Check the new version here

Popular channels

El fondo del todo


Aquí les dejo una historia que escribí. No subí imágenes en el relato puesto que hay algo llamado imaginación que es muy útil cuando lees una historia. Si no te gustan las historias sin dibujos mejor busca otra y para aquellos que gusten leer espero les guste


El fondo del todo


Otro día mas aquí en este maldito hospital, estoy enfermo ya no sé ni de qué. Solo sé que lo he estado desde que nací. Claro que no toda mi vida la pase aquí, solo desde los cuatro años cuando se enteraron que estaba enfermo. Desde ese día mi vida se redujo a estas cuatro paredes, no me quejo mientras esté aquí podre seguir vivo. No me importan los medicamentos, las operaciones ni siquiera este tubo conectado a mi brazo, mientras esté vivo todo está bien
Hoy es martes, ya han pasado 17 años 3 meses 21 días 9 horas y 46 minutos desde que ingrese al hospital, contar el tiempo es de las pocas cosas que puedo hacer sin hacerme daño, casi nunca puedo levantarme de la cama, solo para ir al baño. Solo espero que mi cuerpo que más parece un esqueleto con piel recupere condición cuando salga de aquí
Tengo esperanza de que mejorare y podre salir del hospital, el doctor dice que cada vez estoy mejor. Lo que más extraño del mundo exterior es la comida, la de aquí no es muy buena que digamos, le falta sabor, me gustaría comer un filete y no estás papillas.
Hoy me siento un poco mejor, debo ser optimista, el sol entra por la ventana dándole a las flores de la mesa del rincón, mi hermana esta aquí aunque aun no despierta. Siempre se queda algún familiar aquí conmigo, ya sea mi mamá, mi papá o mi hermana mayor. Por suerte mi enfermedad no es contagiosa y ellos pueden estar aquí, no soportaría estar solo
Por la ventana se ve un parque muy bonito, lo he dibujado muchas veces y aunque siempre es el mismo cada día hay algo diferente en el. Me gusta mirarlo al despertar, me alegra pero es hora de desayunar, aghh papilla de papás y col otra vez
-y medicinas de postre
-buenos días Marta
-buenos días gladiador
Mi hermana acaba de despertar, mira la comida y pregunta si es la enfermedad o lo que me dan de comer lo que me tiene tan mal. Ella siempre me dice gladiador, no sé porque. Aun así la quiero mucho, ella ha sido mi apoyo desde pequeño y mi maestra también, mi hermana es la encargada de mi educación ya que no puedo ir a la escuela y no podemos pagar un maestro privado, con lo que gastan en mi es demasiado
Pues mi día no tiene nada de interesante, es solo rutina, revisiones del médico, alimentarme, un poco de estudio con marta y ver algo de televisión, con algo de suerte si tengo tiempo dibujo un poco. Me gusta dibujar de lo que sea ya sean paisajes, personas o en ocasiones invento lugares y las personas que viven ahí y me gusta agregarme ahí y fingir que no estoy enfermo, vivo feliz ahí…
Otro día mas pasa y se empieza a oscurecer, cuando estás en una situación como la mía el tiempo pasa volando sin que puedas hacer nada para detenerlo o regresarlo, aquí se acabo un día más, el sol está a punto de meterse, creo que van a dar las seis pero me siento muy cansado, normalmente me duermo hasta las nueve pero en verdad me siento cansado, esto no es normal
-marta puedes llamar al doctor, no me siento bien
Al escuchar eso mi hermana salió corriendo para llamar al doctor, no me estaba sintiendo bien, estaba cansado, muy cansado, tenia sueño mi vista se estaba nublando y, me dormí

