Check the new version here

Popular channels

La garra nocturna.

*Nota: la historia fue "argentinizada" en detalles. Traducida, inspirada por el video de la fuente. No es verídica ni personal ni tomo derechos por ella.*

[email protected] días/tardes/noches [email protected] [email protected], ¿cómo dicen que les va?



Gracias a @Darser por este diploma.


Debido a la gran aceptación que tuvo mi post "Conocí a una psicópata y te lo cuento." decidí escribir un poco más.

Tuve que borrar el post por MI seguridad. Pero igual les quiero agradecer por todo el apoyo y los mensajes que me llegan. Pronto contaré lo que pase con "Señora X." Pero por lo pronto escribiré esta historia para entretenerlos un poco.


¡Muchísimas gracias a todos por su buena onda con el post eliminado!




--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Llegó ese momento en el que me pongo a inventar cosas solo para tener una razón válida para contarles algo. ¿Están listos? Esta historia se remonta a cuando yo era chico. A un verano allá por el '99. A cuando los dibujitos eran BUENOS y no tan estúpidos. Aquella época en la que un vaso de coca te mantenía despierto toda la noche y la pantalla de la tele era tan redonda como una pelota de playa. ¡A cuando éramos chicos!





Cuando era chico yo era un lince al que le gustaba acampar. Si tenía la oportunidad me iba a acampar a donde sea. O sea, acampar, me gustaba armar la carpita... bajo las estrellas. Escuchar los grillos y morirme de frío cuando caía la helada a la mañana. Ese era yo. ¿Adónde íbamos de vacaciones con mis viejos? A ACAMPAR. A mi familia también le gustaba acampar. Si, dije un montón de veces la palabra ACAMPAR pero es para enfatizar lo mucho que nos apasionaba. :B
¿Sabés? Nos gustaba tanto hacer eso que empezamos a hacer "campamentos extremos", ¿qué hacíamos? Agarrábamos una mochila, la llenás de tus porquerías y salíamos solo con lo que entrara en ella. Y nos metíamos de cabeza para estar en contacto directo con la naturaleza.





Siempre que nos íbamos a acampar yo me aseguraba de tener todas mis herramientas conmigo antes de salir. Todas las necesidades, lo CRUCIAL para sobrevivir. Como mi TETRIS. Irme de casa sin él era como, no sé... como ponerle mayonesa al asado. O sea, YO NUNCA HACÍA ESO. ERA LA MUERTE.





Necesitaba protección. Llevaba mi sable de luz Jedi retraíble con luz y sonido que me habían regalado para navidad. Pffft- la naturaleza no sabe quién sos. Para los animales salvajes yo era como un Jedi en vacaciones. Nunca se iban a meter conmigo.





Cinta aisladora. Mi viejo era electricista y tenía bocha de esas en su cajón de herramientas. Yo siempre tomaba una prestada por si acaso. ¿Por qué? Si todo se va al joraca, si las cosas empiezan a salir mal... podés contar con la cinta aisladora. ¿Se rompió algo? NI UN PROBLEMA. Lo pegás con un par de vueltas con esta cinta y queda como nuevo.





Dos monedas de 25 centavos para el teléfono público. Si las cosas se ponían feas... siempre podía contar con la ayuda de la policía. Y también para llamar a mi noviecita mientras estaba de viaje. (Nah mentira nunca tuve novia, usaba las monedas para comprar palitos de la selva en algún kiosco)





Un par extra de calzoncillos. Mi vieja llevaba ropa para todos en su bolso aparte. Pero yo dormía solo y bueno... a veces tenía accidentes si tomaba mucho líquido la noche anterior. Siempre hay que estar preparado, SIEMPRE.





Un paquete de galletitas de animalitos. Proteínas y minerales asegurados para emergencias. Nunca iba a pasar de hambre en caso de encontrarme perdido a la intemperie. Confites, galletitas, y encima a MONTONES. Además me sentía re salvaje, cada vez que veía algún animal lo buscaba en la bolsita y comía la galletita lentamente manteniendo contacto visual directo con dicho animal para mostrarle QUIEN era el que estaba por encima de la cadena alimentaria.





Mi gorrita de Digimon. Yo era fanático de la serie y... bueno la usaba. ._. Proveía protección contra los rayos solares y ultravioletas. Sombra para ver de día y comodidad para mi cráneo de noche. Y si me sentía Tarzán, me la sacaba y la daba vuelta y adentro metía frutas que encontraba. Tipo nueces o moras, era lo más.




