Check the new version here

Popular channels

El Lado Oscuro De La Ciencia




A lo largo de la historia del hombre se suscitan episodios polémicos de la ciencia, llevados a cabo por investigadores que han cometido atroces crímenes en nombre del conocimiento con tal de lograr un objetivo. Cuando los investigadores o especialistas no están seguros de la utilización de cierta tecnología(mecanismos, vacunas, tratamientos, prótesis,etc), se requieren grandes estudios en beneficio del hombre.Primero se estudia en animales cercanos al hombre, pero a veces es imposible tener información veraz así que se procede a utilizar a humanos. Si bien esto a servido a que el ser humano sobreviva hay ciertos métodos que son motivo de debate ético como los 8 que se muestran en este post

.-Muerte Bajo Cero
Sigmund Rascher nació el 12 de febrero de 1909 en Munich (Baviera), hijo de un médico, Hans-August Rascher. En 1933 empezó sus estudios de Medicina en Múnich y el mismo año se inscribió en el Partido Nazi (NSDAP).En 1941, Rascher realizó un curso sobre Medicina aérea, un precursor de la actual Medicina del aire y del espacio, y escribió a Himmler (comandante) indicando que la información disponible no era suficiente y que deberían hacerse experimentos con seres humanos. En ese escrito, Rascher pidió autorización para disponer de prisioneros para sus fines. Le fue concedido, y en una segunda carta solicitó permiso para llevar a cabo los experimentos en las personas internadas en el campo de concentración de Dachau. En su escrito, Rascher reconocía que las pruebas que pretendía llevar a cabo eran “experimentos terminales” en los cuales la muerte del sujeto estudiado era parte del plan del experimento por lo que “nadie participaría voluntario en estos experimentos en los que los sujetos experimentales van a morir”.Los primeros experimentos incluían la simulación de un descenso rápido o lento, con o sin oxígeno desde grandes alturas, simulando un piloto que salta desde un avión que ha sido alcanzado. La Luftwaffe proporcionó una cámara bárica portátil, donde se podían cambiar las condiciones de presión y el nivel de oxígeno. Los resultados fueron recogidos en un informe secreto titulado “Experimentos sobre el escape desde alta altitud”. Los sujetos fueron seleccionados entre los prisioneros políticos internados en Dachau. El mismo Rascher intentó el descenso simulado pero tuvo que terminarlo de forma abrupta al poco de empezar por el dolor extremo y la agonía que le causaba. A los prisioneros no se les daba la opción de abandonar y su experiencia personal no impidió que Rascher repitiera numerosas veces el experimento. Entre 70 y 80 personas murieron durante la realización de los test y como parte del diseño experimental se hizo una vivisección de estas personas, incluso antes de que el corazón hubiese dejado de latir, según relataba uno de los ayudantes de Rascher. Cuando Himmler vio uno de los informes con la atroz dureza de las pruebas indicó que si alguna persona sobrevivía, debía conmutársele la pena a cadena perpetua. Rascher contestó que las víctimas habían sido hasta el momento polacos y rusos y que no había por qué darles amnistía de ningún tipo.Los experimentos buscaban determinar cómo responde el cuerpo humano al cambio brusco de presión que supone abrir la carlinga de un avión para saltar. El segundo grupo de experimentos llevado a cabo por Rascher incluía la exposición a una hipotermia prolongada. La idea era ver cuánto tiempo podía aguantar un piloto que hubiese tenido que lanzarse en paracaídas en las frías aguas del mar del Norte y cómo se les podría reanimar. Los prisioneros tenían que permanecer desnudos en un ambiente gélido durante períodos de hasta catorce horas. En otros casos se les sumergía en un tanque con agua helada durante horas con varios electrodos para medir su pulso y su temperatura.
informe de Rascher:

“Las medidas con una sonda eléctrica proporcionaban temperaturas de 26,4 ºC en el estómago y 26.5 ºC en el recto. Las muertes ocurrían cuando el tronco del encéfalo y la nuca estaban también helados. Las autopsias de estos casos mostraban grandes cantidades de sangre libre, hasta medio litro, en la cavidad craneal. En el corazón mostraban una dilatación extrema de la cavidad derecha. Tan pronto como la temperatura bajaba de 28 ºC, los sujetos morían invariablemente, a pesar de cualquier intento de resucitación.”

