primitivos el hombre más fuerte y valiente era el líder, y el símbolo distintivo del macho son los cojones, por lo que, si alguien tiene cojones es hombre, y por tanto debería ser más fuerte y valiente que...una mujer. Asimismo, el hombre de los cojones más grandes es más hombre, más fuerte, más valiente.

También existen chistes pésimos que hacen referencia a los cojones. Muchos de ellos se los debemos al hermano de Indiana Jones, el famoso Kico Jones (¡Je!).

Cojonudo

Viene de cojones. Significa estupendo, excelente, o también valiente, fuerte, resistente, o sorprendente. Esta palabra popular continúa la tendencia a describir las cosas buenas de la vida con términos que hacen referencia al órgano reproductor masculino. En Venezuela cuando algo es cojonudo decimos que es "de pinga", y la pinga no hace referencia a otra cosa que el pene.

Concha

Lo mismo que cuchara, cuca, o vagina sólo que en argentina. Razón por la cual el "coño de tu madre" se convierte en la "concha de tu madre". Esta grosería fue enviada por Carafea. Lo único que me pregunto es como hará una persona llamada "Concha" o "Conchita" (nombre femenino que existe en Venezuela) si por alguna desgracia del destino se muda a Argentina. Me imagino que las burlas serán constantes.

SurferGirl agrega desde Argentina lo siguiente: "La concha de la lora, de tu madre, de tu hermana (o de cualquier otro pariente femenino del insultado): es el equivalente a coño de tu madre. Este es un insulto de una cierta dureza que puede terminar en severos daños al insultante".

Comehombres

"Pierna Vieja" colabora con esta expresión, la cual define como, simplemente: Reputa, lo cual, supongo, es dos veces puta. Como ya sabemos, una puta es una mujer que cobra por ciertos servicios. Por tanto, se le recomienda a todas las "comehombres" cobrar antes de hacer honor a su pintoresco apodo.

Analicemos. Si una mujer se come un hombre, estamos hablando de canibalismo. Y, ¿qué tiene que ver el canibalismo con la protistución? Aparentemente nada.

Quizás, una comehombres es una mujer que, de hecho, no se come a los hombres. En este caso, comer significa follar. Pero no follar o copular en su acepción pasiva. Una comehombres no es una mujer que espera la llegada de su "príncipe azul", no señor.

Estas mujeres se lanzan sobre sus objetivos masculinos cual fieras devora hombres, cazándolos y extrayéndoles toda su energía, hasta dejarlos secos y sin vida, momento después del cual se apresuran a buscar otra víctima.

Por ello, aunque una mujer comehombres podría ser tachada de puta, o reputa, no podríamos aplicar este término correctamente, ya que una puta cobra por sus servicios. La Comehombres roba o sustrae el dinero por medio de la seducción. Las putas en cambio son más legales, establecen una tarifa, trabajan, cobran y dejan factura (nota: algunos dicen que hay putas, muy deshonestas claro está, que no dejan factura por sus servicios, para así evadir los impuestos. La Real Academia de la Grosería rompe una lanza en contra de este tipo de actitudes, por ser ilegales y nocivas para la nación).

Condonlencia

Pésame que se le da a un amigo por habérsele roto el condón y haber dejado preñada la novia. Enviado por Modesto Basura.

Coño

Es lo que se encuentra entre las piernas de la mujer. El "coño" es la vagina, pero esta palabra no se utiliza tanto con ese sentido; es decir, nadie le dice a su pareja: "qué lindo coño tienes", más bien es una especie de interjección lanzada cuando algo nos molesta. Ejemplo: sin nos pisamos el dedo gordo de la mano con un martillo, muy posiblemente soltaremos un sonoro "¡Coño!". También existe la expresión: Coñito; y mezclar "coño" con la madre de otro es considerado un muy feo insulto.