Donde estoy, no lo sé, estoy acostado sobre el pasto en el campo, que paso, espera conozco este lugar, es mi villa…
-hola
Marta está sentada junto a mí, esta vestida de blanco… yo también tengo otra ropa, la camisa entallada morada de manga larga y los pantalones azules, es como cuando me dibujo, al igual que este lugar, este es uno de mis dibujos
-q que paso, donde estamos… no recuerdo haber salido del hospital
-tranquilo, esto es un poco difícil pero tengo que ser franco contigo. Yo soy un espíritu guía que tomo la forma de tu hermana, vine a guiarte, dentro de poco… vas a morir
Al escuchar eso sentí como si me atravesaran el corazón, voy a morir, ppero porque. Ella me explico que mi cuerpo ya no puede seguir vivo y que ahora me encuentro en un lugar al que ellos llaman “El fondo del todo” que es en donde algunas personas van antes de morir. Mi fondo del todo tiene el aspecto de mis dibujos para que me sienta más cómodo
No, esto no puede estar pasando, no puedo morir aun tengo muchas cosas que hacer, aun tengo que vivir, eso no es verdad
-esto toma tiempo de aceptar así que tomate tu tiempo p…
-no, no no no esto no es cierto no voy a morir, solo me dormí y… eso es, esto es solo un sueño, dentro de poco despertare y todo volverá a ser normal
Después de decir eso salí corriendo de ahí, tengo que despertar. Estuve buscando cualquier método para despertarme, lo primero fue pellizcarme pero no funciono, de hecho no sentí nada. Fui al rio y vi mi reflejo, me veía diferente, ya no parecía un cadáver vivo, tenía más carne y más color. Me veía como alguien normal. Me moje la cara para ver si esto servía para despertarme, tampoco funciono. Incluso me subí a lo alto de un edificio y me arroje al vacio, escuche que una persona puede despertar al sentir la sensación de caer pero en mi caso no fue así, tampoco sentí nada, ni cuando llegue al suelo.
Después de tratar de despertar usando otros métodos me dije que tenía que tranquilizarme y que tarde o temprano iba a despertar. En días pasados ya había tenido pesadillas, esta es solo una más de ellas, si, esto es solo una pesadilla y pronto despertare
-tarde que temprano tienes que aceptarlo
Hay otra persona aquí, es la enfermera que me cuidaba
-para una persona es difícil aceptar que va a morir
-yo no voy a morir, solo estoy soñando
-por el momento si pero lamentablemente ya no vas a despertar, tu tiempo se termino
-no, no es verdad
-puedes negarlo el tiempo que quieras pero nada va a cambiar
-Porque, porque tenía que morir, esto no es justo
-lo sé, pero es tu destino, naciste con una horrible enfermedad que te mataba poco a poco
-yo no tuve la culpa de haber nacido así, no fue mi culpa, de quien fue… fue de el… ¡el me mando a este mundo a morir!
-oye cuida tu boca, se que estas molesto por esto pero no culpes a alguien equivocado
-él fue el culpable, yo nací enfermo, me envió al mundo enfermo
-…no, no fue el… ustedes los vivos dicen que el aprieta pero no ahorca, que todo lo que hace lo hace por amor pero amor no es lastimar. Algo que debes saber es que no solo él puede interferir en las vidas de los demás, hay muchos otros más que pueden alterar el destino de los vivos para bien o para mal. El te envió a este mundo… el que hallas llegado enfermo fue obra de alguien mas
-y porque no lo detuvieron
-lo hemos intentado pero eso está fuera de nuestra jurisdicción, no nos gusta verlos sufrir pero la ley del equilibrio lo dicta, para ser feliz y hay que saber lo que es sufrir
-¡yo nunca fui feliz…! siempre he estado en esa maldita habitación, habría hecho lo que fuera para poder salir de ahí y tener una vida normal
-estás seguro
Era otra voz la que había dicho eso, levante la mirada y vi al doctor que me atendía parado frente a mí, tenía un aspecto sombrío y tétrico
-que estas dispuesto a hacer por seguir vivo
Estaba muy molesto por lo que estaba pasando así que le dije que haría cualquier cosa por seguir vivo. Cuando lo hice de su espalda se desplegaron dos grandes alas negras que me envolvieron y me hicieron dar vueltas hasta que se disiparon en forma de humo. Ahora estaba en otro de mis dibujos un lugar deprimente que dibuje cuando mi papá me pidió que dibujara como me sentía. El doctor estaba parado junto a una fuente, me pidió que me acercara y me dijo que me ofrecía la oportunidad de cambiar mi destino con alguien más. Mire el agua y vi a un chico caminando por la calle
-míralo, este chico violo y mato a una niña y anda ahí libre como si nada, dijiste que no era justo que tu murieras, tampoco es justo que el ande por ahí sin haber recibido un castigo
En ese momento el doctor trono los dedos y el chico se desmallo para luego aparecer aquí frente a mí, después en mi mano apareció un cuchillo
-este es el trato, si lo matas los años de vida que le quedan a este chico junto con su salud te pertenecerán, el se muere y tu vives