Mientras estuvo en Dachau, Rascher diseñó las cámaras de gas y las cápsulas de cianuro que podían ser llevarlas escondidas en la boca y ser fácilmente mordidas, liberando el veneno (con ellas murio Himmler). Para agradar aún más a Himmler, decidió formar un ejemplo de "familia aria". El problema fue que su mujer era 15 años mayor que él y no podían tener esos ansiados hijos. La solución fue dar a conocer al mundo a los hijos de su criada y el carpintero Fritz Meyerhold como los hijos de Sigmund Rascher y Karoline Diehl. Esto provocó que Karoline fuera reconocida por la prensa alemana del momento como la "madre ejemplar alemana".Pero la mentira duró hasta 1945, cuando Himmler descubrió el engaño de sus "amigos".Fue él quien ordenó a las SS que ejecutaran a Sigmund Rascher y Karoline Diehl en el campo de concentración de Dachau.



.-Miedo artifcial
John Broadus Watson (Greenville, 9 de enero de 1878-Nueva York, 25 de septiembre de 1958)
Fue uno de los psicólogos estadounidenses más importantes del siglo XX, conocido por haber fundado la Escuela Psicológica Conductista. Watson desarrolló el Conductismo, que constituye una de las principales corrientes psicológicas, y que se emplea en muchas terapias con alto grado de efectividad.El conductismo pone el énfasis sobre la conducta observable (tanto humana como animal), que considera que ha de ser el objeto de estudio de la Psicología, y las relaciones entre estímulo y respuesta, más que en el estado mental interno de la gente (aunque Watson nunca negó la existencia de cualquier del mundo privado o íntimo). En su opinión, el análisis de la conducta y las relaciones era el único método objetivo para conseguir la penetración en las acciones humanas y extrapolar el método propio de las Ciencias Naturales (el método científico) a la Psicología.
Pasó a la historia de la Psicología por los experimentos realizados junto a Rosalie Rayner para demostrar sus teorías acerca del condicionamiento de la reacción de miedo en un niño de once meses de edad y que ha pasado a la historia con la denominación de Pequeño Albert.Pretendía demostrar cómo los principios del condicionamiento clásico, recientemente descubierto por Iván Pávlov, podían aplicarse en la reacción de miedo de un niño ante una rata blanca.Albert fue escogido como sujeto de experimentación por su gran estabilidad emocional. Mediante el experimento, Watson pretendía demostrar cómo podía condicionar la reacción de miedo de Albert hacia una rata blanca, que inicialmente no provocaba en el niño ninguna reacción aversiva, cómo podría generalizar esta conducta a otros estímulos similares y, por último, cómo eliminar esta conducta.Según Watson los objetivos que perseguían con su experimento eran dar respuesta a las siguientes preguntas:
¿Puede condicionarse a un niño para que tema a un animal que aparece simultáneamente con un ruido fuerte?
¿Se transferirá tal miedo a otros animales u objetos inanimados?
¿Cuánto persistirá tal miedo?
El procedimiento seguido fue el siguiente: Se seleccionó a un niño sano de nueve meses, Albert, para el experimento. Se le examinó para determinar si existía en él un miedo previo a los objetos que se le iban a presentar , examen que fue negativo. Sí se identificó un miedo a los sonidos fuertes.El experimento dio comienzo cuando Albert tenía 11 meses y tres días. Consistía en presentar al niño una rata blanca al tiempo que un ruido fuerte (que se lograba golpeando una barra metálica detrás de la cabeza del niño). Además de demostrar que las respuestas emocionales podrían ser condicionados en los seres humanos, Watson y Rayner también observaron que la generalización del estímulo se había producido. Después del acondicionamiento, Albert temía no sólo la rata blanca, pero una amplia variedad de objetos blancos similares también. Su temor incluyó otros objetos peludos incluyendo abrigo de piel de Raynor y Watson llevaba una barba de Santa Claus.Watson y Rayner no desarrollaron un objeto significa evaluar las reacciones de Albert, en lugar de confiar en sus propias interpretaciones subjetivas. No llegó a implementarse una segunda fase del experimento, que consistiría en estudiar la forma de quitar el miedo condicionado. Algunas versiones1 atribuyen esta interrupción a que la madre, una niñera que trabajaba en el Hogar para Niños Inválidos Harriet Lane y también en la Phipps Clinic dependiente de la Universidad Johns Hopkins, que era en donde Watson llevaba a cabo sus experimentos, retiró al niño de la serie de experimentos. Otras señalan que Watson sabía de cuánto tiempo dispondría desde el comienzo, con lo cual no se explica la falta de previsión. Recientemente, después de una investigación encargada por Hall Beck se encontró al pequeño Albert, cuyo verdadero nombre era Douglas Merritte, murió de hidrocefalia congénita a los seis años de edad.



