Check the new version here

Popular channels

La religión Abakuá

La religión Abakuá Llegó a Cuba a inicios del siglo XIX con la esclavitud. Aunque ya no se encuentra prohibida como en aquellos años sus principales juegos (constituciones) se mantienen hoy en los barrios marginales. Solo aceptan hombres entre sus filas.

Una parte de la sociedad cubana ha generado cierto rechazo hacia la Sociedad Secreta Abakuá, pues cree que se ha convertido en una secta de personas que solo resuelven sus conflictos a través de la violencia.


Procesión Abakuá

Allá por la década de los cincuenta, un destacado plaza(jerarca) de la Sociedad Secreta Abakuá, expresó a un colega: "los ñáñigos son los masones de África, y nosotros, los cubanos, sus descendientes".

En Los Ñáñigos, Premio Casa de las Américas 1982, el investigador Enrique Sosa sintetiza: "Abakuá, sociedad secreta exclusiva para hombres, autofinanciada mediante cuotas y colectas recaudadas entre sus miembros, con una compleja organización jerárquica de dignatarios (plazas) y asistentes, la presencia de seres ultramundanos, un ritual oscuro cuyo secreto –celosamente guardado- se materializa en un tambor llamado ekwé, con ceremonias de iniciación, renovación, purificación y muerte, beneficios temporales y eternos, leyes y castigos internos de obligatoria ejecución y aceptación, un lenguaje hermético, esotérico, y un lenguaje gráfico, complementario, de firmas, sellos y trazos sacros constituye, hasta nuestros días, un fenómeno cultural sin paralelo en Cuba y en América (…)


Diablitos Abakuá

Desde la segunda mitad del siglo XIX y hasta muy entrado el XX, los ñáñigos fueron acusados de criminales –lo cual, en casos particulares, fue cierto- y brujeros, temidos, vituperados y envueltos en una atmósfera sensacionalista que lucró con el temor, producto de la ignorancia con respecto a la naturaleza de sus creencias y ritos, así como de intereses clasistas, alarmistas, oportunistas y desvergonzadamente falsos, anticientíficos".


6 de enero. Día de los Abakúes en Cuba

Y agrega el intelectual cubano: "Con el triunfo de la Revolución, los integrantes de las sociedades abakuá conservaron sus creencias y prácticas rituales, pero a su vez, se vieron inmersos en el proceso de cambio general que abarcó a toda la sociedad cubana…"

Ese entorno socioeconómico que hizo brotar este tipo de secta de profundas raíces africanas, fue desterrado a partir de enero de 1959.


Iremé Abakuá

Justo es reconocer que la Sociedad Secreta Abakuá sobre todo ha influenciado en la danza, el habla popular, la literatura, las artes plásticas y en los instrumentos musicales incorporados a las orquestas.


Iremé Abakuá

La iniciación

El patio donde se celebra el plante (ceremonia) está colmado de ekobios y algunos makri (blancos) invitados. Los ibonos (músicos) extraen de los cueros los sonidos rituales. Da inicio el desfile de los plazas, los indísime (iniciados) y los ekobios en dirección al fambá (cuarto secreto), lugar en el cual se producirá la consagración de los indísime.

Entre tanto, en el isaroko (ceremonia pública) la gente baila, bebe y come en abundancia. Adentro, los futuros obonekues(hermanos de religión) permanecen de rodillas, descalzos y sin camisa, a la espera de ser "rayados" con las mágicas virtudes del ngomo (yeso amarillo) y recibir los efluvios del incienso, una vez hayan sido bautizados con umon Abasi(agua bendita).


Danza Abakuá

Después el indísime bebe la mokuba (licor para el juramento) que lo consagra abakuá y degusta el iriampo (comida sagrada).

Eso sí: en el isaroko todo el mundo disfruta con el folclore de la ceremonia, en unión de estos hombres abrazados a sus firmes creencias religiosas, a su sorprendente liturgia y esotérico lenguaje, al hermetismo de sus tradiciones, pero que no permanecen ajenos a la coyuntura histórica en que viven y laboran.

0
0
0
0
0No comments yet