About Taringa!

Popular channels

Hugo Chavez el mito

El Padre ausente



En momentos de tensa oscuridad, el mar de acontecimientos y las tinieblas que cubren la razón de las multitudes se hace necesario respirar la contaminación, enfermarse de cualquier virus e impregnarse lo más que se pueda del ambiente en que se vive, ya que por cuestiones de la dura realidad tendemos siempre a enajenarnos. Como sombra mortal que se cierne sobre los destinos de una patria, el fantasma de la muerte no abandona a una población que se siente huérfana, y sin el espíritu que invade a otros pueblos a seguir adelante se hace difícil encontrar la luz al final del túnel. Mirar lo que sucede hoy sin dejarse llevar por lo humano es difícil cuando existen diversas influencias que nos colocan en el terreno del prejuicio; pero a pesar de todo, es el deber de quien se sienta con identidad y pensamiento, elevarse hasta el olimpo contaminado y como el Gran Zeus ponerse a jugar con los protagonistas.

Cabe mencionar en efecto, la desaparición física de Hugo Chávez Frías por consecuencia de un cáncer, enfermedad que terriblemente a través de todo el mundo ha arrebatado la vida a un sin número de seres humanos, y para aquellos quienes hemos tenido la desgracia de ver a un familiar caer en sus redes, es una situación difícil. Dada la importancia de su figura no podemos sino intentar esbozar lo que significó para los venezolanos, sin duda alguna todos los hechos que lo rodearon en vida harán que grandes cantidades de libros se escriban para tratar de acercase al hombre que cambió la historia de Venezuela terminando el siglo XX y comenzando el tercer milenio. Frente a esta eventualidad la patria se debate un camino turbulento como el de los últimos 25 años que se seguro van a marcar otros 15 años de nuestra historia.



]En primera instancia, es importante mencionar la psiquis colectiva del pueblo, y aunque se ha escrito mucho sobre el tema y hasta humor a granel ha generado el comportamiento de los venezolanos, no es un secreto para nadie la actitud inmutable del individuo en sus genes, en su pensamiento y su relación con los demás; como ésta se transforma en muchos casos en un vínculo que traspasa cualquier idea científica o política. En Venezuela, para ser más claros se evidencia en las familias una situación disfuncional que se hace estructural en todas las instituciones de relaciones humanas, y es que; se tiende a ver al estado como el protector y benefactor de las clases desfavorecidas. Y es que toda una tradición indígena de tribus regidas por caciques y una historia sangrienta republicana guiada de la mano por los antiguos caudillos formó nuestra conciencia colectiva, todo lo que somos es el producto de esa combustión sin cesar de luchas y revoluciones por llevar a un destino que siempre termina en lágrimas y con los hijos del futuro desparramados por las calles.

En referencia a lo anterior, si partimos desde esta concepción histórica se ve que existe una línea de tiempo ininterrumpida gracias a nuestra conducta, la única forma de estudiar el chavismo es entendiendo a la familia venezolana. Aquella que se forma fuera de los grandes centros urbanísticos, esa que sin un padre que esté presente busca la identidad perdida que no concede un apellido; la usencia en nuestros hogares de la figura paterna ha llevado al estado a convertirse en el monolito que controla el hogar, asistiendo a las madres y dándoles educación a los hijos. En Venezuela se vivió una época negra cuando los caudillos militares luego de la independencia, se hacían con el poder uno tras otros irrespetando las leyes y bañando de sangre las sabanas y ciudades de la nación. Este fenómeno contó con la ayuda en su momento de las clases bajas del sistema social heredado de la colonia, una nueva república naciente sin rumbo, no supo cumplir las promesas de Bolívar y así como se perdió Colombia la Grande, se perdía también a Venezuela en mano de los caudillos
.


Hoy nos encontramos ante la misma situación, un país dividido, al borde de la guerra y una parte de su población se siente huérfana, aunque algunos nos dé comezón aceptarlo. Y es por la razón de que Chávez se convirtió en el padre de las mayorías excluidas de siempre, de aquellos que fueron negados a la vida nacional y que el sistema económico incremento las contradicciones naturales con las clases altas. Haría falta estar ciego para no darse cuenta del vació que ha quedado en el país, un hombre que hablaba por la televisión con sus seguidores como si se encontrara cara a cara con cada uno de ellos y entendiera con la empatía de un líder religioso los problemas de su feligresía. Su figura dominó la escena nacional desde que salió justamente en una pantalla declarándose culpable y responsable de un fracasado intento de golpe, cuando en Venezuela nadie acepta sus errores y donde la culpa siempre es del otro; este acontecimiento cambió la forma de jugar a la política y precipitó al abismo a un sistema que ya la corrupción se había encargado de sepultar.