.-Profesor veneno
Grigori Moissevitch Mairanovski (1899, Batumi, Georgia) fue un bioquímico soviético y desarrollador de sustancias venenosas bajo la dictadura de Stalin en la Unión Soviética. Se le conoce como el "Profesor veneno" y el "Mengele ruso", .Su objetivo era desarrollar un veneno incoloro que matara al hombre al instante, pero que no se encontrara en la sangre del cadáver durante un examen post mórtem.Los primeros experimentos en el laboratorio de Mairanovsky fueron con un derivado del gas mostaza, luego Mairanovsky comenzó a experimentar con digitoxina, colchicina, talio, ricina, variando la concentración de estas sustancias y los métodos de su introducción en el organismo humano. Mairanovski elaboro diversas maneras de introducir sustancias tóxicas en el cuerpo de las víctimas. Las sustancias letales se mezclaron con alimentos, agua, inyecciones y en contacto con la piel. También desarrollo cartas venenosas para los disidentes del régimen (éstos, al abrirlas, se intoxicaban con el veneno que Mairanovski había impregnado en ellas) e intento desarrollar un llamado suero de la verdad, balas envenenadas y un bastón con veneno mortal que evitara dañar órganos vitales. Para ello Mairanovski utilizó presos políticos, prisioneros de los GULAGs (catalogados como enemigos del pueblo) y prisioneros de guerra japoneses, polacos y alemanes (en cautiverio desde el fin de la Segunda Guerra Mundial en 1945). Mairanovsky experimento con personas de diferente condición física y edades variadas, a fin de tener una imagen más completa acerca de la acción de cada veneno. Los prisioneros no eran tratados por apellido, sino mediante el nombre de "objeto número X". Para todos los prisioneros se les dio un período de observación del veneno de 10 a 14 días. Si durante este tiempo el prisionero no moría era ejecutado. Los prisioneros eran introducidos en una cámara, de la cual las puertas estaban equipadas con un visor de vidrio para lograr su supervisión y el constante mantenimiento del personal para controlar el proceso y la reacción en la víctima. Periódicamente todos los cadáveres de los sometidos a experimentos eran calcinados en un crematorio, excepto uno, que era autopsiado en la clínica Sklifasovski en el corazón de Moscú.
Mairanovski logro su objetivo al lograr que después de aplicar sustancias venenosas a prisioneros, no se hallo rastro alguno sobre el veneno en sus víctimas. Esto ocurrió cuando prisioneros alemanes de guerra que habían sido asesinados con veneno de Mairanovski fueron inmediatamente trasladados a la morgue de la clínica de emergencia de Sklifasovskii. Luego de la autopsia, los médicos de Sklifasovskii fueron incapaces de encontrar el veneno y concluyeron que los prisioneros de guerra alemanes en realidad habían muerto de causas naturales (insuficiencia cardíaca aguda). El número total de víctimas de los experimentos realizados en el laboratorio, según algunos informes serían alrededor de 250.Tras la muerte de Stalin en 1953, en coordinación con él se reunieron en un tren, para organizar el asesinato político del arzobispo de la Iglesia Theodore George a quien una enfermera le suministró la inyección letal bajo la mirada de Mairanovski. Khrushchev había dado inicio al proceso de desestalinización en toda la Unión Soviética para borrar rastros del gobierno estalinista y su pasado como servidor de Stalin. Mairanovski falleció en 1964 a causa de una insuficiencia cardiaca aguda, tal como todas las víctimas de sus experimentos, lo que hace sospechar a los historiadores que fue víctima de algún producto de sus propias investigaciones, probablemente asesinado por órdenes de Khrushchev como forma de lograr que no trascendiera su pasado.



.-Otra cabeza
En 1959, China anunció que había tenido éxito en el trasplante de la cabeza de un perro en el cuerpo de otro,dos veces. El 14 de marzo de 1970,4 un grupo de científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad Case Western Reserve en Cleveland, Ohio,5 dirigida por Robert J. White, un neurocirujano y profesor de cirugía neurológica que se inspiró en la obra de Vladimir Demikhov, realizó una operación altamente controvertida para trasplantar la cabeza de un mono en el cuerpo de otro. El procedimiento fue un éxito, en cierta medida, con el animal siendo capaz de oler, gustar, oír y ver el mundo a su alrededor. En la operación participaron arterias y venas cauterizadas con cuidado mientras que la cabeza estaba siendo cortada para evitar la hipovolemia. Debido a que los nervios se quedaron totalmente intactos, se conectó el cerebro a un suministro de sangre manteniéndolo químicamente con vida. El animal sobrevivió durante algún tiempo después de la operación, incluso hubo momentos en que intentaba morder a algunos de los empleados.En última instancia, immunorejection causado al mono a morir después de nueve días. Dr. Jerry Silver, un experto en la regeneración nervios cortados, llamó a los experimentos de blancas en monos Históricamente, el nombre del trasplante de cuerpo ha sido indebidamente popularizado como "trasplante de cabeza", y por ello parece conveniente conservarlo incluso para el presente artículo. A su respecto, debe observarse que la identidad personal del receptor del cuerpo (no humano, hasta ahora) no se ve afectada por la sustitución de sus órganos extra cefálicos, es decir ubicados fuera de su cabeza. Tampoco estos desarrollos técnico-quirúrgicos dependen de sostener la idea de que (a) identidad personal, carácter y recuerdos emerjan del cerebro porque el psiquismo no tendría realidad independiente; o bien de sostener la idea (b) de que ni la memoria, ni la personalidad ni la identidad podrían "almacenarse" en la estructura o la química cerebrales porque el psiquismo sí posee realidad objetiva e independiente del cerebro; o bien de sostener la idea de que (c) un alma inmortal se halla presente en la cabeza del receptor. Numerosos sostenedores de esas tres maneras diferentes de ver, o sus combinaciones, han tratado de hallar, en el progreso de los "trasplantes de cabeza", una confirmación de su propia postura. Sin embargo, las tres posturas predicen el mismo resultado observado en las intervenciones quirúrgicas practicadas.



