About Taringa!

Popular channels

[IC] En que idioma hablamos los argentinos?



Hago este post porque muchas personas, incluidos los propios argentinos, no saben en que variante del español hablamos, y por eso suelen surgir discusiones sobre si nos expresamos bien o mal.




Español rioplatense


El español rioplatense o castellano rioplatense es un dialecto del español hablada en Argentina y en Uruguay. Su uso se extiende en la zona de la cuenca del Río de la Plata, en Argentina y Uruguay, y otras regiones aledañas. Centrado en las aglomeraciones de Gran Buenos Aires, Rosario, Montevideo, Mar del Plata, Santa Fe y La Plata, los focos poblacionales más importantes de la región, extiende su influencia cultural a zonas geográficamente distantes.



Extensión aproximada del rioplatense.




En las regiones que muestran lazos estrechos de comunicación con otros países —como las fronteras con Chile, Bolivia, Paraguay o Brasil—, en que las influencias de otros idiomas, como el quichua, el guaraní, y el portugués —por ejemplo en el caso del norte de Uruguay—son notables, ha llegado a fusionarse con estos, creando distintas variantes. No obstante, en los sitios con una población relativamente estable desde antes de las oleadas migratorias de los siglos XIX y XX, es la forma más extendida del español en la región.



Yeísmo: Pronunciar "SH"
Como el español en general, el español rioplatense es rico en alófonos. El más distintivo de éstos, típico del grupo de dialectos del centro de Sudamérica, es el yeísmo; al igual que en la mayoría de las zonas del español peninsular y otros dialectos americanos, el español rioplatense perdió la distinción entre la antigua consonante lateral palatal aproximante representada por la grafía ll y la antigua consonante palatal aproximante representada por la grafía y.
Sin embargo, mientras en la Península Ibérica ambas se realizan normalmente como una semiconsonante (j) o su alófono (ʝ), en el Río de la Plata se desplazaron a una pronunciación post alveolar. Antiguamente, la pronunciación era predominantemente sonora (llamada "zheísmo", (ʒ) o (dʒ), similar a la representada por la grafía j en francés; no obstante, desde el último cuarto del siglo XX se nota una marcada tendencia, arraigada en la población más joven, muy particularmente en Buenos Aires, Rosario y Montevideo, a preferir la sorda (ʃ) (llamada "sheísmo", similar a la representada por la grafía sh en inglés.
Es importante aclarar que, en el interior de la Argentina, especialmente en la región guaranítica, la población diferencia entre la ll palatal lateral y la y. Esta misma distinción se da en el noroeste argentino, pues por influencia quechua esta región del país habla un español totalmente andino. Un ejemplo de esta variedad se da en Jujuy.



Variantes del idioma español habladas en Argentina





Extensión total del dialecto y variantes

El área geográfica en que se habla estrictamente rioplatense en Argentina abarca mucho más de la mitad de la población del país; hecho que lo instala en notable ventaja frente a los demás dialectos argentinos, sumada a la centralización de las emisiones de radio y televisión en Buenos Aires, donde los estándares de pronunciación requeridos por dichas emisoras se ajustan a la pronunciación porteña, junto con la política oficial de formación profesional de los locutores que hace que practiquen y obtengan el título con una pronunciación similar a la de la ciudad, aunque no necesariamente igual debido a que trata de ser más culta y neutra, mostrando ausencia de lunfardos porteños, tonos exagerados y contando con variantes propias del profesional, como el uso de otros tiempos, vocablos dialectales propios, etc.

En cuanto a las demás regiones y provincias no aludidas, en ellas se hablan otros dialectos del castellano como el norteño o andino en (Jujuy, Salta y Tucumán), norestino o guaranítico (Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Chaco y Formosa), noroestino (Catamarca y La Rioja), cuyano (Mendoza y San Juan), santiagueño (Santiago del Estero).

Con respecto al castellano hablado en San Luis, Córdoba y sur de Catamarca, son variedades norteñas del español rioplatense aunque con diferencias en entonación como por ejemplo no se usa la pronuncian de yeismo (sh) porteña sino que la y la ll son pronunciadas como en Cuyo, México, o Chile, además de tener un acento o cantito conocido en todo el país.

