El Socialismo del XXI analíza la crísis de Venezuela

El sociólogo alemán Heinz Dieterich, considerado el padre teórico del Socialismo del siglo XXI, concepto que popularizó el fallecido Hugo Chávez, analiza la situación en Venezuela, a un año de su muerte y convulsionada tras casi un mes de protestas en las calles.


En la entrevista en exclusiva para RFI, realizada por Paula Español, el que fuera asesor de Chávez hasta 2007 y ahora ferviente detractor del Gobierno bolivariano, alerta que la paralización actual del Ejecutivo venezolano ante la crisis estructural de la nación latinoamericana estaría llevando al país a un abismo.

El Gobierno de Nicolás Maduro, incapaz de hacer frente los problemas económicos del país, continúa un “política económica inepta” que, según Dieterich, ya estaba agotada desde los tiempos de Chávez, pero que sin su carisma y la lealtad de la bases, es ahora insostenible. Con su continuismo, el presidente Maduro habría perdido un año. La consecuencia sería la crisis actual, que podría “llevar a la caída de su Gobierno en una semana, si no se maneja bien la situación”, subraya el autor de “Hugo Chávez y el socialismo del siglo XXI”.




No obstante, el teórico marxista no ahorra críticas para los líderes de la oposición venezolana, a la que también tilda de “inepta”. Ante la incapacidad de ambas partes para negociar y unificar fuerzas, emergen nuevos actores políticos en Venezuela como la sociedad civil, los empresarios y la Iglesia, explica Dieterich.

"el teórico marxista no ahorra críticas para los líderes de la oposición venezolana, a la que también tilda de “inepta”."

El análisis del sociólogo alemán residente en México también mira hacia al Norte para explicar las causas de la actual inestabilidad en Venezuela que califica de “golpe de Estado disfrazado” de Barack Obama. Estados Unidos habría vuelto a “su vieja agenda de quitar y poner gobiernos, como lo hemos visto en Ucrania, Siria, antes en Libia y ahora en Venezuela”, denuncia Dieterich.

" la actual inestabilidad en Venezuela que califica de “golpe de Estado disfrazado” de Barack Obama."

De producirse dicha intervención, los repercusiones irían más allá de las fronteras venezolanas, con consecuencias en los países de la órbita bolivariana como Cuba, Nicaragua o Ecuador, pero también en sus socios de Mercosur, como Argentina o Brasil, cuyos intereses geoestratégicos chocarían con el intervencionismo estadounidense en la zona, alerta el analista alemán.



De otra parte, Rusia y especialmente China, no estarán tampoco dispuestos a abandonar su influencia en la región. De ahí, según Dieterich, la importancia de la crisis venezolana que va “más allá de un pleito entre dos facciones; es una cuestión de interés latinoamericano e internacional”.


"la crisis venezolana que va “más allá de un pleito entre dos facciones; es una cuestión de interés latinoamericano e internacional”."