.-A través de los ojos del gato
Una interfaz cerebro-ordenador (BCI), es una directa vía de comunicación entre el cerebro y un dispositivo externo. BCI están dirigidos a ayudar, aumentar o reparar las funciones cognitivas o sensoriales-motoras humanas. Desde entonces, el campo de la investigación y el desarrollo BCI ha centrado principalmente en las neuroprótesis aplicaciones que tienen como objetivo restaurar la audición dañada, la vista y el movimiento. Tras años de experimentación animal.
Phillip Kennedy ( fundador de Neural Signals ) y sus colegas construyeron la primera interfaz cerebro-ordenador intracortical implantando neurotrófico-cono electrodos en monos.
Yang Dan y grabaciones de sus colegas de la visión gato usando un BCI implantado en el núcleo geniculado lateral. En 1999, los investigadores dirigidos por Yang Dan en la Universidad de California, Berkeley decodificados descargas neuronales para reproducir imágenes vistas por los gatos. El equipo utilizó una matriz de electrodos incrustados en el tálamo (que integra todos los estímulos sensoriales del cerebro) de los gatos con aristas de ojos. Los investigadores dirigidos a 177 células cerebrales en el tálamo núcleo geniculado(tálamo óptico) lateral zona, que decodifica las señales de la retina . Los gatos se mostraron ocho películas cortas, y se registraron sus reacciones neuronales. El uso de filtros matemáticos, los investigadores decodifican las señales para generar películas de lo que vieron los gatos y fueron capaces de reconstruir escenas reconocibles y objetos en movimiento. resultados similares en los seres humanos ya que se han logrado por investigadores en Japón.




.-Hermano animal
En los años 1930, el psicólogo norteamericano Winthrop Niles Kellog, especializado en el área del condicionamiento, la conducta y el aprendizaje, decidió criar a su hijo Donald con una cría de chimpancé de siete meses de edad llamada Gua. De modo que introdujo al chimpancé en su familia, como un miembro más, e intentó criarlos como si fueran hermanos. Su objetivo estudiar las similitudes y diferencias en el desarrollo de ambos cuando son tratados de idéntica forma, comparar científicamente la evolución de los dos pequeños. Su hijo Donald entonces contaba con diez meses, y los resultados fueron sorprendentes. La chimpancé aprendió antes que el bebé a comer con cuchara y a dejar de mojar los pañales. Enseguida quedó demostrado que la chimpancé era capaz de hacer propios una gran cantidad de patrones humanos, pero el desarrollo de Gua fue mucho más veloz en lo que se refiere a habilidades locomotoras, ya que los humanos necesitamos más tiempo para madurar, lo cual representa una ventaja en el aprendizaje. La chimpancé también fue capaz de responder hasta un total de 95 frases como “besa a Donald” , o “enséñame la nariz”. Y, ¿qué hay respecto al niño? Los “logros” no fueron tan evidentes en el caso de Donald, al menos no en cuanto a lo que estamos acostumbrados en el desarrollo habitual de un niño de su edad.
Y el niño empezó a imitar a Gua, de manera que cuatro meses después de vivir con su nuevo hermanito, emitía gruñidos para indicar que tenía hambre, lamía los restos de comida del suelo y mordisqueaba los zapatos. Los patrones de comportamiento de la chimpancé eran muy bien asumidos por Donald. Al año y medio, una edad en la que la mayoría de los niños dicen al menos medio centenar de palabras, Donald sólo sabía seis, y se comunicaba con los sonidos de la chimpancé que había ido aprendiendo. Al pensar que el niño estaba en pleno proceso de animalización, Kellogg detuvo el experimento. No sabemos qué hubiera pasado si el chimpancé hubiera acompañado al bebé desde su nacimiento, o si el proceso se hubiera alargado, lo cierto es que me parece impresionante la capacidad de imitación entre el pequeño y la cría.
Cuando un bebé crece junto a un perro o un gato, no se produce este “retraso” en el desarrollo porque son, somos, especies muy diferentes, y además no se crían igual. Pero si el bebé crece junto a un “hermanito peludo” que se parece tanto a nosotros es lógico que imite sus comportamientos. Los “niños salvajes” no aprenden a hablar y a desarrollar conductas “humanas” porque carecen del entorno social entre sus semejantes, pero vemos cómo tan sólo la influencia de un animal puede animalizarnos en cierto modo, en una etapa tan sensible y tan receptiva del desarrollo del niño. Los estudios de Winthrop N. Kellogg al criar a un chimpancé junto a su bebé quedaron reflejados en el libro “The ape and the child”. “The Mind of an Ape” de David Premack, recopila varios experimentos similares.Las críticas vinieron de colegas, el público, e incluso Leulla. Algunos declararon el proyecto era inhumana, mientras que otros señalaron la inconveniencia de utilizar un infante como sujeto experimental durante un período prolongado de tiempo. Otros refutaron la separación de Gua de su madre y otros chimpancés. Además, dado que el estudio había sido escrito en forma pública amable y recogido por los medios de comunicación, algunos críticos caracterizan el estudio como uno buscar publicidad y la emoción.