Con respecto al español patagónico no tiene grandes diferencias con el rioplatense y es una variedad meridional de este, aunque el español del sur de Argentina tiene bastantes palabras chilenas.





En Buenos Aires
Además de las ciudades mencionadas el rioplatense se distribuye por toda la Provincia de Buenos Aires, donde se pronuncia casi de la misma manera que en la Ciudad de Buenos Aires, excepto en el sur de la provincia donde se anticipan rasgos patagónicos. La variante vulgarmente es conocida como porteña, pero en lo formal para abarcar a toda la provincia y a la ciudad se la denomina bonaerense.



En la cuenca del Plata
El dialecto en la cuenca del Plata se extiende por casi toda la Provincia de Santa Fe, donde la variante se denomina santafesina o del Litoral (litoraleña) y en toda la provincia de Entre Ríos, en el este de esta última observándose modismos del español uruguayo. Se basa en una pronunciación algo más suave y menos rítmica que la del porteño, sin embargo sí con la característica pronunciación de (ʒ) similar al sonido (ʃ). Con respecto a la letra "s", se suele suprimir o reemplazar por una "h" al final de las palabras o antes de una consonante. La entonación se ve menos afectada por influencias de lenguas aborígenes y del dialecto paraguayo.



En la Patagonia
El dialecto rioplatense se diversifica como variante en todas las provincias de la Patagonia argentina (incluyendo La Pampa) y es conocido popularmente como variante patagónica o sureña. Este giro presenta sus focos en las aglomeraciones de Comodoro Rivadavia y de la ciudad de Neuquén, sus principales centros urbanos.19
Se denotan algunas variaciones levemente audibles en la fonología, entre las que se destaca la pronunciación de (ʒ) más relajada, no llegando a aproximarse a (ʃ), y una entonación menos rítmica. Esto y algunas características gramaticales quizás fueran producto de la influencia del castellano chilote, cuyos hablantes ayudaron a poblar esta región. El léxico cuenta con algunos chilenismos y chilotismos, y otras voces procedentes de una variedad de lenguas indígenas de la región e inmigrantes.
En la región geográfica donde se ubica esta variante del dialecto rioplatense, y sin necesariamente ser una característica propia, llama la atención el predominante uso de la forma gentilicia «ense» —cerca del 82%— antes que «ino», «ano» u otras, por ejemplo en Puerto Deseado o Pico Truncado donde el gentilicio es deseadense y truncadense, respectivamente. Esto se repite en la mayoría de las ciudades y sus respectivos gentilicios, por ejemplo: Ushuaia, Bariloche, Esquel, Puerto Madryn, Rawson, Trelew, General Roca, etc., y esto contrasta con las utilizadas en Chile, donde se emplean mayormente «ino» y «ano».



Zonas mixtas
Argentina, por ser un país muy extenso, no presenta uniformidad en el dialecto, lo que representa diferencias en léxico y pronunciación. En las zonas limítrofes se aprecia una mezcla con los dialectos vecinos, que son otros dialectos en sí, y no variantes del rioplatense con distinta evolución y en los rasgos de divergencia se presentan de acuerdo a la región o área influenciada.
Visto desde la teoría de prototipos, en la que son fundamentales los conceptos de centro y periferia, la actitud lingüística más generalizada es la de asumir la identificación entre una sola lengua y el territorio de una nación o estado. Del mismo modo, se da por cierto el hecho de que los mejores hablantes de esa lengua se localizan en un territorio determinado, especialmente los que habitan en sus núcleos más prestigiosos (Gran Buenos Aires, provincia de Buenos Aires, Rosario y Montevideo). Ellos constituirían el centro de esa realidad geolingüística y todo lo que no se identificara nítidamente con ella sería la periferia (norte de Uruguay, Noroeste, Cuyo, Noreste de Argentina). Los hablantes que ocupan el centro de un sistema geo-socio-lingüístico no suelen sentir ni plantearse dudas de identidad; los que ocupan algún lugar de la periferia, sí. Cuando hablamos de sistema geo-socio-lingüístico nos referimos a una lengua o variedad identificada con un territorio bien delimitado y con unos grupos sociales bien perfilados.