Coño de tu Pepa

Extraña frase insultante que se utiliza en Venezuela. Analicemos:

"coño" es la vagina de la mujer, y "Pepa" es el ano; ¿qué quiere decir entonces "el coño de tu pepa"? ¿La vagina de tu ano? Apelando al uso de la frase, encontramos lo siguiente: cuando alguien realiza una acción que nos perjudica de alguna manera, lo más usual es que le soltemos el siguiente improperio: "¡El coño de tu madre!". De esta manera, insultamos a nuestro malefactor en donde más le duele, en su mismísima madre, quien es, nada más y nada menos, que la persona que lo trajo al mundo! La persona por nosotros insultada se sentirá, con toda seguridad, sumamente ofendida, e incluso algo apenada y castigada por habernos causado daño. Ahora bien, si la persona que nos causó perjuicio, resultase fuerte y alta, con clara tendencia hacia la violencia, y sabiendo que nosotros mismos somos naturalmente débiles, incapaces de vencer a nadie en pelea limpia y justa, quizás, podríamos temer las represalias de aquel a quien van dirigidos nuestros insultos. Si este es el caso, si preferimos no mencionar a la madre de nuestro enemigo para evitar una rotunda golpiza, entonces, lo mejor será decir: "¡Coño e’ tu pepa!", para luego salir corriendo. No queremos decir con esto que "coño de tu pepa" sea la frase insultante preferida de los cobardes, ni que sólo los valientes se atreven a decir: " ¡Coño de tu madre!".

Corroncho de culo

Esta frase fue enviada por "El Chupacabras" sin mayores explicaciones. Atendiendo a la petición de mi estimado Chupacabras realicé una pequeña investigación para así dar con el significado real de esta curiosa e insultante expresión.

Según el diccionario, la palabra corroncho significa: tardo, lento (en Venezuela) o: áspero, recio (en Colombia).

Si tomamos en cuenta la primera definición, la venezolana, llegaríamos a la conclusión de que, un "corroncho de culo" puede ser: o alguien tardo de culo, o alguien lento de culo. Esto podría significar dos cosas:

a. La persona en cuestión es de lento cagar.

b. La persona insultada tiene un culo tan pesado que sólo puede moverse muy lentamente, por lo que pasa casi todo su tiempo sentada.

Tomando ahora la acepción colombiana, "Corroncho de culo" significa:

a. Áspero de culo: Alguien cuyo culo esté irritado, y no suave y terso como el culo de un bebé. Este culo, normalmente, debe tener una coloración rojiza, y seguramente está hinchado. Si han visto alguna foto de un mandril saben a lo que me refiero.

b. Recio de culo: aquella persona cuyo culo es verdaderamente firme, paradito, redondito y bonito. Es decir, un buen culo.

Sin embargo, creo que la expresión "Corroncho de Culo" se refiere a cierto tipo de pez, que se dedica a limpiar el fondo de los suelos acuáticos (es decir, se alimenta de la mierda fluvial). Estos peces tienen bocas como ventosas, o aspiradoras, que van absorbiendo los residuos del suelo.

Por tanto, un "Corroncho de Culo" es un pez con su boca pegada al culo de alguien, que además absorbe y limpia las nalgas de la persona huésped. Este proceso de limpiado de rabo es muy agradable para muchos, por ejemplo Alejandro Suárez, quien dice que el Corroncho de Culo, además de limpiarle el trasero, le hace "cosquillitas". Por si fuera poco, Suárez alaba el que el Corroncho de Culo le evita la molestia de tener que usar el áspero papel higiénico, el cual, según sus propias palabras: "me deja la colita irritada".

Cuchara

Carafea nos envía esta palabra, la cual, según él, es una grosería: "La cuchara se utiliza para comer, ¿Y quién se come la cuchara? La yuca".

Leyendo este mensaje debo admitir que no comprendí su significado. Por ello acudí al Presidente de la Real Academia de la Grosería, el Licenciado en letras obscenas, distinguido y aclamadísimo Juan Pablo Quintero. Él me dijo que la "cuchara" no es más que otro sinónimo para "cuca" o vagina.

Además, existen expresiones relacionadas con la cuchara, como " rascarse la cuchara", que significa algo parecido a holgazanear. Por ejemplo:

¿Pasaste coleto Melissa?

No mamá.

¿Y que has hecho en todo el día?

La verdad, nada.

Claro que no has hecho nada, has pasado todo el día rascándote la cuchara.

¡Ay mamá! ¡No seas vulgar!

Como pueden ver, esta frase es bastante ofensiva e insultante, y es el equivalente masculino a "rascarse las bolas" o "echarse aire en las bolas" (Nota grosera: prueben a "echarle aire" en la cuchara a una mujer para luego oír los graciosos sonidos que ocurren después).
+3
0
0
0No comments yet