.-Escuadron 731
Al terminar la Primera Guerra Mundial en 1918 los médicos de ejército japonés comenzaron a estudiar los productos químicos y biológicos usados durante los combates en Europa. Ishii Shiro se graduó en la Universidad de Kyoto en 1920, e inmediatamente entró en el ejército. Un año después fue enviado a Europa con el cargo de agregado militar, viajando durante dos años en diversas ocasiones a América, familiarizándose con las investigaciones biológicas de los países Occidentales. A su regreso a Japón se consagró a promover, investigación y fabricar armas biológicas. Su teoría se basaba en que la guerra moderna sólo podría ser ganada con el uso de la ciencia y su capacidad para producir armas de destrucción masiva. Tras su regreso de Europa, un tipo de meningitis hizo erupción en Shikoku. Ishii diseñó un filtro de agua especial que ayudó a parar la expansión de la enfermedad. Su capacidad como bacteriólogo comenzó a ser famosa, sobre todo en el ejército, donde presentó la epidemia como una muestra del resultado que podían dar sus armas científicas. En plena carrera armamentística, poco importó su falta de moralidad, Ishii encontró partidarios poderosos de sus ideas en el ejército como los de Coroneles, el apoyo definitivo fue del Ministro del Ejército Sadao Araki. El 18 de septiembre de 1931, Japón ocupó el todo del nordeste de China. Ishii y su unidad para investigación bacteriológica se estableció al norte de Manchuria, en donde el ejército de Kuantung podía mantener un suministro ilimitado de prisioneros chinos para realizar toda clase de experimentos humanos. Ishii llevó un grupo de 10 científicos de la Universidad Médica del Ejército hacer una gira de Manchuria y regresó con la decisión para asentar definitivamente su centro de investigaciones en un lugar cerca del rió Peiyin. El centro se inauguró a finales de 1932 bajo el nombre de Unidad de Kamo o Unidad de Togo. Ishii fue promovido a coronel. En 1936 se establecieron definitivamente dos unidades por orden de Emperador Hirohito: una era la unidad de Ishii bajo el nombre de "Prevención Epidémica y Sección de purificación de Agua del Ejército de Kuantung" (el nombre no se cambió a Unidad 731 hasta las 1941), que fue trasladada a una nueva base en Pingfan a 20 kilómetros al sudoeste de Harbin. La segunda fue la Unidad de Yujiro Wakamatsu (después cambió a Unidad 100) estableciéndose en Mengchiatun, cerca de Changchun, con el nombre de “Sección de Prevención de la Enfermedad Veterinaria del Ejército de Kuantung”. En junio de 1938, la Unidad 731 tuvo lista su base de Pingfang que ocupaba un área de 32 kilómetros cuadrados ocupada por 3.000 personas entre científicos y técnicos. En la campaña del 13 de agosto de 1937, y ante la atenta mirada de las armadas occidentales, el ejército japonés usó gas venenoso contra las tropas chinas. Antes de entrar en guerra contra los aliados Japón usó por lo menos en cinco ocasiones productos de guerra bacteriológica en China, intentando producir epidemias y plagas: el 4 de octubre de 1940 un avión japonés dejó caer bacterias en Chuhsien, provincia de Chechiang, causando la muerte de 21 personas; el 29 del mismo mes otro avión japonés lanzó bacterias sobre Ningpo, igualmente en Chechiang, matando a 99 personas; el 28 de noviembre del mismo año, los aliados se enteraron de que aviones japoneses habían dejado caer gérmenes en Chinhua pero no produjeron víctimas; en enero 1941 Japón extendió gérmenes en Suiyuan y Shansi causando erupciones epidémicas de cierta consideración. Estados Unidos, ante estos resultados no tomó el programa biológico japonés en serio. Los militares estadounidenses creían que los japoneses serían incapaces de desarrollar sofisticadas armas biológicas sin la ayuda de “hombres blancos”. En agosto 1942, el periódico médico Rocky Mountain publicó un largo artículo con el título "Pruebas de guerra de gérmenes japonesas contra chinos” asombrando a los desprevenidos americanos. Entre el gran número de prisioneros japoneses capturados en el Pacífico Sur se habían localizados a médicos especializados en la guerra de destrucción masiva. Se averiguó que Japón sólo les había dejado saber lo que les convenía antes de entrar en guerra. Su programa se encontraba mucho más avanzado de lo que jamás habían sospechado. Ishii Shiro como precursor de la guerra biológica japonesa con su unidad camuflada como especialistas en prevención epidémica tras la oficina principal de purificación de agua a Harbin. De pronto, el tamaño de Unidad 731 y sus bombas de gérmenes y virus resultaron un peligro real. La enorme distancia que separaba a Japón de Estados Unidos parecía su protección más segura, pero los japoneses habían ideado un sistema increíblemente sencillo y barato de alcanzar el continente enemigo. Varios sumergibles nipones ya habían lanzado globos con cargas incendiarias sobre las costas de Estados Unidos y Canadá. Los aliados los consideraban como un arma ridícula que no obtenía ningún resultado, sólo producía pequeños incendios. Aquellos incendios eran observados desde los sumergibles anotándose el éxito o el fracaso de alcanzar la costa, de tal modo que Ishii y sus hombres pudieran calcular la cantidad de globos que se debían lanzar con armas biológicas para que pese a los fallos su resultado fuera letal. Los globos “Fugo” resultaron un peligro inesperado. Sólo una semana después de Japón se rindió, el coronel Sanders se encontraba entre el primer grupo de americanos que aterrizó en Japón. Su misión era localizar la máquina de guerra biológica japonesa y al propio Ishii lo más pronto posible. En septiembre de 1945, Sanders descubrió que la Unidad 731 estaba envuelta en horrorosos experimentos con humanos.
Experimentos realizados por la unidad 731.
*Disección de personas vivas para experimentos de laboratorio y en ocasiones asesinados simplemente para documentar la muerte aproximadamente 400 a las 600 personas cada año.
*A mitad de 1940, las tropas japonesas empezaron el uso a gran escala de armas bacteriológicas, y desencadenaron todo tipo de enfermedades infecciosas como el cólera, el tifus, la pestilencia, ántrax, difteria y bacteria de la disentería.
*Congelaban a los prisioneros y los sometían a técnicas de deshidratación severas que documentaban.
*Los exponían a bombas para aprender a curar a los heridos japoneses. Bombardearon poblados y ciudades chinas con pulgas infectadas y dieron a los niños golosinas con ántrax. Después entraban para comprobar los daños a la población y se llevaban enfermos todavía vivos para abrirlos.
*Contaminaron las fuentes de agua.
*Algunos de los experimentos llevados a cabo allí incluían inyectar a los sujetos con bacteria causantes de la peste bubónica producidas en moscas infectadas, para luego registrar la evolución de la enfermedad e incluso disecarlos en estado consciente, no dejaron nada sin probar: hongos, fiebre amarilla, tularemia, hepatitis, gangrena gaseosa, tétano, cólera, disentería, fiebre escarlata, ántrax, muermo, encefalitis de las garrapatas, fiebre hemorrágica, difteria, neumonía, meningitis cerebroespinal, enfermedades venéreas, peste bubónica, tifus, tuberculosis y otras endémicas. *Realizaron pruebas con cianuro, arsénico, heroína, con veneno de serpientes y de pez erizo. En este programa murieron más de 10.000 personas.
* Otros fueron ejecutados cuando quedaron tan débiles que no podían continuar en la Unidad 731 y en otros tantos puntos se hicieron tests con insectos, y todo tipo de gérmenes. Se probaba la resistencia humana al botulismo, ántrax, brucelosis, cólera, disentería, fiebre hemorrágica, sífilis y también la resistencia a los rayos X.