Se distinguen las siguientes zonas:

Noroeste
Es un punto de cruce entre el español andino y el rioplatense que afecta a las provincias de Tucumán, Salta, Jujuy, Santiago del Estero, Catamarca y en parte a La Rioja. A simple oída parece a muchos que el habla en Jujuy y Salta es igual a la del occidente de Bolivia, pero hay diferencias notorias. El grado de influencia es distinto en cada provincia, siendo el Gran San Miguel de Tucumán el máximo exponente y La Rioja y Catamarca las menos afectadas. Catamarca en su extremo sur presenta un dialecto semejante al cordobés por la proximidad de ésta provincia a la zona siendo la ciudad de Recreo y las localidades aledañas las más influenciadas. En todas las provincias se presentan rasgos fonológicos similares como la pronunciación del yeísmo e generalmente como (ʝ); se asibilan las eres, entre vocales → (ʐ) (sonoramente), y /r/ en posición inicial → (ʐ), donde en la pronunciación culta se puede llegar a un sonido similar de (r), pero debilitado. Esto es atribuido a la impregnación de lenguas aborígenes como quechua y aimara que influencian la fonética, fonología y aportan léxico. En lo que atañe a la entonación, es similar a la del dialecto andino, a pesar de poder percibirse más fluida y rítmica gracias al aporte del rioplatense. Finalmente otro rasgo exponencial de la variable es el imperante uso del pretérito compuesto frente al pretérito simple.

Noreste y Mesopotamia

En esta región se presenta una mezcla con el español paraguayo, que afecta a las provincias de Formosa, Corrientes, Misiones y en bajas consideraciones a aquellas de Chaco, norte de Santa Fe y Entre Ríos . La principal urbe es el Gran Corrientes, no obstante la más poblada es el Gran Resistencia, que sin embargo ofrece elementos de la variante santafesina en la pronunciación. Esta variante se distingue por el efecto que ejercen las lenguas indígenas de la región que afectan el léxico, proporcionado en parte por el guaraní y otros idiomas indígenas por su fonología libre de yeismo, o sea la distinción entre ll (con sonido (ʎ)) e y (como (ʝ)); por la rr debilitada y su fonética singular, que se aproxima al español paraguayo. También suele aparecer el pretérito compuesto alternado con el pretérito simple.

Cuyo
Se refiere a San Juan, Mendoza y en menor proporción a las provincias de San Luis y La Rioja. Se da la intersección entre vestigios del español chileno y el rioplatense, presentándose modismos y pronunciación similar a la chilena, donde se pronuncia ll e y como (ʝ) y se asibilan las erres, en /rr /> (řř) (sonoramente), y /r/ inicial > (ř), y, en casos cultos o semicultos, (rr) debilitada o normal.
Por su antigua dependencia y vecindad geográfica con Chile, un limitado número de voces señala esos contactos, y también se incorporaron voces mapuches en el caudal de los chilenismos. Hay zonas de Cuyo que denotan mayor cercanía a Chile (Malargüe, Calingasta), otras más influidas desde el Río de la Plata, sea en la entonación o en algunas pronunciaciones. Esta influencia se remonta al lunfardo porteño, que cabalgando en el flujo cultural rioplatense, asentó en la sociedad una impronta más segura desde las clases altas (por los estudiantes y el tango), y que luego se perpetúa hasta hoy con los medios de comunicación. Son manifestaciones que integran los capítulos de una dialectología regional, pero de ninguna manera la gramática.

El grado de uniformidad es muy variable, presentándose un giro propio de cada provincia. Es así que La Rioja siente una mixtura que responde más a las provincias del Noroeste, San Luis responde un poco más a la influencia cordobesa, Mendoza siente influencia vinculada a Buenos Aires y la Patagonia, mientras que San Juan es de las más conservadoras de la variante. Entre otras particularidades presenta en general un uso común del pretérito compuesto, aunque en Mendoza se emplea menos, y entre las personas de edad adulta un voseo que solo afecta a la persona en la conjugación y no al verbo: si vos escribes te apruebo. El Gran Mendoza es el principal exponente de esta variante por sus habitantes.