No lo tuve que pensar dos veces, mi deseo de vivir era tan grande que no me importo tener que matar a alguien, sin más me arroje al chico para matarlo, el chico se defendió, estaba muy asustado y confundido, me pedía que no lo lastimara pero no lo escuche. Peleamos en el suelo hasta que el logro quitarme de encima para después echarse a correr, inmediatamente me levante y lo perseguí.
Este lugar es engañoso y confuso, casi no hay luz pero solo tenía que seguir el sonido de sus pisadas además de que no sé porque sabía a dónde tenía que ir. Después de un rato termine acorralando al chico en un callejón, esta era mi oportunidad, al fin iba a poder seguir vivo. Camine hacia el pero alguien me detuvo, era Marta otra vez, me dijo que estaba cometiendo un error del cual me iba a arrepentir. No me importa, yo quiero estar vivo
Seguí acercándome al chico pero cuando vi su cara me detuve, el chico estaba aterrado y estaba llorando, también me dijo que no quería morir. Al ver eso unos recuerdos pasaron por mi memoria; recordé a mis padres cuando les dijeron que enfermedad tenia, recordé lo mucho que sufrieron. Después de eso el doctor apareció junto a mí
-que estas esperando, ya casi lo logras, te lo hare más fácil
El doctor puso su mano en el cuchillo y este se transformo en una pistola, al ver esto Marta trato de acercarse pero una especie de barrera la detuvo
-déjame decirte que es mejor que te apures, ya solo te quedan unos segundos de vida
El doctor trono los dedos y una ventana apareció a mi lado, en ella podía verme acostado en la cama con los doctores revisándome, no sé qué pasa
-te estás muriendo, lo oyes, el bip bip de tu corazón, si no te das prisa se detendrá aunque es tu decisión, matarlo y seguir vivo o dejarlo vivir y morir
Estaba muy nervioso, no sabía qué hacer, el estaba ahí y yo tenía el arma pero… recordé a mi amigo. Yo tenía un amigo desde la infancia, siempre estábamos juntos aun cuando ingrese al hospital, siempre me visitaba y en ocasiones metía alguna que otra golosina de contrabando para mí. El era mi mejor amigo y un día me lo arrebataron. No supe muy bien lo que paso pero según los testigos él iba caminando por la calle y paso a un lado de un tipo ebrio que al parecer no le gusto que mi amigo lo viera y simplemente saco una pistola y le disparo.
El fue llevado al mismo hospital en el que yo estaba, ese día Marta me dijo lo que paso, como pude me levante y fui a donde estaba, al verlo lleno de sangre me aterre, los paramédicos dijeron que ya no había nada que hacer y mi amigo murió frente a mí. Lo último que dijo fue “me alegro de pasar mis últimos momentos contigo”
Le apunte al chico con el arma, mis manos temblaban, Marta me estaba gritando mientras golpeaba la barrera, sentía venir el momento, no quiero morir pero…
Solté el arma, no lo quería matar, le dije al doctor que no lo aria y él se molesto
-si esa es tu decisión está bien, muere en paz y que tengas mejor vida a la próxima
El doctor trono los dedos y el junto con el otro chico y el arma desaparecieron, la ventana se quedo ahí mire hacia ella para ver lo que pasaba, no tardo mucho cuando el bip se volvió prolongado, mi corazón se había detenido. Sentí un profundo dolor en el pecho y me sentí como si flotara; empecé a golpear la ventana gritándole a los doctores que aquí estaba pero no me oían, tomaron un desfibrilador y trataron de reanimarme, cada vez que me daban una descarga sentía como si una lanza me atravesara. Fueron varias descargas y no lo soporte, termine cayendo al suelo, me levante y seguí mirando a la ventana, ya no estaban haciendo nada, sabía muy bien lo que estaba pasando… me había muerto
Me declararon muerto el 6 de octubre a las 5:57pm. Después de morir mi hermana entro a la habitación y me abraso llamándome. Estaba destrozada, le pidió al doctor que tratara de reanimarme otra vez pero dijo que ya no tenía caso, Marta lo sabía bien pero no quería aceptarlo, al final termino llorando mientras me abrasaba. Seguí golpeando la ventana mientras la llamaba pero ella no me escuchaba, está sufriendo por mi culpa, seguí gritándole hasta que la ventana se rompió, el espíritu guía se me acerco y me dijo que teníamos que irnos de aquí, no hice nada solo me quede ahí en silencio, estaba muerto, Marta estaba triste, grite, grite tan fuerte como pude
El espíritu guía la falsa Marta me saco de ese lugar y me llevo al jardín que había visto en mis sueños, aquí me dijo que me dará tiempo y que esperará a este listo para irme, se alejo y me quede ahí, llorando. El tiempo pasaba y yo seguía ahí, escondido tras un árbol; había tomado un pedazo de vidrio de la ventana en el cual podía ver a mis seres queridos siendo destrozados al saber que había muerto, pude ver cuando Marta les dijo a mis padres por teléfono que había muerto, para ella fue muy difícil y yo no pude soportar cuando mamá y papá entraron a la habitación agobiados. Me la pase llorando, gritando y lamentándome hasta el día de mi funeral, me sentía terrible, estaba causando mucho sufrimiento