Informado el general MacArthur de las increíbles torturas y suplicios por los que habían pasado, no sólo los presos chinos, sino los propios americanos contestó: "Necesitamos más evidencias. Simplemente no podemos actuar sin más. Siga yendo. Haga más preguntas. Y quédese callado sobre todo esto". Sanders estuvo sólo diez semanas en Japón pues comenzó a sentirse enfermo. Se trataba de una tuberculosis que tardó en curar dos años. La segunda fase de investigación fue realizada por el teniente coronel Arvo T. Thompson, un veterinario. Cuando Coronel Thompson llegó a Japón, el Tribunal Militar Internacional para el Este Lejano apenas había comenzado sus juicios sobre los criminales de guerra japoneses. Por fin fue localizado Ishii Shiro. Intentando ocultarlo a los soviéticos se le declaró muerto, se publicó la noticia en los periódicos y se simuló un entierro en su pueblo natal. El interrogatorio de Ishii duró desde 17 de enero al 25 de febrero de 1946. Ishii cambió sus conocimientos no sólo por su indulto y el de sus hombres; también por que fuera borrado por completo su historial y pudiera llevar una vida normal. Shiro Ishii tras su estancia en Estados Unidos volvió al Japón recibiendo los máximos honores. Murió en 1959 de un cáncer en la garganta tras haber sido gobernador de Tokio, presidente de la Asociación Médica y del Comité Olímpico del Japón en la posguerra. Aquella protección a unos científicos que causaron el sufrimiento y el dolor sin el menor remordimiento repelió a muchos de los americanos que intervinieron en su protección y ocultamiento. El coronel Thompson terminó suicidándose y el general MacArthur se manifestó en contra de aquella actuación de su gobierno y fue retirado de la misión por petición propia. Experimentos con seres humanos similares a los realizados por el grupo de Ishii, se habían condenado como crímenes de guerra por el Tribunal Militar Internacional en el juicio contra los criminales de guerra nazis, comenzado en Nüremberg el 30 de septiembre de 1946. Sin embargo, el gobierno de Estados Unidos perdonó a los científicos japoneses a cambio de sus secretos en la guerra bacteriológica amparándose en la excusa de que se aproximaba un posible enfrentamiento con la Unión Soviética.La película gore Los hombres detrás del Sol muestra las atrocidades cometidas por el Escuadrón 731. La película está hecha en honor a las víctimas con la intención de que no se olvide lo que pasó, una secuela inspirada en los mismos hechos, El laboratorio del diablo. La Película Filosofía de una navaja, también habla sobre las atrocidades del Escuadrón 731. De igual manera la película está dedicada a las víctimas, con la intención de que no se repita, aún siendo en nombre de la ciencia, como se llegó a decir en su momento.