Listo, eso era lo que yo metía en mi mochila. Las NECESIDADES. Todo lo que yo iba a necesitar. Bah y si me quedaba lugar metía las otras cosas aburridas, tipo botiquín, agua, ropa, comida... esas porquerías. Pero de alguna manera siempre terminaba con MUCHAS, pero DEMASIADAS medias. ._. ¿Puedo decir algo? ¿QUÉ CARAJO TIENEN LAS MEDIAS? O sea, todas las medias que me daban tenían como un coso al costado, es para meter el pulgar o no sé que, pero te queda esa puntita sobresalida y todo. ¿Saben cual digo? ESA PORQUERÍA, bueh en fin. No sé, quizá solo sea yo, mis pies eran deformes o algo, pero siempre me quedaba esa "bolsita de aire" a un costado del dedo pulgar.





Ah, y tengo que agregar algo. Desde chico yo siempre tuve este miedo... de que una araña se me meta en la media y me pique los dedos. Una vez me pasó que me estaba por poner una media y vi que una araña salía de ahí. Entonces SIEMPRE reviso antes de ponerme medias y después recién me las pongo. Incluso hoy en día, nunca se sabe...
Pero de chico yo tomaba una medida de seguridad extra. ¿Qué hacía? Agarraba la cinta y me encintaba la media a la botamanga del pantalón antes de dormir. Soy Mcgiver lo sé. Me proporcionaba protección Y calor adicional.




O sea, cuando vas a acampar estás en constante pelea mano a mano con la naturaleza, tenés que saber cuidarte, prevenirte, y saber solucionar los problemas que se te presenten ahí al toque. Hay que hacer lo que sea necesario. Esta era la única manera en la que dormía tranquilo.




Bueno, con todo esto dicho... nos preparamos para irnos de vacas a las montañas de un lugar que teníamos cerca de Tandil, cazamos el auto y salimos.



Les ROGUÉ a mis viejos que me compren una carpa para mí solo. Luego de negociar por horas, de decirles que ya estaba grande (mentira), que les iba a hacer caso siempre, (otra mentira), que iba a ordenar SIEMPRE mi cuarto (hasta el día de hoy sigue siendo mentira), que iba a ayudar a limpiar (una vez ayudé a barrer y baldear así que no es %100 mentira); finalmente accedieron a mi petición. Esto se iba a convertir en mi PRIMERA PROPIEDAD, por así decirlo. Mi primer lugar, pedacito de lugar, que iba a poder llamar MÍO. Además era una carpa pequeña, para una persona. IBA A DORMIR EN MI PROPIA CARPITA.





Me sentía Dios. Igual siempre me iba a asegurar de acampar lo suficientemente lejos de mis padres. No tan lejos, ni tan cerca. Porque quería sentir como esta, "soledad", estar por mi cuenta. Sentirme un hombre. Pero estar lo suficientemente pegados para que me escuchen gritar si algo malo pasaba. Hay que prevenir.





La primer noche me muero. O sea, me duermo en mi carpa así nomás. Re cómodo, tranquilo. Estábamos en el medio de la nada, ni el viento se sentía. Pero de la nada me despierto, no recuerdo exactamente POR QUÉ, pero desperté y escuchaba ruiditos raros. Como que algo rasqueteaba y escupía, chilliditos. Golpeteos. ._.
Y cuando levanto la vista... veo algo. Había algo acurrucado en la parte alta de la carpa.
¿Qué hago? Saco mi sable de luz con sonido. (Lo tenía siempre debajo de la almohada, SIEMPRE, me hacía sentir mucho más seguro saber que lo tenía a mano) Y lo prendo para ver mejor...





Así que lo levanto lentamente, lo pongo arriba mío (nótese que estaba acostado) y lo prendo. La luz comienza desde abajo y empieza a subir, haciendo ese ruidito tan característico que todo el mundo sabe sin necesariamente ser fan de Star Wars, ese "FIUSSSHHHHHTTT". La luz empieza a revelar que había un MURCIÉLAGO. ._. UN MURCIÉLAGO EN MI CARPA. ESTABA ANIDANDO O NO SE QUE. En MI carpa. Había traspasado los límites de mi PROPIEDAD. De mi REINO.





Ambos quedamos en shock al vernos las caras. Bah creo que son ciegos y no entendía nada de lo que pasaba, resulta que dejé mal cerrada la carpa y el tipo se metió de casualidad pero mi primera impresión al verlo fue "ES UN MURCIÉGALO (todos lo decíamos así cuando éramos chicos, acéptenlo), UN VAMPIROOOO".



