About Taringa!

Popular channels

la mentiras de la peste negra(epidemia de ántrax pulmonar

En 1984, Graham Twigg publicó La Peste Negra: Una Reevaluación Biológica, donde argumenta que el clima y ecología de Europa y particularmente de Inglaterra hicieron casi imposible que las ratas y pulgas hayan transmitido la plaga bubónica y casi imposible que el Yersinia pestis haya sido el agente causante de la plaga, teniendo en cuenta su explosiva expansión a través de Europa durante el siglo 14. Twigg también destruye la teoría común de una propagación neumónica. Propone, basado en su examen de la evidencia y síntomas, que la Peste Negra podría haber sido una epidemia de ántrax pulmonar causado por el Bacillus anthracis.
Otro aguafiestas para el modelo estándar es Gunnar Karlsson, quien en el año 2000, declaró que la Peste Negra acabó con entre la mitad y dos tercios de la población de Islandia, aunque no había ratas en Islandia en aquel momento. (La Historia de Islandia por Gunnar Karlsson)
Se creyó que la Peste Negra de 1347 fue el tercer gran estallido de plaga bubónica; una plaga que se extiende tradicionalmente a través de ratas y pulgas. Las anteriores instancias fueron la Plaga de Atenas en 430 AC y la plaga del tiempo de Justiniano quien llegó a Constantinopla en el 542 DC. La Plaga de Atenas fue descrita por Tucídides, mientras que la Plaga Justiniana fue descrita por Procopio, entre otros
A nivel básico, el problema es con las ratas y pulgas. Para el conocimiento convencional debe haber anfitriones o ratas infectadas y tienen que moverse a una velocidad alarmante, casi tienes que imaginar a las ratas infestadas corriendo hacia delante (mayormente hacia el norte) distribuyendo, mientras morían, cantidades de pulgas infectadas. Los inconvenientes con este escenario son legión. Por ejemplo, no hay descripciones de ratas muertas yaciendo por todos lados (esto se explica sugiriéndose que bien las ratas estaban bajo techo o bien las personas estaban tan acostumbradas a las ratas muertas que no valía la pena mencionarlo; aunque si estaban bajo techo ¿como viajaron tan rápido?) Parecía no importar si eras un pastor rural o clérigo o pueblerino, todos fueron infectados. A pesar de ello, extrañamente con esta enfermedad tan infecciosa, algunas ciudades de Europa no fueron afectadas. Es más, estas ratas deben haber sido felices de mudarse a zonas frías del norte siendo que la plaga bubónica es una enfermedad que requiere de temperaturas cálidas.

Samuel K. Cohn, citado extensamente por Baillie también rechazó la teoría de que la Peste Negra fue una plaga bubónica. En la Enciclopedia de la Población, señala los cinco puntos más débiles de esta teoría:
- Velocidades de transmisión muy diferentes - Se informó que la Peste Negra recorrió 385km en 91 días en el 664, comparado a los 12-15km por año para la moderna Plaga Bubónica que tuvo asistencia de trenes y automóviles.

- Dificultades con el intento de explicar la rápida propagación de la Peste Negra al argumentar que fue a causa de una extraña forma de enfermedad neumónica - de hecho esta forma mató menos del 0,3% de la población infectada en su peor estallido en Manchuria en 1911.

- Diferentes estaciones - la plaga moderna sólo puede sostenerse a temperaturas entre 10 y 26°C y requiere altas humedades, mientras que la Peste Negra ocurrió incluso en Noruega en pleno invierno y en el Mediterráneo en medio de los secos y calurosos veranos.

- Muy diversas tasas de mortalidad - en muchos lugares (incluyendo Florencia en 1348) más del 75% de la población parece haber muerto; en contraste la mortalidad más alta para la Plaga Bubónica fue de 3% en Bombay en 1903.

- Los ciclos y tendencias de la infección fueron muy diferentes entre las enfermedades, los humanos no desarrollaron resistencia a la enfermedad moderna, pero la resistencia a la Peste Negra creció agudamente, convirtiéndose eventualmente en una enfermedad de niños principalmente.
Cuando empezamos a buscar sobre el tema, nos encontramos con un estudio que señala que el tejido dental, en un cementerio de la plaga del siglo catorce en Montpellier, dio positivo de moléculas asociadas con Y. pestis (plaga bubónica). Descubrimientos similares fueron informados en un estudio del 2007, pero otros estudios no han apoyado estos resultados. De hecho, en septiembre de 2003, un equipo de investigadores de la Universidad de Oxford hizo pruebas sobre 121 dientes provenientes de 66 esqueletos encontrados en fosas masivas del siglo catorce.
Los restos mostraron que no había rastro genético del Y. pestis, y los investigadores sospecharon que el estudio de Montpellier fue falsificado.
una carta de la casa de Friesach al Prior provincial de Alemania"):
Dice en la misma carta que en este año [1348], fuego cayendo del cielo consumió la tierra de los turcos por 16 días; que por algunos días llovieron sapos y serpientes, por lo cual murieron muchos hombres: que la pestilencia cobró fuerza en muchas partes del mundo. (Horrox).
0No comments yet
      GIF