.-Masacre radiactiva
Entre 1945 y 1947, el doctor Joseph Gilbert Hamilton (1907-1957), colaborador del proyecto Manhattan, decidió construir un detector de isótopos a fin de prevenir enfermedades causadas por exposición a elementos radioactivos. El aparato mediría la cantidad de estos contaminantes en el excremento y la orina para determinar si alguien había absorbido cantidades letales de material dañino. Como parte de este programa estadounidense, dirigido por el físico Julius Robert Oppenheimer (1904-1967), se inyectó plutonio 237 a 18 enfermos del hospital Oak Ridge, en Tennessee, Estados Unidos, así como a pacientes de las universidades de Chicago, California y Rochester. Otros de los experimentos consistieron en administrar hierro radiactivo a un total de 829 mujeres embarazadas que fueron internadas en una clínica de Tennesee. La mayoría de los pacientes falleció por malformaciones y cánceres.Esta serie de experimentos fue continuada por investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts durante la Guerra Fría. En este periodo 73 niños discapacitados, de la Escuela Estatal de Fernald en Massachusetts, fueron sometidos a una prueba patrocinada por una empresa de cereales y la Comisión de Energía Atómica de Estados Unidos: en sus desayunos recibían cereal que contenía isótopos radioactivos en calcio, luego se estudiaban los efectos cancerígenos de esa sustancia. Fue hasta 1994 cuando el gobierno estadounidense pidió disculpas públicas por la realización de estos experimentos e indemnizó a los sobrevivientes. Los ensayos en humanos, que trataron de encontrar la toxicidad del plutonio en el cuerpo humano, se terminaron por la Comisión de Energía Atómica en 1950.
Albert Stevens , conocido como CAL-1, fue un paciente que recibió una dosis de plutonio en 1945 Hamilton utilizó Stevens como su primera inyección de plutonio tema. Stevens había sido diagnosticado con cáncer terminal de estómago, pero fue encontrado más tarde, sólo para tener una úlcera. Después de la inyección de plutonio que sobrevivió a la dosis de radiación acumulada más alta conocida en cualquier ser humano, que vive 20 años más hasta su muerte a los 79 años de edad. El 14 de mayo de 1945, le inyectaron 131 kBq (3,55 Ci) de plutonio sin su conocimiento o consentimiento informado. Hamilton murió a la edad de 49 por la leucemia de la radiación inducida.