*su cara al verme*



Como primer instinto, primer reflejo, tiré mi sable de luz hacia atrás mientras me reclinaba de espaldas al mismo tiempo. Para crear distancia, no sé... y por qué tiré el sable no sé tampoco. Pero fue todo en el momento de batalla, tácticas de guerra que ustedes no entenderían. (si, estaba re asustado D



El sable vuela hasta la parte de atrás de la carpa. Simultáneamente mi PIE se levanta e intenta pegarle para echarlo. Pero al toque noto que mi pie no baja. ._. El murciélago, defendiéndose, me tiró un manotazo con su... garra. Y su garra se QUEDÓ ATASCADA EN MI MEDIA. Si, en el COSO ESE QUE ODIO. EL QUE ESTÁ AL LADO DEL DEDO GORDO DEL PIE. ¿CUAL ES SU UTILIDAD? ¿DE QUÉ SIRVEEEE?
Intenté hacer fuerza para abajo, pero al mismo tiempo lo que hacía era traer al murciélago más cerca de mi cara. D:

*Música de fondo*



Por más que lo intentara NO ME LO PODÍA SACAR DE LA MEDIA. Para colmo con su otra garra estaba agarrado de la carpa. Y ni loco iba a acercar mis manos, el bicho estaba re sacado y no me iba a dejar tocarlo. No era una opción. En eso el "murciégalo" empieza a aletear, a chillar, a mostrarme los colmillos y yo quedo así re:



Recuerdo que pensaba "me tengo que sacar la media... LA MEDIA SE TIENE QUE IR". Pero cuando miro bien, veo... veo mis ocho vueltas completas de cinta aisladora alrededor de la misma.




Me REHUSABA a gritar por ayuda. No iba a pasar. ¿Por qué? Mis viejos iban a aparecer al rescate, me iban a dar un sermón, que por eso era peligroso dormir solo, iban a tener razón, me iban a quitar la carpa. MI CARPA. No. No iba a pasar. Esta carpa era como mis ahorros que guardaba en la lata de gaseosa escondida bajo mi cama. Era mía y solo mía. Era mi reino. Y cuando los enemigos atacan TU reino; no huyes. Les demostrás POR QUÉ es TU REINO.



Voy a sacar al murciélago, TENGO que sacarlo. ¿Pero cómo? En eso me acuerdo... atrás mío. Estiro mi mano para agarrarlo. Mientras seguía forcejeando con la bestia. Pero estaba fuera de alcance...
Entonces cerré mis ojos. Estiré bien la mano. Pensé en Yoda. En Obi Wan. En Jar-Jar. En mi abuela. En el oso Arturo. Y dije en un susurro... "POR FAVOR."



Y el sable de luz rodó lentamente hacia mi mano. No te jodo. Mis ojos se abren y lo único que recuerdo fue pensar "ESO PASÓ EN SERIOOOO??!! AHHHHHHHHHH"



La carpa por ahí estaba inclinada de los forcejeos, por ahí el viento la movió, no sé. Pero yo voy a elegir creer que yo mismo lo atraje con mis poderes. Nunca más me salió, pero creo que es porque nunca más estuve en peligro. Los instintos, mi sangre de guerrero me ayudaron.



Con mi pie todavía trabado, empiezo a pelear. Levanto el sable y entro a querer apuñalar a mi contrincante. Fue épico. Encima los sonidos del sable me empujaban a seguir luchando pase lo que pase y no rendirme.
"¡Este es mi reinoo! ¡Dejame en paz bicho asqueroso! ¡Soltá mi mediaa! ¡Ahhhh!"



En un santiamén, gané la pelea. El murciélago se desengancha de mi media. Sale volando y yo lo miro. Saboreando mi victoria.



Que noche. Que maravillosa noche. A la mañana siguiente me desperté contento, lleno de energía. Sin miedo a nada. Me despegué las medias del pantalón. Nunca más le tuve miedo a las arañas (bah ahora ya no tanto). Me dije a mi mismo: "Vencí a un murciégalo. Puedo matar a un dragón ahora."
Mis padres me preguntaron como había dormido, que escucharon ruidos raros pero como yo no hablé ni nada no se levantaron a ver. Yo sonreí y cerré mis ojos. Sintiendo como la madurez brotaba de mi interior.



>FIN<
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Espero te haya gustado la historia.
Quiero agradecerles a todos aquellos que se preocuparon con mi y me preguntan como ando, todo bien che.

¿Tuviste alguna experiencia loca de niño? ¿Cómo te afectó? ¿Le tenés fobia a algún animal o insecto?


0
0
0
0No comments yet