En este orden de ideas, la figura carismática del “comandante” fue haciéndose arrolladora con la complicidad de los medios de comunicación de “oposición”; ya que, los partidos políticos estaban desgastados ante Chávez y solo se limitaron a atacar su persona sin ofrecerle nada concreto a una nación que necesita soluciones. El caudillo así, fue incrementando su popularidad y estableció entre él y sus seguidores, una especie de comunicación mística vedada a los sectores de oposición que no parecía comprender lo que se escondía bajo la “revolución bolivariana”. De esta manera surge la “voluntad popular” como base legítima para Chávez gobernar, vemos así la formación del líder popular con una adecuación comunicacional para las masas populares y una retórica efectiva contra los “enemigos de la patria”
.



Cabe destacar, lo que podríamos llamar la encarnación de la masa en la ley, es decir, el Chávez convertido en el “corazón de la patria” fue una estrategia hábilmente concebida en sus últimos meses de vida; ya que, denunciar al estado burgués y la decadencia de sus instituciones, la revolución bolivariana impone la figura del líder como máxima expresión de la voluntad popular. Esta fue la tesis sostenida por sus más cercanos colaboradores a la hora de hacer las interpretaciones de los artículos de la constitución en las últimas de cambio, se pudo escuchar por ejemplo a un Elías Jaua vociferando que; la juramentación del presidente no era más que un formalismo burgués que limitaba el poder de la voluntad popular que se había expresado el 7 de octubre. Entendemos así, cómo el Tribunal Supremo interpretó la constitución, no para la ley si no para la “voluntad popular”.

En lo antes mencionado, nada se hubiese podido llevar a cabo sin el carisma de Chávez, y es en parte lo que hoy mantiene en jaque a la oposición, me hace recordar a la dialéctica del amo y del esclavo hegeliana; dos consciencias enfrentadas a muerte donde solo puede triunfar aquella que tenga menos miedo a morir y que su espíritu de dominación se convierta en un deseo humano y no un deseo animal. Todo lo que significa Chávez es lo que ha movido a la inmensa maquinaria de autoritarismo, persecución, miedo y terror; un hombre que supo manipular como cirujano el bisturí, todos y cada uno de quienes conformaban su séquito de trabajo. Cada una de las fuerzas de izquierdas que hicieron coalición bajo la figura de Chávez fueron sometidas a su voluntad autoritaria y militarista, como aquel Gómez que decía detestar por ser un traidor y favorecer a la burguesía, lo imitó en el proceder y en el pensar, porque el servilismo mostrado por el “comandante” hacia los cubanos no puede ser catalogado más que de traición a la patria
.



Por consiguiente, la Venezuela que heredamos de 14 años de socialismo es la caricatura de una olla a presión que en cualquier momento puede estallar, ya no se va a jugar a la legalidad ni al derecho; lo único que valdrá de ahora en adelante es ver quien se acerca más al fantasma de Chávez para obtener el favor del pueblo. Solo basta con escuchar las últimas declaraciones, para ver como la chaqueta del presidente fallecido se la van probando unos y otros, con el propósito de obtener una mímesis del militar que abandonó el mundo de los vivos. El “comandante” deja a sus seguidores huérfanos, tal como lloraron los llaneros a Boves, a Páez y a Gómez, su herencia política está dispersa en la mitificación de sus dolientes y quienes le adversaron. Aquella Venezuela que salió a luchar sus intereses clasistas lloran al Guaicaipuro del siglo XXI, derraman lágrimas por aquel que hizo renacer los demonios que la humanidad siempre ha padecido, el odio, el resentimiento social y el racismo.

Por último, dada las consecuencias de su desaparición, nuestro país será un verdadero coliseo, el radicalismo está más presente que nunca, y en la cuerda floja se pasea la polarización y los vientos de guerra. Cabe preguntarse: ¿Tendrá Chávez protagonismo póstumo en las decisiones que se hagan?, es algo que cada venezolano debe analizar para no perderse en la locura política. La fiesta dionisíaca toca a la puerta de los hogares ofreciendo su mercader de licor politiquero. Lo cierto de todo esto, es que de haber nacido Chávez en las naciones del primero mundo, hace 5 años se hubiese declarado la tercera guerra mundial, lo que nos hace suponer a ciencia cierta que nuestro país se encuentra en las tinieblas que atravesó la Europa de entre guerras. Venezuela debe volar como el fénix, nunca es tarde para la reflexión aunque las murallas de la ciudad caigan como las de Troya, mientras viva un venezolano con convicción republicana el sueño real de Miranda y Bolívar no desaparecerá
.



[b]En conclusión, podemos decir que la hora de la verdad ha llegado para que cada ciudadano haga la historia, que cada venezolano sea protagonista y gestor de los cambios necesarios para que ya las figuras mesiánicas y carismáticas no sean necesarias, sino que, más bien evolucionemos hacia la constitución real de la libertad y la democracia. Salvar a la república es lo primero porque, Chávez solo fue por ahora, más Venezuela es para siempre.


VIVA LA PATRIA VENEZOLANA

[/color][/b]
0No comments yet