.-Control mental
José Rodríguez Delgado fue profesor e investigador español de Fisiología nacido en Ronda, España en 1915, célebre por sus investigaciones en la estimulación eléctrica del cerebro.
En el verano de 1963 el español había sido capaz de detener la embestida de un toro mediante un mecanismo de control mental. El profesor de la universidad de Yale encargado de nuevas y atrevidas ideas sobre el cerebro. El experimento que le dio fama mundial tuvo lugar en una pequeña plaza de toros de Córdoba frente a una docena de testigos. El profesor Rodríguez Delgado se coloco delante del toro, citarle con el capote y conseguir que se detenga un instante antes de la embestida. ¿El truco? El animal era incapaz de continuar con su movimiento porque el profesor había colocado previamente un radiotransmisor en su cerebro. Con un simple mando a distancia, el científico era capaz de controlar sus movimientos.Durante más de 15 años, había llevado a cabo experimentos similares con monos y gatos, haciendo de ellos auténticos juguetes teledirigidos. Y en los siguientes años probaría sus dispositivos con humanos.Durante su estancia en la Isla de Hall (en las Bermudas), consiguió dirigir el comportamiento de toda una comunidad de monos gibones, a pesar de estar dispersos en un radio de kilómetros, y provocar una rebelión de los más jóvenes contra el "macho alfa". En 1952 el doctor Delgado describió por primera vez la posibilidad de implantar uno de estos electrodos en seres humanos. Durante los siguientes años implantaría electrodos en unos 25 pacientes, la mayoría esquizofrénicos, epilépticos o enfermos mentales del hospital de Rhode Island, en Massachusetts. Operó, según asegura él mismo, solo en casos desesperados en los que la Medicina no había dado ningún resultado. Su trabajo fue duramente criticado y su colaboración con la CIA, admitida por él mismo, le asoció para siempre con los experimentos de control mental de la agencia norteamericana y el lado más siniestro de la guerra fría. Afirmaciones como que "los humanos pueden ser controlados como robots; mediante botones" no mejoraron su imagen en la comunidad científica, donde fue condenado al ostracismo. Cincuenta años después, su trabajo es en cierto modo el de un pionero. Con muchas más garantías, y desarrollado por otros caminos, el implante de electrodos en el cerebro se ha convertido en una de las maneras más útiles de combatir contra los síntomas de algunas enfermedades como el Parkinson o el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y se practican hoy en día con normalidad en los hospitales. Investigaciones como las de Miguel Nicolelis, con implantes en el cerebro de monos para el diseño de futuras neuroprótesis, son una señal de que la idea de experimentar con aquellos receptores en el cerebro no era tan descabellada.


.-Super virus
El virólogo holandés Ron Fouchier, profesor de virología, y su equipo del centro hospitalario y universitario Erasmus de Róterdam han generado un supervirus capaz de contaminar y de matar a varios millones de personas. El propósito de Fouchier era conocer mejor el virus H5N1 para encontrar una vacuna con la que combatirlo. Pero los investigadores, al trabajar con varias mutaciones, ‘fabricaron’ un virus mortal. Paul Keim, presidente de la National Science Advisory Board for Biosecurity (NSABB), explica que "no cree que haya otro organismo patógeno que asuste tanto como éste. No me da miedo el ántrax comparado con éste". El hallazgo ha genero un gran debate en torno a si se debería publicar o no el resultado del estudio por miedo a que esta información pudiera ser utilizada por terroristas como arma biológica, ya que este virus está considerado como uno de los más peligrosos porque es capaz de matar al 59 por ciento de los contagiados pero lo mas peligroso es que se puede sobrevivir a fuera de su huésped (aerotransportado ) Así podria matar a la mitad de la población según datos arrogados de un programa simulador .La investigación tenía como objetivo saber si el virus H5N1 puede mutar hasta una variante capaz de transmitirse de las aves al ser humano, según informa el diario holandés Volkskrant. Ron Fouchier explica que se trata de una variante altamente contagiosa del virus H5N1 que es común en las aves pero que en su estado conocido no suele traspasar la barrera biológica hasta los humanos. Para llegar a esta conclusión Fouchier y su equipo utilizaron hurones, cuyo sistema inmunológico es muy similar al de los humanos. Según lo expresado por el investigador, éste ha redactado un artículo sobre sus hallazgos y lo ha enviado a la revista Science, que a su vez ha pedido al gobierno norteamericano su opinión sobre si debería o no publicar este descubrimiento. Sin embargo, las agencias federales de seguridad han pedido que, por ahora, este hallazgo no sea publicado (Es decir el desarrollo de la creación ) porque podría traer graves consecuencias.



0
0
0
0No comments yet