Región central
Agrupa a la provincia de Córdoba y en parte también a San Luis, y al extremo sur de Catamarca, influidas por su proximidad. Se cree que esta variante está influenciada por sus antiguos pobladores españoles que dejaron una tonada más musical (curva tonal), que tiende a alargar las palabras especialmente en el final. Asimismo hay una herencia de algo de léxico y la pronunciación de y y ll como (ʝ). Hoy en día se agrega una pronunciación de (rr) débil o normal y una gran lista de modismos propios. Otra de las particularidades de la variante es la alternancia de los pasados en pretérito perfecto simple y pretérito compuesto, atribuida a la influencia por proximidad a provincias de rioplatense puro como Buenos Aires, Santa Fe y La Pampa. Igualmente se debe adicionar el influjo de los medios de comunicación especialmente porteños. El Gran Córdoba es el principal centro poblacional de esta variante y la zona de prestigio donde se practica.





Yapa

Himno Nacional Argentino completo, una belleza

HIMNO NACIONAL ARGENTINO (original de 1813)


¡Oíd, mortales!, el grito sagrado:
¡libertad!, ¡libertad!, ¡libertad!
Oíd el ruido de rotas cadenas
ved en trono a la noble igualdad.
Se levanta a la faz de la Tierra
una nueva y gloriosa Nación
coronada su sien de laureles
y a sus plantas rendido un león.

De los nuevos campeones los rostros
Marte mismo parece animar
la grandeza se anida en sus pechos
a su marcha todo hacen temblar.
Se conmueven del Inca las tumbas
y en sus huesos revive el ardor
lo que ve renovando a sus hijos
de la Patria el antiguo esplendor.

Pero sierras y muros se sienten
retumbar con horrible fragor
todo el país se conturba por gritos
de venganza, de guerra y furor.
En los fieros tiranos la envidia
escupió su pestífera hiel.
Su estandarte sangriento levantan
provocando a la lid más cruel.

¿No los veis sobre Méjico y Quito
arrojarse con saña tenaz,
y cuál lloran bañados en sangre
Potosí, Cochabamba y La Paz?
¿No los veis sobre el triste Caracas
luto y llanto y muerte esparcir?
¿No los veis devorando cual fieras
todo pueblo que logran rendir?

A vosotros se atreve, argentinos
el orgullo del vil invasor.
Vuestros campos ya pisa contando
tantas glorias hollar vencedor.
Mas los bravos que unidos juraron
su feliz libertad sostener,
a estos tigres sedientos de sangre
fuertes pechos sabrán oponer.

El valiente argentino a las armas
corre ardiendo con brío y valor,
el clarín de la guerra, cual trueno,
en los campos del Sud resonó.
Buenos Aires se pone a la frente
de los pueblos de la ínclita Unión,
y con brazos robustos desgarran
al ibérico altivo león.

San José, San Lorenzo, Suipacha.
Ambas Piedras, Salta y Tucumán,
la colonia y las mismas murallas
del tirano en la Banda Oriental,
son letreros eternos que dicen:
aquí el brazo argentino triunfó,
aquí el fiero opresor de la Patria
su cerviz orgullosa dobló.

La victoria al guerrero argentino
con sus alas brillantes cubrió,
y azorado a su vista el tirano
con infamia a la fuga se dio;
sus banderas, sus armas se rinden
por trofeos a la Libertad,
y sobre alas de gloria alza el Pueblo
trono digno a su gran Majestad.

Desde un polo hasta el otro resuena
de la fama el sonoro clarín,
y de América el nombre enseñando
les repite: ¡Mortales, oíd!
Ya su trono dignísimo abrieron
las Provincias Unidas del Sud!
Y los libres del mundo responden:
¡Al gran Pueblo Argentino, salud!

Sean eternos los laureles
que supimos conseguir:
coronados de gloria vivamos,
o juremos con gloria morir.
(Se canta después de cada estrofa)

Letra: Vicente López y Planes
Música: Blas Parera


link: https://www.youtube.com/watch?v=ttXRKGPjek0


0No comments yet