-oye ya ha pasado mucho tiempo, ya deja de lamentarte
La falsa Marta ha estado aquí conmigo, no se ha ido por mucho que se lo pedí
-no quiero
-vamos no eres el único que ha muerto en tu familia ellos podrán superarlo
-están sufriendo por mi culpa, siempre han estado sufriendo gracias a mi
-no digas eso, ellos eran felices gracias a ti, el tenerte en su vida era muy especial para ellos
-no es cierto yo solo era una carga, un maldito enfermo, todo en mi vida fue solo sufrimiento
-estás seguro de eso, desde que llegaste aquí no te has enfocado más que en lo malo que te ha pasado. Que ya te olvidaste de todo lo bueno
La falsa Marta tomo el pedazo de ventana y deslizo su mano sobre ella cambiando la imagen, ahora era uno de mis recuerdos. En la ventana podía ver a mi mamá cuando llego al hospital después de que me dio un colapso. Ella me abraso y desperté, al verme me dijo que le daba mucho gusto que estuviera bien
Falsa Marta paso la mano otra vez y cambio el recuerdo, ahora era el de mi cumpleaños. Habían hecho arreglos para que pudieran celebrarlo en el hospital; hicimos una pequeña fiesta donde nos divertimos mucho. Así falsa Marta siguió mostrándome varios recuerdos alegres de mi vida, tenia razón, no todo en mi vida fue sufrimiento, mis seres queridos me brindaron alegría, eso me hiso sentir un poco mejor. Falsa Marta me dijo que si quería me dejaría estar con ellos una última vez, yo le pedí que por favor me llevara con ellos, ella tapo mis ojos con sus manos y cuando los retiro estaba en mi casa, no recuerdo la última vez que había estado aquí, todo sigue igual. En ese momento estaban haciendo mi funeral; mi cuerpo estaba en su ataúd y mis seres queridos estaban aquí, se veían muy tristes.
Papá se levanto y les dijo a todos que no había que estar tristes, que yo ya no estaba sufriendo y eso debe alegrarnos
-mi hijo ahora está mejor
Papá siempre ha sabido cómo manejar la situación, siempre le vio buena cara a todas las tormentas que llegaron conmigo, se que está sufriendo por haberme perdido pero aun así no quiere que nadie sufra por mi
-tienes razón, mi niño ahora esta en un lugar mejor, ya no está atrapado en ese cuarto, ahora es libre, es un hermoso ángel que ha parado de sufrir
Mamá…
Mis parientes también dijeron cosas de mí, cosas buenas tratando de animarse, ellos sabían que no me gustaba verlos así, siempre se los decía. Todo lo que ellos decían me hacían sentir mejor, incluso uno de mis primos puso música, la música que yo escuchaba. Mi hermana Marta se acerco a mi cuerpo y tomo mi mano, me acerque a ella para escucharla
-míralos, saben que no te gustaba que se sintieran mal por ti pero no pueden evitarlo. Yo tampoco… me dolió mucho el verte morir pero no pude hacer nada por evitarlo a pesar de que te prometí que siempre te iba a cuidar… pero sé que ahora estas mejor, no soportaba verte en esa cama todos los días, siempre oraba porque te pudieras levantar y salir de ahí
Marta bajo la cabeza y vi que estaba empezando a llorar, puse mi mano sobre la de ella y creo que ella la sintió, levanto la mirada para mirarme aunque no podía hacerlo
-tranquilo, estoy bien… me duele haberte perdido pero saber que ahora ya no estás sufriendo por culpa de esa enfermedad me reconforta. Siempre supe que este día llegaría. Los gladiadores eran enviados a la arena a morir, como tú, pero ellos tenían la oportunidad de luchar por su vida, lo mismo que hiciste durante tantos años, luchar contra esa enfermedad. Ya era justo que pudieras descansar gladiador… y no te preocupes, ellos estarán bien, tu debes irte… dicen por ahí que cuando alguien se va siempre vuelve solo que contando una historia diferente, tal vez tu vuelvas después, por ahora eres libre…ve… a el lugar que soñaste… donde no sufres
Marta esbozo una sonrisa a pesar de que estaba llorando, la mire un momento y también sonreí además de que empezaron a caer lagrimas de mis ojos, ella ya no quería verme sufriendo… ya no lo estoy… adiós
Mire al espíritu guía sonriendo aun con lagrimas en los ojos, le dije que estaba listo para irme. Salimos de ahí y regresamos al jardín donde vi una gran puerta que se abrió, de ella salía mucha luz
-adelante, alguien te ha estado esperando desde hace mucho
Empecé a escuchar que alguien me llamaba, mire bien y pude ver a alguien saliendo de la puerta, era… era él, mi amigo. Corrí hacia él y lo abrase, estaba tan feliz de verlo de nuevo
-vamos nos están esperando
Asenté con la cabeza y juntos atravesamos la puerta, a ese mundo sin sufrimiento


Gracias por leer, espero te haya gustado. Puedes comentar y dejar puntos si quieres
0
0
0
0
0No comments yet