Canales populares

Historia de un niño en un Orfanato (no esta completa)

Hola Queridos Lectores, hace rato que no hago un Post... En esta ocasión Les vengo a traer un escrito, para mi una historia, de un niño que vivió en un orfanato y vive muchos maltratos, es de mi autoria y todavia no esta terminado, falta mucho, pero Queria compartirlo con ustedes y que me digan si les va gustando como esta quedando o no, y si les falta algo. Por favor no escriban insultos o agreciones, muchisimas Gracias

Esta es la historia de un niño de tan solo 5 años que vivía con su familia, los padres que trabajaban en el mismo lugar, una fábrica de productos de limpieza y sus dos hijos, Lucia de 2 años y medio y Joaquín de 5 años.
Resulta que el país estaba en una crisis económica y la empresa en la que trabajaban sus padres no tenía demasiadas ganancias, así que decidieron cerrar la fábrica y les propusieron a sus trabajadores llevarlos a trabajar a otro país, ellos le pagaban el viaje y también el nuevo hogar. Los padres de Joaquín aceptaron la propuesta porque no tenían otro trabajo y además era una familia con escasos recursos, pero había un gran problema, porque solo le pagaban dos viajes y con el sueldo que habían guardado más algo de dinero prestado y algo de cosas que pudieron vender lograron recaudar solo para un viaje más, así que como el viaje era para el día siguiente decidieron llevar solo a uno de sus hijos, estuvieron pensando mucho y decidieron llevar a la nena más pequeña y a su otro hijo lo tenían que dejar en algún hogar de niños porque no tenían otros familiares a quien dejárselo. Todo sucedió a la ligera, un amigo del padre le recomendó dejarlo en un Orfanato, así que a la mañana siguiente antes de tomar el avión, el papá agarro a su hijo, tomo una mochila, le puso un poco de ropa y lo llevo a un orfanato que había muchos niños y los cuidaban “las monjas de la caridad”.
Este lugar no era uno de los mejores para dejar al niño pero no le quedaba otra opción así que entraron a la dirección, estuvieron hablando unos minutos y vino una monja un poco seria, agarro al niño del brazo y se lo llevo a la galería para que espere que el padre termine de hacer todo los papeles, él quedo sentadito en un banco donde no había nadie en una galería larga con poca luz que entraba de afuera y tenía un olor a lavandina que alejaba a todos los microbios que podía haber. Llego la hermana Cristina y le entrego al niño como uniforme un guardapolvo gris bien planchado para que se lo ponga y lo acompaño hasta su nueva habitación. La habitación donde iría a dormir por muchos años era de color gris con una ventanita pequeña arriba cerca del techo que era alto, tenía una cama con un colchón gastado bien fino y apenas unas colchas para taparse en los días de frio. El niño se sentó en la cama como esperando alguien que lo saque de ese lugar sin poder despedirse de su tan querida madre y con una lagrima cayendo de su ojo pensando que había hecho el para estar en ese lugar, todo era silencio y apenas un llanto pequeño se oía, hasta que la directora de esa institución llego a su habitación con un gesto poco agradable y con toda la locura encima se presentó ante Joaquín, diciéndole que ella era la máxima autoridad del lugar y que nadie la desobedecía a ella ni a las otras Hermanas porque si no iba a ver lo feo que son los castigos en ese lugar y como allí nadie vive gratuitamente, todos tenían que trabajar, y a ti te toca empezar por hacer las tareas de limpieza del hogar.
Así que ahí nomás vino una monja, le entrego un balde con agua y lavandina, le puso en sus manitos un trapo para fregar y le dice, bueno ya es hora de que hagas oficio así que ven conmigo yo te enseñare a fregar. El niño no pudo descansar, ni ver a sus compañeros, ni jugar porque apenas llego lo mandaron a limpiar los pisos del hogar, ya desde el principio está viendo que son muy estrictos y duros con la disciplina.
Llegaron la hermana Fátima y Joaquín a un salón enorme, él con un balde pesado lleno de agua con lavandina en una mano y en la otra un trapo limpio para empezar a trabajar, el niño miro con una cara de dolor e inocencia a la hermana y le dice que él no sabe trabajar y menos limpiar el piso, ella lo mira con una cara seria y le dice ¿Cómo que no sabes trabajar? y no se dice “limpiar el piso” se dice fregar, y le da una cachetada en la mejilla mientras lo manda, ahora arrodíllate en el suelo y a restregar carajo! que para eso estas acá. El niño se larga a llorar, se arrodilla en el suelo, con una manito agarra el trapo y lo moja, lo estruje y con las dos manitos ahora lo pasa por el suelo una y otra vez
Continuara...

0No hay comentarios